MENSAJES

Mensajes






Si usted desea estudios biblicos en su hogar, llámenos con toda confianza.
Si usted quiere aprender más de la biblia se puede poner en contacto con nosotros.

Para más información llámenos al telefono 509-386-8134.

 

¡Te esperamos!

 

«Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mi, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.»  (Mateo 19:14)

Le invitamos a que visite nuestra iglesia



xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Verbo de Dios
Juan 1:1-13

1 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.
2 Este era en el principio con Dios.
3 Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

Juan quien escribió este evangelio era hijo de Zebedeo y Salomé, una de las mujeres que fueron a la tumba de Jesús.
Juan y su hermano Santiago eran hermanos y apóstoles de Jesucrsto.

1 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.

¿Qué es “Verbo”?
Juan dice que el Verbo, la Palabra, o sea Jesús, vino del cielo y se hizo hombre.
Jesús se identifica a sí mismo siete veces en este evangelio de Juan como el, “Yo Soy”.

1. Yo Soy El Pan de Vida (Juan 6:35).
2. Yo Soy La Luz Del Mundo (Juan 8:12).
3. Yo Soy La Puerta (Juan 10:9).
4. Yo Soy El Buen Pastor (Juan 10:11).
5. Yo Soy La Resurrección Y La Vida (Juan 11:25,26).
6. Yo Soy El Camino, Y La Verdad, Y La Vida (Juan 14:6).
7. Yo Soy La Vid Verdadera (Juan 15:1).

“En el principio era el Verbo”

Esto no quiere decir que el Verbo tuvo principio ya que Dios nunca tuvo principio y nunca tendrá fin.
En Mateo y Lucas vemos la genealogía de Jesús como hombre, pero no aquí en Juan porque comienza con su Deidad.
La frase “En el principio” habla de la eternidad ya que Dios es eterno, pero la creación de Dios si tuvo principio.
Dios el Padre es una persona diferente del Verbo y del Espíritu Santo, pero los tres en un solo Dios Trino.

“el Verbo era con Dios”

No dice que el Verbo era “en Dios”, sino “con Dios” como persona con persona eternamente.

“y el Verbo era Dios”

Cristo es el Verbo (“Logos” en griego), o la Palabra de Dios.
Todo lo que hace Dios el Padre y Dios el Espíritu Santo también lo hace Dios el Hijo porque los tres son uno.

2 Este era en el principio con Dios.

La Palabra estaba cara a cara con Dios en un mismo nivel y tenía comunión con el Dios viviente.
Cuando todo fue creado, la Palabra ya existía eternamente porque el Verbo no era el Padre, pero “era Dios”.

Juan 10:30 “Yo y el Padre uno somos.”

3 Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

Jesús es la Palabra de Dios el creador que hizo todo: la tierra, las estrellas, los planetas, etc.
Todas las cosas fueron creadas de la nada, sean visibles o invisibles, por la Palabra de Dios.

Hebreos 11:3 “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.”

4 En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

“En él estaba la vida”
El Verbo es la fuente de toda vida – no solo la vida física, sino también la vida espiritual.
El poder que crea vida y mantiene todo lo demás en existencia se encuentra en Jesús.
No es que el Verbo “contenga” vida y luz, sino que Él es vida y luz.

Juan 14:6 “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”
Juan 8:12 “Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.”

“y la vida era la luz de los hombres”

Sin Cristo, estamos muertos y en tinieblas. Estamos perdidos sin Dios y sin esperanza.
Cuando compartimos el Evangelio con otros, ellos reciben luz y vida eterna en Cristo Jesús.
¿Qué es la luz?
“Luz” se refiere a la verdad espiritual que es la Palabra de Dios para vida eterna.
“Yo soy la luz del mundo” (Juan 8:12) es el segundo de siete declaraciones de Jesús.
Cristo es la única fuente de luz espiritual. Ninguna otra fuente de verdad espiritual hay para la humanidad.

5 La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.

¿De qué tinieblas habla aquí?
Las “tinieblas” se refiere al pecado y a la maldad, pero la “luz” se refiere a la santidad y la pureza moral.
Satanás y sus demonios gobiernan el presente mundo de tinieblas como el “príncipe del poder del aire”.

Efesios 2:1,2 “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia.”

“y las tinieblas no prevalecieron contra ella”

¿Que quiere decir esto?
Las tinieblas no pueden superar contra la luz. Al prender la luz en un cuarto oscuro ya no hay oscuridad.
Así también las tinieblas espirituales desaparecen por la luz que brilla que es el Verbo.

6 Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan.

Juan el Bautista fue testigo de la luz a fin de que muchos creyesen en el Mesías que esperaban.
La obra de Juan el Bautista era de llevar a las personas a la fe en Jesús el Mesías.
Jesús dijo de Juan que nunca había habido un hombre nacido de mujer que era mayor que Juan.

Mateo 11:11 “Entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista.”

Su único propósito era de preparar el camino para Jesucristo el Mesías. Su mensaje era arrepentimiento.

7 Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él.

Juan fue el último de los profetas testificando de esta luz gloriosa, aunque no todos creían.
El propósito de su testimonio era dirigir a la gente a la fe en Jesucristo como el Salvador del mundo.
También hubo testimonio del Padre, de las Escrituras, de los discípulos, y del Espíritu Santo.
“a fin de que todos creyesen por él”
Juan vino como testigo para testificar de la Luz, para que todos pudieran creer a través de Juan.

8 No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz.

Los profetas no eran la luz de Dios, sino que fueron enviados para dar testimonio de la Luz.
La luz espiritual de Cristo da vida al alma y el creyente es iluminado a través del Evangelio.
La luz según Juan es la vida; es esa vida eterna que es el Señor Jesucristo.
Sin Cristo todo está en tinieblas. Aún si uno pertenece a una religión, todo es tinieblas sin Cristo.

9 Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.

Esta luz determina si tenemos vida o no. Si no tenemos esta luz, entonces tenemos la muerte y no la vida.
“aquella luz verdadera ... venía a este mundo”
Esto se refiere a la encarnación de Jesucristo. Todo hombre tiene suficiente luz para ser responsable.
Dios ha puesto suficiente luz en la conciencia del hombre y a través de la creación visible uno sabe lo que es bueno y lo que es malo.
Esta revelación no produce salvación, pero lleva la gente a la Luz, o a la condenación en aquellos que la rechazan.

10 En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.

Cristo, el creador de todo el mundo, vino a esta tierra para salvar su creación y su creación no lo conocía.
Esto muestra la naturaleza caída del hombre que rechaza la Palabra y la Luz de Dios.

11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.

La primera frase, “A lo suyo vino” quizá se refiere al mundo de la humanidad y la segunda se refiere a la nación judía.
El mundo pertenece al Señor como su propiedad, pero el mundo ni siquiera lo conoció debido a la ceguera espiritual.
Los israelitas con los que Dios había hecho Pacto eran aquellos que no lo recibieron.

12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

“Mas a todos los que le recibieron”
Para recibir al Señor, la Palabra de Dios significa creer y poner nuestra fe en Jesucristo.
“a los que cree en su nombre”
El secreto para ser hijos de Dios es creer en el poderoso nombre de Cristo con todo el corazón.
Aunque algunos rechazaron esta revelación, otros lo recibieron y vinieron a ser hijos de Dios.
Vinieron a ser hijos de Diosa a través del nuevo nacimiento. Fueron engendrados de Dios.
La gente necesita aceptar y recibir a Jesucristo como el único Salvador de sus vidas.
“les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”
Uno de su propia voluntad lo hace y Dios pone los medios dándole el poder para recibirlo.
Aquellos que reciben a Jesús reciben toda la autoridad para reclamar el título exaltado de “hijos de Dios”.

13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.

“no son engendrados de sangre”
Ningún nacimiento humano, ningúna decisión humana, ningún recurso humano nos lleva a la salvación.
Por medio del nuevo nacimiento los que le recibieron son nacidos de Dios, no por herencia de los padres.
Este nuevo nacimiento es un cambio espiritual o transformación en la vida del creyente.

Juan 3:3 “Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.”

Jesús estaba hablando de un nacimiento espiritual, no de un nacimiento físico y natural.
Dios es espíritu por lo cual los hijos de Dios son los que nacen de su espíritu.
En el momento del arrepentimiento y la fe en Jesucristo, recibimos la simiente espiritual de Dios.
Esta es una nueva creación en Cristo y recibe un nuevo comienzo por el Espíritu Santo.
El nuevo nacimiento es iniciado por Dios y llevado a cabo por el poder del Espíritu Santo.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Juan el Bautista
Juan 1:14-28

14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.
15 Juan dio testimonio de él, y clamó diciendo: Este es de quien yo decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo.
16 Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia.


14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

Esta es la declaración de Juan más gloriosa que aquel Verbo fue hecho carne, o sea hombre.
Los judíos no podían creer que el gran Dios en el Antiguo Testamento pudiera tomar forma humana.
“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros”
Cristo no vino y se apareció como un adulto, sino que nació y vivió entre los hombres.
Jesucristo tomó la forma de hombre y habitó aquí en esta tierra, y por eso se llama Emanuel (Dios con nosotros).
Su cuerpo se formó por medio de María, pero su Espíritu es Dios. Dios no es “un” espíritu. Dios es Espíritu.

Juan 4:24 “Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.”

María concibió por obra del Espíritu Santo, así que Jesús tuvo una madre natural, pero no un padre natural.
En otras palabras, Cristo era Dios dentro de su carne, o su cuerpo cuando vino como el Mesías.
“y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre”
Jesús como Dios tiene la misma gloria que el Padre. Son uno de la misma naturaleza divina.
“unigénito”
La palabra “unigénito” no significa “engendrado”, sino que Cristo como Dios es “el único amado”.
Significa ser amado como ningún otro en la relación entre el Padre y el Hijo en la divinidad.
“lleno de gracia y de verdad”
¿Qué es gracia?
La palabra “gracia” en el nuevo testamento significa “favor, bendición o bondad” de Dios.
La gracia de Dios nos bendice en lugar de maldecirnos como nuestro pecado lo merece.
La misericordia de Dios cancela el castigo que merecemos, pero Su gracia nos da una bendición que no merecemos.
Lo que Dios quiere que sepamos sobre Su gracia y Su verdad, lo encontramos revelado en Jesús.

15 Juan dio testimonio de él, y clamó diciendo: Este es de quien yo decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo.

Juan aquí está hablando de la eternidad de Jesús, aunque Juan es seis meses mayor que Jesús.
Eso significa que Juan el Bautista está consciente de que él fue creado por Jesús.
Cuando el Señor vino a la tierra, tomó el nombre de Jesús que significa Salvador, pero el nombre “Verbo” es su nombre en el cielo.

16 Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia.

“Porque de su plenitud tomamos todos”
El Antiguo Testamento enseña que Jesús nos ha estado llenando con su Palabra desde Génesis.
“gracia sobre gracia”
Ahora en el nuevo testamento él nos ha estado llenando con su Palabra “gracia sobre gracia”.
Cristo es una fuente inagotable de gracia para su pueblo que continua y sin ningún límite.
Esta es la superabundancia de la gracia que ha sido derramada por Dios hacia a todos, especialmente los creyentes.

17 Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.

Dios dio la ley para mostrar la injusticia del hombre y para mostrar la necesidad de un Salvador.
La ley reveló sólo una parte de la verdad y era una preparación de la gracia que había de venir.
La gracia y la verdad finalmente llegaron en su plenitud con gloria por medio de Jesucristo.
En otras palabras, Jesucristo trajo la ley del Espíritu que era mejor a la ley traída por Moisés.

18 A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.

“A Dios nadie le vio jamás”
Jesús, el Verbo, es la Palabra perfecta del Dios invisible dándole a conocer al hombre.
Ningún humano ha visto a Dios, ni siquiera Moisés que estaba en la montaña, vio a Dios.
Lo mas cerca que Moisés llegó a ver a Dios fue en ver sus espaldas mientras Dios pasaba.
Aun cuando Jesús estaba aquí en la tierra no podían mirar su Gloria, sino su carne como un velo.
Pero Jesús lo había visto porque él había estado en el cielo con el Padre.
“el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer”
Esto es cierto ya que el Padre, el Verbo, y el Espíritu Santo existen como el Dios Trino.

1 Juan 5:7 “Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.”
Juan 14:9 “Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?”

19 Este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas para que le preguntasen: ¿Tú, quién eres?

Juan comenzó su ministerio en el valle del Jordan cuando tenía algunos 29 o 30 años de edad.
Él proclamó la necesidad de arrepentimiento espiritual y preparación para la venida del Mesías.
También Juan era el primo de Jesucristo y sirvió como su mensajero anunciando su venida.
Estos “judíos” sabían de la venía del Mesías y conocían a Juan el Bautista como un hombre muy especial.
Ellos pensaban que tal vez él era el Mesías y vinieron para investigar y preguntarle.

20 Confesó, y no negó, sino confesó: Yo no soy el Cristo.

Juan no vino para atraer la atención a sí mismo, sino para anunciar con convicción al Mesías.

21 Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres tú Elías? Dijo: No soy. ¿Eres tú el profeta? Y respondió: No.

“¿Eres tú Elías?”
Estos líderes judíos pensaban que Juan quizá era el profeta Elías el que había de venir.

Mateo 11:13,14 “Porque todos los profetas y la ley profetizaron hasta Juan. Y si queréis recibirlo, él es aquel Elías que había de venir.”

Esto no quiere decir que Juan era Elías, sino que Juan vino ministrando en el espíritu y el poder de Elías.
El profeta Elías vendrá pero en la Tribulación para preparar la segunda venida de Jesucristo.

Malaquias 4:5 “He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible.”

Dios envió a Juan que era como Elías que tenía el mismo tipo de ministerio y el mismo poder.
“¿Eres tú el profeta?”
¿A qué profeta se refiere aquí?
Esta fue una profecía que predijo que Dios levantaría un gran profeta como Moisés.

Deuteronomio 18:15 “Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará Jehová tu Dios; a él oiréis.”

Algunos en el tiempo de Juan interpretaron esta profecía como refiriéndose a otro profeta del Mesías.
Pero este gran Profeta se refiere a Jesús como el mediador entre Dios y el pueblo.
Deuteronomio 18:15 “Profeta (Cristo) de en medio de ti, de tus hermanos, como yo (Moisés), te levantará Jehová tu Dios; a él (Cristo) oiréis.”

Deuterenomio 18:18 “Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú (Moisés)...”

Pero ellos pudieron identificar la profecía de “el Profeta como Moisés” con Jesucristo como el Mesías.

22 Le dijeron: ¿Pues quién eres? para que demos respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo?

“¿Pues quién eres?”
Juan estaba alborotando a todos los judíos diciéndole a ellos que se arrepientan porque el Mesías venía.
Estas noticias hicieron que los líderes religiosos enviaran investigadores para saber quien era el que hacía esto.

23 Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías.

Citando a Isaías 40:3, la obra de Juan era preparar el camino y la primera venida del Señor. Que estaba ya cerca.
Juan sólo era un mensajero que estaba preparando sus corazones para recibir al Señor.
Él se comparó a sí mismo con una voz en lugar de una persona llamando la atención sólo a Cristo.

24 Y los que habían sido enviados eran de los fariseos.

Estos fariseos debían conocer muy bien las Escrituras de esta profecía en Isaías y Malaquías.
Pero la misteriosa “voz en el desierto” de Juan no fue recibida debido a la ceguera espiritual de ellos.

25 Y le preguntaron, y le dijeron: ¿Por qué, pues, bautizas, si tú no eres el Cristo, ni Elías, ni el profeta?

Los fariseos preguntaban sobre la autoridad de Juan si él no era el que ellos tenían en mente.
Parece que ellos esperaban que Elías viniera a bautizarlos y los preparara para recibir al Mesías.

26 Juan les respondió diciendo: Yo bautizo con agua; mas en medio de vosotros está uno a quien vosotros no conocéis.

“Yo bautizo con agua”
El bautismo de Juan era uno de arrepentimiento y preparación para la venida del Mesías.
La obra de Jesús y su bautismo del Espíritu Santo era más que el bautismo de Juan.
“mas en medio de vosotros está uno a quien vosotros no conocéis”
Juan dice que él no era el centro de su ministerio, sino Jesús que ya estaba en medio de ellos.

27 Este es el que viene después de mí, el que es antes de mí, del cual yo no soy digno de desatar la correa del calzado.

El desatar la correa de su calzado era la tarea del esclavo más humilde de la casa.
Juan se humillo de tal manera que ni siquiera se consideraba digno de desatar las correas de las sandalias del Señor.

28 Estas cosas sucedieron en Betábara, al otro lado del Jordán, donde Juan estaba bautizando.

Esto sucedió en Betania (Casa de la barca) en un lugar llamado Betábara (Casa del vado).


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El testimonio de Juan el Bautista
Juan 1:29-39

29 El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.
30 Este es aquel de quien yo dije: Después de mí viene un varón, el cual es antes de mí; porque era primero que yo.
31 Y yo no le conocía; mas para que fuese manifestado a Israel, por esto vine yo bautizando con agua.

29 El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

“El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él”
Jesús había sido bautizado por Juan antes de la tentación por 40 días en el desierto y ahora regresa de nuevo aquí.
Despues de los 40 dias, Jesús regresó a ver a Juan bautizando y llamando la atención de la multitud hacia el Señor.
“He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”
Con estas palabras, Jesús empezó su ministerio acerca de su obra redentora aqui en la tierra.
Esto incluye su muerte en la cruz por el pecado del mundo, su sepultura, y su resurrección.
Juan proclamó a Jesús como el sacrificio, el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.
Juan usa el nombre “Cordero” como el símbolo del sacrificio en el Antiguo Testamento.
La sangre de un cordero no podía cubrir el pecado, pero la sangre del Cordero, Jesucristo, quita el pecado.

Hebreos 9:12 “y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención.”

Juan se refiere a la obra más grande de Jesús en eliminar el problema del pecado que aflige a la raza humana.
Jesús es el cumplimiento perfecto de cada cordero sacrificado que era una sombra del verdadero Cordero.
“que quita el pecado del mundo”
Jesucristo como el Cordero de Dios “quita”, “lleva”, o “carga” nuestro pecado sobre él en la cruz.
Juan no dice “los pecados”, sino “el pecado del mundo” como una sola carga sobre Jesucristo.
Es el pecado en el sentido de que toda la culpa de la humanidad fue puesta en Jesús crucificado.
“del mundo”
El sacrificio de Cristo Jesús tiene todo el poder de perdonar “todo” pecado desde Adán y Eva.
El perdón es posible, pero sólo para aquellos que creen que Jesús murió por nuestros pecados.
Esto es parte del plan de salvación de Dios que la gente crea en Jesús y en su muerte en la cruz.

30 Este es aquel de quien yo dije: Después de mí viene un varón, el cual es antes de mí; porque era primero que yo.

“Este es aquel de quien yo dije”
Juan dice que este es Jesús del cual él hablaba, el Mesías que es más grande que todos.
“porque era primero que yo”
Juan el Bautista nació antes que Jesús, pero aquí habla de la pre-existencia eterna de Jesús.

31 Y yo no le conocía; mas para que fuese manifestado a Israel, por esto vine yo bautizando con agua.

Juan sabía que Jesús era un pariente suyo porque la madre de Juan y la madre de Jesús eran primas.
“Y yo no le conocía”
Aunque Juan era el primo de Jesús, él no conocía a Jesús como el Mesías que había de venir.
“para que fuese manifestado a Israel”
Juan vino a manifestar o mostrar al Mesías prometido a su pueblo Israel y preparar el camino.
“por esto vine yo bautizando con agua”
Al prepararlos para recibir al Mesías, Juan los llama al arrepentimiento y al bautismo.
Juan el Bautista bautizaba para el perdón del pecado para preparar el camino para el Señor.
Pero el bautismo cristiano es después de la salvación como un testimonio público del cambio en la vida de un creyente.

32 También dio Juan testimonio, diciendo: Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre él.

En este bautismo Juan sólo quiere que veamos el Espíritu que queda en Jesús, pero en Mateo también hay una voz del cielo.

Mateo 3:16,17 “Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.”

Vemos aquí al Padre (voz de los cielos), al Hijo de Dios (el Verbo), y al Espíritu Santo (como paloma).
Cuando Juan vio esta manifestación, pudo identificar a Jesús como el Mesías con esta señal.

33 Y yo no le conocía; pero el que me envió a bautizar con agua, aquél me dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo.

Juan bautizaba con agua, pero Cristo bautiza con fuego y con el Espíritu Santo que es más poderoso.

Mateo 3:11 “Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.”

¿Por qué Juan incluye aquí el “fuego”?
Juan estaba hablando acerca de dos bautismos: el bautismo con el Espíritu Santo para los creyentes.
El bautismo con fuego se refiere al castigo eterno de los que rechazaban a Jesucristo.
De manera que Juan se dirigía a dos grupos de personas--a los creyentes y a los incrédulos.
Mateo 3 versículo 10 termina con “fuego”. El versículo 11 termina con “fuego”. El versículo 12 termina con “fuego”.
Ese es el destino eterno que viene en respuesta a la condenación de los incrédulos.

34 Y yo le vi, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios.

Juan el Bautista era un testigo de confianza y sabía quién era Jesús porque él lo vio en persona y lo tocó.
También Juan el autor de este Evangelio era discípulo de Jesús y tenía compañerismo con él.

1 Juan 1:1 “Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida.”

Al llamarlo “el Hijo de Dios,” Juan se refiere a Jesús el eterno Hijo del Padre iguales y
eternos.

35 El siguiente día otra vez estaba Juan, y dos de sus discípulos.
36 Y mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios.

“El siguiente día”
Al tercer día Juan el Bautista estaba bautizando y con él estaban otros dos discípulos.
El escritor del Evangelio nos dice que uno de estos dos era Andrés en el versículo 40.
El otro discípulo no se identifica, pero por varias razones quizá era el mismo Juan, el escritor de este Evangelio.

37 Le oyeron hablar los dos discípulos, y siguieron a Jesús.

Ya que Juan siempre llamaba la atención hacia Jesús, estos dos discípulos siguieron al Señor.
Estos discípulos dedicaron sus vidas a Jesús como verdaderos discípulos y apóstoles cuando Jesús los llamó.
Para este punto, Juan el Bautista desaparece de la escena y la atención se centra en el ministerio de Cristo.
Estos discípulos habían sido discípulos de Juan el Bautista, pero dejaron de seguir a Juan y empezaron a seguir a Jesús.

38 Y volviéndose Jesús, y viendo que le seguían, les dijo: ¿Qué buscáis? Ellos le dijeron: Rabí (que traducido es, Maestro), ¿dónde moras?

¿Qué buscáis?
No fue una casualidad que las primeras dos palabras que pronunció Jesús fueran muy importantes.
Él los probaba para ver si eran motivados por simple curiosidad o por un verdadero deseo de conocerlo.
Cristo todavía hace esta pregunta e invita a todos para que sean parte de su vida y ser sus discípulos.

39 Les dijo: Venid y ved. Fueron, y vieron donde moraba, y se quedaron con él aquel día; porque era como la hora décima.

“porque era como la hora décima”
¿Qué hora es la hora décima?
Juan el evangelista o apóstol había notado el tiempo romano a partir de la medianoche.
En otras palabras, el tiempo de la hora décima era alrededor de las diez de la mañana.
Juan menciona el tiempo preciso tal vez para enfatizar que él era el otro discípulo de Juan el Bautista.
El primer encuentro de Juan con Jesús cambió su vida para siempre que él qued
ó maravillado.
Esta fue una ocasión tan especial para el escritor que notó la hora exacta en la que conoció a Jesús.
Esto era algo inolvidable de que uno de los dos discípulos era el mismo apóstol Juan, el escritor de este libro.
Cuando uno recibe a Jesucristo como su Salvador, es una ocasión muy especial que nunca lo olvidará.
La muerte de Jesús en la cruz era necesaria, de modo que tenía que suceder
Porque era parte del plan de salvación de Dios.
La vida eterna comienza en el momento que uno cree en Jesús y lo acepta como su Salvador.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Los primeros discípulos
Juan 1:40-51

40 Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan, y habían seguido a Jesús.
41 Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es, el Cristo).
42 Y le trajo a Jesús. Y mirándole Jesús, dijo: Tú eres Simón, hijo de Jonás; tú serás llamado Cefas (que quiere decir, Pedro [griego Petros, “piedra”]).


40 Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan, y habían seguido a Jesús.

“Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos”
Juan no se identifica a sí mismo como uno de los para que no pensaran que él era orgulloso.
A estos dos les agradó lo que oyeron de Juan el Bautista y ahora eran discípulos de Jesús.

41 Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es, el Cristo).

“Este halló primero a su hermano Simón”
Andrés buscó en primer lugar a su propio hermano Pedro y ahora son tres tres discípulos en el mismo día.
Andrés conoció a Jesús y luego quiso que su hermano Simón Pedro también lo conociera.
Cada vez que Andrés se menciona en el Evangelio de Juan, está trayendo a alguien a Jesús.

Juan 6:8,9 “Uno de sus discípulos, Andrés, hermano de Simón Pedro, le dijo:
Aquí está un muchacho..”
Juan 12:22 “Felipe fue y se lo dijo a Andrés; entonces Andrés y Felipe se lo dijeron a Jesús.”

A través de la historia así es como la mayoría de la gente ha llegado a la fe en Jesucristo. 

Felipe el apóstol fue uno de los doce apóstoles y se convirtió en el sexto discípulo de Jesús,
Felipe presentó a su amigo Natanael a Jesús quien también se convirtió en un apóstol.


“Hemos hallado al Mesías”

Esto fue un gran testimonio de Andrés porque sabía que Jesús era el Mesías, el Salvador del mundo.

42 Y le trajo a Jesús. Y mirándole Jesús, dijo: Tú eres Simón, hijo de Jonás; tú serás llamado Cefas (que quiere decir, Pedro [griego Petros, “piedra”]).

“tú serás llamado Cefas”
Simón Pedro ahora seria Cefas Pedro que significa “piedra”, un hombre transformado.
Antes de que Jesús terminara con Pedro, él sería una piedra fundamental en Jesucristo.
Pedro estaba emocionado de ver al Mesías y le dijo a Pedro que él sería una roca en Cristo.
Pedro fue una de las doce piedras fundamentales de la iglesia, aparte de los otros 11 apóstoles.
Pedro iba a ser una roca sólida desde el día de Pentecostés que predicó con poder del Espíritu Santo.

43 El siguiente día quiso Jesús ir a Galilea, y halló a Felipe, y le dijo: Sígueme.

“El siguiente día”
El día siguiente sería el cuarto día desde que Juan el Bautista proclamaba el mensaje del Mesías.
“y halló a Felipe, y le dijo: Sígueme”
El día siguiente Jesús vino a Galilea y encontró a Felipe, y le dijo: “Sígueme”.
Jesús empezó a reunir a sus doce discípulos y la palabra “Sígueme” fue suficiente para que Felipe le siguiera.
Jesús ya había conocido a muchos de ellos en el pasado, pero esta fue su primera invitación a Felipe.

44 Y Felipe era de Betsaida, la ciudad de Andrés y Pedro.

Betsaida significa “casa de la pesca” que sería apropiado ya que ellos eran pescadores.
Felipe quizá era un amigo de Andrés y de Pedro ya que eran de la misma ciuda
También, Santiago y Juan eran conocidos de Pedro y Andrés por medio de la pesca.

45 Felipe halló a Natanael, y le dijo: Hemos hallado a aquel de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret.

“Felipe halló a Natanael”
Ellos eran Galileos: Natanael era de Caná y Felipe, quien trajo a Natanael a Jesús, era de Betsaida.
Natanael no creía al principio sobre el Mesías que era de Nazaret, pero después lo siguió.
“Hemos hallado a aquel de quien escribió Moisés”
Felipe testificó que Jesús era el Mesías y el Salvador profetizado en el Antiguo Testamento.

46 Natanael le dijo: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno? Le dijo Felipe: Ven y ve.

“¿De Nazaret puede salir algo de bueno?”
Al escuchar que Jesús era de Nazaret, Natanael pensó que el Mesías no podía ser de un lugar pequeño.
Natanael sabia que Nazaret era una ciudad sin importancia y cualquiera de allí era común y corriente.
Tal vez si habría mencionado la ciudad de Belén en la que nació, hubiera sido mejor.
La gente menospreciaba la aldea de Nazaret y la tenían en poca estima.

47 Cuando Jesús vio a Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero israelita, en quien no hay engaño.

Jesús sabe todas las cosas y para mostrar a Natanael quién era él, lo saluda de esta manera.
Natanael no era engañoso, ni astuto, ni deshonesto, sino transparente, noble, y sincero.
Él era un hombre sin motivos malos, un verdadero representante del pueblo de Israel.

48 Le dijo Natanael: ¿De dónde me conoces? Respondió Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.

Natanael estaba sorprendido porque ¿Cómo supo Jesús que él era un israelita
“cuando estabas debajo de la higuera, te vi”
Jesús todo lo sabe todo el tiempo, y él sabía donde Felipe había encontrado a Natanael.
Dios conoce nuestros pensamientos, incluso aquellas cosas que no sabemos acerca de nosotros mismos.
Es imposible estar fuera de Su vista, de su alcance, y de su cuidado por nosotros.
Satanás NO conoce nuestros pensamientos, pero sólo Dios los conoce y conoce nuestros motivos.
Antes de comenzar un nuevo día, recordemos que estamos bajo el cuidado constante del Señor.

49 Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel.

“tú eres el Hijo de Dios”
Natanael se refiere a Jesús como siendo de la misma naturaleza que Dios, el Hijo de Dios.
Jesus no es “un” hijo de Dios, sino “el” Hijo de Dios, el rey de Israel, el Mesías, el Ungido.
Natanael sintió una extraña presencia como un poder espiritual que despertó la esperanza, el pensamiento, y el corazón.

50 Respondió Jesús y le dijo: ¿Porque te dije: Te vi debajo de la higuera, crees? Cosas mayores que estas verás.

“Cosas mayores que estas verás”
Natanael estaba sorprendido por lo que ya había visto en Jesús, pero ahora vería mucho más que eso.
Natanael vería a Jesús sanar a los ciegos, a los cojos, a los sordos, y resucitar a los muertos.

51 Y le dijo: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre.

“De aquí adelante veréis el cielo abierto”
Jesús le prometió a Natanael una señal más grande que esta, incluso ver el cielo abierto.
Cuando Natanael entendiera que Jesús es el mediador entre Dios y el hombre, sería una señal aún más grande.
Jesús es la escalera verdadera que es el puente de la separación entre la tierra y el cielo.
“y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre”
Natanael iba a ver el poder del cielo en Jesús y que los ángeles protegerían a sus discípulos.
El Señor dice esto en un sentido simbólico que el cielo se abriría con los ángeles sirviendo a Jesús.
“el Hijo del Hombre”
Esta es una referencia a su humanidad, humildad, y sufrimientos como Hijo del Hombre.
Como hombre, Jesús es el Cordero de Dios, el unigénito Hijo de Dios, el Mesías, el Cristo.
Natanael y los otros discípulos recibirían revelación divina confirmando quién era Jesús.
El título “Hijo del Hombre” significa que Jesús es el mediador entre Dios y el hombre.
El Evangelio de Juan comienza con el Verbo (Jesús) como el “Hijo de Dios” desde la eternidad.
Aquí vimos los que siguieron a Jesús--los dos hermanos, Andrés y Pedro, luego Felipe, Natanael, y Juan.
Hubo cuatro maneras de como los discípulos vinieron a Jesús:

1. Andrés vino a Jesús por el testimonio de Juan el Bautista.
2. Pedro vino a Jesús por el testimonio de su hermano Andrés.
3. Felipe vino a Jesús por el llamado directo de Jesús.
4. Natanael vino por medio de un encuentro personal con Jesucristo.

Jeremías 29:12,13 “Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré; y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.”

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Las bodas de Caná
Juan 2:1-11

1 Al tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús.
2 Y fueron también invitados a las bodas Jesús y sus discípulos.
3 Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino.

En el capítulo 2 pasamos del testimonio verbal al testimonio de las obras de Jesús.
Juan testifica del primer milagro que Jesús hizo para demostrar su Deidad convirtiendo el agua en vino.
Sólo Dios puede crear todo de la nada. Él crea lo visible de lo invisible por su Palabra.

Hebreos 11:3 “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.”


Juan identifica 8 milagros en su evangelio que son señales sobre quién es Jesús.

1 Al tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús.

“Al tercer día” habla del tercer día cuando Jesús había reunido sus cinco discípulos.
Esta era una boda judía y a veces las bodas duraban de siete a catorce días.
Esta pareja estaba siguiendo la enseñanza de Dios para casarse según la palabra de Dios.
Nuestro Señor hizo su primer milagro en una boda que confirma la santidad de ese pacto.
La gente no está casada si solamente viven juntos. La gente está casada al hacer un pacto público ante Dios y ante el público.
“hicieron unas bodas en Caná de Galilea”
Caná era un pueblecito a nueve millas de Nazaret con una población de muy poca gente.

2 Y fueron también invitados a las bodas Jesús y sus discípulos.

Jesús y sus 5 discípulos Andrés, Pedro, Felipe, Natanael, y Juan, el escritor de este Evangelio también fueron invitados.
La Biblia dice que el matrimonio es honroso..
El matrimonio es un contrato legal y un pacto que sólo podía romperse con el divorcio.
Pero el matrimonio no fue consumado hasta al final de esta fiesta.
La institución del matrimonio vino de Dios, ordenada por Dios, y autenticada en un pacto público.
Es lo mejor de todas las relaciones humanas porque no hay otra relación humana “buena” como el matrimonio.
Es el mejor regalo que Dios puede dar a la humanidad en general si conocen a Dios o no.
Cualquier sociedad que honre el matrimonio y eleve el matrimonio será bendecido por Dios mismo.
Va a prosperar, será bueno, seguro, que conoce la paz, y tendrá menos delincuencias.

3 Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino.

V. 3 “Y faltando el vino”
Fallar en proveer adecuadamente para los invitados seria una vergüenza para los encargados.
En los tiempos de Jesús tal falta nunca sería olvidada y la pareja lo recordarían toda la vida.
“No tienen vino”
¿Por qué María le dijo a Jesús que no tenían vino?
No sabemos si María estaba a cargo de servir en la boda, pero ella sabía lo que sucedió.
Algunos han sugerido que ella quería que él hiciera un milagro, aunque él nunca había hecho un milagro anteriormente.

4 Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora.

Jesús se refiere a su madre con un término de respeto, pero no la llama “madre.”
Jesús quería dar a entender que ahora como el Mesías tenía una relación diferente con ella.
Él estaba en un horario divino decretado por Dios antes de la fundación del mundo.
Sin embargo, Jesús escucha a María y tiene compasión por el anfitrión de la boda.
“Mujer” es la misma palabra que él usó en la cruz en Juan 19 cuando le dijo: “Mujer, he aquí tu hijo.”
Ella ya no está en una posición de actuar como una autoridad en su vida en cuanto a qué hacer.
Cuando tenía doce años de edad, vemos una anticipación de este momento que llegaría un día.
Jesús estaba en el templo hablando con los oficiales, y él dijo, “Debo estar en los negocios de mi Padre.” y este día comenzó el negocio de su Padre.
Los años de obediencia y sumisión habían terminado. Él terminó con el negocio de su madre y ahora empezó con el negocio de su Padre.
La palabra “Mujer” muestra que ahora no se trata con su hijo, sino con el Hijo de Dios.

Mateo 12:48-50 “Respondiendo él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre.”

La única relación que el Señor tuvo con la gente era el que hace la voluntad del Padre.
Otras relaciones humanas cesan porque todas las conexiones familiares han terminado.
“Aún no ha venido mi hora”
Su hora de hacer milagros no había llegado, pero su hora de hacer la voluntad del Padre había llegado.

5 Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere.

Es bueno prestar atención a las palabras de María porque glorifican a Jesús, no a sí misma.
Por otro lado, es mas noble seguir el ejemplo de María, “Haced todo lo que os dijere”.
Sin embargo, no debemos ir a través de María para venir a Jesús porque eso no es de Dios.
Entonces Jesús obra sobre lo que María dijo y sucede que esto estaba en el calendario divino.
No sabemos si ella sabía el plan de Dios, pero quizá ella tampoco esperaba un gran milagro.
Quizá ella esperaba una solución natural, pero fue la voluntad de Dios que se realizara un milagro.

6 Y estaban allí seis tinajas de piedra para agua, conforme al rito de la purificación de los judíos, en cada una de las cuales cabían dos o tres cántaros.


V. 6 “Y estaban allí seis tinajas de piedra para agua”
Jesús inició este milagro usando lo que ya estaba a la mano.
Había seis tinajas de piedra del agua para la costumbre judía de la purificación tradicional.
“conforme al rito de la purificación de los judíos”
Estas tinajas no eran para tomar agua, sino para las purificaciones frecuentes de todas las cosas.
Esto no se trata de limpieza, se trata de rituales, ritos de purificación y ceremonias debido a sus tradiciones.
Iban a cumplir con los lavados ceremoniales antes de cada comida en las boda
“en cada una de las cuales cabían dos o tres cántaros”
Estas tinajas grandes eran del tamaño de 20 o 30 galones cada una de ellas.

7 Jesús les dijo: Llenad estas tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba.

Así que llenaron las tinajas hasta artiba, hasta el borde como Jesús les dijo.
Si no estuvieran llenas hasta el borde, alguien diría que le habían agregado vino al agua.
Pero si el agua llegaba hasta el borde, no quedaría espacio para agregarle otra cosa.
Había personas que eran común y corriente que darían testimonio de este milagro.

8 Entonces les dijo: Sacad ahora, y llevadlo al maestresala. Y se lo llevaron.

El maestresala probó el agua que se había convertido en vino entre los versos 7 y 8.
Los siervos habian llenado la tinaja hasta el borde y luego le llevaron al maestresala.

9 Cuando el maestresala probó el agua hecha vino, sin saber él de dónde era, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo,

El maestresala probó el agua que se había convertido en vino y no sabía de dónde vino.
Pero los siervos que habían llenado las tinajas de agua sabían lo que había sucedido.
Así que hubo personas que testificaron que Jesús había creado vino para reemplazar el agua.
Este vino no era fermentado vino que había sido creado completamente perfecto por Jesús.
Se dan cuenta de inmediato porque el maestresala le avisa al esposo con las noticias.

10 y le dijo: Todo hombre sirve primero el buen vino, y cuando ya han bebido mucho, entonces el inferior; mas tú has reservado el buen vino hasta ahora.

“y le dijo: Todo hombre sirve primero el buen vino”
Este dicho era un refrán porque todo el mundo hace eso cuando tiene
visitantes.
Si comen hasta que se acabe, van a buscar las sobras que todavía están en el refrigerador.
Pero este era el mejor vino; puro, dulce, sin fermentar, y delicioso como jamás alguien había probado.

11 Este principio de señales hizo Jesús en Caná de Galilea, y manifestó su gloria; y sus discípulos creyeron en él.

“y sus discípulos creyeron en él”
Sus discípulos creyeron en él, pero aunque él hizo muchos milagros, otros no creían en él.
Vimos la fiesta, el problema, el dilema, la provisión, y el propósito en este versículo 11.
Juan escribió esto con el propósito que todos crean que Jesús es el hijo de Dios.
Juan escribe para demostrar que Jesús es el hijo de Dios y que creyendo podamos tener vida eterna en su nombre.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La purificación del templo
Juan 2:12-25

12 Después de esto descendieron a Capernaum, él, su madre, sus hermanos y sus discípulos; y estuvieron allí no muchos días.
13 Estaba cerca la pascua de los judíos; y subió Jesús a Jerusalén,
14 y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados.

12 Después de esto descendieron a Capernaum, él, su madre, sus hermanos y sus discípulos; y estuvieron allí no muchos días.

Jesús salió de Caná en Galilea a Capernaum y después a Jerusalén para la celebración de la Pascua.
Jesús hizo muchos milagros en Capernaum, pero la incredulidad allí era peor que Sodoma y Gomorra.
Así que Jesús fue con su madre y sus hermanos, pero sus hermanos no creyeron en él en ese tiempo.
“y estuvieron allí no muchos días”
El Señor estuvo en Capernaum unos días antes de salir para Jerusalén a la Pascua.
Jesús enseguida limpia el templo con indignación para mostrar que él era el Mesías prometido, el hijo de Dios.

13 Estaba cerca la pascua de los judíos; y subió Jesús a Jerusalén,
14 y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados.

V. 13 “Estaba cerca la pascua de los judíos”
Israel fue liberado de Egipto y Dios hizo cumplir la Pascua cada año.
Al mantener la Pascua, Jesús cumplió toda justicia cuando obedeció todo lo que era moral en la ley de Dios.
Desde que Israel fue liberado de la esclavitud en Egipto, Dios les ordenó que guardaran la Pascua cada año.
Al guardar la Pascua, Jesús cumplió toda justicia cuando obedeció todo lo que estaba en la ley de Dios.
En otras palabras, Jesucristo cumplió perfectamente la voluntad del Padre en todas las cosas.
“y subió Jesús a Jerusalén”
Jerusalén estaba llena de miles de visitantes que venían para celebrar la fiesta de la pascua.
V. 14 “y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas”
Jesús vio a muchos haciendo negocios de mercadería y abusos en los patios del templo.
Quizá había como un millón de judíos en la Pascua y tenían que pagar el impuesto del templo.

15 Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas;

Al ver esto, Jesús sintió un ardor de celo que lo consumía por la santidad de la Casa de su Padre.
“Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos”
El Señor con paciencia tomó el tiempo de hacer un azote de cuerdas en lo que haría.
Jesus expulsó hombres y animales, aunque parecía cruel, lo que hizo era justo y necesario.
De modo que Jesús usó el azote de cuerdas como una muestra de su autoridad divina.
El patio del templo era donde los gentiles adoraban a Dios, pero se convirtió en un lugar de mercado.
Vendían animales a viajeros que venían de largas distancias y que no podían traer animales con ellos.
“y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas”
Todos tenían que comprar animales y pagar el impuesto del templo sólo en la moneda que se aceptaba en Israel.
Así que los cambistas a las mesas intercambiaron el dinero de la gente con interés muy alto.
Lo malo es que volvió a suceder de nuevo el mercado después de un tiempo más tarde.
Esta era una purificación del templo que era parte de la celebración de la Pascua y una purificación del pecado.
El sacrifio de los animales tuvo lugar entre las tres y las seis de la tarde en la Pascua del día viernes.
Para que se cumpliera la Escritura, Cristo moriría en la cruz el día viernes a las tres de la tarde.
Los judíos esperaban que el Mesías viniera y atacara a los gentiles, pero el Mesías vino y los atacó a ellos mismos.
Los atacó en medio de su adoración hipócrita, en la fiesta de la Pascua, y en el templo.

16 y dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado.

Debemos entrar en la iglesia con reverencia y respeto mientras que estemos allí, y salir de la
misma manera.
Jesús demandó que detuvieran su mercadería porque Dios exige santidad en la adoración.
“no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado”

Mateo 21:13 “y les dijo: Escrito está: Mi casa, casa de oración será llamada; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones.”


El templo debía ser un lugar de arrepentimiento, adoración y alabanza, pero se convirtió en un mercado descontrolado.
Había comercio abusivo y corrupción en la casa de Dios y Jesús tenía que limpiar el templo.
El resto de su ministerio fue un tiempo de compasión y misericordia, pero aquí vemos la ira de Dios.
Estas son las cosas más severas que Jesús hizo en toda su vida a causa de la adoración hipócrita.

17 Entonces se acordaron sus discípulos que está escrito: El celo de tu casa me consume.

Los discípulos recordaron el Salmo 69:9 sobre el celo que Jesús tenía por la pureza de la casa de Dios.
Juan empezo con un milagro al convertir agua en vino y luego mostró a Jesús purificando el templo.
Los discípulos tenían miedo que las acciones de Jesús resultara en una persecución contra ellos.
“Entonces se acordaron sus discípulos que está escrito: El celo de tu casa me consume”
Los discípulos recordaron estas palabras y reconocieron que Jesús era verdaderamente el Mesías.
El Salmo 69 fue escrito por David y él llamaba al pueblo a la verdadera adoración de Dios.
A pesar de que David llamaba a la gente a la adoración verdadera, él era atacado con odio y desprecio.
Dios no fue glorificado ni honrado en el templo y Jesús sintió mucho más dolor que David.

18 Y los judíos respondieron y le dijeron: ¿Qué señal nos muestras, ya que haces esto?

El que expulsara a los comerciantes de los patios del templo afirmaba tener la autoridad para hacerlo.
“¿Qué señal nos muestras, ya que haces esto?”
Los judíos querían saber si Jesús tenía esta autoridad y demandaban una señal de Jesús para probarlo.
Estaban enfurecidos e indignados por lo que le preguntan, “¿Quién te crees que eres?”
Todo el sistema de los sacrificios llegó a su fin cuando Jesús murió en la cruz y 40 años más tarde el templo fue destruido.
El templo contaminado por cualquier tipo de contaminación y corrupción, Dios no habitará allí.
Dios mora en el creyente como Templo de Dios, pero él no habita en el incrédulo ya que no tiene el Espíritu Santo.
Cuando el creyente comete pecado, el Espíritu Santo mora en él, pero el Espíritu es contristado.
Jesús es el Verbo, el Dios eterno hecho carne, y él es 100 por ciento Dios y hombre, no 50% Dios y 50% hombre.
Hay tres incidentes que son confrontaciones y el primero está en los versículos 12 a 17 sobre la profanación del templo.
La segunda está en los versículos 18 a 22 cuando es confrontado por los líderes judíos.
La tercera confrontación está en los versículos 23-25 con aquellos que creyeron en Jesús.

19 Respondió Jesús y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.

“Destruid este templo”
Jesús habló aquí del templo de su cuerpo con estos líderes religiosos cuando seria crucificado.
Los mismos líderes religiosos, los sacerdotes, y los fariseos siempre buscaban como destruirlo.
“y en tres días lo levantaré”
Jesús afirmó tener el poder para levantarse a sí mismo al resucitar de los muertos al tercer día.
Ningún hombre podía levantarse a sí mismo de entre los muertos, sino solamente Jesucristo.
A través de la muerte y resurrección de Cristo la adoración fue reinstituida en un templo espiritual llamado la iglesia.

20 Dijeron luego los judíos: En cuarenta y seis años fue edificado este templo, ¿y tú en tres días lo levantarás?
21 Mas él hablaba del templo de su cuerpo.

V. 20 “En cuarenta y seis años fue edificado este templo”
Este era el segundo templo que tomó 46 años a los judíos para reconstruirlo después del cautiverio babilónico.
El problema es que los judíos no sabían que estaban hablando con el Creador de los cielos y la tierra.
Jesucristo es nuestro Dios y Salvador, el primero y el último, el principio y el fin, Señor de Señores, y Rey de reyes.
Apocalisis 1:8 “Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.”
“¿y tú en tres días lo levantarás?”

Mateo 19:26 “Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible.”

v. 21 “Mas él hablaba del templo de su cuerpo”


Vemos aquí que Jesús estaba hablando de su crucifixión y su resurrección al tercer día.

22 Por tanto, cuando resucitó de entre los muertos, sus discípulos se acordaron que había dicho esto; y creyeron la Escritura y la palabra que Jesús había dicho.


Después de la muerte y resurrección de Jesús sus discípulos entendieron y creyeron las Escrituras.
Creían en toda la Escritura del Antiguo Testamento acerca del Mesías que Jesús les había dicho. 

23 Estando en Jerusalén en la fiesta de la pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo las señales que hacía.

La Pascua era de ocho días que celebra la liberación del pueblo judío de la esclavitud en Egipto.
Eso suena muy bien porque es por eso que Jesús vino. ¿No es eso maravilloso
Esto parecía un verdadero avivamiento espiritual de arrepentimiento y salvación en Israel.

24 Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos,

“Pero”
Ya cuando dice “Pero” entonces quiere decir que hay algo que no está bien. Hay un problema.
Jesús sabía que esta era una fe pasajera y superficial porque estaba basada en los milagros, no tanto en Cristo.
“Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos”
Los que creyeron estaban más llenos de admiración por lo espectacular y por eso Jesús no se fiaba de ellos.
La fe que se basa en las cosas que se ven no es una fe verdadera, sino una que se basa en las cosas que NO se ven.
No se necesita ninguna fe para creer en un milagro que podemos ver con nuestros ojos.
Jesús sabía que la fe de estas personas era débil porque no soportan las las pruebas en la vida.
La fe de ellos no estaba en Cristo, sino en el milagro porque cuando se enfría uno también la fe termina.
Jesús buscaba una conversión genuina en lugar de entusiasmo, la emoción, y lo espectacular.
Para no caer en esto, se requiere un compromiso de todo corazón y una entrega total a Cristo.

25 y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre.

Lo que vemos aquí es un conocimiento divino de todo lo que hay en el hombre.
“pues él sabía lo que había en el hombre”
Jesús conoce los corazones de los hombres. El puede mirar nuestro corazón si es bueno o malo.
Nuestros pensamientos no son secretos para Dios. Cristo conoce todo sobre nosotros.
Como estos aquí que creyeron, el Señor ya conocía sus pensamientos aún antes de la Pascua.
Nuestro Dios Todopoderoso conoce todas las cosas desde la eternidad.

Salmos 139:1-4 “Oh Jehová, tú me has examinado y conocido. Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; Has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposo, Y todos mis caminos te son conocidos. Pues aún no está la palabra en mi lengua, Y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda.”

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El nuevo nacimiento
Juan 3:1-15

1 Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos.
2 Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él.
3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

Jesús mismo le presentó el plan de salvación a Nicodemo mostrándole la única manera de ser salvo.

1 Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos.

Nicodemo era un miembro del sanedrín y quedó impresionado con los milagros de Jesús.
Jesús condenó a los fariseos por su religión superficial y por falta de una transformación espiritual.
Pero Nicodemo defendió a Jesús contra las acusaciones del sanedrín mas tarde en Juan 7.

Juan 7:50,51 “Les dijo Nicodemo, el que vino a él de noche, el cual era uno de ellos: ¿Juzga acaso nuestra ley a un hombre si primero no le oye, y sabe lo que ha hecho?”

2 Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él.

A pesar que Él era un fariseo religioso, un principal, educado, respetado, él vino de noche a Jesús.
Nicodemo vino secretamente para ver a Jesús de noche para que los otros fariseos no supieran que él creía en Jesús.
Vino de noche para hablar en secreto con Jesús en lugar de meterse en problemas con los otros fariseos.
Pero también Nicodemo no conoce a Dios y tiene miedo que no tenga vida eterna en el cielo.
El tiene temor del juicio, el infierno, la condenación, y ser excluido del cielo cuando llegue al fin de su vida.
“porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él”
Nicodemo sabía que Jesús no era como los sacerdotes y los líderes religiosos en el templo.
Estos líderes no tenían el poder de sanar a los enfermos. Nicodemo reconocía que estos milagros venían de Dios.

3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

La respuesta de Jesús a Nicodemo le asegura que uno no se salva a traves de la religión ni por ser judío.
Él sabía lo que Nicodemo estaba pensando y sabía que Nicodemo no tenía una relación con Dios.
Tenía religión, pero no tenía comunión íntima con Dios porque no le conocía personalmente.
Jesús le dice a Nicodemo que el nacimiento natural no salva, sino el nacer de nuevo espiritualmente.
“el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios”
Jesús responde a una pregunta que Nicodemo ni siquiera pregunta. El Señor vio el corazón de Nicodemo y abrió sus ojos.
La necesidad de una transformación espiritual o regeneración es producida sólo por el Espíritu Santo.
El nuevo nacimiento espiritual es obra del Espíritu Santo quien imparte vida eterna al creyente.
El hombre natural no entiende lo que significa nacer de nuevo porque es un misterio de Dios.
La única manera de entrar en el Reino de Dios es nacer de nuevo y no hay otra manera.
No podemos ganarlo ni lograrlo por la religión, ni por ser buenas personas, ni por buenas obras.

4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?

“¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo?”
La pregunta de Nicodemo era por ignorancia pensando que Jesús se refería de nacer físicamente de nuevo.
Es por eso que lo que dijo Jesús sobre el nuevo nacimiento era tan extraño para Nicidemo.
Nicodemo mismo era un maestro que enseñaba la verdad espiritual, pero no podía entender a Jesús.
“¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?”
Todos tenemos un nacimiento físico, pero no todas las personas tienen un nacimiento espiritual.
Nacemos de nuevo cuando aceptamos la invitación de Dios a confiar en Cristo como nuestro Señor y Salvador.
Sin el nacimiento espiritual, morimos dos veces, física y espiritualmente. Pero, con el nuevo nacimiento, morimos sólo una vez (físicamente).
El Espíritu Santo tiene que hacer algo en nosotros para nacer de nuevo y esto viene de lo alto.

5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.

El hombre no necesita reformación, sino una conversión radical por el Espíritu de Dios.
“el que no naciere de agua y del Espíritu”
Necesitamos nacer “de agua y del Espíritu”. ¿Qué quiere dar a entender esto?
Ya vimos lo que es nacer del Espíritu, pero ¿Qué es nacer de agua?
Hay dos cosas necesarias en el nuevo nacimiento: la palabra de Dios y el Espíritu Santo.
La palabra de Dios y la obra del Espíritu Santo es el medio por el cual se logra el nuevo nacimiento.

Efesios 5:25,26 “Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra.”

Dios quiere dar un nuevo corazón, una nueva disposición, lavar, y limpiar al pecador de todo pecado.
La transformación ocurre en nuestro corazón y el espíritu de Dios en nosotros nos da vida nueva en Cristo.

6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu [la misma palabra griega significa tanto “viento”, como “”], espíritu es.

“Lo que es nacido de la carne, carne es”
Todo lo que la carne produce es más carne. No podemos conectar la carne con el espíritu porque son totalmente diferentes.
“lo que es nacido del Espíritu espíritu es”
El Espíritu Santo es como el “viento” que sopla y no sabemos de dónde viene ni adónde va.
El lavamiento espiritual nos da un nuevo corazón y un nuevo espíritu con el Espíritu Santo morando en nosotros.
Para que Nicodemo entienda que no se trata de un nacimiento natural, Jesús explica lo que quiere decir.
El Señor le dice que el nacimiento espiritual es una obra de regeneración del Espíritu Santo.

7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.

Nicodemo estaba asombrado sobre el nuevo nacimiento. Era algo nuevo para él y no podía entenderlo.
Así es con el Espíritu Santo; no podemos entenderlo porque obra de acuerdo a su voluntad soberana.
La mayoría de los judíos creían que ellos ya tenían la salvación porque eran hijos de Abraham.

Juan 1:11-13 “A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.”

8 El viento [la misma palabra griega significa tanto “viento”, como “espíritu”] sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.

Jesús le dice a Nicodemo que él no comprende todo acerca del viento, pero puede ver los resultados.
“así es todo aquel que es nacido del Espíritu”
Así es con el Espíritu Santo en el nuevo nacimiento que Nicodemo no tenía que entender como sucede. Es un misterio.
No podemos ver el viento o el Espíritu, pero los resultados se notan cuando una vida es transformada.

9 Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto?

¿Cómo puede hacerse esto?
Nicodemo estaba confundido y muy metido en su religión que se le dificultaba entender esto.
Mi prima hermana una vez le testifico a una persona del Señor y esta persona le pregunto a ella, “¿Qué Señor?”.
Hay personas que no entienden los misterios de Dios porque se han de discernir espiritualmente.
Los grandes misterios de Dios incluyen la resurrección, la Trinidad, la creación sólo por su palabra.

Salmo 33:9 “Porque él dijo, y fue hecho; Él mandó, y existió.”

10 Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto?

Jesus le llama la atención a Nicodemo ya que el era un maestro de la ley y un “maestro de Israel”.
“¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto?”
La necesidad de una regeneración se enseñaba en el Antiguo Testamento que Nicodemo debería haber sabido.
Muchos cristianos ignoran las Escrituras, la palabra de Dios, y no entienden mucho acerca de la Biblia.

11 De cierto, de cierto te digo, que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos; y no recibís nuestro testimonio.

Por tercera vez, Jesús dice las palabras, “De cierto, de cierto” que su testimonio es seguro y verdadero.
Nicodemo creyó en los milagros y sin embargo no podía creer la verdad y los misterios de Dios.
“lo que sabemos hablamos”
Jesús le estaba testificando a una persona muy religiosa que estaba perdida y fuera del Reino de Dios.
Nicodemo esperaba que este hombre de Dios le diera una respuesta a su inquietud que sentía en su corazón.
Nicodemo sintió que él necesitaba paz, gozo, seguridad, confianza, y una esperanza viva.

12 Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?

Si Jesús le hablaba del viento, las cosas terrenales, y no creía, ¿cómo podía creer en las cosas celestiales?
Si Nicodemo era un maestro y no entendía la naturaleza de las cosas terrenales, lo espiritual
no sería más fácil de entender.

1 Corintios 2:14 “Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.”

13 Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo.

Jesús deja en claro que solamente él puede hablar con autoridad sobre las cosas del cielo.
“Nadie subió al cielo”
Ningún hombre ha conocido los misterios de Dios, sino el que descendió del cielo, esto es, Jesucristo mismo.
Ninguna otra persona ha muerto y ha ido al cielo, y ha regresado con la salvación, sino sólo Jesús.

14 Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado,

La serpiente de Números capítulo 21 era una imagen del Mesías y su obra redentora en la cruz.
La serpiente de bronce es una imagen de nuestro pecado que fue juzgado en Cristo cuando murió en la cruz.
“así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado”
Al ser levantado describe tanto la crucifixión de Jesús, como su ascensión, y su resurrección.

Isaías 45:22 “Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más.”
 
Dios nos ordena que confiemos solo en Cristo y que lo veamos solamente a él por fe.

15 para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

“Todo” aquel que cree tendrá vida eterna. Eso es lo único que podemos hacer, creer, ese es el poder del Evangelio.
Cuando Nicodemos oyó estas palabras de Jesús, su religión quedó en nada. De nada le había servido.
Jesús fue levantado y debemos mirar a él para ser liberados y salvados de todo pecado.
La vida eterna se refiere a la resurrección y vivir con Cristo en perfecta gloria y santidad.
Es la vida de Dios en cada creyente, pero no se manifiesta totalmente hasta la resurrección.
Cualquiera que cree en Cristo escapará al juicio y al infierno, y será perdonado de todo pecado.
La salvación es solamente por la fe , no por las obras que hacemos, sino creyendo solamente en Cristo .

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El amor de Dios
Juan 3:16-21

La música es muy buena y parte de la alabanza a Dios, pero la Palabra de Dios viene primero.

16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.
18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.


16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Juan 3:16 se ha celebrado durante mucho tiempo como una declaración poderosa del evangelio.
Este es un texto más citado en toda la Biblia porque está lleno de una esperanza gloriosa.
“Porque de tal manera amó Dios al mundo”
Este es un amor infinitamente más poderoso lo cual ningún ser humano ha conocido ni entendido.
La palabra amor aquí se traduce “Agape” que significa amar en un sentido divino porque solo viene de Dios.
Este es un amor incondicional que no merecemos porque Dios nos amó aún cuando estábamos en pecado.
Pero Jesús vino a salvar a los perdidos y por eso debemos amarlo más que todas las cosas.

Mateo 22:37 “Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.”

Debemos poner a Dios primero en nuestra vida porque Cristo vino para salvarnos de la condenación.
Dios amó al mundo y entregó a su único Hijo, ¡aún cuando eramos enemigos de Dios!
El amor de las personas cambia, pero el amor de Dios nunca cambia y nunca dejará de amar a todos.
Muchas personas y religiones tienen una creencia equivocada acerca del camino a la salvación.
Pero el verdadero camino a la vida eterna se encuentra en la siguiente frase.

“que ha dado a su Hijo unigénito”

Así como Abraham iba a sacrificar a su único hijo Isaac, así Dios quiso quebrantar a su Hijo unigénito.
Es como un padre que entrega a su único hijo para morir por alguien que comete un crimen con pena de muerte.

Isaías 53:10 “Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado.”

“para que todo aquel que en él cree”

Las palabras, “Aquel que en él cree” significa mucho más que estar de acuerdo. Es creer y confiar por fe.

“no se pierda”

El amor de Dios en Cristo salva al hombre de la condenación y de la destrucción eterna.
Dios no quiere que nadie se pierda, así que en su amor Él ofrece salvación en Jesucristo.

“mas tenga vida eterna”

Lo que más quiere el hombre es tener vida eterna. El pecado trajo la muerte, pero Cristo trajo la vida eterna.
La vida eterna es gratis, pero se logró a un costo enorme; el precio fue la muerte del Hijo de Dios en la cruz.

17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.

Dios Padre envió a su Hijo para traer esperanza, salvación, y vida eterna al mundo a través de Jesucristo.
El nombre Jesús significa Salvador, pero habrá un tiempo en que Jesús será el Juez en el juicio final.
El mundo ya estaba condenado por el pecado, pero Jesús vino a ofrecernos una manera de escapar la condenación.
Su misión a la tierra es salvar a toda la humanidad, pero la única manera de entrar al cielo es a través de Cristo.
“Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo”
Toda la humanidad merecía la condenación y habría sido justo que Dios condenara al mundo.
Pero por el amor de Dios, El quiso y estaba dispuesto a que hubiera una oferta de perdón.
En su primera venida, Jesús no vino a condenar al mundo, pero en el juicio final juzgará a los vivos y a los muertos.
Dios ya sabia desde la eternidad que el mundo mataría a su Hijo al clavarlo en la cruz.
Dios sabía que era imposible para el hombre pagar por el pecado y no había otra manera, sino a través de Jesús.
“sino para que el mundo sea salvo por él”
Por eso Jesús vino para ofrecer salvación y vida eterna a los hombres por medio del Evangelio.
El propósito del sacrificio hecho por nuestro Salvador no era condenar, sino salvar a todo aquel que cree.

18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

“El que en él cree, no es condenado”
Cree y serás salvo. Cree y todos los cargos en tu contra son cancelados, y no hay condenación.

Romanos 8:1 “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús.”

En Cristo recibimos perdón de pecados, somos sin culpa , somos justificados, y recibimos la vida eterna.

“pero el que no cree, ya ha sido condenado”

El momento en que somos concebidos y nacidos llegamos a este mundo como pecadores.
Éramos incrédulos no creyendo en Cristo y por lo tanto ya habiamos sido condenados.
No dice, “El que no cree, será condenado”, sino que dice, “ya ha sido condenado.”
Estamos condenados, no por algo que hicimos, sino por lo que no hicimos, y eso es creer en Jesucristo.
La única manera que no somos condenados es creyendo en Jesucristo y entonces somos perdonados.
Algunas personas dicen, “Pero soy una buena persona y nunca le he hecho nada malo a nadie.”
Si creemos en Cristo y lo seguimos, será la única manera de cambiar nuestras vidas completamente.
Creer en él significa más que una decisión intelectual. Es una relación muy íntima en Cristo como nuestro Salvador y Señor.
Recibimos una nueva naturaleza que produce un cambio en el corazón y obediencia al Señor.
Creer en su nombre trae paz, gozo y esperanza. Creer en el nombre de Jesús es hacer lo que él dice.

Lucas 6:46 “¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?”

19 Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.

“Y esta es la condenación”
Jesús vino para traer salvación, pero los que rechazan la salvación se condenan a sí mismos.
Están condenados porque no quisieron recibir el amor y la salvación que Dios les envió.
“y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas”
Los que se alejan de Cristo son atraídos a las tinieblas y aman su pecado más que la luz de Dios.
Esta luz es Jesús que nos da el poder de vivir y esta luz quita las tiniebas del pecado.

Juan 8:12 “Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.”

Las personas que han rechazado la luz de Jesús quieren que sus obras no se descubran.

20 Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas.

“Porque todo aquel que hace lo malo”
Aborrece la luz porque condena su conducta, su conciencia, y le molestaría si se descubre.
El pecador debe arrepentirse de su pecado en esta vida porque si no, será juzgado en la otra vida.
La única manera de evitar el juicio es venir humildemente, reconocer su pecado, y pedir perdón.

21 Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.

La persona con un corazón sincero y quebrantado desea caminar justamente ante Dios.
Esa persona ama la verdad, y busca conocer y hacer más la voluntad de Dios.
Es mejor estar dispuesta a corregir lo malo y lo injusto en su vida al ser consciente de eso.
“para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios”
Cuando el comportamiento de uno cambia todas sus buenas obras “son hechas en Dios”.

Filipenses 2:13 “porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.”

Esto concluyó la entrevista del Señor con Nicodemo, una entrevista sobre el nuevo nacimiento.
Si recibimos la luz, no hay temor, sino amor, paz, seguridad, gozo, y protección.
Dios nos amó con un amor tan profundo que sacrificó todo, aun hasta a su único Hijo Jesucristo.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El que viene de arriba

Juan 3:22-36

22 Después de esto, vino Jesús con sus discípulos a la tierra de Judea, y estuvo allí con ellos, y bautizaba.
23 Juan bautizaba también en Enón, junto a Salim, porque había allí muchas aguas; y venían, y eran bautizados.
24 Porque Juan no había sido aún encarcelado.

En este pasaje tenemos el testimonio final de Juan el Bautista sobre Jesús en el río Jordan.

22 Después de esto, vino Jesús con sus discípulos a la tierra de Judea, y estuvo allí con ellos, y bautizaba.

Estos discípulos se refiere a los primeros seis discípulos: Pedro, Santiago, Juan, Andrés, Felipe y Natanael.
“vino Jesús con sus discípulos a la tierra de Judea”
Jesús estaba en Jerusalén con Nicodemo, pero luego salió a los campos de la ciudad.
“y estuvo allí con ellos, y bautizaba”
Jesús no bautizaba, sino que sus discípulos eran los que bautizaban en el río Jordan.

Juan 4:2 “aunque Jesús mismo no bautizó, sino sus discípulos”.

Jesús estaba predicando a las multitudes mientras sus discípulos bautizaban a los creyentes.
Este bautismo era una continuación del ‘bautismo de arrepentimiento’ que Juan el Bautista administraba.
Después de Pentecostés, este bautismo ya no era válido y fue sustituido por el bautismo del Nuevo Testamento.

23 Juan bautizaba también en Enón, junto a Salim, porque había allí muchas aguas; y venían, y eran bautizados.

No se sabe el lugar exacto de este lugar y Enón es una palabra hebrea que significa “fuentes”.
Vemos aquí que Juan el Bautista todavía predicaba el arrepentimiento y los dirigía a Jesús.
Juan no se unió al grupo de Jesús porque eso no era el propósito por el cual Dios lo llamó.
Él debía proclamar la venida del Mesías y decirles a los que no sabían que él ya había venido.

24 Porque Juan no había sido aún encarcelado.

Esto ocurrió temprano en el ministerio de Jesús antes que Juan el Bautista fuera encarcelado.
Juan habló contra el adulterio de Herodes y fue echado en la cárcel y decapitado por esta acusación.

25 Entonces hubo discusión entre los discípulos de Juan y los judíos acerca de la purificación.

Quizá el desacuerdo con los judíos era sobre el bautismo de Juan si era parte del rito de la purificación.
La discusión quizá tuvo que ver con si el bautismo de Juan era superior a los ritos judíos de la purificación.
Pero NO son las ceremonias judías externas las que purifican el corazón, sino el nuevo nacimiento espiritual.

26 Y vinieron a Juan y le dijeron: Rabí, mira que el que estaba contigo al otro lado del Jordán, de quien tú diste testimonio, bautiza, y todos vienen a él.

Los discípulos de Juan estaban molestos porque Jesús también ministraba por allí con sus discípulos.
“mira que el que estaba contigo al otro lado del Jordán, de quien tú diste testimonio”
Los discipulos de Juan ni siquiera mencionan el nombre del Señor.
Él y sus discípulos estaban como a una milla por el río ganando más gente que Juan.
“bautiza, y todos vienen a él”
Los discípulos de Juan no les gustó que Jesús estaba bautizando y atrayendo a mucha gente.
Que “Todos” venían a él era una exageración, pero a Juan el Bautista no le molestaba nada de esto.
Juan no iba a permitir que la envidia o que las multitudes lo hicieran olvidar su verdadera misión.
Su ministerio era anunciar que el Mesías había venido y dejar que la atención se enfocara en el Mesías.
Nunca debemos compararnos con otros porque su llamado es diferente al nuestro.
Debemos hacer lo que Dios nos diga que hagamos y no la obra de otra persona, ya sea grande o pequeña.

27 Respondió Juan y dijo: No puede el hombre recibir nada, si no le fuere dado del cielo.

Juan responde de tres maneras a las quejas de sus discípulos de que Jesús era un competidor.
Juan el Bautista les dice que todas las posiciones provienen sólo de Dios. Vienen de lo alto.
Muchos que tienen altas posiciones piensan que ellos logran esto con sus propios esfuerzos y su inteligencia.
Solo Dios que esta en los cielos es el que cambia las cosas y el que tiene toda autoridad.

Daniel 2:21 “El es quien cambia los tiempos y las edades; quita reyes y pone reyes; da sabiduría a los sabios, y conocimiento a los entendidos.”

28 Vosotros mismos me sois testigos de que dije: Yo no soy el Cristo, sino que soy enviado delante de él.

En segundo lugar, Juan conocía su ministerio desde el principio y le había dicho a sus discípulos que él no era el Mesías.
Juan el Bautista era sólo el precursor, la voz que clama en el desierto, preparando el camino del Señor.

29 El que tiene la esposa, es el esposo; mas el amigo del esposo, que está a su lado y le oye, se goza grandemente de la voz del esposo; así pues, este mi gozo está cumplido.

“El que tiene la esposa, es el esposo”
¿Quién es la esposa?
La esposa es la iglesia de Cristo, o sea todos los creyentes que lo han recibido como su Salvador.
En tercer lugar, Juan se llenó de gozo y se alegró de que Jesús, el Mesías, por fin había llegado.
Jesús es el novio que había venido a reclamar a su esposa, la iglesia, a los que creen en él.
Juan el Bautista es el padrino de la boda que se regocija a causa de Jesús, el novio.

30 Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe.

Juan el Bautista dice que era bueno para él volverse menos visible y conocido, para que Jesús se manifestara.
Juan continuó contento de hacer lo que Dios le llamó a hacer aunque Jesús ganara más y más almas.

31 El que de arriba viene, es sobre todos; el que es de la tierra, es terrenal, y cosas terrenales habla; el que viene del cielo, es sobre todos.

“el que es de la tierra, es terrenal”
Juan dice que él mismo es de la tierra y por eso es solamente humano, pero Jesús es de arriba, del cielo.
“el que viene del cielo, es sobre todos”
Juan quería que todos supieran donde había venido Jesús y que solo el Señor había venido del cielo.
Jesús no solamente es diferente de todos los demás; Él también es más grande que todos los demás.

32 Y lo que vio y oyó, esto testifica; y nadie recibe su testimonio.

Juan dice que Jesús habló como Testigo personal. Jesús ha visto al Padre y ha oído la Palabra de Dios.
Jesús hablaba las mismas palabras de Dios diciéndonos como es el Padre y cómo podemos tener vida eterna.
“y nadie recibe su testimonio”
La respuesta por lo general cuando Jesús vino a esta tierra fue la incredulidad y el rechazo.

Juan 6:64-66 “Pero hay algunos de vosotros que no creen. Porque Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían, y quién le había de entregar. Y dijo: Por eso os he dicho que ninguno puede venir a mí, si no le fuere dado del Padre. Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él.”

Pero por la gracia de Dios siempre hay aquellos que han respondido creyendo a través de la fe.

33 El que recibe su testimonio, éste atestigua que Dios es veraz.

El que recibe el testimonio de Cristo, reconoce y confiesa que Dios mismo es la verdad.
Al creer a Jesús expresamos nuestra firme convicción de que es verdad, y lo que Dios ha hablado es verdad.

Juan 14:6 “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”

Jesús es la persona de la misma verdad y dice “la verdad” para identificarse a sí mismo como “la única verdad”.
Jesús como el Verbo o la Palabra encarnada de Dios, es la fuente de toda verdad.
El que cree a Jesucristo, su fe está cimentada en el testimonio verdadero de nuestro Señor.

34 Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios no da el Espíritu por medida.

Jesús habla y hace lo mismo que el Padre, y da el Espíritu Santo sin medida a los que creen.
“pues Dios no da el Espíritu por medida”
Juan dice que Jesús quien tenía al Espíritu Santo sin medida no lo da con medida, sino por completo.

35 El Padre ama al Hijo, y todas las cosas ha entregado en su mano.

El Padre ama al Hijo ya que el amor entre el Padre, el Hijo, y el Espíritu son eternos y perfectos.
Siendo que el Padre ama al Hijo y en Él tiene complacencia, ha dado todas las cosas en su mano.

Mateo 28:18 “Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.”

36 El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.

La palabra “rehúsa” quiere decir rechazar, repudiar, o desechar a Jesucristo como Salvador.
Siendo que Jesús es del cielo, hay un precio alto que pagar para el que no cree y lo rechaza.
Todo aquel que no lo recibe, la ira de Dios está sobre él porque no creer no es poca cosa.
“sino que la ira de Dios está sobre él”
Rechazar al Hijo es rechazar el regalo de Dios, la vida eterna, y el furor ardiente de Dios esta sobre él.
El incrédulo trae la ira de Dios sobre él mismo y él mismo se condena cuando Dios no quiere que se pierda.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Mujer Samaritana
Juan 4:1-14

1 Cuando, pues, el Señor entendió que los fariseos habían oído decir: Jesús hace y bautiza más discípulos que Juan
2(aunque Jesús no bautizaba, sino sus discípulos),
3 salió de Judea, y se fue otra vez a Galilea.
4 Y le era necesario pasar por Samaria.

1 Cuando, pues, el Señor entendió que los fariseos habían oído decir: Jesús hace y bautiza más discípulos que Juan
2(aunque Jesús no bautizaba, sino sus discípulos),

V. 1 “el Señor entendió que los fariseos habían oído”
Como Dios, Jesús conocía todas las cosas de los hombres lo que pensaban y los secretos de sus corazones.
Los fariseos representaban los enemigos de Jesús y los más poderosos de las sectas judías.
Los fariseos reclamaban la autoridad para autorizar los ritos y ceremonias de la religión judía.
Pensaron que tenían derecho a investigar la conducta tanto de Juan como de nuestro Señor.
En cierta ocasión ellos le preguntaron a Juan para saber con qué autoridad él bautizaba.
“Jesús hace y bautiza más discípulos que Juan”
También estaban disgustados que Jesús estuviera bautizando sin su permiso y atrayendo mucha gente.
Era un informe falso que se le dio a los fariseos en cuanto a que Jesús estaba bautizando.
V. 2 “aunque Jesús no bautizaba, sino sus discípulos”
Sólo sus discípulos bautizaron en su nombre y por sus órdenes al ser hechos discípulos por él.
Jesús instituyó el bautismo, pero sus discípulos la administraron para bautizar a otros discípulos.
Por otro lado, los discípulos de Juan no podían bautizar, sino que sólo él podía hacerlo.
Sólo Juan el Bautista y los discípulos de Jesús bautizaron bajo una Comisión divina.
Juan no podía delegar el poder a sus discípulos porque sólo Jesús podía comisionar a sus discípulos.

3 salió de Judea, y se fue otra vez a Galilea.
4 Y le era necesario pasar por Samaria.

Jesús se fue a Galilea mientras que los fariseos se volvieron hacia Jesús con envidia y odio.
Para este tiempo Juan el Bautista ya estaba en la cárcel.
V. 3 “salió de Judea”
Jesús se fue y abandonó a Judea alejándose de las controversias que había con los fariseos.
“y se fue otra vez a Galilea”
Él se opuso anteriormente a los líderes judíos en el templo, pero ahora decidió esta vez regresar a Galilea.
Jesús no quiso provocar una confrontación en ese momento sabiendo que su “hora” aún no había llegado.
Los fariseos volvieron su atención hacía Jesús ahora que Juan el Bautista había sido encarcelado.
El Señor había determinado morir para traer salvación a los hombres, pero su hora no había llegado todavía.
Jesús tomó decisiones basadas en su sabiduría y discernimiento para establecer sus prioridades.
Muchos creyentes entran a la batalla espiritual sin entrenamiento ni preparación y fracasan.
Otros se mete en situaciones peligrosas porque no usa discernimiento ni la sabiduría de Dios.
V. 4 “Y le era necesario pasar por Samaria”
Jesús pasaba por la provincia de Samaria, pero no por la ciudad capital de Samaria.
Samaria estaba entre Jerusalén y Galilea, de modo que “era necesario” pasar por Samaria.
Además, era necesario que había personas ahí que necesitaban escuchar el mensaje de Dios.
Jesús tuvo una cita divina al conocer a la mujer samaritana a quien se le reveló como el Mesías.
A veces los judíos le sacaban la vuelta al cruzar al otro lado del Jordán para evitar Samaria.
Esto se debió al odio que existía entre judíos y samaritanos y preferían viajar lo doble de distancia.
Este desvío se debió al racismo y el desprecio que existía entre judíos y samaritanos.
Este viaje era de siete días mientras que la ruta más directa a través de Samaria era de tres días, 70 millas.

5 Vino, pues, a una ciudad de Samaria llamada Sicar, junto a la heredad que Jacob dio a su hijo José.

Sicar es donde Dios se apareció por primera vez a Abraham y prometió dar la tierra a su descendencia.
Sicar ahora se llama Askar y se encuentra como la mitad de una milla al norte del pozo de Jacob.
Allí es donde Cristo comunica el mensaje de la vida eterna con una pobre mujer pecadora.

6 Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta.

Juan primero declara que Jesús es Dios, pero también como hombre se cansaba, tenía sed, y tenía hambre.
Cristo estaba fatigado porque ya había viajado varias horas y el sol estaba muy caliente.
“se sentó así junto al pozo”
El pozo todavía está allí y es uno de los lugares que se identifica como el lugar donde Jesús se sentó.
“Era como la hora sexta”
¿Qué tiempo era la hora sexta? La hora sexta era la hora del mediodía.
Los judíos calculaban el tiempo desde la puesta del sol (6 p.m.) hasta el amanecer (6 a.m.).
Luego desde el amanecer (6 a.m.) hasta el atardecer (6 p.m.) seria un día de 24 horas.
Este era el tiempo de la comida judía y por eso sus discípulos se habían ido a comprar comida.

7 Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame de beber.
8 Pues sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar de comer.

V. 7 “Vino una mujer de Samaria a sacar agua”
Este era el trabajo de las mujeres que vemos en diferentes partes del Antiguo Testamento.
Los que buscaban esposas se iban a los pozos donde las mujeres jóvenes sacaban agua.
“y Jesús le dijo: Dame de beber”
Esto sucedió en el calor del día cuando Jesús estaba cansado y sediento de su viaje.
También el Senor le pide agua a la mujer samaritana para hablarle de otro tipo de agua, el agua viva.
De esta manera él podría testificarle y tener una conversación para manifestarse a ella como el Mesías.
V. 8 “Pues sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar de comer”
Los discípulos entraron en la ciudad de Sicar que estaba a unas 8 millas de distancia para comprar comida.
Cristo aprovechó la oportunidad para conversar con la mujer samaritana acerca de su necesidad espiritual.
Él le dice los detalles de la vida personal de ella privadamente mientras que los discípulos no estaban.

9 La mujer samaritana le dijo: ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí.

“¿Cómo tú, siendo judío”
Mucha gente tiene un mal concepto de los judíos, pero ella muy pronto cambiaría su opinión.
Los judíos de Judea se distinguían de los samaritanos por la forma en que vestían.
Pero también nuestro Señor hablaba con acento Galileo de esa área y podía ser fácilmente conocido.
“¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana?”
El odio que existía entre estas dos naciones se debió a que Samaria era una mezcla de judíos y gentiles.
Ésta era una manera del Señor de abrir la puerta del corazón de ella que él podía darle vida eterna.
Era la forma en que el Salvador podía enviar una de las misioneras más dedicadas que haya tenido.
“Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí”
La enemistad entre los judíos y los Samaritanos era tal que no se hacían favores unos con otros.
La petición del Señor fue una sorpresa para ella que un judío le pidiera de beber agua a una samaritana.

10 Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva.

“Si conocieras el don de Dios”
“Don” significa un regalo gratis. Un regalo es algo de valor que se le da al que lo recibe y no le cuesta nada.
Tal don de amor fue Jesucristo para el mundo y a través de él viene el don del Espíritu Santo.
Ningún hombre se lo pidió a Dios, pero él fue movido por su misericordia y lo da libremente.
A través de este gran regalo viene el Espíritu Santo quien es la garantía de nuestra salvación.

2 Corintios 1:22 “el cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras del Espíritu en nuestros corazones.”

“y quién es el que te dice: Dame de beber”
En otras palabras, si tan solo ella supiera con quien estaba hablando el cual era el Mesías.
“tú le pedirías, y él te daría agua viva”
Lo que nuestro Señor quiere decir es que el Espíritu Santo es la garantía de nuestra herencia en Cristo.
Sólo el Espíritu de Dios satisface las almas que lo reciben, lo cual el mundo no puede satisfacer.

11 La mujer le dijo: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo. ¿De dónde, pues, tienes el agua viva?

La mujer vio que Jesús no tenía manera de sacar agua, pero ella no entendía que Jesús estaba hablando del agua espiritual.
La respuesta de la mujer demuestra que ella no entendía lo que significaba “agua viva”.
¿De dónde, pues, tienes el agua viva?
Por fin, la mujer comenzó a sospechar que Jesús no estaba hablando sobre el agua del pozo.
Esta pregunta revela que ella entendió al menos parte de lo que Jesús le estaba diciendo.

12 ¿Acaso eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, del cual bebieron él, sus hijos y sus ganados?

“¿Acaso eres tú mayor que nuestro padre Jacob”
Desde luego, uno mayor que Jacob estaba allí, más grande que Moisés, y más grande que los ángeles.
El pozo era el don de Jacob para ellos, pero este don contrasta con el ‘’don de Dios’’, Jesús mismo.
Jesús está de acuerdo en que él es más grande que Jacob y ahora está ofreciendo el don de Dios.
“nuestro padre Jacob”
Los Samaritanos en ese tiempo no eran verdaderos israelitas, sino una raza mixta de diferentes naciones.
Los Samaritanos todavía se consideraban descendientes de Jacob lo cual no era más que una tradición.

13 Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed;

14 mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.

Jesús no dijo que él era mayor que Jacob, pero él le dio a entender a ella que él era mayor.
V. 13 “Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed”
El agua de una fuente terrenal saciará la sed sólo por un tiempo corto, pero no la satisface para siempre.
El agua viva satisface la más profunda sed del alma y no sólo por un tiempo, sino eternamente.
La fuente de tal bendición es Jesucristo, lo cual no merecemos, sino que es un don celestial.
Jesús tiene el poder y esta dispuesto de darle agua viva a esta mujer si ella se lo pidiera.
V. 14 “mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás”

Juan 7:37-39 “Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él.”

“sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna”
La vida eterna no se logra en el futuro, sino que ya está en cada uno que ha recibido el agua que Jesús da.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Mujer Samaritana #2

Juan 4:15-30

15 La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo sed, ni venga aquí a sacarla.
16 Jesús le dijo: Ve, llama a tu marido, y ven acá.
17 Respondió la mujer y dijo: No tengo marido. Jesús le dijo: Bien has dicho: No tengo marido;
18 porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho con verdad.


15 La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo sed, ni venga aquí a sacarla.

Vimos la vez pasada que Jesús le pidió a la mujer samaritana agua para beber.
El Señor inicio la conversación con esta petición, no tanto porque tenía sed, sino para testificarle.
Esta es la manera de como se empieza la obra de evangelismo para hablarles de Cristo.
No esperemos que la gente venga primero a nosotros, sino que nosotros tenemos que ir a ellos.
“Señor, dame esa agua, para que no tenga yo sed, ni venga aquí a sacarla”
La mujer, como Nicodemo, no sabía que Jesús estaba hablando de su necesidad espiritual.
La mujer no entendía lo que Jesús estaba hablando, pero no le gustaba ir al pozo todos los días.
Si hay una cosa que esta samaritana necesitaba era esta agua viva, así como todos nosotros también.
Jesús le pide un poco de agua y luego procede a informarle que él tiene mejor agua---agua viva.
La mujer estaba lista para este tipo de agua y le dice a Jesús que le gustaría un poco de su “agua”.
Ella no entendía realmente lo que era esta “agua”, pero ella estaba dispuesta en “aceptarla”.
Las religiones requieren que uno haga buenas obras, pero Jesús “ofrece” la vida eterna y solo nos toca “aceptarla”.
Hay un regalo, hay un Dador, y la mejor parte del regalo es que el regalo es Jesús mismo.
El es “la Vida” eterna.

16 Jesús le dijo: Ve, llama a tu marido, y ven acá.

Ya que la mujer no pudo entender lo del agua viva que Jesús le ofrecía, él cambia el tema.
De repente Jesús cambia la plática para enfocarse en la necesidad espiritual de conversión.
El Señor ahora se dirige a la vida de inmoralidad y a la condición espiritual de la mujer samaritana.
Jesús le pone en su corazón una necesidad de esta mujer, la necesidad de ser limpia de pecado.
Para hacer esto, descubre con ternura el pecado en su vida. Lo hace diciéndole que traiga a su marido.
Jesús sabía que ella no tenía marido y él le dice esto para que ella venga al arrepentimiento.

17 Respondió la mujer y dijo: No tengo marido. Jesús le dijo: Bien has dicho: No tengo marido;
18 porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho con verdad.

V. 17 “No tengo marido”
Jesús ya sabía todo esto acerca de ella, aún antes de que él comenzara hablar con ella.
Ella se puso a pensar que este desconocido podía decirle todo lo que ella había hecho en toda su vida.
Como todos los pecadores, ella no quiso decir toda la verdad, así que ella dice, “no tengo marido.”
Ella dijo esto para evitar que si su marido viniera y temía que toda la verdad se podía descubrir.
Ya que ella no quiso decir toda la verdad, Jesús se la dice por ella.
“Jesús le dijo: Bien has dicho: No tengo marido”
Vivir juntos sin matrimonio es adulterio. El matrimonio es un pacto sagrado, oficial, y público.
V. 18 “porque cinco maridos has tenido”
Esto no significa que ella estaba casada, sino que sólo tenía novios y los condieraba como maridos.
Ella estaba acostumbrada a este estilo de vida aprobando lo que era pecaminoso y que no había nada malo.
Jesús conocía su vida perfectamente y totalmente mas que ella se conocía a si misma.
“esto has dicho con verdad”
Ella le dijo parte de la verdad al Señor, pero no le dijo toda la verdad de su vida personal.
Ya que ella no le dijo toda la verdad, Jesús tuvo que decirle toda la verdad por ella.
El marido con el cual ella vivía no era su marido y vivir jutos sin ser casados no es un matrimonio.

19 Le dijo la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta.

Esta era una sorpresa para la mujer que este desconocido tuviera conocimiento sobrenatural de su vida.
Primero ella llama a Jesús “un Judio”, luego “Señor”, ahora ella lo llama “profeta”, y finalmente ella lo llama el Mesías, “el Cristo”.
Este es un progresión de una verdadera conversión que Jesús usó para llegar a su corazón.

20 Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar.

¿De qué monte habla ella?
El primer lugar que Abraham construyó un altar a Dios fue en Siquem que estaba cerca del monte Gerizim.
Como resultado, los Samaritanos escojieron el monte Gerizim para el lugar de su templo.
Los judíos pensaban que Jerusalén era donde el templo de Dios debía estar para adorar.
Jerusalem is the place where the temple was built by king Solomon according to the Scriptures.

21 Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre.
22 Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos.

V. 21 “la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre
Jesús le habló de un tiempo en el que la adoración ya no se estaría en un lugar especifico.
Los lugares no tendrían ninguna parte en la vida de los que verdaderamente adoran a Dios.
Hasta Jerusalén sería destruida con su templo en 70 d.c. por el general romano Tito.
V. 22 “Vosotros adoráis lo que no sabéis”
Los samaritanos solo aceptaban los primeros cinco libros de la Biblia y rechazaban el resto.
Los Samaritanos creían en el mismo Dios que los judíos, pero tenían un conocimiento limitado de Dios.
“nosotros adoramos lo que sabemos”
Cristo se identifica a sí mismo con los judíos.
Los judíos tenían la revelación completa de Dios en el Antiguo Testamento y conocían a Dios.
“porque la salvación viene de los judíos”
No hay salvación aparte de los judíos porque la salvación llegó primero a través de los judíos.
Los gentiles que se salvan deben conocer que el Salvador llegó por primera vez a los judíos.

23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.
24 Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.

V. 23 “los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad”
La manera de adorar a Dios no es religiosa ni tradicional, sino en espíritu y en verdad.
A Dios no se le adora con ritos ni ceremonias. Se le adora con el corazón haciendo su voluntad.
Dios quiere que le amemos, que le obedezcamos, y que le sirvamos de todo corazón.
A Dios no se le adora solamente cuanto vamos a la iglesia. Se le debe adorar todos los días.
Llegó el tiempo en que la cortina del templo se rompió de arriba a abajo que terminó la adoración religiosa.
El antiguo sistema de sacerdotes, sacrificios, y templos terminó con la muerte de Jesús en la cruz.
Ahora no hay templo en Jerusalén desde que fue destruido 40 años después de que Jesús murió.
V. 24 “y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren”
Adorar a Dios debe ser de todo corazón, no de lugares ni de sacrificios de animales como el Antiguo Testamento.
Es acercarnos a Dios en verdad, no pretendiendo ni como una muestra de espiritualidad superficial.
Hay que darle a Dios lo mejor de nuestro tiempo, talentos, nuestro corazón por amor de su nombre.

25 Le dijo la mujer: Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo; cuando él venga nos declarará todas las cosas.

“Sé que ha de venir el Mesías”
Ella sabe algo acerca de las escrituras porque ella sabe que el Mesías había sido prometido.
“cuando él venga nos declarará todas las cosas”
Ella sabe que el Mesías les dirá como adorar y que él revelará la voluntad del Padre también.

26 Jesús le dijo: Yo soy, el que habla contigo.

Jesús es el “Yo soy” (Jehová), yo soy el pan de la vida, yo soy el camino, la verdad y la vida.
El momento en que la mujer samaritana se arrepiente de sus pecados, Jesús se revela a ella.
Solamente aquellos a quien Dios se revela son salvos; ellos reciben el don de la vida eterna.

27 En esto vinieron sus discípulos, y se maravillaron de que hablaba con una mujer; sin embargo, ninguno dijo: ¿Qué preguntas? o, ¿Qué hablas con ella?

“y se maravillaron de que hablaba con una mujer”
Los discípulos se sorprendieron de que Jesús estuviera hablando con una mujer samaritana.
Los discípulos de Jesús no se atrevieron a preguntarle sobre esta conversación con ella.
“sin embargo, ninguno dijo: ¿Qué preguntas? o, ¿Qué hablas con ella?”
Sus discípulos le tenían mucho respeto y reverencia al Señor por causa de su naturaleza divina.
Ya habían aprendido que Jesus tenía razones para sus acciones en cuanto a todo lo que hacia.
Él no siempre respetaba las costumbres de los fariseos y tenía buenas razones para eso.

28 Entonces la mujer dejó su cántaro, y fue a la ciudad, y dijo a los hombres:
29 Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No será éste el Cristo?

V. 28 “Entonces la mujer dejó su cántaro”
Tal vez sintiendo la incomodidad de los discípulos, la mujer se fue y regresó a la ciudad de Sicar.
Se fue tan impresionada con Jesús que después regresaría a él dejando su cántaro en el pozo.
Juan era uno de los discípulos y recuerda este detalle claramente sobre el cántaro de ella.
V. 29 “Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho”
Esta mujer ya no era la misma y le dijo a la gente de Sicar que fueran a conocer a Jesús.
Él la impresionó tanto a pesar de que el Señor la confrontó con su pecado (“me ha dicho todo cuanto he hecho”).
La mujer samaritana ya era una nueva persona que ahora ella buscaba a sus vecinos.
Si ella había evitado la compañía de sus vecinos antes, ahora era una mujer transformada,
Ella pronto busca y comparte las noticias con todos aquellos que podía encontrar.
Hasta se olvidó de si misma que ya no le importaba lo que dijeran los demás de todo lo que ella había hecho.
Ella entonces creyó que Jesús era el Mesías, El Cristo (“Yo soy, el que habla contigo”).

30 Entonces salieron de la ciudad, y vinieron a él.

La invitación de la mujer fue poderosa porque la gente vino cuando ella les dijo quién era Jesús.
La vida de esta mujer fue muy impactada y su entusiasmo fue lo que los hizo venir a Jesús.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Sembrador Y El Segador

Juan 4:31-42

31 Entre tanto, los discípulos le rogaban, diciendo: Rabí, come.
32 Él les dijo: Yo tengo una comida que comer, que vosotros no sabéis.
33 Entonces los discípulos decían unos a otros: ¿Le habrá traído alguien de comer?
34 Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra.

31 Entre tanto, los discípulos le rogaban, diciendo: Rabí, come.

Cristo se había encontrado con una mujer samaritana al mismo tiempo junto al pozo de Jacob según el plan de Dios.
Este encuentro no fue por casualidad ni por suerte, sino que ya estaba en el calendario de Dios.
Los discípulos habían ido a traer alimentos de Sicar y ahora regresaron muy hambrientos.
Cuando ellos regresaron, Jesús había terminado de hablar con la samaritana al momento perfecto.
Si ellos llegaban más temprano, el Señor no terminaría de hablar con esta mujer de Samaria.
Si los discípulos llegaban más tarde, ellos no se darían cuenta de la platica del Señor con ella.
De modo que los discípulos no llegaron muy temprano ni muy tarde, sino al tiempo determinado por Dios.
“los discípulos le rogaban, diciendo: Rabí, come”
Ellos le insistieron a Jesús que comiera, pero para Jesus no era tiempo de sentarse a comer.
Una gran multitud de samaritanos a cierta distancia venían hacia el Señor para verlo.
Él partiría el pan de la vida con ellos antes de satisfacer su propia hambre físic

32 Él les dijo: Yo tengo una comida que comer, que vosotros no sabéis.

Piensan que está hablando de comida, pero Jesús hablaba muchas veces en un sentido de parábolas.
También la conversación con la mujer comenzó sobre el agua y terminó con cosas espirituales.
Y ahora aqui se trata de comida en vez de agua, pero termina hablando en un sentido espiritual otra vez.
“Yo tengo una comida que comer, que vosotros no sabéis”
Cristo quería que sus discípulos supieran que la vida era más que comida y agua natural.
Nuestro Señor está más interesado en la salvación de la mujer Samaritana que en comer.
Al igual que la mujer samaritana pensaba del agua natural, así los discípulos sólo pensaban en la comida.
Ellos hablaban de la comida mientras el Señor hablaba acerca de la salvación y la vida eterna.
El Señor aprovechaba cada oportunidad para dirigir a sus apóstoles a las cosas celestiales a través de las cosas terrenales.
Jesús sólo señala lo que debe hacerse primero y luego lo que debe hacerse después.
Él muestra, por su ejemplo, que el Reino de Dios debe ser preferido a otras cosas.
Dios nos permite comer, pero que no nos olvidemos de lo que es más importante.

33 Entonces los discípulos decían unos a otros: ¿Le habrá traído alguien de comer?

Los discípulos no pensaban en lo espiritual y que tal vez esta mujer le trajo algo de comer.
Ellos no sabían que Jesús no estaba preocupado en alimentarse a si mismo como ellos lo eran.
Los discipulos creían que él hablaba de comida y no del alimento espiritual, el pan de vida.

Juan 6:35,36 “Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás. Mas os he dicho, que aunque me habéis visto, no creéis.”

34 Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra.

Cuando Jesús habló con la mujer samaritana, él estaba haciendo la voluntad del Padre.
Cuando Cristo murió en la cruz por nuestros pecados, él estaba haciendo la voluntad del Padre.
Su prioridad era la comida espiritual y en segundo lugar era su comida física para seguir obrando.
El Señor sabía que el tiempo era corto y estaba determinado en cumplir la obra que el Padre le habia dado.

35 ¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega.

Parecía que Jesús decía que estaban rodeados de espigas que crecían en el campo listos para la cosecha.
Pero él le decía a sus discípulos de la urgencia de alcanzar a los perdidos con el mensaje del Evangelio.
Esta es una cosecha espiritual y Jesús como que les dice: “¿Qué están esperando?”
“Alzad vuestros ojos y mirad los campos”
Jesús le había testificado a la mujer samaritana y ahora ella está trayendo gente de Samaria.
Quizá él apuntaba a la gente que había venido de Sicar para verle por el testimonio de la mujer.
Hoy podemos ver las señales de los tiempos que los campos están blancos para la cosecha.
“porque ya están blancos para la siega”
¿A que se refiere la palabra “blancos?
Los samaritanos se vestían con ropa blanca debido al clima caliente y se movían como las espigas en el viento.
Esa era la cosecha; la gente que pondría su fe en Cristo ese día.
El Señor les dice a los discípulos que le testifiquen a estas personas de la salvación en Cristo.

36 Y el que siega recibe salario, y recoge fruto para vida eterna, para que el que siembra goce juntamente con el que siega.

“Y el que siega recibe salario”
Todos estos hacen tesoros en el cielo por sus esfuerzos en llevar los convertidos al Señor.
El sembrador es el primero en traer el mensaje de salvación. Entonces otro discipula el nuevo convertido.
Los obradores que llevan a la persona al conocimiento de Dios se regocijan mucho con el sembrador.
El sembrador trabaja plantando la semilla (la Palabra) y luego tiene que esperar para la cosecha.

37 Porque en esto es verdadero el dicho: Uno es el que siembra, y otro es el que siega.

“Porque en esto es verdadero el dicho”. Este dicho se refiere a un proverbio antiguo.
Al igual que los profetas que sembraron y los apóstoles segaron, así ahora algunos de nosotros sembramos y otros cosechan.

38 Yo os he enviado a segar lo que vosotros no labrasteis; otros labraron, y vosotros habéis entrado en sus labores.

“Yo os he enviado”
Somos llamados a sembrar la Palabra de Dios, o para hacer discípulos de los nuevos creyentes.
El trabajo del sembrador y el segador son necesarios, pero el trabajo sería inútil si Dios no diera el crecimiento.

Lucas 19:10 “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.”

Hay un llamado urgente a la cosecha porque ya esta lista para la siega.
La cosecha es abundante abiendo 7.5 billones de personas en el mundo y muchos mueren sin Cristo.

Mateo 10:2 “Y les decía: La mies (o la cosecha) a la verdad es mucha, mas los obreros pocos; por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies.”

En la segunda guerra mundial Oskar Schundker se esforzó para salvar las vidas de 1.200 judíos.
La cosecha es urgente y se necesita un equipo de segadores que se comprometan y sean parte de la cosecha.
El tiempo ya se esta terminando antes de que Jesús venga a reclamar los frutos de la cosecha.

Juan 9:4 “Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar.”

39 Y muchos de los samaritanos de aquella ciudad creyeron en él por la palabra de la mujer, que daba testimonio diciendo: Me dijo todo lo que he hecho.

Esta es una continuación de la mujer samaritana que regresó a la ciudad de Sicar y le dijo a los hombres acerca de Jesús.
Parece que lo que los convenció fue que le contó todo sobre su pasado.
Al principio creían por el testimonio de la mujer, pero para algunas personas esto no era suficiente.
Unos vinieron para escuchar por sí mismos, pero los Samaritanos estaban más dispuestos a creer que los judíos.

40 Entonces vinieron los samaritanos a él y le rogaron que se quedase con ellos; y se quedó allí dos días.

Estas personas sabían que estaban en necesidad de las enseñanzas de Jesús porque querían aprender más.
El testimonio de la mujer trajo a muchos a una relación personal con Cristo y creyeron en él como su Salvador.
El Señor pasó dos días con un pueblo entero revelandose así mismo como el Mesías.

Es muy probable que hablara sobre la cruz, la resurrección, el Reino, y otras revelaciones.
El Señor ama a las personas humildes de corazón que buscan las cosas de Dios.

41 Y creyeron muchos más por la palabra de él,
42 y decían a la mujer: Ya no creemos solamente por tu dicho, porque nosotros mismos hemos oído, y sabemos que verdaderamente éste es el Salvador del mundo, el Cristo.

V. 41 “Y creyeron muchos más por la palabra de él”
En los días que Jesús se hospedó con los samaritanos les enseñaba y creyeron muchos más.
Nos podemos imaginar todas las preguntas que le hicieron a Jesús y los misterios revelados.
Todas estas verdades del Señor ardían en los corazones de estos Samaritanos.
V. 42 “y sabemos que verdaderamente éste es el Salvador del mundo”
Estaban tan maravillados por las enseñanzas de Cristo y creyeron de todo corazón.
Al principio, para la mujer, Jesús era sólo un extraño y ahora él es el Salvador del mundo, el Cristo.
Él había venido para recibir a los gentiles en la familia de Dios y a traer paz a los que estaban lejos.

Efesios 2:11-13 “Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles...En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.”

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Jesús Sana Al Hijo De Un Oficial
Juan 4:43-54

43 Dos días después, salió de allí y fue a Galilea.
44 Porque Jesús mismo dio testimonio de que el profeta no tiene honra en su propia tierra.



43 Dos días después, salió de allí y fue a Galilea.

Jesus iba para Galilea cuando se detuvo en Samaria y ahora continua su viaje a Galilea.
Fue a Galilea, pero no a Nazaret porque sus milagros fueron estorbados por la incredulidad allí.
Sólo en esa ciudad el Señor no tenía honor y por esa razón mejor fue a otras ciudades en Galilea.

44 Porque Jesús mismo dio testimonio de que el profeta no tiene honra en su propia tierra.

“El profeta no tiene honra en su propia tierra”
Galilea era la tierra de Jesús donde él había crecido y toda la vecindad lo conocía.
Como estas personas lo conocían, no lo honraron porque para ellos Jesús era solo otro joven.
Pero en realidad no lo conocían porque si lo hubieran conocido, lo hubieran honrado y respetado.
No creyeron que él era el Mesías y hasta aún sus hermanos y hermanas no creyeron en él.
“El profeta no tiene honra en su propia tierra” es otro proverbio que Cristo menciona aquí.
Si te conviertes en un cristiano, por lo general, los últimos en creer es tu propia familia.
Los corazones de su propia gente estaban cerrados, pero los de Samaria estaban gozosos de recibirlo.

45 Cuando vino a Galilea, los galileos le recibieron, habiendo visto todas las cosas que había hecho en Jerusalén, en la fiesta; porque también ellos habían ido a la fiesta.

“Cuando vino a Galilea”
¿Por qué iría Jesús a Galilea donde no lo recibieron y ni fue honrado?
El único que iría allí es aquel no está viviendo para sí mismo, ni para agradarse a sí mismo.
Cristo tenía una misión para hacer la voluntad del Padre. Él no iba a complacerse a sí mismo.
Cristo no vino para ser servido y así nosotros también necesitamos sufrir por causa de él.
“los galileos le recibieron”
Jesús no era profeta en su propia tierra, pero que “le recibieron” no es una contradicción.
“habiendo visto todas las cosas que había hecho en Jerusalén, en la fiesta”
Vieron lo que hizo en Jerusalén a pesar de que el milagro no está escrito en la Biblia.
Vieron algún tipo de milagro en la fiesta de la Pascua, pero sólo estaban interesados en los milagros.
Por eso el Señor no confiaba en la gente. No lo honraban. Él conocía sus corazones.

Juan 2:24 “Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos”.

Querían cosas del Señor para sí mismos, pero no buscaban a Jesús para salvación.
Nadie busca a Dios. Mucha gente solo busca el Evangelio de la salud y de la prosperidad.
Hay unos que empiezan muy fervientes y parecen ser muy sinceros, pero con el tiempo se apartan de Dios.
Solo el Epiritu Santo nos guía a Jesús. Lo que necesitamos es un Salvador. Jesús es nuestro único tesoro.

46 Vino, pues, Jesús otra vez a Caná de Galilea, donde había convertido el agua en vino. Y había en Capernaum un oficial del rey, cuyo hijo estaba enfermo.

“Vino, pues, Jesús otra vez a Caná”
Jesús había hecho un milagro en Caná en una boda y en lugar de creer, el pueblo quería más milagros.
“Y había en Capernaum un oficial del rey, cuyo hijo estaba enfermo”
Este oficial era de la corte del rey Herodes Antipas, un rey muy malvado que había decapitado a Juan el Bautista.
Las noticias se habían desparramado y este oficial sabía que Jesús era un sanador.
Él creía que la distancia tocante a sanar no importaba con el Señor y que él sanaría a su hijo.
Aquí tenemos el segundo milagro escrito en el Evangelio de Juan.
El hijo de este oficial estaba enfermo en Capernaum mientras Jesús estaba como 20 millas de distancia a Caná.
Este hombre vivía en Capernaum y vino de allí a Caná para que Jesús sanara a su hijo.
Hay cosas que sólo podemos aprender del sufrimiento, las aflicciones, y las enfermedades.

Salmo 119:71 “bueno me es haber sido humillado (afligido), para que aprenda tus estatutos”.

Dios permite las aflicciones no solo para castigarnos. Él las permite para moldearnos a la imagen de Cristo.

47 Este, cuando oyó que Jesús había llegado de Judea a Galilea, vino a él y le rogó que descendiese y sanase a su hijo, que estaba a punto de morir.

“le rogó que descendiese y sanase a su hijo”
El oficial le pide a Jesús que descendiera porque el pueblo de Caná esta mas alto que Capernaum.
El padre fue movido con urgencia y compasión para con su hijo que estaba enfermo y a punto de morir.
Quizá él había estado buscando a Jesús y le que vaya con él a Capernaum donde estaba su hijo.
Con desesperación él le rogaba a Jesús que sanara a su hijo, aunque no tenía interés en quién era Jesús.
El padre fue motivado por la fama de Jesús como un obrero de milagrosos en lugar como el Mesías.

48 Entonces Jesús le dijo: Si no viereis señales y prodigios, no creeréis.

Esta amonestación no era sólo para este padre, sino para todos aquellos que escuchaban.
Los que siguieron a Jesús sólo le siguieron para ver un milagro o para ser alimentados.
“Si no viereis señales y prodigios, no creeréis”
Él estaba diciendo esto también a todos los galileos que escuchaban porque Jesús no era profeta en su propia tierra.
Los samaritanos creyeron por la palabra del Señor, pero los judíos creían por los milagros.
Los milagros no deben ser el fundamento de nuestra fe, porque el hombre vivirá por la fe.
Jesús reprendió a los que dependían en señales y milagros en lugar de creer por fe.
Jesús fue un poco duro con el hombre que deseaba que su hijo fuera sanado.

49 El oficial del rey le dijo: Señor, desciende antes que mi hijo muera.

“Señor, desciende antes que mi hijo muera”
Su situación crítica era su motivo de emergencia: su hijo estaba al borde de la muerte.
No creía que el Señor podía sanarle desde lejos, sino que era necesario poner sus manos sobre él.
Estaba perdiendo la esperanza y no sabia que Cristo podía resucitarlo de entre los muertos.
El oficial tenía fe, pero era una fe parcial y el Señor la completaría su fe muy pronto.
Para mostrarle a este hombre que los milagros no son parte de la fe, Jesús sana al hijo del oficial.

50 Jesús le dijo: Ve, tu hijo vive. Y el hombre creyó la palabra que Jesús le dijo, y se fue.

Esta era una prueba porque el padre no tenía manera de comprobar si su hijo habia sanado en ese momento.
Todo lo que podía hacer era confiar y creer en la palabra de del Señor y salir con un paso de fe.
“Jesús le dijo: Ve, tu hijo vive”
Esta declaración era para convencer al oficial que Cristo podía sanar a su hijo aunque estaba lejos.
“tu hijo vive”
El Senor le dice, “Tu hijo a sido sanado y restaurado de su salud según tu petición”.
“Y el hombre creyó la palabra que Jesús le dijo”
La manera en que Jesús habló convenció al hombre de que él podía sanarlo aun desde Caná.
Esta es el poder de Jesús para asegurarnos, para confirmar nuestra fe, y que él contesta la oración.
Él no contesta p siempre de la manera en que pedimos, pero él todavía contesta nuestra oración.
El padre quería que su hijo fuera sanado por Jesús, pero el Señor lo sanó de una manera diferente.

51 Cuando ya él descendía, sus siervos salieron a recibirle, y le dieron nuevas, diciendo: Tu hijo vive.

“Tu hijo vive”
Por segunda vez este hombre escucha las mismas palabras que Jesús le había dicho.
El oficial lo creyó antes de la evidencia, antes que sus criados le dieran las buenas noticias.
Aquella era la hora, el momento en que Jesús le había dicho: “Tu hijo vive”.

52 Entonces él les preguntó a qué hora había comenzado a estar mejor. Y le dijeron: Ayer a las siete le dejó la fiebre.

“Ayer a las siete le dejó la fiebre”
A las siete es la una de la tarde del tiempo judío. Así que de las 6 a.m. a 1 p.m. son 7 horas.
Esto indica que el oficial se tardo para regresar de su encuentro con Jesús en Caná a Capernaum.
El oficial había caminado desde Caná hasta Capernaum seguro de que su hijo estaba vivo y bien de salud.
Los criados gozosos de ver al hijo de repente sanado, fueron a encontrar al padre con las buenas noticias.
Jesús es misericordioso y dispuesto en ayudar, sanar, y a salvar. Podemos llamarle en cualquier momento.

53 El padre entonces entendió que aquella era la hora en que Jesús le había dicho: Tu hijo vive; y creyó él con toda su casa.

“El padre entonces entendió que aquella era la hora”
Así que el padre se dio cuenta que esa era la hora en que Jesús le dijo: “Tu hijo vive”.
Aquella era la hora cuando Jesús pronuncio la palabra de sanidad y fue sanado al instante.
El oficial creyó porque el tiempo era perfecto. El muchacho no sanó poco a poco; fue sanado al instante.
“y creyó él con toda su casa”
Él y toda su familia se convirtieron en verdaderos creyentes al Reino del Mesías. Toda la familia fue tocada por la gran bondad de del Señor al enviar sanidad al hijo del oficial.
Por medio de la enfermedad del hijo toda la familia se salvó creyendo en el Señor Jesús
Este es el poder de Dios porque en Cristo hay poder, salvación, y vida eterna.

54 Esta segunda señal hizo Jesús, cuando fue de Judea a Galilea.

El primer milagro fue convertir el agua en vino y la segunda fue sanar el hijo del oficial desde Caná.
Juan el autor presenta siete grandes milagros que prueban que Cristo es Dios y este es el segundo milagro.
El propósito de este milagro era mostrar que el Señor no tenía que estar presente para sanar al joven.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Jesús Sana A Un Paralítico
Juan 5:1-15

1 Después de estas cosas había una fiesta de los judíos, y subió Jesús a Jerusalén.
2 Y hay en Jerusalén, cerca de la puerta de las ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, el cual tiene cinco pórticos.
3 En éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua.

La sanidad que hizo Jesús en el estanque de Betesda comienza con la enemistad abierta hacia él en Jerusalén.

1 Después de estas cosas había una fiesta de los judíos, y subió Jesús a Jerusalén.

“Después de estas cosas”
Esto es después que Cristo había estado en Caná en aquel tiempo y había sanado al hijo de un oficial.
“había una fiesta de los judíos”
No sabemos qué fiesta era esta, pero quizá era la fiesta de la Pascua en Jerusalén.

2 Y hay en Jerusalén, cerca de la puerta de las ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, el cual tiene cinco pórticos.

“cerca de la puerta de las ovejas”
Esta puerta fue llamada así porque era la puerta por la cual los animales de sacrificio fueron llevados al templo.
Jesús estaba esa puerta porque él era el cordero de Dios que quita el pecado del mundo.
Había un estanque a la puerta como una pequeña entrada en la pared al norte de la ciudad.
“un estanque, llamado en hebreo Betesda, el cual tiene cinco pórticos”
El estanque tenía cinco pórticos y el nombre Betesda significa casa de misericordia.
Estos pórticos tenían techo y proveían sombra para la gente que esperaba entrar en el agua.

3 En éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua.

Aquí vemos a cientos de personas que recostaban en estos pórticos esperando que el agua se moviera.

4 Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese.

Este versículo 4 no aparece en varios manuscritos, pero fue añadido por algún escriba solo para dar más información.
Había una tradición que un ángel movía las aguas de vez en cuando y sanaba a los enfermos.
Parece que esto era una superstición o leyenda, pero aun así, los enfermos lo creían.
Hoy también hay muchos sanadores y curanderos que la gente los consulta por la ignorancia.

5 Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo.

Este hombre había sufrido de un parálisis por mucho tiempo y siempre venia al estanque para ser sanado.
Pero era una esperanza que lo había desilusionado por treinta y ocho años.
Este fue un caso muy lamentable de todos los que estaban ahí, y por eso su caso fue escogido.

6 Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano?

“Jesús lo vio acostado”
Jesús escogió a este paralítico entre la gran multitud de enfermos por la necesidad de este pobre hombre.
Había ahí una multitud de personas necesitadas, pero Jesús vio solamente a este hombre.
“y supo que llevaba ya mucho tiempo así”
No es que Jesús apenas supo, sino the él ya sabia perfectamente sobre la situación del hombre.
La decisión soberana del Señor es suya y no se da ninguna razón en cuanto a su decisión.

Romanos 9:15,16 “pues a Moisés dice: tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca. Así que no dependa del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia”.


V. 6 “¿Quieres ser sano?”


Jesús no lo sanaría contra su voluntad, sino que le pregunta al hombre si aceptaba la sanidad.
Él también pregunta al pecador si él quiere ser sanado del alma y del espíritu.

7 Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo.

“no tengo quien me meta en el estanque”
En lugar de responder con un “sí” o “no”, el hombre se le ocurrió dar una excusa.
En su excusa culpó a otros que se metían en el agua primero o que nadie lo llevó al estanque.
La gente da excusas y culpa a los demás, pero sólo Jesús rompe la esclavitud del pecado.
Dios también nos hace otra pregunta: “¿Quieres ser salvo y tener vida eterna?”
No debemos confiar en las cosas de seguridad falsa, sino confiar en Cristo que ofrece la vida eterna.

8 Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda.

Él quería entrar en el agua, pero Jesús no iba a levantarlo y hacerlo como el paralítico pensaba.
Todo lo que necesitaba era a Jesús y fue sanado sólo por el poder de la Palabra de Dios.
Jesús no lo sanó sólo porque estaba paralizado. Él necesitaba la sanidad del parálisis del pecado.
Su necesidad más importante era el perdón de pecados, la salvación de su alma y la vida eterna.

Mateo 6:33 “33-34 “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que, no os afanéis por el día de mañana”.

En lugar de preocuparnos, pongamos a Dios y su voluntad primero en nuestra vida.

9 Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo. Y era día de reposo aquel día.

Esto sucedió cuando el hombre por fe hizo exactamente lo que Jesús le dijo.
“Y al instante aquel hombre fue sanado”
Al levantarse, caminar, y cargar su lecho confirmó que había sido sanado inmediatamente.
Cristo sanó al hombre junto al estanque, pero sin tocar el estanque y sin tocar el agua.
Hay muchas maneras en las que los creyentes pueden ser sanados. Dios no está limitado.
Los ancianos de la iglesia pueden ungir a un enfermo con aceite, orar por él, y puede ser sanado.
“y tomó su lecho, y anduvo”
Dios puede conceder sanidad en respuesta a la fe de la persona que desea ser sanada.
Pero Jesús no vino sólo para sanar a la gente. El vino para salvar a la gente.
¿De qué sirve sanar a la gente, pero sus almas se van al infierno?

Mateo 5:30 “Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno”.

Mateo 16:26 “Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?”.

V. 9 “Y era día de reposo aquel día”


Esto fue hecho en el día de reposo y sería la causa de la enemistad de los líderes judíos contra Jesús.

10 Entonces los judíos dijeron a aquel que había sido sanado: Es día de reposo; no te es lícito llevar tu lecho.

Llevar su lecho según ellos era una violación sólo de sus propios mandamientos en el día de reposo.
No era una violación de la ley de Dios, sino que ellos cambiaron y torcieron la ley de Dios.
“Es día de reposo; no te es lícito llevar tu lecho”
Jesús había dicho y mantenía que es lícito hacer el bien el séptimo día de la semana.
El Señor ignoraba las tradiciones de los escribas, y por eso entró en conflicto con las autoridades religiosas.

11 Él les respondió: El que me sanó, él mismo me dijo: Toma tu lecho y anda.

Estos líderes religiosos no estaban interesados en el milagro maravilloso hecho en el paralítico.
Sólo querían castigar a Jesús. Estaban celosos porque Él era una competencia peligrosa para ellos.

12 Entonces le preguntaron: ¿Quién es el que te dijo: Toma tu lecho y anda?

Los líderes judíos no preguntaron, “¿Quién te sanó?”, sino “¿Quién te dijo: Toma tu lecho y anda?”.
Ellos solo querían saber quién le dijo que cargara su lecho en el día del sábado
El paralítico fue cargado al estanque que era mucho más trabajo que Jesús digiera dos palabras, “Sé sano”.
Era una carga pesada llevarlo al estanque y después cargarlo y llevarlo a su casa.
Aun también era mas trabajo cargarlo que el hombre sanado cargara su lecho.
Jesús estaba ahorrando trabajo en el día de descanso, no estaba causando más trabajo.

13 Y el que había sido sanado no sabía quién fuese, porque Jesús se había apartado de la gente que estaba en aquel lugar.

“Y el que había sido sanado no sabía quién fuese”
El hombre no sabía quién era Jesús y no estaba preocupado por quién era el que le había sanado.
“Jesús se había apartado de la gente que estaba en aquel lugar”
Jesús se retiro porque no iba a sanar a toda la gente, y no quería causar un alboroto con las autoridades religiosas.
Cuando supo que era Jesús el que le había sanado, fue corriendo a decirle a los líderes religiosos.

14 Después le halló Jesús en el templo, y le dijo: Mira, has sido sanado; no peques más, para que no te venga alguna cosa peor.

El pecado tiene sus consecuencias, pero no todas las enfermedades son consecuencia del pecado.
“no peques más, para que no te venga alguna cosa peor”
Nuestro Señor le mostró a este hombre quien era él diciéndole que conocía el secreto de su pasado.
Jesús le mostró que sabía el futuro diciendo que algo peor podría sucederle.
En este caso este hombre estaba paralizado por algún pecado que había comitido en el pasado.
La primera cosa que este hombre hizo fue entrar en el templo para dar una ofrenda por su sanidad.
Jesús le dice, como le dijo a la mujer que había cometido adulterio: “vete y no peques más”.
La preocupación principal de Jesús era el bienestar espiritual del paralítico, no tanto su salud.

15 El hombre se fue, y dio aviso a los judíos, que Jesús era el que le había sanado.

Jesús no prohibió al hombre que no lo dijera, así que no hay nada malo en él diciéndolo a los judíos.
Él no dijo que era Jesús quien le había ordenado llevar su lecho, sino que era Jesús quien lo había sanado
Los líderes no podían ver a Jesús como el poder de Dios. Lo vieron sólo como un violador de la ley.
Mucha gente tiene un concepto equivocado de quien es Jesús porque no lo conocen.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Autoridad De Jesús
Juan 5:16-23

16 Y por esta causa los judíos perseguían a Jesús, y procuraban matarle, porque hacía estas cosas en el día de reposo.
17 Y Jesús les respondió: Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo.
18 Por esto los judíos aun más procuraban matarle, porque no sólo quebrantaba el día de reposo, sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios.


16 Y por esta causa los judíos perseguían a Jesús, y procuraban matarle, porque hacía estas cosas en el día de reposo.

“Y por esta causa los judíos perseguían a Jesús”
¿Qué causa? Según ellos, Jesús había quebrantado la ley del reposo.
El gran milagro de Jesús al sanar al paralítico es humanamente imposible para el hombre.
Pero los judíos estaban tan cegados espiritualmente que no podían ver las maravillas del Señor.
Lo único que podían ver era que la ley torcida de ellos había sido violada por Jesucristo.
Por eso, lanzaron un ataque contra Jesús hasta que el Señor fue crucificado más tarde.
Jesús no quebrantó la ley de Dios ya que NO estaba prohibido de hacer lo bueno en el día de reposo.
Esta confrontación con los líderes religiosos los cegaba a la verdadera adoración de Dios.
“y procuraban matarle”
La ira y el odio se apoderó de ellos de una manera satánica en contra de todo lo que era de Dios.
Los judíos se opusieron a él e intentaron arruinar su carácter, y querian destruirlo de una vez.
Jesús nació sin pecado y nunca pecó en toda su vida. Él solo había sanado a un hombre paralítico.
“porque hacía estas cosas en el día de reposo”
Jesús ignoraba las leyes falsas de los judíos y la tradición de los ancianos todos los días, incluyendo el sábado.

17 Y Jesús les respondió: Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo.

Jesús les dijo que su Padre obraba en el día del sábado, y por eso Jesús también lo hacía en el día de reposo.
Dios nunca deja de trabajar porque Él NO esta sujeto a ninguna ley como los hombres.
Dios no necesita dormir ni descansar porque Él siempre ha obrado desde la eternidad.
El descanso de Dios en el séptimo día de la creación fue dado sólo para el beneficio del hombre.
Dios descansó NO porque estaba cansado ya que es imposible que Dios se canse como nosotros.
Por esta razón Jesús les dice, “Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo”.
¿Necesita Dios obedecer sus leyes? No. Dios no está sujeto a ninguna ley. Él hace las leyes para los hombres.

Marcos 3:27,28 “También les dijo: El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo. Por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo.”

Pero sus enemigos usaban el sábado como un arma contra el Señor, pero ellos mismos se metieron en problemas.
Ellos pertenecían al reino de las tinieblas. Aunque sabían la verdad, no quisieron aceptarla.

18 Por esto los judíos aun más procuraban matarle, porque no sólo quebrantaba el día de reposo, sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios.

“Por esto los judíos aun más procuraban matarle”
Este versículo confirma que los judíos entendían que Jesús afirmaba ser igual a Dios Padre.
Estos sabios y expertos de las Sagradas Escrituras estaban ciegos a las profecías del Mesías.
“porque no sólo quebrantaba el día de reposo”
“sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios”
Los líderes entendieron cuando Jesús dijo que Dios era su Padre haciéndose a sí mismo igual a Dios.
Para los líderes religiosos, esto era una blasfemia y digno de muerte según ello
Pero más adelante en el versículo 19 Jesús dice que todo lo que hace el Padre también lo hace el Hijo.

Juan 5:19 “porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente”.

Juan 14:9 “Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre”.

Tenían dos excusas para matarlo. Uno por hacerse igual a Dios y la otra por violar el dia del sábado.

19 Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente.

“No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre”
¿Qué quiere dar a entender Jesucristo aquí?
El Hijo no puede hacer nada por si mismo a causa de su inseparable unión con el Padre.
Tampoco el Padre puede hacer nada por si mismo a causa de su eterna unidad con el Hijo.
El Hijo nunca hizo decisiones sin contar con el padre porque eso sería imposible.
El hijo sólo hizo aquellas cosas que están de acuerdo con todo lo que el Padre hace.
Hay una relación divina en la cual la voluntad del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo es una.

Juan 10:30,31 “Yo y el Padre uno somos. Entonces los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearle”.

Jesús como Dios hace lo que el Padre hace y el Hijo en su naturaleza divina no es un ser creado.
Como Dios, Jesús creó todas las cosas incluyendo a los líderes religiosos que querían matarlo.

Juan 1:3 “Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho”.

No solamente Cristo como Dios creo todas las cosas, sino tambien el Padre y el Espiritu Santo en conjunto lo hicieron.


“porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente”

Si el Hijo hace todo lo que el Padre hace, entonces 
él tambien es todopoderoso, omnisciente, y omnipresente.
Si Jesús tiene este poder, entonces él tiene autoridad para obrar en el día de reposo como en la creación.

20 Porque el Padre ama al Hijo, y le muestra todas las cosas que él hace; y mayores obras que estas le mostrará, de modo que vosotros os maravilléis.


“Porque el Padre ama al Hijo”
Esta autoridad se debe al amor que el Padre tiene para Jesucristo como su Hijo Unigénito.
“y mayores obras que estas le mostrará”
Los líderes religiosos vieron el milagro que Jesús hizo con el hombre que estaba paralizado.
Aquí Jesús les dice que verán mayores obras que estas, unas que los dejarán maravillados.
Jesús está diciendo aquí que el mismo poder del Padre también existe en el Hij
Ellos verán milagros mucho mayores que eso. Ellos se maravillan, pero por alguna razón, no creen.
Las “obras mayores” se refieren a la poderosa obra de resucitar a los muertos y su obra en la cruz.

21 Porque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida.


Jesús usa la resurrección como un ejemplo de una obra que comparten el Padre y el Hijo. Aquí el Hijo tiene el poder de levantar a los muertos y darles vida como el Padre lo hace.
El Hijo tiene vida eterna por si mismo, pero como hombre Cristo tiene vida eterna que le fue dada en su nacimiento.
El Hijo como Dios tiene autoridad para juzgar, pero como hombre le fue dado autoridad para juzgar.
Los líderes religiosos estaban tan ciegos que solo veían a Jesús como un violador del día de reposo.
El problema es que vieron a Jesús sólo como un hombre, pero no como Dios encarnado.

22 Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo,

Todas las personas se presentarán en el día del juicio ante a presencia de Dios el Hijo.
Cristo le dijo a sus enemigos que estaban en presencia del Juez que los juzgaría en el día del juicio.
Con esto, Jesús afirma que él tiene el mismo poder sobre el día de reposo que su Padre tiene.

23 para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió.

Jesús volteo la acusación de los líderes judíos contra él de blasfemia ahora en contra de ellos.
Jesús afirma que la única manera en que uno puede honrar al Padre es recibiendo al Hijo.
De modo que los judíos fueron los que blasfemaron en contra del Padre al rechazar a su Hijo.
“para que todos honren al hijo como honran al padre”
Es imposible separar la Trinidad. El Padre es honrado a través del Hijo, y el Hijo es honrado a través del Padre.
Todo el plan de la creación, la salvación, y la resurrección es obra del Dios Trino.
“el que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió”
Negar a Dios Hijo es lo mismo que negar a Dios Padre.
Pero Cristo vino para morir por nuestros pecados y para que tengamos vida eterna.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Autoridad De Jesús
Juan 5:24-35

24 De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida
eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.
25 De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oyeren vivirán.

24 De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.

El hombre que no conoce a Dios está muerto espiritualmente, pero el que cree en Cristo ha pasado de muerte a vida.
Este versículo confirma la verdad del versículo 21 que Jesús da vida a quien él desea.

Juan 5:21 “Porque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida”.

Las personas que reciben la vida eterna son aquellos que oyen la Palabra y creen en el Hijo.

25 De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oyeren vivirán.

Jesús declara que todos los hombres, los creyentes y los incrédulos, serán resucitados físicamente.
Pero sólo los creyentes que han nacido de nuevo tendrán una resurrección física para vida eterna.
Los incrédulos serán resucitados en el juicio final para castigo eterno y separación de Dios.

Apocalipsis 20:4 “y vivieron y reinaron con Cristo mil años”.
Apocalipsis 20:5 “Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección”.
Apocalipsis 20:6 “Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos”.

26 Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo;

“así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo”
Si Jesús es Dios, ¿Cómo es que el Padre le da vida para tenerla en sí mismo?
El Padre le dio a Jesús como hombre el poder de la vida, el poder de la resurrección.
Pero en su divinidad el Hijo siempre ha tenido vida en sí mismo.
Jesús no sólo da vida, sino que Él es la personificación de la vida según el Evangelio de Juan.

Juan 1:4 “En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres”.
Juan 14:6 “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”.

El Hijo de toda la eternidad tiene poder para dar vida. La distinción está entre su Deidad y su encarnación.
En su humanidad o encarnación sólo hace lo que el Padre desea que él haga.
Como hombre él voluntariamente se limito en ejercer sus atributos divinos.
El Señor podía saber el tiempo de su segunda venida, pero Jesús mismo dijo que el Hijo del hombre no lo sabía.

Marcos 13:32 “Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre”.

Como hombre, Jesús escogió limitarse y someterse a la voluntad del Padre.

Juan 5:39 “porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre”.

27 y también le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del Hombre.

“por cuanto es el Hijo del Hombre”
¿Por qué no dice, “por cuanto es el Hijo de Dios”?
Como Hijo de Dios, él tiene toda autoridad, pero como Hijo del Hombre el Padre le da autoridad.
Como Hijo del hombre, Jesús se le dio autoridad para juzgar los pecados del hombre.
Se identificó con el hombre y habitó entre nosotros. Entonces Jesús merece la autoridad para juzgar.
Él pagó el precio en la cruz y murió para salvarnos, de modo que el Señor es juez del mundo.
Las buenas noticias es que Cristo también es Salvador para aquellos que creen en él.

Romanos 8:1 “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús”.

28 No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz;

Ellos reciben esa vida porque oyen la voz del hijo de Dios y los que oyen van a vivir.
Él es la única voz con el único mensaje que da vida en un mundo de muerte espiritual y desolación.
Sólo aquellos que oyen su voz vienen vivos espiritual y físicamente cuando Cristo los llama.
“oirán su voz”
Ahora bien, esto no es sólo una audición física, sino que es una audición con el corazón y el alma.

Efesios 5:14 dice: “despierta, tú que duermes, y resucita de entre los muertos y Cristo te dará la vida.”

Cristo el dador de la vida lo da solamente a los que oyen su voz y tienen su corazón despertado.

v. 28 “porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros”

El “hijo del hombre” es un título mesiánico y el “hijo de Dios” es su título en una resurrección espiritual.
Llegará la hora en que se oirá la voz y se vaciarán las tumbas de este planeta.
Serán creados para la eternidad, porque los muertos tomarán un cuerpo físico y glorificado.
El creyente tendrá un cuerpo glorificado en el cielo, pero el incrédulo tendrá un cuerpo maldito en el infierno.
Para el creyente comenzará con el rapto de la iglesia y serán cambiados en el camino.
Habrá una resurrección de los Santos al final de la tribulación de siete años.
Entonces habrá una resurrección de todos los incrédulos al final del Reino de los mil años.

29 y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación.

Todos, tanto los que hicieron lo bueno como los que hicieron lo malo vivirán por siempre.
Jesús ordenará que se levanten en ese día con cuerpos que existirán por toda la eternidad.
En las dos resurrecciones recibirán cuerpos que reflejan el carácter de la persona que fue resucitada.

Daniel 12:2 “Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua”.

30 No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre.

“No puedo yo hacer nada por mí mismo”
Esta es la segunda vez que el Señor repite esta declaración como lo hizo en el versículo 19.
El Hijo no puede hacer nada por si mismo a causa de su inseparable unión con el Padre.
El hijo sólo hizo aquellas cosas que están de acuerdo con todo lo que el Padre hace.
Jesús afirmó que el juicio que ejercía era conforme a la palabra y voluntad del Padre.
Jesús está diciendo que el poder no está en el Hijo del hombre, sino en el Hijo de Dios.
Su poder viene de su Espíritu que es de Dios. Su voluntad es la voluntad del Padre.

31 Si yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio no es verdadero.

Es necesario que haya dos testigos para que el testimonio sea creíble.
Hubo dos testigos divinos en el bautismo de Jesús cuando el Padre habló desde el cielo y el Espíritu Santo vino sobre él.

32 Otro es el que da testimonio acerca de mí, y sé que el testimonio que da de mí es verdadero.

“Otro es el que da testimonio acerca de mí”
¿Quien es el otro testigo?
El otro testigo es el Padre quien envio a Juan el Bautista para testificar que Jesús era el Mesías.
De modo que este otro testimonio del Padre vino a través de Juan el Bautista.
Además, los milagros de Jesús dan testimonio y las Escrituras también dan testimonio.

33 Vosotros enviasteis mensajeros a Juan, y él dio testimonio de la verdad.

El testimonio de Juan en el desierto era de proclamar que Jesús era el Cristo, el Mesías.
El se dirige a los líderes judíos que enviaron mensajeros a Juan y después los líderes vinieron.
Cuando los líderes malvados vinieron para ver, fueron reprendidos por Juan el Bautista.

Mateo 23:33 “¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?”.

34 Pero yo no recibo testimonio de hombre alguno; mas digo esto, para que vosotros seáis salvos.

Juan no era un testigo divino, pero su mensaje era para aquellos que creían a Jesús como su Salvador.
Si los judíos hubieran escuchado y creído a Juan, se habrían convertido en cristianos.
Jesús no necesita el testimonio del hombre, pero él les dijo esto para que creyeran y fueran salvos.

35 Él era antorcha que ardía y alumbraba; y vosotros quisisteis regocijaros por un tiempo en su luz.

¿De quién habla aquí el Señor, de Jesús o de Juan el Bautista?
“Él era antorcha que ardía y alumbraba”
Los líderes religiosos aceptaron la obra de Juan el Bautista por un tiempo y se alegraron en su luz.
Ellos esperaban que el Mesías los liberara del yugo romano; pero cuando vino la liberación espiritual, ellos la rechazaron.
Un gran número de personas creyeron a Juan y fueron bautizados. La vida personal de Juan era privada.
Juan no vivía para sí mismo; él era un hombre con una misión de Dios y eso es todo lo que hizo.
Juan nunca vaciló y fue fiel hasta la muerte. Él trajo una luz del conocimiento de quién era Jesús.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Testimonios De Jesús
Juan 5:36-47

36 Mas yo tengo mayor testimonio que el de Juan; porque las obras que el Padre me dio para que cumpliese, las mismas obras que yo hago, dan testimonio de mí, que el Padre me ha enviado.
37 También el Padre que me envió ha dado testimonio de mí. Nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su aspecto,
38 ni tenéis su palabra morando en vosotros; porque a quien él envió, vosotros no creéis.

36 Mas yo tengo mayor testimonio que el de Juan; porque las obras que el Padre me dio para que cumpliese, las mismas obras que yo hago, dan testimonio de mí, que el Padre me ha enviado.

Para este tiempo Juan el Bautista estaba en la prisión o ya había sido decapitado.
“Mas yo tengo mayor testimonio que el de Juan”
La líderes religiosos podían ver que las obras de Jesús eran superior a las obras de Juan.
Cuando los fariseos escucharon esta verdad tocante a Jesús, todavía lo rechazaron.
Habían visto a Jesús, lo habían escuchado, fueron testigos de sus milagros, pero no quisieron creer.
“porque las obras que el Padre me dio para que cumpliese”
Es el Padre quien preparó al Hijo, dio vida al Hijo, y determinó las obras que el Hijo haría.
No es que el Padre le dio el poder para hacerlas, sino que Él le dio el derecho de hacerlas.
Como hombre, Cristo se limitó en sus atributos como Dios haciendo solo las obras que el Padre le dio.
Los milagros de Jesús eran señales y testimonios que probaban de que Cristo era Dios.

Juan 14:11 “Creedme que yo soy en el padre, y el padre en mí;” de otra manera, creedme por las mismas obras.”

Ningún hombre antes o después había hecho los milagros que Jesús hizo.
Él sanó a sordos, mudos, ciegos, cojos, paralíticos, resucitó a los muertos, hechó fuera demonios etc.
Ellos nunca negaron los milagros de Jesús que testificaron de él, pero no “quisieron” creer.

37 También el Padre que me envió ha dado testimonio de mí. Nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su aspecto,

El testimonio de Juan el Bautista era grande, pero era más grande con los milagros de Jesús.
El Padre dio testimonio de Jesús como el Hijo de Dios a través de los milagros del Señor.
Pero aquí está el mayor testimonio. “el Padre que me envió ha dado testimonio de mí”.
El primer testimonio fue grande de Juan el Bautista. El segundo era más grande con milagros, y el tercero es el mayor, el del Padre.

Juan 11:47 “Entonces los principales sacerdotes y los fariseos reunieron el concilio, y dijeron: ¿Qué haremos? Porque este hombre hace muchas señales.”

“Nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su aspecto”

¿Qué significa esto?
Los líderes no oyeron el testimonio del Padre porque no tenían su Palabra en ellos.
La Palabra aquí son las Escrituras del Antiguo Testamento donde el Padre dio testimonio de Jesucristo.
En otras palabras, they didn’t know God at all. Ellos no conocían a Dios ni tenían ningún amor por Él.
.
Tenían un celo por Dios, pero no según el conocimiento. Esto fue un reproche para estos líderes judíos.
No tenían ninguna relación con Dios, de otra manera habrían escuchado el testimonio del Padre.

38 ni tenéis su palabra morando en vosotros; porque a quien él envió, vosotros no creéis.

Este es el testimonio del Padre a través de la palabra que no permanecía en ellos.
Los líderes no tenían la Palabra en sus corazones porque no creían a Jesús a quien el Padre envió.
No tenían la Palabra de Dios en sus corazones. Sólo la tenían en la frente en una cajita.
Los fariseos no querian creer en Cristo. Estaban en contra de él y aún empezaron a perseguirlo.

1 Juan 5:10 “El que cree en el Hijo de Dios, tiene el testimonio en sí mismo; el que no cree a Dios, le ha hecho mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado acerca de su Hijo.”

39 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;

La mejor interpretación para “Escudriñad” es, “Ustedes escudriñan las escrituras;” porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí”.
Esto no es una ordenanza porque más bien es una acusación en contra de los líderes judíos.
Ells estudiaban las escrituras y no las creían. Así que esto es un reproche sobre ellos.
Ellos estudiaban las escrituras, las investigaban, y las honraban, pero no eran guiados por el Espíritu Santo,
“porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna”
Estaban buscando la vida eterna, pero allí delante de ellos; no querian venir a Jesús.
Se negaron a venir al Dador de vida porque no creían en las Escrituras.
El Antiguo Testamento habla sobre Cristo, pero ellos rechazaron el testimonio del Padre, los milagros, y las Escrituras.

40 y no queréis venir a mí para que tengáis vida.

Los pecadores van a ser responsabilizados ante Dios por rechazar a Cristo y su incredulidad.
El juicio vendrá porque no quisieron dejar sus pecados y las tinieblas siendo que Jesús es la Luz.
En Isaías 53:2 Jesús es como una rama, insignificante, como una raíz de tierra seca.
Era como una raíz muerta en terreno seco, útil para nada. Así es como se veía.
Él no tenía una apariencia agradable ni forma que le llamara la atención a a gente.
No se miraba atractivo. Fue despreciado y desechado por los hombres, y la palabra para los “hombres” se refiere a los líderes judíos.
Lo odiaban. Lo despreciaban. Era un varón de dolores, experimentado en quebranto.
Todo sobre él parecía trágico y como que escondimos de él el rostro.
Ni siquiera querian mirarlo, como si uno se apartaba de alguien que se veía tan feo.

Juan 6:37 “Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera.”

41 Gloria de los hombres no recibo.

Los líderes religiosos no buscaban la aprobación de Dios, sino sólo querían la aprobación de los hombres.
Por eso el Señor buscó la gloria que sólo viene de Dios el Padre.
Los líderes judíos estaban tan ocupados recibiendo la gloria de los hombres que no daban honor a Dios.
Buscaban el honor unos de los otros, honrando a los demás, elevando y exaltandose
unos con otros.

42 Mas yo os conozco, que no tenéis amor de Dios en vosotros.

Decían que amaban a Dios, pero Jesús les contradice y la verdad era que no amaban a Dios.
Así que él corta profundamente sus corazones y sus conciencias debido a su falsa religión.
Hacían sus cosas religiosas en público para ser notados por los hombres.
Deseaban la aprobación de los hombres más que la aprobación de Dios.

Juan 12:43 “Porque amaban más la gloria de los hombres que la gloria de Dios.”

Hacían sus cajitas en sus frentes en unas más grandes que contenían una Escritura.

Deuteronomio 6:5 “Amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas”.

Tenían cordones azules muy largos en sus ropas para exagerar su falsa santidad en público.

43 Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís; si otro viniere en su propio nombre, a ése recibiréis.

“Yo he venido en nombre de mi Padre”
Cristo no vino en su propio nombre, sino en el nombre del Padre a quien ellos decían
Esto prueba que no amaban al padre, ya que no honrarían a Jesús.
“si otro viniere en su propio nombre, un ése recibiréis”
La historia de Israel es una historia de falsos Mesías que afirmaban ser el Mesías y, por supuesto, no lo eran.
Pero uno emergerá y será el Anticristo, el último Mesías falso que vendrá en su propio nombre.

44 ¿Cómo podéis vosotros creer, pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único?

Los traductores deberían haber capitalizado la palabra “Gloria” porque se refiere a Cristo.
Los líderes religiosos no buscaron la gloria verdadera la cual es solamente de Dios.

45 No penséis que yo voy a acusaros delante del Padre; hay quien os acusa, Moisés, en quien tenéis vuestra esperanza.

Ellos eran orgullosos de su amor por Dios, por su sabiduría y conocimiento del Mesías.
Pero rechazaron al Mesías porque no amaban a Dios y no creyeron en las Escrituras.
“No penséis que yo voy a acusaros”
Jesús no iba a ser el que los acusara ante el Padre. ¿Entonces quién los acusaría?
“hay quien os acusa, Moisés, en quien tenéis vuestra esperanza”
El acusador de los judíos que no honran y aman a Jesús será Moisés en quien confiaban.
Pero Cristo será el defensor y el abogado de aquellos que lo honran y lo aman.

46 Porque si creyeseis a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él.

Si hubieran creído en el Antiguo Testamento, habrían creído en el Señor Jesús.
¡Qué acusación tan asombrosa! Si no creían en las escrituras de Moisés, ¿Cómo podrían creer en las palabras de Jesús?

47 Pero si no creéis a sus escritos, ¿cómo creeréis a mis palabras?

No querían dar honor a Cristo, de amar a Dios, ni de creer en las Escrituras.
¿De veras honramos a Cristo? ¿Amamos a Dios? ¿Creemos en la palabra de Dios?
En el libro de los Hebreoss dice que es espantoso caer en manos del Dios vivo.
Hebreos 10:31 “¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!”
En 2 Pedro 3:9 dice que Dios es “paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.”

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Alimentación De Los Cinco Mil
Juan 6:1-15

1 Después de esto, Jesús fue al otro lado del mar de Galilea, el de Tiberias.
2 Y le seguía gran multitud, porque veían las señales que hacía en los enfermos.


1 Después de esto, Jesús fue al otro lado del mar de Galilea, el de Tiberias.

Al llegar al otro lado del mar de Galilea, este mar llevaba el nombre del emperador Tiberio.
Así que el mar de Galilea como antes se conocía, ahora se llamaba el mar de Tiberio.
Jesus viajo al lado este, pero el poblado estaba en el lado oeste donde estaba Tiberias.
Era más relajado en el lado este y menos población, así que es donde Jesús fue a retirarse.

2 Y le seguía gran multitud, porque veían las señales que hacía en los enfermos.

Cuando Jesús llega al otro lado para descansar un poco, la multitud ya se está reuniendo.
¿Por qué vinieron? Fue la sanidad. Todos querían ser sanados y estaban desesperados.

3 Entonces subió Jesús a un monte, y se sentó allí con sus discípulos.

Jesús estaba demostrando su poder tocante a su Deidad para que escucharan sus palabras.
Él era un predicador de las buenas nuevas y el Evangelio que ellos necesitaban escuchar.
Al estar allí en el monte con sus discípulos, él vio que una gran multitud venia a él.
Toda a gente ahora sabía dónde estaba Jesús, así que no podía escapar y venían hacia él.
La gente no buscaba el Reino, ni la salvación, ni el arrepentimiento, ni el perdón, ni como escapar del juicio.
La razón que la gran multitud vino era por el deseo de ser sanados.

4 Y estaba cerca la pascua, la fiesta de los judíos.

No sabemos si pensaban que Jesús era su Mesías, pero creían en Jesús como el Profeta que había de venir al mundo (v. 14).
Los peregrinos venían a Jerusalén para celebrar la Pascua para recordar a Moisés y su liberación de Egipto.
Pensaban que un profeta como Moisés vendría y les iba a liberar esta vez de los romanos.
Así que la gente venia solo con interés terrenal y buscaban el bienestar personal, y nacional.

5 Cuando alzó Jesús los ojos, y vio que había venido a él gran multitud, dijo a Felipe: ¿De dónde compraremos pan para que coman éstos?

Los discípulos sin fe y Jesús pasaron el día sanando a los enfermos, y hablándoles sobre el Reino de Dios.
Los discípulos le decían a Jesús que despidiera a la gente para sus casas ya que no había que comer.
Este era un lugar desolado, no hay donde ir a comprar pan para tanta gente.
La comida para más de 20.000 personas es humanamente imposible.
“dijo a Felipe: ¿de dónde compraremos pan para que coman éstos?”
¿Por qué dice eso? ¿Qué tenía él en mente?
Jesús no estaba buscando ayuda de Felipe. No buscaba una sugerencia.
Jesús iba a pedir una situación imposible siendo que no había alimentos para la multitud.

6 Pero esto decía para probarle; porque él sabía lo que había de hacer.

¿Cuál era la prueba? La prueba era para mostrar cuánta fe tenía Felipe.
El habría pasado la prueba si hubiera puesto su confianza en el poder de Jesús haciendo muchos milagros.
Pero la debilidad de los discípulos aparece de nuevo. Ellos veían milagros todo el tiempo y aún no tenían fe.
No podían creer que Jesús pudiera hacer otro milagro. Todo esto se trata de probarlos y que la fe de ellos creciera.

7 Felipe le respondió: Doscientos denarios de pan no bastarían para que cada uno de ellos tomase un poco.

La respuesta de Felipe muestra que falló en la prueba. 200 denarios el sueldo de ocho meses de un trabajador.
Era mucho dinero, pero muy poco para alimentar a miles de personas y no había ningún lugar para comprar el pan.
“no bastarían para que cada uno de ellos tomase un poco”
Aún si tuvieran el dinero, y tuvieran el pan, la multitud recibiría solo un pequeño bocado.
Esa fue una situación imposible. No tienen el dinero y no tienen el pan.

8 Uno de sus discípulos, Andrés, hermano de Simón Pedro, le dijo:
9 Aquí está un muchacho, que tiene cinco panes de cebada y dos pececillos; mas ¿qué es esto para tantos?

Jesús le había dicho a los discípulos que fueran entre la gente para ver que alimentos había.
La multitud no había planeado y preparado muy bien y Andrés vuelve con un informe.
Cinco galletas de cebada y dos pececillos alimentarían solamente a una o dos personas.
Estos pececillos eran muy pequeños y se comían junto con los panes corrientes de cebada.

10 Entonces Jesús dijo: Haced recostar la gente. Y había mucha hierba en aquel lugar; y se recostaron como en número de cinco mil varones.

Los discípulos sin fe le dijeron al Señor que despidiera a la gente porque iba a oscurecer.
Pero Jesús dice, “No, Haced recostar la gente” en el Evangelio de Marcos.

Marcos 6:40-42 “Y se recostaron por grupos, de ciento en ciento, y de cincuenta en cincuenta...y partió los panes...y repartió los dos peces...Y comieron todos, y se saciaron.”

Éstos eran 5.000 hombres, no incluyendo mujeres y niños según el Evangelio de Mateo 14.

Mateo 14:21 “Y los que comieron fueron como cinco mil hombres, sin contar las mujeres y los niños.”

11 Y tomó Jesús aquellos panes, y habiendo dado gracias, los repartió entre los discípulos, y los discípulos entre los que estaban recostados; asimismo de los peces, cuanto querían.

Jesús tiene alrededor de 25.000 personas y con cinco pequeñas galletas en la mano da gracias.
Él da gracias a Dios por esta maravillosa comida pequeña que están a punto de comer.
El Señor seguía repartiendo galletas y pececillos porque él los estaba creando más y más.
Estas eran galletas que nunca habían venido de la cosecha y peces que nunca habían vivido en agua.
Jesus los multiplico y eran las mejores galletas que jamás habían comido como el maná del cielo.

12 Y cuando se hubieron saciado, dijo a sus discípulos: Recoged los pedazos que sobraron, para que no se pierda nada.

Jesús mandó repartir a todos los que estaban sentados y pudieron comer todo lo que quisieran.
Notemos que sobró mucho más después de que comieron de lo que tenían al principio.
“Recoged los pedazos que sobraron, para que no se pierda nada”
Los pedazos que sobraron no eran unas migajas que se recogieron como desperdicio.
Jesús es el Pan de vida y como el maná que cayó del cielo este Pan nunca se agota.

Juan 6:35 “Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.”

13 Recogieron, pues, y llenaron doce cestas de pedazos, que de los cinco panes de cebada sobraron a los que habían comido.

Recogieron todo lo que quedó y llenaron doce canastas llenas de pedazos de galletas.
Jesús podía hacer esto en cualquier tiempo como lo hizo más tarde para otra multitud de 4.000.
¿Cómo es posible que los discípulos les faltaba de fe en el Señor?
¿Cómo es posible que no entendían quién era Jesús? Eran muy lentos en el entendimiento.

Mateo 16:8 “Y entendiéndolo Jesús, les dijo: ¿Por qué pensáis dentro de vosotros, hombres de poca fe, que no tenéis pan?”

Mateo 16:9 “¿No entendéis aún, ni os acordáis de los cinco panes entre cinco mil hombres, y cuántas cestas recogisteis?

14 Aquellos hombres entonces, viendo la señal que Jesús había hecho, dijeron: Este verdaderamente es el profeta que había de venir al mundo.

La gente ve lo que Jesús ha hecho y piensan que este es el profeta que había de venir.
Ellos creían que este era el profeta que es mayor que Moisés y ha venido a librarlos de Roma.

15 Pero entendiendo Jesús que iban a venir para apoderarse de él y hacerle rey, volvió a retirarse al monte él solo.

En vez de escuchar a Jesús, tratan de tomarlo a la fuerza para hacerle rey de Israel.
Pero Jesús se retiró porque él no había venido para ser un libertador político de su pueblo.
Cristo vino para ofrecer salvación por el fracaso espiritual de Israel como nació
Ellos no sabían que Jesús era el Hijo de Dios que ofrecía perdón, salvación, y vida eterna.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Jesús Prueba A Sus Discípulos
Juan 6:16-27

16 Al anochecer, descendieron sus discípulos al mar,
17 y entrando en una barca, iban cruzando el mar hacia Capernaum. Estaba ya oscuro, y Jesús no había venido a ellos.
18 Y se levantaba el mar con un gran viento que soplaba. 

“Al anochecer, descendieron sus discípulos al mar”
Jesús envió sus discípulos al mar de Galilea y él luego se fue a una montaña para estar solo.

Marcos 6:45 “En seguida hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a Betsaida, en la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud”.

Marcos 6:46 “Y después que los hubo despedido, se fue al monte a orar”.

Después de que los 5.000 vinieron para hacerle rey, él se fue a la montaña para orar.
Los discípulos esperaban a Jesús, pero nunca llegó, y entonces ellos fueron en la barca a Capernaum.
Los discípulos empezaron a cruzar el mar a media noche, pero el Señor estaba orando por ellos.
Cristo también ora por nosotros y nos vigila. Nunca estamos solos en el mar de la vida.

Lucas 22:31,32 “Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte.”


18 Y se levantaba el mar con un gran viento que soplaba.
19 Cuando habían remado como veinticinco o treinta estadios, vieron a Jesús que andaba sobre el mar y se acercaba a la barca; y tuvieron miedo.

V. 18 “Y se levantaba el mar con un gran viento que soplaba”
Los discípulos tenían mucho miedo. Estaban espantados porque estaban a punto de morir.
V. 19 “cuando habían remado como veinticinco o treinta estadios”
Los discípulos usaron los remos vara viajar en la barca rumbo a Capernaum hacia al norte.
Estaban cruzando el mar toda la noche y no progresaban, sino sólo unas tres o cuatro millas.
“vieron a Jesús que andaba sobre el mar y se acercaba a la barca; y tuvieron miedo”.
Jesús vino a ellos caminando sobre el mar, pero los discípulos vieron a alguien que venía y se asustaron.

Mateo 14:26 “Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, diciendo: ¡Un fantasma! Y dieron voces de miedo.”

Cuando dice que dieron voces de miedo esta diciendo que gritaron de angustia y de terror.
Esto fue una prueba; Jesús los está cuidando, pero él quería que ellos lo conocieran como el Hijo de Dios.
El Señor nunca nos probará más de lo que podemos soportar, sino que nos dará una salida.

1 Corintios 10:13 “fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar”.

20 Mas él les dijo: Yo soy; no temáis.
21 Ellos entonces con gusto le recibieron en la barca, la cual llegó en seguida a la tierra adonde iban.

V. 20 “Yo soy; no temáis”
Cuando Jesús se identificó “Yo soy” para que ellos supieran, mas bien “Yo soy” significa Jehová del Antiguo Testamento.
Significa “el eterno”, “el que vive eternamente”, la fuente de la vida que existe por sí mismo.

Éxodo 3:14 “Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros”.

Los discípulos habían visto muchos milagros y ahora Jesús caminaba sobre el agua sin hundirse.
Jesús detuvo la tormenta de viento en un instante y la barca se transportó en un instante a tierra.
De modo que vemos dos milagros en un instante.

V. 21 “ellos entonces con gusto le recibieron en la barca”

Ahora saben con quién están tratando, el Hijo de Dios quien está en control de todas las cosas.
El Señor habia probado a Felipe en la alimentacion de los 5.000, pero ahora prueba a sus discipulos.
Muchos eran atraídos por la multitud, interesados solamente por lo sobrenatural y la comida.
No tenían ningún deseo de un reino espiritual ni de proclamar a Jesús como el verdadero Mesías.
“la cual llegó en seguida a la tierra adonde iban”
La barca milagrosamente y al instante llegó a Capernaum tan pronto como Jesús entró en la barca.
El transporte instantáneo de la barca era un milagro privado solamente para los discípulos.

22 El día siguiente, la gente que estaba al otro lado del mar vio que no había habido allí más que una sola barca, y que Jesús no había entrado en ella con sus discípulos, sino que éstos se habían ido solos.

“El día siguiente”
Este es el día después de la alimentación de los 5.000, no contando a las mujeres y los niños.
“la gente que estaba al otro lado del mar”
La gente se quedó allí donde mismo cerca del mar toda la noche después de la alimentación.
“Jesús no había entrado en ella con sus discípulos”
No había otra barca, sino solo la de los discípulos que usaron para cruzar el mar sin él.
La gente se quedó en el mismo lugar, pero al amanecer, Jesús no estaba allí con ellos.
La multitud no estaba en el lado Oriente, como algunos dicen, pero en el lado oeste en Capernaum.

MAPA

23 Pero otras barcas habían arribado de Tiberias junto al lugar donde habían comido el pan después de haber dado gracias el Señor.

“Pero otras barcas habían arribado de Tiberias”
La palabra “arribado” quiere decir que habían llegado por barca.
Vinieron otras barcas de Tiberias que estaban más allá del mar para abordar pasajeros.
Estas barcas de Tiberias estaban cerca de la costa suroeste del mar de Galilea.

MAPA

24 Cuando vio, pues, la gente que Jesús no estaba allí, ni sus discípulos, entraron en las barcas y fueron a Capernaum, buscando a Jesús.

El día siguiente unas barcas de Tiberias recogieron a algunos de la multitud y fueron a buscar a Jesús.
Otros fueron, tal vez como 6.000, que no cabían en las barcas y caminaron a Capernaum.
También había otras personas de Capernaum que se habían reunido para ver a Jesús.
Algunos que estaba en la alimentación encontraron a Jesús en la orilla occidental cerca de Capernaum.
La alimentación de los 5.000 tuvo lugar cerca de Tiberias en lado occidental del mar de Galilea.

25 Y hallándole al otro lado del mar, le dijeron: Rabí, ¿cuándo llegaste acá?

Jesús no responde a la pregunta de ellos, sino que les dice del verdadero motivo porqué le seguían.
“¿Cuándo llegaste acá?”
Se asombraron porque no sabían que Jesús había llegado allá milagrosamente muy rápido.
El Señor no se había ido con sus discípulos en la barca y la gente estaba maravillada de cómo llegó tan pronto.
Pero a mitad del mar nos damos cuenta que Jesús subió a la barca con sus discípulos y llegaron a Capernaum.

26 Respondió Jesús y les dijo: De cierto, de cierto os digo que me buscáis, no porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis.

“me buscáis, no porque habéis visto las señales”
El Señor les descubre los verdaderos motivos de ellos en buscarle, no por las necesidades espirituales.
Vinieron porque era hora del desayuno en la mañana. No buscaban el alimento espiritual para sus almas.
Sus apetitos carnales eran más importantes que la salvación espiritual y la vida eterna de ellos.
Además, no buscaban un líder espiritual; todo lo que querían era una victoria militar y política sobre los romanos.

27 Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre.

“Trabajad, no por la comida que perece”
Cristo no prohíbe el trabajar para la comida, sino que lo más importante es el alimento espiritual.
El alimento espiritual del evangelio no se agota, sino que nutre el alma para vida eterna.

Mateo 4:4 “Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”.

El alimento espiritual del alma es el don libre de Cristo que debemos buscar para convertirnos en hijos de Dios.

“porque a éste señaló Dios el Padre”

El Padre había encargado y autorizado la obra del Hijo. Sus milagros eran prueba de eso.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Jesús El Pan De Vida

Juan 6:28-40
28 Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios?
29 Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado.


28 Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios?

Jesús les acaba de decir que no trabajen para tener lo que él da gratuitamente, pero ellos no entendieron.
“¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios?”
Jesús los corrigió de la obra de hombre a la obra de Dios enviando a su Hijo al mundo.
La respuesta a la pregunta de ellos no se encuentra en sus obras, sino en la obra que Cristo ya ha hecho.
Ellos pensaban que tenían que hacer buenas obras para ganarse la salvación y tiener vida eterna.

Efesios 2:8,9 “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe”.


29 Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado.

El requisito establecido por Dios para ellos y para nosotros, no es uno de obras, sino de fe.
Tan sólo creer en Cristo a quien el Padre envió es el único requisito. Es por medio de la fe.
La gente malinterpretó la prohibición de Jesús de no trabajar para las cosas materiales que son temporales.
La única obra que Dios requería de ellos era que confiaran en la obra de Jesús como Mesías e hijo de Dios.
Así como la fe de Abraham le fue contada por justicia, también debemos creer en Jesús.

Romanos 4:2 “Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de qué gloriarse, pero no para con Dios”.

Romanos 4:3 “Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia”.


30 Le dijeron entonces: ¿Qué señal, pues, haces tú, para que veamos, y te creamos? ¿Qué obra haces?

La multitud responde a lo que Jesús acerca de creer en aquel a quien Dios ha enviado pidiendo una señal.
Aquellos que no habían visto la alimentación de los 5.000 querían ver otro por sí mismos.
La pregunta de ellos muestra la ceguera espiritual de la gente para ser entretenidos.
La alimentación de la 5000 era suficiente señal para mostrar que Cristo era el Dios eterno.
Ahora quieren otra señal. Estaban tan cegados que no creerían ni con más milagros.
Querían ver algo como el maná que descendía del cielo durante los 40 años en el desierto.
Los discípulos falsos que son atraídos por las cosas materiales para el deleite personal harán demandas a Dios.

31 Nuestros padres comieron el maná en el desierto, como está escrito: Pan del cielo les dio a comer.

Los judíos pensaban en una alimentación de 40 años, pero Jesús se refería a una de toda la eternidad.
Daban a entender que la alimentación milagrosa de Jesús era pequeña en comparación con 2.5 millones de ellos en el desierto.
Aún si Jesús tuviera que alimentar a más de 3 millones personas, todavía no ellos creerían.
Al citar el Salmo 78:24, ellos querían que Jesús superara a Moisés si iban a creer en él como el Hijo de Dios.
Lo que no entendían es que estaban hablando con el mismo Pan de vida, Uno más poderoso que Moisés.
Los judíos se jactaban de un líder poderoso como Moisés, pero el maná muy pronto perecía.
Sólo querían que Jesús los alimentara como sus padres fueron alimentados en el desierto.

32 Y Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: No os dio Moisés el pan del cielo, mas mi Padre os da el verdadero pan del cielo.

Jesús les dice que como el maná fue un regalo de Dios y vino del cielo, asi también Cristo lo es.
Mientras que el maná los sustentaba por 40 años, Jesús es el verdadero Pan del cielo.
“mas mi padre os da el verdadero pan del cielo”
El maná que Dios dio fue temporal y pereció, y fue sólo una sombra del verdadero Pan que había de venir.
Ellos están estancados en la persona de Moisés, pero Moisés no les dio de comer, sino Dios mismo.

33 Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo.

Jesús está hablando de sí mismo como el Pan en un sentido espiritual que vino del cielo y se hizo hombre.
Este Pan es divino y eterno, y no sólo para los judíos, sino también da vida a todo el mundo.
No tenemos todo lo que se dijo, pero tenemos suficiente de esta conversación entre Jesús y los judíos.

Juan 21:25 “Y hay también otras muchas cosas que hizo Jesús, las cuales si se escribieran una por una, pienso que ni aun en el mundo cabrían los libros que se habrían de escribir”.


34 Le dijeron: Señor, danos siempre este pan.

La gente todavía no entendía sobre el verdadero Pan del cielo cuando dijeron “danos siempre este pan”.
Ellos estaban pensando de un pan especial para comer como el maná que caía del cielo.
Vemos lo superficial de estos falsos seguidores, los curiosos egoístas que le dicen al Señor lo que ellos querían.
Lo que ellos querían, él no se los daría y lo que el ofrecía, ellos no recibirían.

35 Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.

“Yo soy el pan de vida”
Este es el primero de esos siete “yo soy” donde se identifica como el Mesías que iba a venir.
En este caso él aplica una metáfora para explicar algo sobre su naturaleza divina y su obra.
Este mensaje fue dado en la sinagoga de Capernaum y les dice que él vino del cielo.
Esta gente lo siguió a Capernaum y empezó a hacer preguntas, pero no estaban escuchando las respuestas.
Los judíos estaban decepcionados porque Jesús decía que él era el Pan que vino del cielo.
“el que a mí viene, nunca tendrá hambre”
Él habla de aquellos que tienen una verdadera hambre que sólo Dios puede llenar, una hambre de justicia.
No podemos añadir nuestras buenas obras al plan de Dios las cuales Él ya ha preparado.
Nuestras buenas obras no se hacen antes de la salvación, sino después de que somos salvos.
“y el que en mí cree, no tendrá sed jamás”
Jesús es el Agua viva. Esto es lo que todos necesitamos, el agua espiritual que sólo Jesús puede dar.

36 Mas os he dicho, que aunque me habéis visto, no creéis.

La invitación en toda la vida es siempre la misma, que el incrédulo crea en Cristo y en su obra.
Ellos necesitaban poner su fe y confianza en Jesús el Pan espiritual en vez del pan material.
Como Jesús es el Pan de vida, los hombres están invitados a venir a él y a creer en él.
“aunque me habéis visto, no creéis”
Ellos estaban en la presencia del Creador que hizo los cielos, la tierra, los ángeles, y al hombre.

37 Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera.

Aquellos que vienen a Jesús y lo aceptan como Salvador y Señor no serán rechazados.
La salvación es un regalo de Dios, pero debemos recibirlo por fe antes de que lo tengamos.
La seguridad de la salvación depende de la soberanía de Dios y no de nosotros mismos.
Como Dios es omnisciente, él sabe desde la eternidad quién se salvará y quién se perderá.
Una vez que seas salvado y sellado con el Espíritu Santo, nunca perderás la salvación.
“Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí”
For all that the Father gives the Son will come to Him without fail and is guaranteed by the Father.

38 Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.

Jesús vino para cumplir una misión. Él sometió su voluntad a la voluntad de Dios Padre.
Él no estaba interesado en sus propios planes, sino en hacer la voluntad de su Padre.

39 Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero.

Este es un pasaje donde vemos mucha repetición porque él dice las mismas cosas otra vez.
Jesús repite estas cosas para que la verdad pueda registrarse con sus oyentes y con nosotros.
Como esta es la voluntad del Padre y Jesús vino para cumplirla, tenemos la seguridad de Dios.
Él afirma aquí que guardará al creyente en la vida eterna, aun cuando el cristiano muera, él lo resucitará.

40 Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.

No era suficiente nomás verlo y oírle, pero era necesario también creer en él.
Muchos de los judíos lo habían visto y lo oyeron, pero pocos creían en él.
“que todo aquel que ve al hijo, y cree en él”
Esta era la evidencia que uno fue dado a Dios y la evidencia de que el creyente era salvado.
Estos judíos no creyeron y si conocían un poco de Cristo no era suficiente para una fe salvadora.
“y yo le resucitaré en el día postrero”
Esto se repite cuatro veces que podemos estar seguros de esta gran verdad y ser consolados.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Jesús El Pan De Vida - 2
Juan 6:41-50

41 Murmuraban entonces de él los judíos, porque había dicho: Yo soy el pan que descendió del cielo.
42 Y decían: ¿No es éste Jesús, el hijo de José, cuyo padre y madre nosotros conocemos? ¿Cómo, pues, dice éste: Del cielo he descendido?


41 Murmuraban entonces de él los judíos, porque había dicho: Yo soy el pan que descendió del cielo.

La palabra “murmurar” significa hablar en voz baja, pero todavía otros podían escucharlos.
“Yo soy el pan que descendió del cielo”
Los líderes religiosos se ofendieron porque Jesús dijo que él era el Pan que “descendió del cielo”.
Los fariseos y los escribas habían hecho la decisión de que Jesús no sería el Mesías de ellos.
Otros estaban indecisos sobre Jesús, pero algunos creyeron sinceramente en él como el Mesías.
Los judíos en Jerusalén y los galileos se disgustaron cuando Jesús se hizo igual a Dios.
Ellos se escandalizaron sobre eso porque entendían exactamente lo que estaba diciendo.
Vez tras vez Jesús habla de su preexistencia y coexistente con el Padre desde la eternidad.

Juan 1:14 “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad”.


42 Y decían: ¿No es éste Jesús, el hijo de José, cuyo padre y madre nosotros conocemos? ¿Cómo, pues, dice éste: Del cielo he descendido?

Ellos conocen a sus padres, saben de dónde vino, pero ¿cómo puede decir que vino del cielo?
Entendian que el alma no existia desde la eternidad, sino que el hombre tuvo un principio.
Jesús les enseña una lección, les da una advertencia y una promesa, y luego les da una explicación.
Pero ellos necesitaban dejar de quejarse entre ellos mismos y preguntarle a Jesús en vez de murmurar.

43 Jesús respondió y les dijo: No murmuréis entre vosotros.

Nuestro Señor responde a esta queja, pero no de la manera que ellos esperaban.
El les explica que es imposible que alguien crea en él a menos que el Padre los traiga a Jesucristo.
El Padre es el que atrae a los hombres a la fe en el Hijo, el mismo Dios que envió al Hijo al mundo.
Sólo los que son atraídos por la gracia de Dios se les da la oportunidad de hacer una decisión.
Algunos aceptarán y otros lo rechazarán, pero es el Padre quien atrae a los hombres y decidan por su mismos.
Ellos decían que la declaración de Jesús tocante a su venida del cielo no tenía sentido.

44 Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.

Los perdidos no pueden y no serán salvados a menos que el Padre los atraiga. Estos son elegidos de Dios.
“si el Padre que me envió no le trajere”
Esta es la respuesta de nuestro Señor a la incredulidad y oposición de sus adversarios.
Los judíos pensaban que todos ellos eran escogidos y salvos por ser hijos de Abraham.
Todos son atraídos por el Padre, pero no todos son salvados porque Jesús dijo, “aunque me habéis visto, no creéis” (Juan 6:36).

45 Escrito está en los profetas: Y serán todos enseñados por Dios. Así que, todo aquel que oyó al Padre, y aprendió de él, viene a mí.

El Señor cita al profeta Isaías cuando el hombre será enseñado por Dios, pero sólo si Jesús viene del cielo.

Isaías 54:13 “Y todos tus hijos serán enseñados por Jehová; y se multiplicará la paz de tus hijos”.

Eso ocurrirá en el reino futuro y por esa razón Jesús vino y estaba ahora en la tierra.
Todos los que pertenecen a Cristo son enseñados por Dios, siendo traídos al Hijo de Dios.
“Así que, todo aquel que oyó al Padre, y aprendió de él, viene a mí”
El Padre nunca les enseño a estos que no creían y en su rechazo de Jesús prueba que no pertenecían a él.
De modo que escuchar y aprender del Hijo es escuchar y aprender del Padre.
Aquellos que se nieguen a aceptar la enseñanza del Señor no entrarán en el Reino de Dios. Estos “murmuradores” contra nuestro Señor no reciben su enseñanza y no estarán en su reino.
Si alguien viene por fe en arrepentimiento a Dios, es porque ha sido enseñado por Dios.
Muchos oyen, pero pocos entienden y aprenden lo que oyeron, y no reciben a Jesús.
Él no enseña a los hombres en persona ante ellos, sino que él enseña por medio de su Espíritu.

46 No que alguno haya visto al Padre, sino aquel que vino de Dios; éste ha visto al Padre.

Jesús aquí está hablando de sí mismo porque ha visto al Padre y siempre ha estado con el Padre.
“sino aquel que vino de Dios”
Jesús se identifica como “aquel” que ha visto el Padre en su relación única con Dios.
Sus oyentes no confunden aquel “oír y aprender del Padre” ya que tienen entrada a su presencia por medio de Cristo.

1 Timoteo 2:5 “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”.


47 De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna.

Él nos atrae a través de su palabra, experiencias dolorosas, y eventos inesperados, y todas estas cosas.
Nuestra responsabilidad es creer, comprometernos a nosotros mismos, y entregarnos completamente a él.
La persona que es salvada es,
1. Atraída por el padre.
2. Escucha sus enseñanzas.
3. Acepta la salvación ofrecida.
4. Se le da a Cristo Jesús por el Padre.
5. Es alimentada por el Pan de vida.
6. No se pierde, sino que resucitará en día postrero.
7. Es partícipe de la vida eterna.

48 Yo soy el pan de vida.

Así como el pan es necesario para la vida física, Jesús es necesario para la vida espiritual y la vida eterna.
Jesús aquí repite y reafirma su naturaleza divina a la que los judíos se habían opuesto.
Como el pan natural es quebrantado y molido, así el cuerpo de Jesús fue quebrantado en la cruz por nosotros.

49 Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y murieron.

El maná en el desierto fue dado por Dios, pero fue para la vida temporal no la vida eterna.
El pan natural da vida temporal, pero sólo el Dador da vida eterna.
Esto era una advertencia para aquellos que escucharon a Jesús que ellos necesitaban buscar al Dador de todas las cosas.

50 Este es el pan que desciende del cielo, para que el que de él come, no muera.

Cristo es el Pan de vida, nuestro Señor crucificado, al que comemos, no físicamente, sino espiritualmente por fe.
Si comemos del Pan de Dios que es Jesucristo, no moriremos espiritualmente, sino que tenemos vida eterna.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Pan De Vida
Juan 6:51-58

51 Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo.
52 Entonces los judíos contendían entre sí, diciendo: ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?


51 Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo.

“Yo soy el pan vivo”
Jesús se refiere aquí proféticamente a su sacrificio en la cruz donde él puso su vida por nosotros.
Jesús se dio a sí mismo para que pudiéramos tener vida eterna al recibirlo en nuestras vidas.
“y el pan que yo daré es mi carne”
La palabra “carne” habla de la humanidad de Cristo. Él es el Pan de vida que se hizo hombre.
Jesús habló en sentido espiritual. Es necesario recibir al Señor para poder tener vida eterna.
Aquí, por primera vez en este discurso, el Señor introduce su muerte de sacrificio.
Desde este punto no oímos más del “Pan” hasta la institución de la Santa Cena con sus discípulos. ¿Por qué?
Aquí Jesús invita aquellos que no han creído en él, pero en la Santa Cena solamente es para los creyentes.
Asi que, recibir a Cristo se hace una sola vez y para siempre, y nunca morirá eternamente.
“la cual yo daré por la vida del mundo”
Jesús se refiere a si mismo como el Pan de vida. Ese pan era su cuerpo dado por el mundo.
“Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado” (Lucas 22:19).
Cristo voluntariamente dio su cuerpo en la cruz como sacrificio agradando a Dios el Padre.
El Señor sufrió la muerte en la cruz de tal manera que Dios Padre dio a su único Hijo Jesucristo.

52 Entonces los judíos contendían entre sí, diciendo: ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?

La gente estaba confundida sobre cómo Jesús podía dar su carne para que ellos la comieran.
El problema de ellos se complica y se pone peor, y ahora estaban discutiendo entre ellos mismos.
Jesús les acababa de explicar que el pan era su cuerpo (“carne”) que sería entregado como sacrificio por el mundo.
Esta invitación de Jesús era para que tuvieran una relación y participación en la vida del
Señor.
“entonces los judíos contendían entre sí”
El nombre, “judíos”, se refiere a los líderes religiosos que en la mayoría de los casos eran enemigos de Cristo.
La idea de comer carne era canibalismo y estaba prohibido. Ningún judío comería carne humana.

53 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.

Los judíos se molestaron con Jesús que no solamente era necesario comer su carne, sino también beber su sangre.
Poseemos vida eterna en el momento que creemos en el sacrificio de Cristo en la cruz por nosotros.
Jesús vino para traer vida espiritual, pero la multitud solo pensaba en la vida física.
No entendían el lenguaje figurativo porque estaban cegados por sus propios deseos carnales.

54 El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.

La carne y la sangre de Jesús, espiritualmente hablando, es verdadero alimento y bebida en comparación con el maná.
“y yo le resucitaré en el día postrero”
La promesa no es sólo para la vida eterna, sino también para resurrección en los postreros tiempos.
Si comemos el cuerpo y bebemos la sangre de Cristo en un sentido espiritual, podemos esperar:
Tener vida eterna (v. 54)
Resucitar en el último día (v. 54)
Permanecer en Jesús (v. 56)
Vivir para Jesús (v. 57)

55 Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.

La gente no le entendía a Jesús, pero en lugar de venir y recibir a Jesús, lo rechazaron.
Muchos de los habitantes de Galilea lo estaban siguiendo por razones equivocadas.
Querían comida, milagros, señales, un líder político, pero no buscaban las cosas de Dios.

56 El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y yo en él.

“El que come mi carne y bebe mi sangre”

1 Corinthians 12:13 “Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.”

Jesucristo vive en los creyentes y ellos en él porque participan de la naturaleza divina.
Cuando recibimos a Jesús como Salvador y Señor, él viene a morar en nosotro
Si pertenecemos a Jesús, nuestra conducta debe reflejar la vida de Jesús en nosotros.

57 Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí.

“asimismo el que me come, él también vivirá por mí”
La unión entre Cristo y sus seguidores es similar a la que existe entre Dios Padre y Su Hijo.
Comer a Cristo es una metáfora o en un sentido figurado para creer, confiar y aceptarlo por fe.
Los que vienen a Jesús creen en él y se alimentan de él con vida que permanece para siempre.

58 Este es el pan que descendió del cielo; no como vuestros padres comieron el maná, y murieron; el que come de este pan, vivirá eternamente.

Los judíos le dijeron a Jesús que el maná que comieron en el desierto era “pan del cielo” dado por Moisés.
Jesús los corrigió y les dijo que no fue Moisés quien les dio el pan, sino Dios.
El maná no era el verdadero pan del cielo, sino sólo un tipo del verdadero Pan del cielo.
El maná que ellos comieron no era el pan de vida porque sus antepasados lo comieron y murieron.
Jesús nos dio vida eterna la cual ya poseemos y no tenemos que esperar para tenerla en el futuro.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Los Seguidores De Cristo
Juan 6:59-71

59 Estas cosas dijo en la sinagoga, enseñando en Capernaum.
60 Al oírlas, muchos de sus discípulos dijeron: Dura es esta palabra; ¿quién la puede oír?

Los versículos 60-71 muestran la reacción de los que seguían a Jesús cuando dijo, “Yo soy el Pan de la vida”.
La reacción de la gente en Jerusalén y en Galilea fue la incredulidad y el rechazo de Cristo.
Vemos la reacción de dos grupos aquí:
1. la reacción de la incredulidad de los falsos discípulos (versículos 60-66).
2. la verdadera reacción de los discípulos a la creencia en (versículos 67-71).
En el versículo 56 dice, “el que come mi carne” es una invitacion para los incrédulos.
Pero en la cena del Señor su cuerpo y su sangre era solamente para sus discípulos.
Después de esta invitación, sólo un pequeño grupo de discípulos permaneció con Jesús.

59 Estas cosas dijo en la sinagoga, enseñando en Capernaum.

Era mucho más difícil para los de Capernaum creer porque Jesús vivía muy cerca de allí.
“Estas cosas dijo en la sinagoga”
La sinagoga era donde muchos abandonaron a Jesús por muchos que profesaban ser discípulos de Cristo.

60 Al oírlas, muchos de sus discípulos dijeron: Dura es esta palabra; ¿quién la puede oír?

Ellos oyeron sobre lo del cuerpo de Jesús como el Pan de vida y del beber su sangre.
La gente lo entendía en un sentido natural y no entendían lo que él estaba diciendo.
Él había dicho que debemos comer de su cuerpo y beber de su sangre para recibir la vida eterna.

61 Sabiendo Jesús en sí mismo que sus discípulos murmuraban de esto, les dijo: ¿Esto os ofende?

Jesús sabía lo que estaban pensando y les reprende por murmurar y les pregunta si esto les ofendía.
“Sabiendo Jesús en sí mismo”
Diciéndoles esto, probó que él conocía sus corazones y él también demostró que él era Dios.

62 ¿Pues qué, si viereis al Hijo del Hombre subir adonde estaba primero?

Jesús se llama a sí mismo el “Hijo del hombre” porque se identificó con ellos, y lo ven solamente como un hombre.
Si ellos creían que él era solo el hijo de José, entonces no creerían que él vino del cielo.
“¿pues qué, si viereis al hijo del hombre subir ...?”
Jesús les pregunta si ellos creerían si el ascendería al cielo en presencia de ellos.

63 El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.

El cuerpo natural de un cristiano que va al cielo se transforma en un cuerpo espiritual.

1 Corintios 15:44 “se siembra cuerpo natural, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo natural, y hay cuerpo espiritual.”

“la carne para nada aprovecha”
Aún si pudieran comer su carne y beber su sangre, esto no serviría para recibir salvación.
“las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida”
Jesús les muestra que el no tenía la intención de que sus palabras fueran tomadas literalmente, sino espiritualmente.

64 Pero hay algunos de vosotros que no creen. Porque Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían, y quién le había de entregar.

Aquellos que no creían en Jesús eran los escribas, fariseos y gobernantes de las sinagogas.
Jesús conocía los corazones de los hombres, incluyendo a aquellos discípulos que lo seguían.

Juan 2:24, 25 “Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos, y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre.”

Él sabía que muchos no creían en él como el Hijo de Dios, así que él no confiaba en ellos.
Estos falsos discípulos solo buscaban las señales, lo que significa milagros y comida.
Muy pocos eran verdaderamente fieles al Señor Jesús.
“y quién le había de entregar”
“Entregar” se refiere a Judas que aún no había sido nombrado en este evangelio, sino hasta el versículo 71.

65 Y dijo: Por eso os he dicho que ninguno puede venir a mí, si no le fuere dado del Padre.

Los hombres y las mujeres se les invita a creer y serán responsables por su incredulidad.
La fe es una decisión humana, pero la soberanía de Dios obra en la selección para la salvación.
La oferta de salvación es para quien quiera y muchos son llamados, pero pocos son elegidos.

Mateo 22:14 “porque muchos son llamados, y pocos escogidos.”

Dios conoce nuestros corazones y sabía si íbamos a creer aun antes de que nacieramos.
Dios tiene conocimiento antes de lo que vamos hacer.
La oferta para ser salvado es un regalo gratis de Dios.

66 Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él.

El momento en que Jesús dijo que debían comer de su carne y beber de su sangre, empezaron a irse.
Este gran número de seguidores de Jesús querían convertirlo en rey de Israel, pero ahora lo abandonaron.
Ellos no tenían el amor de Dios en sus corazones. Querían un gran guerrero para derrotar a Roma.
Querían un líder poderoso, pero no querían uno que era débil, según ellos.

67 Dijo entonces Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros?

Esta es la primera mención de los doce discípulos en el Evangelio de Juan, aunque sólo cinco de ellos habían sido nombrados.
Cuando las cosas se ponen muy duras, muchos se desaniman y ya no andan con Cristo.
Esto es lo que hicieron todos los demás que no eran de los doce discípulos. Solamente ellos quedaron.
Dios recibe la gloria cuando parece imposible seguir llevando el Evangelio con una manada de seguidores.
Jesús había enseñado a estos doce a ver más allá de lo físico y entender su mensaje espiritual.
Les había enseñado a interpretar las parábolas, y a aprender el significado del mensaje.
De cien seguidores solo uno es fiel al llamado y esta es la manera en que los cristianos continúan hoy.
Sólo uno de cada 100 está dispuesto a permanecer en Cristo los cuales son verdaderamente suyos.

68 Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.

Cuando Jesús les llamó, Pedro y los otros once discípulos vinieron. Ellos sabían quién era Jesús.
También sabían que si iban a tener vida eterna, era a través de Jesús y ninguno otro más.
Habían escuchado las palabras de Jesús y estaban seguros de que sus palabras eran verdaderas.
No hay nadie como él. Pedro y los otros hicieron su decisión de seguir al Señor
Ellos no volverían atrás. Sabían que Jesucristo les daba la promesa de la vida eterna.

69 Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

Cristo significa el Ungido y Jesús significa Salvador. Él es el gran “Yo soy”, el Dios eterno.
Pedro, siempre el primero en hablar, dice que ellos saben y están seguros de quién era Jesús.
Jesús en seguida les advierte que tuvieran cuidado de no ser demasiado confiados.

70 Jesús les respondió: ¿No os he escogido yo a vosotros los doce, y uno de vosotros es diablo?

Jesús les recuerda que los escogió soberanamente, incluyendo a Judas que lo traicionó.
Del gran número de discípulos que seguían a Jesús, Él había escogido sólo a los doce.
Jesús tenía muchos discípulos, pero había doce escogidos que él apartó para ser apóstoles.
Judas Iscariote estaba entre los doce. Muchos dicen ser cristianos, pero pocos conocen a Jesús como Salvador y Señor.
“¿no os escogido yo a vosotros los doce, y uno de vosotros es diablo?”
Esto no significa que Judas era el diablo, sino que el diablo lo estaba usando contra Jesús.
El diablo lo estaba usando como una herramienta de Satanás para hacer maldad en el plan de redención de Dios.

71 Hablaba de Judas Iscariote, hijo de Simón; porque éste era el que le iba a entregar, y era uno de los doce.

Judas escogió su propio destino y Jesús podía ver que Judas era el que le había de traicionar.
Judas sabía lo que era bueno y lo que era malo, pero escogió hacer lo que estaba mal.
“porque éste era el que le iba a entregar”
Jesús no reveló las intenciones de Judas para que los discípulos no superan que era él.
Los apóstoles no sospecharon nada de Judas y lo trataron con la misma confianza.
¿Por qué escogió Jesús a un hombre para ser un apóstol que él sabía que lo traicionaría?
A pesar de todo, Jesús lo trató con gentileza, paciencia, corteza, y aún le lavó los pies.
Jesús estuvo con él por más de tres años, un hombre que él sabía que lo odiaba de corazón.
¡Sin embargo, durante todo ese tiempo Jesús lo trató con toda bondad y amor!

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Fiesta De Los Judíos
Juan 7:1-13

1 Después de estas cosas, andaba Jesús en Galilea; pues no quería andar en Judea, porque los judíos procuraban matarle.

"Después de estas cosas"
"Estas cosas" se refiere a Juan capítulo 6 cuando Jesús se presentó como el Pan de vida.
Ahora con los capítulos 7, 8, y 9 Jesús se presenta como la Luz del mundo.
Estos capítulos revelan el conflicto entre la luz y las tinieblas, pero aun así muchos rechazaron la Luz.
"andaba Jesús en Galilea"
Jesús estuvo dos días con la multitud, pero él estuvo 7 meses enseñando a sus 12 discípulos.
"pues no quería andar en Judea, porque los judíos procuraban matarle"
Jesús permaneció en Galilea porque los judíos en Judea le amenazaron con matarlo.
Los líderes religiosos vieron a Cristo como un enemigo y un peligro en su sistema religioso.
Más personas han muerto en guerras y persecuciones sobre la religión que cualquier otra cosa.

2 Estaba cerca la fiesta de los judíos, la de los tabernáculos;

La fiesta al principio de Juan capítulo 6 era la fiesta de la Pascua, pero aquí tenemos la Fiesta de los Tabernáculos.
La Pascua ocurre en la primavera y la de los Tabernáculos en el otoño.
Así que el tiempo entre Juan 6 y Juan 7 es de unos seis meses.
Los tabernáculos eran de ramas de palmeras para la celebración por Israel durante siete días.
La gente habitó en estos tabernáculos para conmemorar sus jornadas en el desierto.
Esto era para recordarles su dependencia total en el Señor, pero ellos estaban más involucrados con la fiesta.
Muchos cristianos asocian la Fiesta de las Trompetas con el tiempo del arrebatamiento de la iglesia ya que el Señor tocará la trompeta.

3 y le dijeron sus hermanos: Sal de aquí, y vete a Judea, para que también tus discípulos vean las obras que haces.

Los hermanos de Jesús fueron Santiago, José, Simón y Judas según Mateo 13:55.
Santiago es el autor de la epístola que lleva su nombre y fue el líder de la iglesia de Jerusalén.
Judas, no Judas Iscariote, escribió la epístola que también lleva su nombre.
Debido al nacimiento virginal de Jesús, sus hermanos eran sólo medios hermanos de Jesús.
"para que también tus discípulos vean las obras que haces"
Jesús enseñó que él hizo las obras de Dios, pero aun así ellos no escucharon ni creyeron.
Sus hermanos ni siquiera entendían el ministerio de Jesús al decirle que se diera a conocer.
Ellos no entendían la verdadera naturaleza de su misión porque él no vino para ser rey todavía.
La vida sin Cristo es vana y triste. Es una vida vacía sin fe, sin Dios, y sin esperanza.

4 Porque ninguno que procura darse a conocer hace algo en secreto. Si estas cosas haces, manifiéstate al mundo.

Sus hermanos estaban animando a Jesús para hacer milagros donde todos lo podían ver.
Le aconsejaron que hiciera que todos vieran sus milagros para que se hiciera más famoso.
Si Jerusalén lo aceptaba, esto sería una razón para que su familia creyera en él como Mesías.

5 Porque ni aun sus hermanos creían en él.

Así como las multitudes, sus propios hermanos no creyeron en Jesús al principio hasta más tarde.
Los hijos de María fueron criados con él y pensaron que él era igual que ellos.
Los hermanos de Jesús más tarde creyeron y confiaron en él después de la resurrección.

6 Entonces Jesús les dijo: Mi tiempo aún no ha llegado, mas vuestro tiempo siempre está presto.

El tiempo del Señor Jesús para ser crucificado y resucitado era de lo que él está hablando.
En el plan de Dios, Jesús tenía un tiempo designado para ser manifestado al mundo.

Romanos 5:6 "Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos."
Galatas 4:4 "Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo..."

Jesús nunca se dejó ser movido por la incredulidad, incluso la de su propia familia.
Sus hermanos podían ir a la fiesta en cualquier momento como quisieran y hacer lo que deseaban.
Ya que los hermanos de Jesús no creían en él, eran del mundo y no sabían nada de Dios.
No escucharon sus palabras y no podían ver que la Luz del mundo estaba en frente de ellos.

7 No puede el mundo aborreceros a vosotros; mas a mí me aborrece, porque yo testifico de él, que sus obras son malas.

Aquellos que rechazan a Jesús como su Salvador y Señor, lo aborrecen por ser la Luz del mundo.
El mundo no podía odiar a los hermanos de Jesús porque pertenecían al mundo, y el mundo ama a los suyos.
El sistema del mundo malvado y todos los que rechazan a Jesucristo están bajo el control del maligno.
El creyente que vive una vida que agrada a Dios padecerá el odio y el desprecio del mundo.

8 Subid vosotros a la fiesta; yo no subo todavía a esa fiesta, porque mi tiempo aún no se ha cumplido.

Jesus no quiso ir a la fiesta para evitar conflictos y para esperar el tiempo determinado por Dios.
Los judíos no pudieron matarlo antes o después del tiempo perfecto de Dios hasta la hora designada.
El compromiso de Jesús con el calendario de Dios no permitiría ninguna desviación de lo que Dios había decretado.
La fiesta de los tabernáculos no era el momento adecuado para que Jesús fuera crucificado hasta la Pascua.
Jesús ignoro el consejo de sus hermanos de hacer milagros. Él iría a la fiesta en el momento adecuado.

9 Y habiéndoles dicho esto, se quedó en Galilea.

Vemos aquí que nuestro Señor se quedó en Galilea por un tiempo esperando y ministrando allí.
Mientras que la familia de Jesús fue a la fiesta abiertamente en una caravana, Jesús fue en privado después.

10 Pero después que sus hermanos habían subido, entonces él también subió a la fiesta, no abiertamente, sino como en secreto.

Jesús no estaba buscando la atención del público y escogió viajar a Jerusalén en privado.
Sus hermanos querían la publicidad, pero fue Dios Padre quien dirigió a Jesús de ir a Jerusalén.
Su entrada secreta era prevenir los problemas y él también quiso ministrar a los necesitados en el camino.
Jesús llegó a Jerusalén sin ser visto por los líderes del templo quienes querían matarlo.

11 Y le buscaban los judíos en la fiesta, y decían: ¿Dónde está aquél?

Los líderes religiosos odiaban a Jesús y la precaución que Jesús tomó en venir después a Jerusalén era sabia.
Ellos pensaron de seguro que estaría con los peregrinos que venían a la fiesta de los Tabernáculos.
Estas autoridades habían oído de los muchos milagros que Jesús había hecho, y sin embargo querían destruirlo.
Él estaba recibiendo toda la atención con una multitud de seguidores, pero ellos estaban llenos de celosos.
"y decían: ¿Dónde está aquél?"
Ni siquiera mencionan su nombre y hasta hoy los judíos se refieren a Jesús como "ese hombre" sin decir su nombre.

12 Y había gran murmullo acerca de él entre la multitud, pues unos decían: Es bueno; pero otros decían: No, sino que engaña al pueblo.

Ninguna de estas personas sabía quién era Jesús y muchos pensaban en él como sólo un hombre.
Cristo había sido anunciado por Juan el Bautista y según los profetas, pero no le creyeron.
Esta ceguera espiritual se convirtió en una creencia falsa de muchos judíos hasta este día.

13 Pero ninguno hablaba abiertamente de él, por miedo a los judíos.

Vemos el miedo que la gente tenia al hablar a favor de cualquier lado hasta que la autoridad se los permitiera.
Se meterían en problemas con los gobernantes de la sinagoga, si hablaban a favor de Jesús.
Algunos sí creían a causa de los milagros, pero tenían miedo de expresar sus opiniones a causa de los líderes religiosos.
Nuestra sociedad muchas veces impide que la gente comparta cosas de Dios y su Palabra.
Jesús desea que el hombre tenga una relación con Dios a través de él en el poder del Espíritu Santo.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

A Mitad De La Fiesta
Juan 7:14-24

14 Mas a la mitad de la fiesta subió Jesús al templo, y enseñaba.
15 Y se maravillaban los judíos, diciendo: ¿Cómo sabe éste letras, sin haber estudiado?


En este pasaje, la enemistad contra Jesús no le impidió que su ministerio de enseñanza continuara.
Más bien, Jesús muy determinado siguió enseñando y afirmando sobre su identidad y su misión.
En medio de la Fiesta de los Tabernáculos Jesús una vez más comenzó a enseñar en Jerusalén.

14 Mas a la mitad de la fiesta subió Jesús al templo, y enseñaba.

Jesús quizá esperó hasta la mitad de la fiesta para evitar una entrada triunfal antes de tiempo.
Su entrada pudo haber ocurrido en el día sábado cuando Jesús fue directamente al templo.
Los gobernantes judíos lo odiaban porque la gente se asombraba con el poder y la autoridad con la cual él hablaba.
El pueblo también comparó sus palabras como no como los escribas y fariseos.

Marcos 1:22 "Y se admiraban de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas."

Se asombraron, no sólo de los milagros poderosos que hizo, sino también del poder en su palabra.
Esta fiesta continuó durante ocho días, y esto ocurrió a mitad de la fiesta.
El Señor esperó hasta que la fiesta se calmara un poco para empezar su enseñanza la creó gran asombro.

15 Y se maravillaban los judíos, diciendo: ¿Cómo sabe éste letras, sin haber estudiado?

Jesucristo no era de la tribu Levítica que era entrenada para el ministerio en el templo.
Nadie más hablaba con gracia y dignidad, ni conocía mejor las parábolas como Jesus.
Nadie conocía las escrituras perfectamente como el Señor las conocía.
Los líderes se maravillaron y se sorprendieron de algo que no sabían ni entendían.
El no aceptaron lo que tenía que decir, pero tampoco podían refutar sus palabras de verdad.
"¿Cómo sabe éste letras, sin haber estudiado?"
Él no citó a ningún otro rabino. Se quedó solo en su sermón con su enseñanza increíble.
Hasta la policía del templo nunca escuchó a nadie así. Nadie había hablado como este hombre.

Juan 7:46 "Los alguaciles respondieron: ¡Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre!"

Sabían que cada vez que entraban en un debate con él, ellos se queban muy humillados.
No podían discutir con él. No podiań contradecirlo. Estaban atrapados en sus propias conspiraciones.

16 Jesús les respondió y dijo: Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió.

Jesús no enseña de su propia autoridad, sino que habla en el nombre del Padre que lo envió.
"sino de aquel que me envió"
Jesús no se defiende y no se señala a sí mismo, sino que apunta al Padre y le glorifica.
Jesús les dice la razón por la que están teniendo este problema y ellos no quieren creer.
Los rabinos recibieron su propia enseñanza del hombre y confiaron en la autoridad de otros.
Ellos sólo tenían una parte de la doctrina de Dios, pero ni siquiera entendían esa parte.
Si Jesús decía tener su propia autoridad y su propia enseñanza, los líderes religiosos lo desacreditaban.
Pero Jesús recibió autoridad del que lo envió. El Padre le dio toda autoridad en el cielo y en la tierra.

Mateo 28:18 "Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra."


17 El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta.

Si uno hace la voluntad de Dios, él sabrá la verdad. Conocer solamente la doctrina no es suficiente.
Debemos conocer al Dador de la doctrina y estar dispuestos en hacer la voluntad de Dios.
"El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios"
Podríamos memorizar textos en la Biblia, pero de nada sirve si no complacemos a Dios.
Si los líderes religiosos estuvieran en la voluntad de Dios y en su Palabra, entonces sabrían que Jesús era el Mesías.
"o si yo hablo por mi propia cuenta"
Jesús no dijo que esta era su propia doctrina, así que él no entra en esa trampa.
El Señor no estaba enseñando su propia opinión, ni interpretando su propia doctrina como ellos lo hacían.
Jesús comunicaba lo del Padre directamente, no de los rabinos, y esto era una reprensión para ellos.
Los rabinos se citaban unos con otros constantemente con sus dichos para impresionar a la gente.
Los líderes judíos tenían que aprender la doctrina, pero la doctrina de Cristo venía del Padre.

18 El que habla por su propia cuenta, su propia gloria busca; pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero, y no hay en él injusticia.

"El que habla por su propia cuenta, su propia gloria busca"
El mensaje vale la pena si viene de Dios y el mensajero debe dar la honra y la gloria a Dios.
Los principales de la sinagoga veían a Jesús solo como un hombre, pero Jesús da la gloria al Padre que lo envió.
"pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero"
Jesucristo como el Hijo de Dios vino solamente para glorificar al Padre y cumplir la voluntad de Él.
Los líderes judíos estaban buscando su propia gloria y por eso rechazaron la doctrina de Cristo.
El propósito del hombre es conocer, glorificar, y honrar a Dios, pero los líderes no estaban dispuestos.

Juan 5:24 "De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida."

"pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero"
Creemos las afirmaciones de Jesús porque él sólo daba la gloria al Padre y no a sí mismo.
Los falsos maestros, profetas, y mesías sólo lo hacen para beneficio personal, no para la gloria de Dios.

19 ¿No os dio Moisés la ley, y ninguno de vosotros cumple la ley? ¿Por qué procuráis matarme?

Jesús cumplió perfectamente la ley y nunca la quebrantó como le acusaban.
Los gobernantes del templo habían torcido la ley de Dios para adaptarla a sus gustos personales.
Su ley dice "No matarás", y sin embargo, estaban planeando en ese momento como matar al Mesías.
Los
líderes no estaban dispuestos en aceptar la Ley y no tenían fe porque estaba muerta.

Mateo 23:2,3 "En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen."


20 Respondió la multitud y dijo: Demonio tienes; ¿quién procura matarte?

Pensaron que Jesús estaba loco. Esto fue dicho por la multitud que no tenía nada en contra de Jesús.
La multitud no le entendía, pero los líderes sabían que ellos mismos conspiraban en matar a Jesús.
Muchos no sabían de un complot contra Jesús porque la trama era de parte de los líderes judíos.

21 Jesús respondió y les dijo: Una obra hice, y todos os maravilláis.

"Una obra hice"
En el estanque de Betesda Jesús sanó a un hombre en el día de reposo y querían matarlo.
"y todos os maravilláis"
Nadie negó sus milagros porque todos lo vieron. Los líderes del sanedrín nunca lo negaron.
Esto muestra lo corrupto que estaban al rechazar un milagro maravilloso de la gracia de Dios.

22 Por cierto, Moisés os dio la circuncisión (no porque sea de Moisés, sino de los padres); y en el día de reposo circuncidáis al hombre.

Cristo hacia lo bueno en el día de reposo, pero ellos violaron el sábado cuando circuncidaron a un niño.
No se fijaban en eso ya que eran ellos los que lo hacían mostrando la hipocresía de ellos.

23 Si recibe el hombre la circuncisión en el día de reposo, para que la ley de Moisés no sea quebrantada, ¿os enojáis conmigo porque en el día de reposo sané completamente a un hombre?

Ellos mismos violaron su propia ordenanza y querían matarlo porque su religión era más importante.
"Si recibe el hombre la circuncisión en el día de reposo"
El punto de Jesús era que los judíos rompieron su propia Ley con la circuncisión del niño.
Si la circuncisión caía en el día de reposo, tenían que quebrantar la ley para circuncidar al niño.
Esto era porque a los ochos días después de haber nacido el niño tenía que ser circuncidado.

24 No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio.

El sábado debía ser una bendición para Israel, pero ellos estaban juzgando con su mente, no con su corazón.
Algunos creyeron en Jesús en ese tiempo, pero los líderes religiosos estaban llenos de odio.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Enemistad Contra Jesús
Juan 7:25-36

25 Decían entonces unos de Jerusalén: ¿No es éste a quien buscan para matarle?
26 Pues mirad, habla públicamente, y no le dicen nada. ¿Habrán reconocido en verdad los gobernantes que éste es el Cristo?


25 Decían entonces unos de Jerusalén: ¿No es éste a quien buscan para matarle?

Unos de Jerusalén conocían el propósito de los gobernantes y se asombraban de que permitían a Jesús de enseñar abiertamente.
Los de Jerusalén conocían mejor que los peregrinos que habían viajado a la ciudad.
Los judíos ciudadanos de Jerusalén sabían que los líderes judíos querían matar a Jesús.
Estos líderes habían amenazado con arrestar a Cristo si aparecía en la fiesta en Jerusalén.

26 Pues mirad, habla públicamente, y no le dicen nada. ¿Habrán reconocido en verdad los gobernantes que éste es el Cristo?

A pesar de las amenazas de las autoridades religiosas, el pueblo se sorprendió de que Jesús proclamaba su mensaje.
"¿Habrán reconocido en verdad los gobernantes que éste es el Cristo?"
La pregunta indica que las multitudes estaban confundidas en cuanto a quién era Jesús y qué hacer con él.
Muchas personas no tienen convicciones firmes tocante a la identidad de Jesús, ni qué hacer con él.
Tal confusión hizo que la multitud se preguntara si las autoridades religiosas decidieron que Jesús era el Cristo, el Mesías.
Cada vez que acusaban a Jesús, él los ponía en vergüenza con sus respuestas.

27 Pero éste, sabemos de dónde es; mas cuando venga el Cristo, nadie sabrá de dónde sea.

¿Qué quiere decir esto?
La única información sobre el lugar de nacimiento del Mesías fue revelada en las Escrituras.
Una creencia común entre los judíos era que el Mesías se aparecería repentinamente al pueblo.
Jesús nació en Belén, pero vivió su vida en Nazaret y era muy conocido por el pueblo.
"pero éste, sabemos de dónde es"
No podían creer que Jesús era el Mesías porque lo conocían muy bien a él y a su familia.
"mas cuando venga el Cristo, nadie sabrá de dónde sea"
Creían que de repente bajaría del cielo a Jerusalén y los salvaría de la esclavitud de Roma.
Confundieron su segunda venida con su primera venida, así que no pudieron distinguir la diferencia.
Pero las Escrituras del Antiguo Testamento decían que él nacería en Belén de una madre virgen.

28 Jesús entonces, enseñando en el templo, alzó la voz y dijo: A mí me conocéis, y sabéis de dónde soy; y no he venido de mí mismo, pero el que me envió es verdadero, a quien vosotros no conocéis.

Jesús dio un anuncio con voz muy alta diciéndoles que ellos lo conocían y de dónde era.
Lo conocían sólo como un hombre de Nazaret, pero en realidad no sabían quién era Jesús.
No lo conocían en un sentido espiritual, porque tampoco conocían a Dios Padre.
"A mí me conocéis, y sabéis de dónde soy"
Jesús no era de Nazaret, ni de Galilea como ellos pensaban por su ignorancia espiritual.
Ellos pensaban que él era el verdadero hijo de José y María, pero estaban equivocados.
"y no he venido de mí mismo"
el Señor no vino de su propia cuenta, ni de por sí sólo, sino de mutuo acuerdo entre él y el Padre.
"pero el que me envió es verdadero"
El Padre que envió a Jesus es el Único enviador porque el Señor no vino por si mismo.
"a quien vosotros no conocéis"
Los líderes no conocían a Dios en espiritu y en verdad, y esa era la razón por la que no conocían a Jesús.

29 Pero yo le conozco, porque de él procedo, y él me envió.

Nadie conoce al Padre como él lo conoce y lo revela a aquellos a quienes le place revelarlo.
Jesús es Emanuel (Dios con nosotros) y Dios el Padre envió a su único Hijo del cielo.
Cristo es la Palabra de Dios y tomó la forma de hombre en la tierra para salvar a la humanidad.
Los judíos pensaban que ellos conocían a Jesús y de donde él era, pero no creyeron que él era del cielo.
Jesús conoce a Dios el Padre porque ellos son uno y son iguales en la naturaleza divina y eternos.
Cristo conoce a Dios el Padre porque él vino del Padre y en unión con la misma voluntad y misión.

30 Entonces procuraban prenderle; pero ninguno le echó mano, porque aún no había llegado su hora.

"Entonces procuraban prenderle"
Los de Jerusalén estaban muy enojados porque él dijo que ellos no conocían a Dios.
"pero ninguno le echó mano, porque aún no había llegado su hora"
Nadie podía apoderarse de Jesús hasta que el tiempo soberano de Dios y el plan para Jesús se cumplieran.
Ellos fueron detenidos por Dios y no pudieron capturarlo hasta el momento asignado.
Sólo entonces las autoridades religiosas podían detenerlo después de que su misión terminara.
Las personas que escuchan el mensaje y la invitación de Jesús no pueden quedar neutrales.
La gente debe aceptar la Palabra de Dios y sus promesas, o rechazarlas por completo.

31 Y muchos de la multitud creyeron en él, y decían: El Cristo, cuando venga, ¿hará más señales que las que éste hace?

Había división entre la gente con tocante a Jesús y algunos querían apoderarse de él. 
Pero había un pequeño remanente de creyentes genuinos que existía entre las multitudes.
"El Cristo, cuando venga, ¿hará más señales que las que éste hace?"
La respuesta a esta pregunta obviamente era "No"; nadie podía hacer milagros más grandes que Jesús.
Jesús había dado mucha evidencia de su poder para hacer milagros, así que muchos creyeron en él.
Jesús había ganado una gran parte de los peregrinos, pero los de Jerusalén no lo aceptaban.
La fe de estos creyentes no era firme porque estaba en las señales que en la Palabra de Jesús.

32 Los fariseos oyeron a la gente que murmuraba de él estas cosas; y los principales sacerdotes y los fariseos enviaron alguaciles para que le prendiesen.

Los fariseos y los principales sacerdotes nunca tenían buenas relaciones entre ellos mismos.
La mayoría de los principales sacerdotes eran saduceos que eran políticos y religiosos en contra de los fariseos.
Estos dos grupos se unieron y se pusieron de acuerdo con un odio mutuo hacia Jesús.
Todos ellos estaban alarmados por los que habían creído e intentaron de arrestar a Jesús.
"enviaron alguaciles para que le prendiesen"
Estos eran guardias del templo que funcionaban como policías compuesta de levitas.
Mantenían el orden en el templo y eran usados en conflictos religiosos con el permiso de la autoridad romana.
Estos alguaciles no fueron los que arrestaron a Jesús, sino una compañía de soldados romanos.
Una legión romana consistía de algunos 6.000 soldados y una compañía era de 600 soldados.

Juan 18:3 "Judas, pues, tomando una compañía de soldados, y alguaciles de los principales sacerdotes y de los fariseos, fue allí con linternas y antorchas, y con armas."

33 Entonces Jesús dijo: Todavía un poco de tiempo estaré con vosotros, e iré al que me envió.

Jesús habla de su crucifixión y luego va al Padre celestial que lo envió, pero ellos no entendían.
"todavía un poco de tiempo estaré con vosotros"
No sería mucho antes de su muerte y ellos deben ser diligentes para buscarlo mientras él estaba con ellos.
Estaba a punto de morir, pero la enemistad, el odio y la persecución no impidió su oferta de salvación a ellos.
Era octubre y Cristo debía de morir en la Pascua en abril, en los próximos seis meses.
Estas palabras de Jesús se refiere a su muerte y resurrección que se acercaba muy pronto.

34 Me buscaréis, y no me hallaréis; y a donde yo estaré, vosotros no podréis venir.

Jesús haba de su regreso a su Padre celestial después de su crucifixión y resurrección.
La razón por la que ellos no podían seguirlo, era porque Cristo iba a regresar al cielo.
Los judíos no entendieron las palabras de Jesús y no se dieron cuenta de que él hablaba después de su muerte.

35 Entonces los judíos dijeron entre sí: ¿Adónde se irá éste, que no le hallemos? ¿Se irá a los dispersos entre los griegos, y enseñará a los griegos?

"¿Se irá a los dispersos entre los griegos, y enseñará a los griegos?"
El Evangelio finalmente llegó a los gentiles debido a la ceguera judía y el rechazo de su Mesías.
Los judíos creían que el Mesías no tenía nada que ver con aquellos que no eran judíos.
Pero el evangelio llegó a los gentiles cuando los judíos no quisieron creer y lo rechazaron.
No significa que Cristo iba a las naciones paganas, sino a los judíos que viven en esos países.
La palabra "dispersos" se aplica a los judíos exiliados, no a los griegos (gentiles) que habitan en su propia tierra.
Los judíos usaban la palabra "griegos" para todos los gentiles que no eran judíos de Israel.

36 ¿Qué significa esto que dijo: Me buscaréis, y no me hallaréis; y a donde yo estaré, vosotros no podréis venir?

Estas palabras eran confusas para ellos porque pensaban que Jesús era como cualquier hombre y podía ir a cualquier lugar.
"a donde yo estaré, vosotros no podréis venir"
Con todas estas preguntas, algunos quizá pensaban que Jesús iba a quitarse la vida.
La pregunta es, ¿qué vas a hacer con Jesús?

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Último Día De La Fiesta
Juan 7:37-53

37 En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.
38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.


37 En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.
 
"En el último y gran día de la fiesta"
"En el último día" indica que esto ocurrió en un día diferente después de la controversia.
"si alguno tiene sed, venga a mí y beba"
Jesús usó el último día de la fiesta de los Tabernáculos para hacer una invitación pública.
Alzó su voz en el último día de la fiesta para que su pueblo lo aceptara como el Agua viva.
El agua espiritual habla de una fuente que se llena del espíritu de Dios y de su gran amor.
El fin de la fiesta de los Tabernáculos conmemoraba el fin de la jornada en el desierto.
Simboliza la salvación de su pueblo de la vieja vida de esclavitud, y comienza una nueva vida.
La gente con una sed espiritual necesita venir al Salvador y recibir la salvación que él ofrece.

38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.
 
"El que cree en mí"
Venir a Jesús es beber de él espritualmente por la fe y confiar en él por toda la eternidad.
"de su interior correrán ríos de agua viva"
Cuando Dios imparte el Espíritu Santo en el creyente, él se convierte en una fuente de vida espiritual.
El Espíritu Santo que iba a morar en el creyente seria como ríos de agua que fluyen desde dentro de él.
Las escrituras se refieren a la actividad del Espíritu Santo en la vida del cristiano para siempre.
Cuando el creyente viene a Cristo, se convierte en una fuente de agua viva.
No solamente hablaba del Espíritu que entraría en uno, sino que también fluía hacia fuera a otros.
No solamente era recibir una bendición, sino también ser una fuente de bendición para otros.

39 Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado.

Este don de Dios comenzó en el día de Pentecostés cuando ciento veinte discípulos fueron llenos del Espíritu Santo.
Cuando una persona cree en Jesucristo, el Espíritu Santo viene a morar en el creyente.
Es el Espíritu Santo quien nos consuela, que nos guía, que nos enseña y nos fortalece.
"pues aún no había venido el Espíritu Santo"
El Espíritu Santo aún no había venido porque Pentecostés aún no había llegado hasta después.

40 Entonces algunos de la multitud, oyendo estas palabras, decían: Verdaderamente éste es el profeta.

Sabían que había algo poderoso en él, pero todavía pensaban que era el hijo de José en lugar del Hijo de Dios.
"Verdaderamente éste es el profeta"
Estos creían que este profeta era el Mesías que había de venir que es exactamente correcto.
El gran profeta del cual Moisés habló se refiere al Mesías y no a otro profeta.

Deuteronomio 18:15,18 "Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará Jehová tu Dios; a él oiréis...Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que yo le mandare."

41 Otros decían: Este es el Cristo. Pero algunos decían: ¿De Galilea ha de venir el Cristo? 

La gente estaba confundida porque Jesús nació en Belén de Judea, no en Galilea.
Algunos creyeron a causa de sus poderosos milagros y su mensaje ya que unos dicen, "Este es el Cristo".
Parece que ellos suponían que ya que Jesús vivía en Galilea también había nacido allí.

42 ¿No dice la Escritura que del linaje de David, y de la aldea de Belén, de donde era David, ha de venir el Cristo? 

Estos hombres ignoraron que Jesús era descendiente de David y su nacimiento en Belén era claro.

Miqueas 5:2 "Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad."

Esta es la escritura citada por los líderes religiosos en respuesta a Herodes que mató a los niños.
Aún Herodes conocía este pasaje que Jesús nacería en Belén.

43 Hubo entonces disensión entre la gente a causa de él.

La gente no puede tener dos creencias tocante a Jesús; pueden estar con él o en contra de él.
Había una división violenta entre ellos, algunos a favor de Jesús y otros en su contra.

44 Y algunos de ellos querían prenderle; pero ninguno le echó mano.

No era el tiempo de Dios para que Jesús muriera todavía porque todo ya estaba predestinado.
Sus esfuerzos fueron refrenados por la Providencia de Dios y el poder de sus palabras.

45 Los alguaciles vinieron a los principales sacerdotes y a los fariseos; y éstos les dijeron: ¿Por qué no le habéis traído?

Los alguaciles no pudieron arrestar a Jesús cuando fueron confrontados con las palabras poderosas de él.
"¿Por qué no le habéis traído?"
Aparentemente estaban sentados y esperando de interrogar al Señor inmediatamente.
Ni siquiera mencionan el nombre de Jesús con desprecio pensando que sería fácil traerlo.

46 Los alguaciles respondieron: ¡Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre!

Los alguaciles estaban tan asombrados por lo que Jesús dijo que ni siquiera trataron de arrestarlo.
Estos guardias simples no estaban conscientes de la malicia de los líderes en arrestar a Jesús.
Jesús le habló a los alguaciles con gracia, poder, majestad y elocuencia que no pudieron llevárselo.

47 Entonces los fariseos les respondieron: ¿También vosotros habéis sido engañados? 

Estos fariseos tenían sus corazones cerrados. Su enojo y sus celos los habían cegado.
Ellos reprendieron a los alguaciles que los acusaban de ser engañados por un falso profeta.

48 ¿Acaso ha creído en él alguno de los gobernantes, o de los fariseos?

Estos fariseos eran orgullosos de su propia sabiduría que nadie podía engañarlos según ellos.
No creyeron lo que Jesús había dicho, pero los alguaciles fueron convencidos de lo que Jesús dijo.

49 Mas esta gente que no sabe la ley, maldita es.

Los fariseos llamaba a la multitud como gente común que era ignorante en comparación con ellos mismos.
Vieron a la gente como ignorantes de la ley y por no seguir las tradiciones de los fariseos.
Las personas eran consideradas malditas porque no pertenecían al grupo de ellos como líderes religiosos.

50 Les dijo Nicodemo, el que vino a él de noche, el cual era uno de ellos:

Nicodemo no había cerrado su corazón a las afirmaciones de Cristo y estaba a favor del Señor.
Nicodemo creyó a Jesús, pero temía a los otros fariseos. Él había venido a Jesús por la noche "en secreto" (Juan 3:2).

51 ¿Juzga acaso nuestra ley a un hombre si primero no le oye, y sabe lo que ha hecho?

Nicodemo decía que Jesús estaba siendo juzgado sin tener pruebas para un juicio justo.

52 Respondieron y le dijeron: ¿Eres tú también galileo? Escudriña y ve que de Galilea nunca se ha levantado profeta.

Aquí aconsejan a los oficiales que estudien la ley, cuando ellos mismos sabían muy poco del Mesías.
Estos fariseos estaban acusando a los oficiales de ser de Galilea que creían y seguían a Jesús.
El problema estaba con los fariseos que no investigaron los detalles en cuanto al nacimiento de Jesús.
Mientras acusaron a las multitudes de ignorancia, ellos eran aún más ignorantes de las Escrituras.

53 Cada uno se fue a su casa;

Los fariseos y los sacerdotes no pudieron resolver su dilema, así que todos se fueron a casa y lo olvidaron por el momento.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Mujer En Adulterio
Juan 8:1-11

1 y Jesús se fue al monte de los Olivos.
2 Y por la mañana volvió al templo, y todo el pueblo vino a él; y
sentado él, les enseñaba.

Los fariseos y los escribas en Jerusalén ya habían decidido que Jesús debía ser eliminado.
Ellos consideraban a Cristo como una amenaza al sistema religioso, al poder, y autoridad de estos líderes.

1 y Jesús se fue al monte de los Olivos.

En este capítulo, nuestro Señor confronta a las autoridades de Jerusalén en un caso de atrapamiento.
"se fue al Monte de los olivos"
Jesús no se detuvo en la ciudad toda la noche, sino que caminó dos millas al Monte de los olivos.
Este era el lugar favorito de Jesús cuando se retiró de las multitudes en Jerusalén.
El huerto de Getsemaní está en el Monte de los olivos y Jesús fue allí para descansar y orar.
Como hombre, Jesús necesitaba descanso, pero lo que necesitaba más era tiempo a solas en oración con el Padre.

2 Y por la mañana volvió al templo, y todo el pueblo vino a él; y sentado él, les enseñaba.

Él seguía enseñando sin miedo a las multitudes en el lugar más público de Jerusalén, el templo.
Jesús era muy valiente, especialmente cuando su vida había sido amenazada por las autoridades.
Sin embargo, él fue temprano "en la mañana" al mismo lugar ya que no podian hacerle nada.
Jesús no se quedó dormido porque tenía que trabajar mientras todavía había tiempo.
La importancia de su misión era salvar a las personas que morían en sus pecados.
La vida es muy tiempo y una vez que el tiempo se ha ido, se ha ido para siempre.

Juan 9:4 "Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar."

"y sentado él, les enseñaba"

Esto muestra su diligencia y disciplina en enseñar a la gente mientras que había la oportunidad.
El ministerio de nuestro Señor Jesucristo incluyó milagros, sanidades, parábolas, y enseñanza.
Pero el que tuvo el mayor impacto en la gente fue su enseñanza de la Palabra de Dios.
Algunos creyeron en él como resultado de su mensaje, pero más lo rechazaron debido a su mensaje.
Nuestro Señor fue un maestro perfecto y al venir la gente, vio la necesidad de enseñarles.
Mientras la gente venía a aprender, otros venían a atraparlo.

3 Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y poniéndola en medio,
4 le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio.


Normalmente las mujeres sororendidas en adulterio no eran traídas a Jesús.
Los líderes estaban tratando de engañarlo para ver si él defendería la ley, o defendía a la mujer.
"le trajeron una mujer sorprendida en adulterio"
Los fariseos valoraban más sus leyes y reglamentos que la misericordia y la gracia de Dios.
Sabemos poco de ella, pero parece que ella estaba casada para haber cometido adulterio.
La ley del Antiguo Testamento ordenaba la pena de muerte para los casados que cometían adulterio.
"le dijeron: Maestro"
Le llamaron Maestro, pero no eran sinceros porque no habían reconocido a Jesús como su Señor.
Solamente trajeron a la mujer, pero ¿dónde estaba el hombre que estaba con ella?
La ley dice que los dos debían ser apedreados hasta morir.
Jesús había estado enseñando la Palabra de Dios acerca de la gracia y el amor de Dios.
El hombre intenta controlar y esclavizar a la gente, pero la gracia de Dios libera al pecador.

5 Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¿qué dices?

Sabían que Jesús no había castigado a nadie y pensaban que fácilmente lo atraparían aquí.
El adulterio era una ofensa capital bajo la ley judía, pero las reglas para la evidencia eran muy estrictas.
Era raro que uno fuera ejecutado por adulterio ya que este era un pecado privado.
"Tú, pues, ¿qué dices?"
Si Jesús decía, “déjenla ir,” entonces le podían acusar de quebrantar la ley de Moisés.
Si decía, “mátenla por su crimen de adulterio,” entonces Jesús violaría la ley romana.
Roma les había quitado el derecho a los judios de ejecutar a uno por ofensas religiosas.
La ley decía que en el caso de adulterio, tanto el hombre como la mujer deben ser puestos a muerte.
Pero los fariseos torcieron la ley diciendo: "Moisés nos mandó a apedrear a tales mujeres"

6 Mas esto decían tentándole, para poder acusarle. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo. 

La respuesta de Jesus tomo a los acusadores por sorpresa algo que ellos no esperaban.
"inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo"
¿Qué escribió con el dedo? No sabemos qué fue lo que el Señor escribió.
Hay muchas sugerencias de lo que Jesús escribió en el suelo de a tierra.
Ellos presentaron a la mujer como una pecadora delante de Jesús, pero ignoraron su propio pecado.
No estaban interesados en la justicia ya que habían planeado esta trampa del adulterio.
Lo que Jesús escribió era una advertencia de juzgar a otros cuando nosotros mismos somos pecadores.

7 Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella.

Jesús los puso en suspenso y esto parece haber sido un silencio inquieto dándoles tiempo para pensar.
Jesús sabía que todos eran culpables de pecado y ellos mismos cayeron en su propia trampa.
"El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella"
En vez de dar una sentencia a la mujer, Jesús pone una sentencia sobre sus acusadores.
Se desbrió el pecado de ellos y quedaron en vergüenza al traer una mujer como un arma contra Jesús.
Estos religiosos tenían un pecado más grande y una culpa más grande que la mujer misma.

8 E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra.

El Señor se inclinó y comenzó a escribir en la arena de nuevo, y los dejó que ellos mismos se quemaran.
Se conocían entre ellos mismos y como eran de tramposos como malhechores.

9 Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio.

Los mayores se fueron primero, admitiendo que eran pecadores. Sabían que eran culpables.
"pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia"
No podían enfrentar sus propios pecados traídos a la luz. Se fueron avergonzados y con remordimiento.
Ahora estaban más conscientes de su propio pecado que el de la mujer.
Estos acusadores se habían acostumbrado a juzgar, condenar, acusar y criticar a otros.
Habían vivido tanto tiempo menospreciando a los demás para exaltarse a sí mismos.
"salían uno a uno"
Deberían haberle pedido perdón a Jesucristo, pero al contrario ellos se alejaron de él.
"quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio"
Ella fue movida por su conciencia para arrepentimiento, pero ellos fueron movidos por el pecado sin arrepentimiento.

10 Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó?

Esto no es una licencia para cometer adulterio, pero estos hombres tampoco tenían derecho a juzgarla.
Ellos la habían acusado de adulterio, pero no se atrevieron al acto de apedrearla.
El Señor esperó sólo un poco y los más poderosos y viciosos acusadores se alejaron.
Cristo no la juzgó porque quería traer a los pecadores a la fe y al arrepentimiento.

Lucas 9:56 "Porque el Hijo del Hombre no ha venido para perder las almas de los hombres, sino para salvarlas."

11 Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más.

Jesús no la regaño, pero se deshizo de sus acusadores y trató con ella graciosamente.
Jesús sabía que ella estaba consciente de su pecado y estaba dispuesta a alejarse del pecado.
"entonces Jesús le dijo: ni yo te condeno; Vete, y no peques más "
Si el carácter de Dios exige justicia, ¿por qué la perdonó?
Jesus sabía muy bien que él moriría en una cruz por ella. Esa era la única manera.
La única razón por la que podía perdonarla era porque él pagaría el precio al morir en la cruz.
Sus pecados fueron perdonados por la ternura y la gracia del Señor para que ella pudiera irse en paz diciéndole: "vete y no peques más".
 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Luz Del Mundo
Juan 8:12-20

12 Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

"Yo soy la luz del mundo"
Este es el segundo "Yo soy" como leemos en Juan 6:35 sobre Jesús, el Pan de vida.
Se profetizaba que el Señor sería luz para su pueblo, así como para toda la tierra (Isaías 42:6, 49:6).
Noten que Jesús no es una luz; Él es la Luz. Él es la fuente de la luz y de la vida.
Los cristianos caminan en su luz porque cuando recibimos a Jesús, recibimos su luz.
Los líderes religiosos no podían la Luz y negaban en contra de Jesús que él era la Luz de la Vida.
La luz era un símbolo en la Fiesta de los Tabernáculos de la columna de fuego que dio luz a Israel durante el éxodo.
Jesús tomó este símbolo de la presencia de él mismo cuando guiaba a su pueblo de noche.
Este era un gran y elocuente contraste con las tinieblas de los que se oponían a Jesús.
"el que me sigue, no andará en tinieblas"
Jesús trae luz a los que lo siguen y permanecen en el, y no andarán en las tinieblas del pecado.
La Deidad de Jesús se expresa en la palabra "Luz", lo opuesto de las tinieblas en sus adversarios.
Las Escrituras hablan de la Palabra de Dios como luz, como lámpara, y como lumbrera.

Salmo 119:105 "Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino."
"sino que tendrá la luz de la vida"


Así como Jesús dijo, "Si alguno tiene sed, venga a mí y beba”, ahora él proclama: “tendrá la luz" de la vida eterna.

13 Entonces los fariseos le dijeron: Tú das testimonio acerca de ti mismo; tu testimonio no es verdadero.

"Tú das testimonio acerca de ti mismo"
Estos fariseos no saben con quién están hablando. La Biblia dice que por dos testigos se comprueba la verdad.
Hay tres razones por las cuales el testimonio de Jesús era verdadero:

1. Jesús conocía su origen y destino mientras que los judíos eran ignorantes de estas cosas.
2. La unión íntima del Hijo con el Padre establece la verdad del testimonio del hijo.
3. El Padre y el Hijo fueron testigos juntos en la identidad del Hijo en el versículo 18.

"tu testimonio no es verdadero"

Estas personas ignoraron las enseñanzas y los milagros de Cristo que eran más que suficientes como testimonio.
Cristo es sin excepción el mejor testigo de la verdad porque fue enviado por su Padre.
El Señor como Dios no estaba sujeto a las reglas de los hombres y no se aplicaban a él.

14 Respondió Jesús y les dijo: Aunque yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio es verdadero, porque sé de dónde he venido y a dónde voy; pero vosotros no sabéis de dónde vengo, ni a dónde voy.

"Aunque yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio es verdadero"
La ley fue hecha para el hombre, no para Dios, así como el sábado fue hecho para el hombre, no para Dios.
Jesús dijo la verdad sobre quien era el, de dónde era, y a dónde iba.
Jesús no estaba solo en su testimonio porque muchos ya habían testificado de esta verdad.
Juan el Bautista dio testimonio de Jesús como el Cordero de Dios quien quita el pecado del mundo.

Juan 1:29 "El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo."

El Espíritu Santo y el Padre dieron testimonio de Jesús como el Hijo de Dios en quien tiene complacencia.

Marcos 1:10,11 "Y luego, cuando subía del agua, vio abrirse los cielos, y al Espíritu como paloma que descendía sobre él. Y vino una voz de los cielos que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia."

"pero vosotros no sabéis de dónde vengo"

Sabemos que Jesús vino del cielo, pero ellos no lo sabían y no lo creían de ninguna manera.
Ni siquiera sabían de qué pueblo era. Pensaron que era de Nazaret, pero estaban equivocados.
Ellos rechazaron a Jesús y su gracia, de modo que escogieron las tinieblas en lugar de la luz.

15 Vosotros juzgáis según la carne; yo no juzgo a nadie.

Ellos se habían constituido a sí mismos como jueces, y decidieron estar en contra del Señor.
La verdad es que cuando Jesús vino a la tierra, vino a salvar, no a condenar ni a juzgar.
Él juzgará al final del tiempo cuando todos estemos delante de él en el día del juicio.
Los fariseos juzgaron según las apariencias, pero Jesús no juzgó como los fariseos.
El juicio de ellos era condenar a la gente y Jesús no vino a juzgar al mundo, sino a salvarlo.
Sin embargo, la venida de Jesús trae juicio, si rechazan la luz quedándose en las tinieblas.
Según como uno escoge en esta vida, Jesús determina el destino eterno de cada uno.

16 Y si yo juzgo, mi juicio es verdadero; porque no soy yo solo, sino yo y el que me envió, el Padre.

Dios el Padre y Jesús están de acuerdo. Cuando Jesús habla, él habla por parte del Padre.
Aun si Jesús juzga, su juicio es verdadero porque no juzga sin contar con el Padre celestial.
Su juicio siempre está en perfecto acuerdo con el Padre que lo envió.
Los líderes religiosos tenían juicios carnales y torcidos acerca de Jesús hasta para matarlo.

17 Y en vuestra ley está escrito que el testimonio de dos hombres es verdadero.

El testimonio de Jesús era más que suficiente, pero para darles gusto, también les presenta otro Testigo.
Si ellos demandaban dos testigos para cumplir la ley, los dos testigos eran Jesús y su Padre.
"Y en vuestra ley está escrito"
Jesús se refiere a "vuestra" ley porque ellos se habían adueñado de la ley orgullosamente.
Él la la llama "vuestra ley" porque él estaba sobre la ley y no tenía necesidad de sujetarse a la ley.
Él no dice "nuestra ley" como lo era para ellos, pero él lo dice para mostrarles que él de todos modos cumplió la ley.
Si el testimonio de dos hombres es verdadero, cuánto más el testimonio de dos Testigos Divinos.

1 Juan 5:9,10 "Si recibimos el testimonio de los hombres, mayor es el testimonio de Dios; porque este es el testimonio con que Dios ha testificado acerca de su Hijo. El que cree en el Hijo de Dios, tiene el testimonio en sí mismo; el que no cree a Dios, le ha hecho mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado acerca de su Hijo."


18 Yo soy el que doy testimonio de mí mismo, y el Padre que me envió da testimonio de mí.

Hay una distinción entre el Padre y el Hijo, pero no están divididos, sino que son uno.
No son dos dioses. Ellos son uno en el Consejo divino, en poder, y en gloria. Son tres personas en un sólo Dios.
Cuando Cristo está dispuesto a dar su vida como sacrificio por los pecadores, él da evidencia de la verdad.

19 Ellos le dijeron: ¿Dónde está tu Padre? Respondió Jesús: Ni a mí me conocéis, ni a mi Padre; si a mí me conocieseis, también a mi Padre conoceríais.

Ellos dijeron que su testimonio no era cierto aún cuando él había hecho muchos milagros.
"Ellos le dijeron: ¿Dónde está tu Padre?"
Los judíos solo pensaban en una familia natural al preguntarle acerca de sus padres.
Ellos creían que José era el padre de Jesús, pero nunca pensaron que Dios era su Padre.
Si hubieran conocido a Dios el Padre y su Palabra, no estarían allí como unos incrédulos.
"Ni a mí me conocéis, ni a mi Padre"
Ellos se sentían muy orgullosos de conocer a Dios mejor que cualquier otro según ellos.

Mateo 11:27 "Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni al Padre conoce alguno, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar."


20 Estas palabras habló Jesús en el lugar de las ofrendas, enseñando en el templo; y nadie le prendió, porque aún no había llegado su hora.

Los fariseos, los escribas, y los sumos sacerdotes allí estaban, pero no pudieron hacer nada.
El tiempo no había llegado en el que había de entregarse en las manos de sus enemigos.
Ya que Dios estaba en control en cuanto al tiempo correcto, el tiempo de ellos era inútil.
El cuidado de Dios protegía a Jesús hasta el tiempo designado para su muerte en la cruz.
Ningún hombre le puso las manos encima aunque habían tratado de hacerlo el día anterior por unos guardias.
Cristo enseñaba en un lugar para su arresto, pero no se lo llevaron, ni siquiera por las autoridades religiosas.
La profecía de Isaías capítulo 6 anuncia que Jesús sería rechazado, luego Dios los rechaza a ellos.
Los Fariseos no seguían a Jesús por causa del temor de ser expulsados de la sinagoga.
Ellos amaban más la aprobación de los hombres que la aprobación de Dios.
Cristo es la luz del mundo y es la única luz para que la gente no esté en tinieblas para siempre.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Pecado De Muerte

Juan 8:21-30

21 Otra vez les dijo Jesús: Yo me voy, y me buscaréis, pero en vuestro pecado moriréis; a donde yo voy, vosotros no podéis venir.

Jesús repitió este mensaje de nuevo (7:33-34) tocante a las consecuencias de rechazarlo.
"yo me voy"
Jesús se iría por medio de su muerte en la cruz, su resurrección y su ascensión para estar a la diestra del Padre.
Estas personas rechazaron al Salvador del mundo y seguirán buscando un Mesías diferente.
Ellos morirían en sus pecados porque lo rechazaron. No tendrían vida eterna en el cielo con Cristo.
"a donde yo voy, vosotros no podéis venir"
Las palabras eran un misterio para los judíos, pero Jesús iba a regresar al Padre una vez más.
Morir en pecado sin arrepentirse sería un desastre espantoso en la vida de un hombre.
Sólo hay un pecado que podríamos llamar el pecado imperdonable. Este es el pecado sin perdón.

Mateo 12:31,32 "Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada. A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero."

Esto se debe a la decisión de no creer en Jesús y la vida que él ofrece, el regalo de la vida eterna.

22 Decían entonces los judíos: ¿Acaso se matará a sí mismo, que dice: A donde yo voy, vosotros no podéis venir?

Siendo que Jesús les había dicho que tenían poco tiempo para vivir, pensaron que iba a cometer suicidio.
Pero Dios entregó a su único Hijo para que lo mataran, y a la vez Cristo puso su propia vida por nosotros.

Juan 10:17,18 "Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar. Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre."


23 Y les dijo: Vosotros sois de abajo, yo soy de arriba; vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo.

"Vosotros sois de abajo, yo soy de arriba"
El contraste aquí es entre el reino de Dios y el del mundo caído, y pecaminoso "de abajo".
El mundo aquí se refiere al sistema dominado por Satanás y todo lo que está en contra de Dios.
Jesús dijo que la relación de sus enemigos estaba con Satanás debido a la ceguera espiritual de ellos.
Sólo ven con sus ojos las cosas materiales y todo lo que este mundo ofrece.
Por eso, no le entienden a Jesús ya que las cosas mundanas y las espirituales de Dios no concuerdan.
El problema de ellos no era mental, sino del corazón. La raíz de la maldad era espiritual.
La balacera en la escuela de Florida no fue a causa de la enfermedad mental como dicen.
Un comentarista dijo, "Les hemos dado todo a nuestros hijos y no les falta nada."
Lo que más falta es que nosotros como padres enseñemos a nuestros hijos las cosas de Dios y vivir una vida piadosa.
Muchos buscan la solución al problema y otros le echan la culpa a la falta de salud mental, o a las armas, o al presidente.

"vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo"

La verdad no se debe a una condición mental, sino a un problema espiritual y moral en este mundo.

24 Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis.

"porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis"
Notemos algo muy importante lo que dice aquí.
Las palabras "yo soy" se refieren a Jesús mismo como el Dios del Antiguo Testamento en el libro de Éxodo.

Éxodo 3:14 "Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros."

Si ellos no creían que Jesucristo es el Señor y Salvador, entonces ellos estaban muertos en pecado.
Aquí en el versículo 24 él dos veces les dice que ellos morirían en sus pecados (plural).
Pero en el versículo 21 el pecado en el singular se refiere al pecado de Adán que heredamos.

25 Entonces le dijeron: ¿Tú quién eres? Entonces Jesús les dijo: Lo que desde el principio os he dicho.

Si Jesús hubiera dicho que él era el Mesías, no habrían creído de todos modos.
"¿Tú quién eres?"
Esta pregunta de ellos vino de una combinación de confusión, enemistad y desprecio. Aunque Jesús les dijo varias veces quién era él, continuaron preguntando para atraparlo y condenarlo.
"Lo que desde el principio os he dicho"
Jesús siempre se había identificado como el Hijo del Padre, el Pan y el Agua de vida, la Luz del mundo, etc.
Jesús evita el nombre Mesías debido a que esperaban un Mesías político para salvarlos de Roma.

26 Muchas cosas tengo que decir y juzgar de vosotros; pero el que me envió es verdadero; y yo, lo que he oído de él, esto hablo al mundo.

Estas personas vivían en pecado y necesitaban arrepentirse antes de estar delante de Dios en el juicio.
Pero si creían en Dios como ellos afirmaron, entonces necesitaban escuchar lo que Jesús estaba diciendo.
"Muchas cosas tengo que decir y juzgar de vosotros"
Jesús tenía muchas cosas que decir de ellos al juzgarlos y condenarlos.
El podía descubrir todos los pecados de ellos, la hipocresía, el odio y la malicia contra la verdad.
En lugar de hablar más sobre el Padre y de sí mismo, Jesús comienza a hablar en juicio contra ellos.
"pero el que me envió es verdadero; y yo, lo que he oído de él, esto hablo al mundo"
No pueden evitar la responsabilidad del mensaje que escucharon del Padre por medio de Jesús.
Como Dios, Jesús conoce todas las cosas y él conocía los secretos de ellos y todos sus pecados.
Cristo podía juzgar las malas obras de ellos, pero él no vino a este mundo para eso.
No vino a juzgar y condenar, sino a salvar; Así que los dejó en las manos de su Padre quien los castigaría.

27 Pero no entendieron que les hablaba del Padre.

Estas personas estaban tan metidos en su religión que no podían entender nada de Dios.
Ellos no entendían por su orgullo, la vanidad, el prejuicio, y por ser muy religiosos en público.
Algunos escuchan, pero sólo escuchan lo que quieren oír en lugar de escuchar con un corazón abierto.

Jeremias 5:21 "Oíd ahora esto, pueblo necio y sin corazón, que tiene ojos y no ve, que tiene oídos y no oye."

Por lo tanto, si los fariseos se oponían a Jesús, en realidad se oponían a Dios el Padre.

28 Les dijo, pues, Jesús: Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces conoceréis que yo soy, y que nada hago por mí mismo, sino que según me enseñó el Padre, así hablo.

"Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre"
¿De qué esta hablando aquí?
Jesús está hablando proféticamente de ser levantado en la cruz muy pronto fuera de Jerusalén.
Algún día despertarán a la revelación de que Jesús, a quien crucificaron, era su Mesías.

Apocaliosis 1:7 "He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él."
Zacarías 12:10 "y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito."

No entendían que el Hijo de Dios tomó la forma de hombre y habitó entre ellos.
No podían entender que este hombre delante de ellos podría ser el Hijo de Dios.
"entonces conoceréis que yo soy"
Nuevamente Jesús se identifica como el Dios Todopoderoso, "Yo soy el que soy".

29 Porque el que me envió, conmigo está; no me ha dejado solo el Padre, porque yo hago siempre lo que le agrada.

Cristo tenía su vista hacía la cruz, que es la razón por la que vino cuando dijo: "entonces conoceréis que yo soy".
Él les ofrecía una salida para evitar la muerte espiritual a causa del pecado, pero escogieron la muerte en vez de la vida.
Los incrédulos son como los muertos que caminan y viven día a día hasta que mueren en su pecado.
"Porque el que me envió, conmigo está; no me ha dejado solo el Padre"
Aquí parece que él dijo esto debido a la soledad que sintió al ser rechazado por los líderes.
Aunque ellos lo habían rechazado, Dios no lo había abandonado, sino que estaba con él.
Sólo el amor del Padre estaba siempre con él, aún en sus momentos más difíciles.
La única vez que fue abandonado brevemente por el Padre fue cuando él llevó nuestros pecados en la cruz.

Mateo 27:46 "Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?"


30 Hablando él estas cosas, muchos creyeron en él.

Era evidente desde el principio que cualquier hombre no podía hacer los milagros que Jesús hacía.
Muchos escucharon el mismo mensaje y creyeron en él a pesar de la oposición de los líderes religiosos.
"muchos creyeron en él"
Este mensaje trajo el sabor de la muerte a los incrédulos, pero trajo el sabor de la vida a los creyentes.
Tal era el poder del mensaje de Jesús para los que creían que él era el Mesías.
Había muchos que se endurecieron, pero también allí había muchos que creyeron y recibieron la Palabra de Dios.
El hombre está esclavizado al pecado, a la ceguera espiritual, a la dureza del corazón y a la rebelión.
Pero Dios lo puede poner en libertad de esta esclavitud del pecado por la Palabra de Cristo.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Como Padre Como Hijo
Juan 8:31-45

31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos;
32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.


31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos;

Este es el segundo paso para ser un verdadero discipulado después de haber creído por fe.
La perseverancia en la obediencia a las Escrituras es la evidencia de la fe genuina en Cristo.
"Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos"
Un verdadero creyente que permanece en él obedece y practica la enseñanza de Jesús.
Los verdaderos discípulos son los que aprenden y son fieles seguidores del Señor Jesucristo.
La única manera de andar en los caminos de Dios es saber cuál es su voluntad para nuestra vida.
La mejor manera de saber cuál es su voluntad es leer y conocer la Palabra viva de Dios.

Lucas 6:46 "¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?"

32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Un seguidor obediente del Señor Jesús conocerá la verdad y será libre solamente "si" permanece en Cristo.
La única manera para no ser engañado es conocer la verdad y hacer la voluntad de Dios.


33 Le respondieron: Linaje de Abraham somos, y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: Seréis libres?

Parece que eran muy ignorantes de su historia pasada, así como su esclavitud bajo el imperio romano.
El pueblo de Dios había estado esclavizado a los egipcios, a los asirios, a los caldeos, a los persas, a los griegos y ahora a los romanos.

Juan 19:15 "Pilato les dijo: ¿A vuestro Rey he de crucificar? Respondieron los principales sacerdotes: No tenemos más rey que César."


No estaban libres de la esclavitud romana y, sobre todo, estaban esclavizados por el pecado.
La libertad que Cristo ofrecía no era libertad política, sino libertad de la esclavitud del pecado.

34 Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado. 

El que practica el pecado es evidencia o prueba de que uno no es nacido de Dios.
Por otro lado, el que no practica el pecado da testimonio de haber nacido de nuevo.

1 Juan 3:8,9 "El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios."

Eso no quiere decir que no tenemos pecado ya que todavía tenemos la naturaleza pecaminosa.
Pero Dios da al creyente una naturaleza nueva que no pueden seguir practicando el pecado.
Podemos permitir que nuestra nueva naturaleza nos domine para vivir vidas santificadas.

Aquellos que Jesucristo libera del poder del pecado y de la esclavitud de Satanás son verdaderamente libres.
"todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado"
Los incrédulos están esclavizados al pecado ya que rechazan la libertad que Cristo les ofrece por gracia.


35 Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre.
 
"el hijo sí queda para siempre"
¿Quién es el hijo que permanece para siempre?
Tenemos aquí un ejemplo que se aplica a esta pregunta.
Ismael era un esclavo y no tenía herencia de Abraham. Así que Ismael y su madre fueron despedidos.
Sara e Isaac se quedaron en la casa y él recibió la herencia de su padre Abraham.
Jesús estaba diciendo que ellos no eran los hijos de Abraham y por eso eran como Ismael. Eran esclavos y no herederos. El esclavo no se queda en la casa para siempre.
Los líderes religiosos eran esclavos y no hijos. Ellos serían excluidos de la herencia de Dios.
La esclavitud del pecado es el peor tipo de esclavitud, pero solo el Hijo de Dios nos libera de la esclavitud.
No podemos ser hijos de Dios mientras estamos sirviendo al pecar. O servimos a Dios o servimos el pecado.
Si pertenecemos a Dios, somos sus hijos y herederos. Tambien somos linaje de Abraham según las promesas.

Gálatas 3:29 "Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa."

36 Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.

Esta es libertad total del engaño, del castigo, de la condenación, y de toda culpa de la consciencia.

Gálatas 5:1 "Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud."


Para ser verdaderamente de la simiente espiritual de Abraham, tendrían que estar en Cristo.
Esta libertad espiritual no la podían entender ni creer estos judíos, y entonces la rechazaron.
"seréis verdaderamente libres"
Sólo Cristo nos libera de nuestros temores, de nuestra soledad, y de toda culpa de una conciencia inquieta.


37 Sé que sois descendientes de Abraham; pero procuráis matarme, porque mi palabra no halla cabida en vosotros. 

Los judíos son descendientes físicos de Abraham, pero él no era el padre espiritual de ellos ya que querían matar a Jesús.
Primero, ellos dicen que eran de la simiente física de Abraham, lo cual es verdad.
En segundo lugar, ellos decian que eran de la simiente espiritual de Abraham, lo cual no es cierto.
En tercer lugar, ellos habian dicho que eran hijos de Dios, lo cual tampoco era cierto.
"procuráis matarme, porque mi palabra no halla cabida en vosotros"
Las Palabras de vida no tenían lugar en ellas porque no las creían y las rechazaron.
La Palabra de verdad no resultó en un cambio en ellos ya que querían matar a Jesús.


38 Yo hablo lo que he visto cerca del Padre; y vosotros hacéis lo que habéis oído cerca de vuestro padre.

Ya que Jesús está enseñando la verdad, entonces es muy conocido que ellos no tienen el mismo padre.
Siendo que estos líderes religiosos no pudieron contra la enseñanza del Señor, entonces lo atacaron personalmente.
"yo hablo lo que he visto cerca del Padre"
Jesús vio al Padre porque él como el Verbo de Dios estaba con Dios desde la eternidad.
"vosotros hacéis lo que habéis oído cerca de vuestro padre"
Los judíos no vieron el padre de ellos, sólo oyeron hablar de su padre el diablo.
Satanás se esconde y se disfraza para obrar en las tinieblas y así engañar a la gente.

39 Respondieron y le dijeron: Nuestro padre es Abraham. Jesús les dijo: Si fueseis hijos de Abraham, las obras de Abraham haríais.
 
Así como los hijos heredan las características físicas de sus padres, así los que son descendientes espirituales de Abraham actuarán como Abraham.
"si fueseis hijos de Abraham, las obras de Abraham haríais"
Si imitan "las obras" de la fe y la obediencia de Abraham, serían verdaderamente sus hijos.
La fe de Abraham fue demostrada a través de su obediencia a Dios en todo lo que él le había mandado.
La enemistad hacia Jesús demostró que el verdadero padre de ellos era Satanás a quien imitaban.
En cambio, Abraham por fe creyó al Señor Dios y le fue contado por justicia.

Génesis 15:6 “Y creyó a Jehová, y le fue contado por justicia.

Estas personas judías que fingían ser descendientes de Abraham, no creyeron al Señor.

40 Pero ahora procuráis matarme a mí, hombre que os he hablado la verdad, la cual he oído de Dios; no hizo esto Abraham.
 
Dios dijo, "no matarás", pero ellos querían matar a Jesús. En cambio, Abraham hizo la voluntad de Dios.
Ellos trataron a Jesús como lo trató Abraham cuando apareció y vino a su casa.

Genesis 18:1,2 "Después le apareció Jehová en el encinar de Mamre, estando él sentado a la puerta de su tienda en el calor del día. Y alzó sus ojos y miró, y he aquí tres varones que estaban junto a él; y cuando los vio, salió corriendo de la puerta de su tienda a recibirlos, y se postró en tierra."

Los líderes querían matar a Jesús en vez de tratarlo amablemente demostrando que no tenían la fe de Abraham.

41 Vosotros hacéis las obras de vuestro padre. Entonces le dijeron: Nosotros no somos nacidos de fornicación; un padre tenemos, que es Dios.

"Nosotros no somos nacidos de fornicación"
Ellos decían que eran hijos físicos y espirituales de Abraham, y también hijos espirituales de Dios.
En otras palabras, no eran paganos, ni idólatras que ellos consideraban fornicación espiritual.
Sólo había una religión verdadera en el Antiguo Testamento, el judaísmo, y en el Nuevo Testamento es el cristianismo.
Ellos no se involucraban en la inmoralidad del paganismo porque adoran a un solo Dios verdadero.

42 Jesús entonces les dijo: Si vuestro padre fuese Dios, ciertamente me amaríais; porque yo de Dios he salido, y he venido; pues no he venido de mí mismo, sino que él me envió. 

La incredulidad de los judíos hacia Jesús demostró que Dios no era el Padre de ellos.
Jesús afirma que la evidencia de ser un hijo de Dios es amor por su Hijo, Jesucristo.
Esto era un golpe fatal en la confianza que ellos tenían en su religión, y era un golpe necesario.
Mientras que ellos confiaban en sus falsas esperanzas, estaban perdidos y condenados.
No recibieron la Palabra de Dios y aborrecían a Jesús, y no podían pertenecer a Dios.

43 ¿Por qué no entendéis mi lenguaje? Porque no podéis escuchar mi palabra.

Jesus amonesta y reprende a estos judios por no conocer la Palabra de Dios y la incredulidad de ellos. 

El problema era espiritual de prejuicios, celos, y enemistad contra al verdadero Mesías.
"¿Por qué no entendéis mi lenguaje?"
Sus palabras eran ofensivas para ellos. Lo odiaban y estaban resueltos a no entenderlo.

44 Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. 

Jesús los acusa de ser hijos espirituales de Satanás, porque hacen el mal en lugar del bien. Mienten y codician el poder como lo hizo diablo, y lo querían matar. Esto no era de Dios, sino de Satanás.

45 Y a mí, porque digo la verdad, no me creéis.

Jesús le está hablando a la gente religiosa de ese día porque tenían una forma de santidad falsa.
Ellos rechazaron a Jesús porque les dijo la verdad que no querían escuchar. 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Palabra De Verdad
Juan 8:46-59

46 ¿Quién de vosotros me redarguye de pecado? Pues si digo la verdad, ¿por qué vosotros no me creéis?
47 El que es de Dios, las palabras de Dios oye; por esto no las oís vosotros, porque no sois de Dios.



Diez veces en este capítulo Jesús ha sido atacado por los líderes religiosos del judaísmo.
Estaban haciendo las mismas acusaciones, las mismas amenazas, teniendo el mismo deseo de matarlo.
Ha sido conflicto tras conflicto durante los dos años y medio con los líderes religiosos del judaísmo.

46 ¿Quién de vosotros me redarguye de pecado? Pues si digo la verdad, ¿por qué vosotros no me creéis?

En otras palabras, el Señor les pregunta, ¿Quién de ustedes me cusa de pecado?
Nadie podía acusar a Jesús de maldad porque siempre estaba haciendo sólo el bien.
La santidad perfecta de Cristo fue demostrada por el silencio de los judíos en la pregunta de Jesús.
"¿Quién de vosotros me redarguye de pecado?"
La vida del Señor perfecta y sin pecado demostró su divinidad y sus enemigos no podían contradecirle.
Los judíos no tenían ninguna evidencia que pudiera condenarlo de pecado en la conciencia de ellos.
Sólo Jesús que tiene la comunión más íntima y cercana con el Padre podría decir tales palabras.
"Pues si digo la verdad, ¿por qué vosotros no me creéis?"
El odio de los líderes religiosos por la verdad fue tan grande porque querían dirigir su propia religión.
Hasta estaban dispuestos para matar a Cristo porque era un peligro para la religión de ellos.

47 El que es de Dios, las palabras de Dios oye; por esto no las oís vosotros, porque no sois de Dios.


Sólo el que es de Dios "oye" (obedece) las palabras de Dios, pero ellos no eran de Dios, sino del diablo.
"El que es de Dios, las palabras de Dios oye"
"El que es de Dios" se refiere principalmente a Jesús mismo, pero también a todos los creyentes en Cristo
Como los judíos no tenían la voluntad de obedecer la voz de Dios, muestra que no eran de él.
En otras palabras, "el que es de Dios" se refiere al cristiano que ha nacido de Dios, el Espíritu Santo.

Juan 3:3 "Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios."

El Evangelio es poder de Dios para redimir, justificar, perdonar, y vida eterna para todo aquel que cree.

Romanos 8:9 "Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él."


48 Respondieron entonces los judíos, y le dijeron: ¿No decimos bien nosotros, que tú eres samaritano, y que tienes demonio?

Los judíos y los Samaritanos se aborrecian y eran enemigos los unos con otros.
Lo llamaron samaritano ya que había predicado en Samaria, una gente que no era digna de salvación.
Los ataques más severos contra Jesús vinieron de las poderosas autoridades religiosas, no de la gente común.
Los judíos siendo enemigos de Jesús estaban enfurecidos, frustrados, y desesperados.
No pudieron poner a Jesús en mal. Así que lanzaron su último ataque con insultos.
Jesús reprende a sus enemigos porque era necesario. Es lo que la verdad hace a todo lo que es falso.
¿Han notado que los cristianos son los que todo el mundo persigue en nuestra sociedad?
La gente no persigue al hinduismo, budistas, musulmanes, islam ni a otras religiones falsas.
No persiguen a personas de otras religiones porque la religión falsa es parte de este mundo.
"y que tienes demonio?"
Acusaron al Señor de ser endemoniado porque pensaban que estaba fuera de su mente.
Al principio de su ministerio, hasta su familia y sus amigos pensaron que él estaba fuera de sí.

Marcos 3:21 "Cuando lo oyeron los suyos, vinieron para prenderle; porque decían: Está fuera de sí."


49 Respondió Jesús: Yo no tengo demonio, antes honro a mi Padre; y vosotros me deshonráis.

Este insulto vicioso contra Jesus era absurdo e imposible y hasta ellos mismos no lo creían.
El Señor responde con mansedumbre porque ningún demonio, ni hombre alguno puede hacer las obras de Dios.

50 Pero yo no busco mi gloria; hay quien la busca, y juzga.

Estos líderes religiosos estaban buscando la gloria de otros para ellos mismos.
El orgullo de ellos era su religión sin Dios e hasta exigían la honra de los hombres.
En sus demandas, no les importaba a quienes ellos deshonraban mientras que ellos mismos recibían alabanzas.

51 De cierto, de cierto os digo, que el que guarda mi palabra, nunca verá muerte.

Aquellos que guardan las palabras de Jesús no verán la muerte porque ya han pasado de muerte a vida.
El creyente muere físicamente, pero resucitará a vida eterna donde no habrá más muerte.
Jesús sufrió la agonía de la cruz aun hasta para salvar a sus enemigos de sus pecados.

52 Entonces los judíos le dijeron: Ahora conocemos que tienes demonio. Abraham murió, y los profetas; y tú dices: El que guarda mi palabra, nunca sufrirá muerte.
53 ¿Eres tú acaso mayor que nuestro padre Abraham, el cual murió? ¡Y los profetas murieron! ¿Quién te haces a ti mismo?


Vemos aquí en esta discusión tres cosas que sucedieron y que debemos notar.
Primero insultan a Jesús, pero él les dice la verdad, y luego les ofrece una amable invitación.
1. blasfemia, verdad, invitación.
2. blasfemia, verdad, invitación.
3. blasfemia, verdad, salvación.

El amor de Dios no abandona a la gente en su falsa religión. Es por eso que debemos ganarlos para Cristo.
La gente en la falsa religión está perdida. Puede que nos insulten, pero necesitan a Cristo.

V. 53 "¿Eres tú acaso mayor que nuestro padre Abraham, el cual murió?"

Le hicieron esta pregunta con la esperanza de que él dijera, "No", o si decía, "Si", caía en la trampa de ellos.
Ellos dirigen esta pregunta a Jesús con sarcasmo. Pero Abraham fue creado por Jesús y era el Dios de Abraham, de Isaac, y de Jacob.
Jesús hablaba de la verdad espiritual, pero ellos sólo hablaban en un nivel superficial y limitado.

"¿Quién te haces a ti mismo?"

No creyeron que el Señor tenía poder sobre la muerte, ya que Abraham no tenía poder sobre la muerte.

54 Respondió Jesús: Si yo me glorifico a mí mismo, mi gloria nada es; mi Padre es el que me glorifica, el que vosotros decís que es vuestro Dios.


No es difícil alabarse a uno mismo, es bastante fácil, pero es peligrosamente destructiva.
Asi eran estos oficiales del templo
Por otro lado, Jesús se despojó de su gloria divina y fue obediente al Padre hasta la cruz.
"mi Padre es el que me glorifica"
Nadie se humilló más bajo que Cristo, pero Dios el Padre lo puso sobre todas las cosas.
Filipenses 2:7-9 "Se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre."

55 Pero vosotros no le conocéis; mas yo le conozco, y si dijere que no le conozco, sería mentiroso como vosotros; pero le conozco, y guardo su palabra.

Estos judíos conocían la ley y los profetas, pero no conocían ni amaban a Dios. Sólo Jesús podía darles vida.
"Pero vosotros no le conocéis; mas yo le conozco"
No hay conocimiento de Dios sin Cristo y tampoco hay conocimiento de Cristo sin su Palabra.
"y si dijere que no le conozco, sería mentiroso como vosotros"
La palabra "mentiroso" se considera ofensiva en público cuando se le acusa a ciertas personas.
"pero le conozco, y guardo su palabra"
Conocer a Dios aquí indica que es muy íntima y personal a través de una relación directa.
Al igual que estos judíos, mucha gente conoce algo acerca de Dios, pero no personalmente.

56 Abraham vuestro padre se gozó de que había de ver mi día; y lo vio, y se gozó.

A Abraham se le había mostrado no solo este mundo, sino el reino futuro. Esto incluiría los días de Jesús.
Abraham es el padre de los creyentes. Él creyó en el Salvador Cristo Jesús que iba a venir.
La única persona a la que Jesús se le apareció era el padre de los creyentes, Abraham.
Abraham vio el día de Cristo ("mirándolo de lejos") según el Pacto que se cumpliría en Cristo.

Hebreos 11:13 "Conforme a la fe murieron todos éstos (los patriarcas) sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo".


57 Entonces le dijeron los judíos: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham?

A los judíos se les hizo todo esto una locura porque habian pasado dos mil anos desde Abraham.
No habían entendido lo que había estado diciéndoles el Señor; Que él era el Dios eterno.

58 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy. 

Jesús está hablando aquí de su eternidad y les repite una y otra vez de su deidad.
Aquí Jesús se identifica a Sí mismo revelado en el Antiguo Testamento a los judíos.

"Antes que Abraham fuese, yo soy"
El nombre Jehová significa, "Yo soy". No dice, "Yo era", sino "Yo soy el que soy".
Jesus es el eterno Dios que existía durante el tiempo de Abraham y antes de él en la eternidad pasada

59 Tomaron entonces piedras para arrojárselas; pero Jesús se escondió y salió del templo; y atravesando por en medio de ellos, se fue.

Los judíos entendieron a Jesús y afirmaban que cualquier hombre que pretendía ser Dios lo apedreaban.
"pero Jesús se escondió"
No podían ver a Jesús si él no quería que lo vieran, aunque estuviera parado frente a ellos.
"y atravesando por en medio de ellos, se fue"
Jesús caminó desde el frente escondido a la vista de ellos. Esto debería haberlos convencido de la verdad.
Jesús milagrosamente escapó del arresto y la muerte porque su hora aún no había llegado para morir en la cruz.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Ciego De Nacimiento
Juan 9:1-12


1 Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento.
2 Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego?


Como testimonio público de la verdad, Jesús restaura la vista a un hombre que estaba ciego de nacimiento.
En la religión judía, había una creencia falsa que la enfermedad era el resultado del pecado.
El milagro sucedió cerca del estanque de Siloé que estaba lejos del templo en Jerusalén.
Entonces, era el sábado y la mayoría de los oficiales religiosos estaban en el templo.

1 Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento.

Este hombre no había perdido la vista de un accidente, ni la perdió poco a poco.
Jesús estaba pasando por allí y hubo una controversia durante la Fiesta de la Dedicación.
La Fiesta de la Dedicación (Fiesta de los Macabeos, o Fiesta de las Luces) era un fiesta en el invierno de ocho días.
Jesús no fue perturbado por los líderes religiosos que trataron de matarlo, sino que se fue calmado.
"vio a un hombre ciego de nacimiento"
El hombre ciego estaba sentado mendigando.

2 Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego?

Los discípulos no sabían y le preguntan a Jesús si este hombre en había pecado antes de nacer.
Como es posible que uno peque antes de nacer?
1. Algunos creían en la pre-existencia de las almas que podían pecar.
2. Otros quizá creían en la reencarnación y que pecaron en una vida anterior.
3. Es posible que otros creían que un bebe podía pecar en la matriz.
Es más probable que el pecado haya sido por parte de los padres desde la caída de Adán.
"¿quién pecó, éste o sus padres...?"
Esta pregunta muestra la falta de conocimiento y creían que toda enfermedad era causada por el pecado.
Algunas enfermedades son causadas por el pecado, pero no todas. El pecado personal aquí no era la razón de la ceguera.
Algunos ejemplos muy buenos de enfermedad sin cometer pecado son Job y el apóstol Pablo.
Toda la humanidad nace está espiritualmente ciega y la Luz que vino al mundo para alumbrar al hombre.

3 Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él. 

No todas las enfermedades son causadas por el pecado, pero Dios tenía un propósito glorioso en la ceguera de este hombre.
Hay una conexión entre el pecado y el sufrimiento debido a la soberanía y los propósitos de Dios.
El propósito de la ceguera de este hombre era mostrar el poder de Dios en Cristo Jesús.
"No es que pecó éste, ni sus padres"
El hombre ciego y sus padres eran pecadores, pero su pecado no causó esta enfermedad.
Esta ceguera estaba preparada en el tiempo que iba a manifestar las obras de Dios.
El hombre ciego no iba a manifestar las obras de Dios, pero otros verían las obras de Dios en él.
"sino para que las obras de Dios se manifiesten en él"
En el caso de este hombre la obra de Dios pronto sería revelada al sanarlo de su ceguera.
Esto no quiere decir que Dios causo esta enfermedad solo para manifestar su gloria al sanarlo.
Esto significa que Dios permitió esta ceguera para ver la gloria de Dios en la persona de Cristo.
La gente al ver la obra de Dios se volvieran a la Verdadera Luz del mundo en Jesucristo.

4 Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar.
 
Notemos la necesidad divina de las obras hechas por Cristo que fue enviado por el Padre.
Vemos también el contraste entre el día y la noche, o, la Luz y las tinieblas en el mundo.
"entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar"
Jesús vio todo esto como una oportunidad de hacer las obras de Dios mientras había tiempo.
Cristo tenía la urgencia de hacer esto mientras que había tiempo en su ministerio terrenal.
La salida de Jesús del mundo se acercaba y la Luz del mundo pronto se iba a retirar.
Así como Jesús dice aquí que debe obrar mientras hay tiempo, también debemos hacer lo mismo.
La Luz brillaba entre los hombres cuando Él estaba en la tierra haciendo la voluntad del Padre.
Después que hayamos muerto sería demasiado tarde para hacer las cosas que Dios nos encargó.
Los que son de Dios son llamados a cumplir y completar una misión en esta tierra.
Dios nos ha lamado para hacer la obra aquí en esta vida mientras que tenemos vida y salud.
Jesús tenía una misión y sabía que su tiempo en la tierra era corto. Era necesario hacerlo pronto.

5 Entre tanto que estoy en el mundo, luz soy del mundo.

Cristo es la Luz de la vida y aquellos que no lo reciben están viviendo en tinieblas sin esperanza.
Jesús no sólo proveyó luz física para el hombre ciego, sino que también le dio luz espiritual.
Mientras el Señor estaba aquí cumpliendo su obra de salvación, él era la Luz del mundo.
Cuando Cristo ya no estaba en el mundo, entonces los creyentes ahora son la luz del mundo.

Mateo 5:14,16 "Vosotros sois la luz del mundo; Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos."


6 Dicho esto, escupió en tierra, e hizo lodo con la saliva, y untó con el lodo los ojos del ciego, 

¿Por qué escupió el Señor en la tierra?
El Señor sanó a este hombre de una manera muy rara y extraña.
Si uno no está ciego, ahora estaria ciego con la mezcla de la tierra y la saliva untada en los ojos.
El poder estaba en Dios, no en la manera de sanar. Esto también lo vemos en Marcos.

Marcos 7:33-35 "Y tomándole aparte de la gente, metió los dedos en las orejas de él, y escupiendo, tocó su lengua; y levantando los ojos al cielo, gimió, y le dijo: Efata, es decir: Sé abierto. Al momento fueron abiertos sus oídos, y se desató la ligadura de su lengua, y hablaba bien."

Marcos 8:22,23 "Vino luego a Betsaida; y le trajeron un ciego, y le rogaron que le tocase.
Entonces, tomando la mano del ciego, le sacó fuera de la aldea; y escupiendo en sus ojos, le puso las manos encima, y le preguntó si veía algo."


Es imposible decir con certeza por qué Jesús escogió hacer lodo de la tierra y saliva.
Para hacer esta mezcla se consideraba como trabajo y por lo tanto en violación del sábado.
Los ojos no necesitaban sanar. Tenían que ser reemplazados por el poder creativo del Señor.
Sin uno naciera sin uno de los brazos, el Señor podía crear un brazo nuevo al instante.

7 y le dijo: Ve a lavarte en el estanque de Siloé (que traducido es, Enviado). Fue entonces, y se lavó, y regresó viendo.

El ciego obedeció al Señor y se fue al estanque de Siloé, se lavó los ojos y regresó viendo.
¿Por qué Jesús le dijo que se lavara?
El ciego estaba siendo transformado por el poder de la regeneración con una nueva vida que Jesús le dio.
Su fe fue encendida en su corazón y el espíritu de Dios comenzó a cambiarlo por dentro.
Así es como la salvación obró en este caso. La gracia soberana de Dios fue recibida por este pobre ciego.
"Fue entonces, y se lavó, y regresó viendo."
No podía ver al Señor, pero él volvió viendo no sólo físicamente, sino también espiritualmente.

8 Entonces los vecinos, y los que antes le habían visto que era ciego, decían: ¿No es éste el que se sentaba y mendigaba? 

Estos vecinos se asombraron al verlo sanado ya que lo habían visto ciego desde su nacimiento.
Siempre lo veían mendigando porque no podía trabajar siendo ciego, y se quedaron maravillados.

9 Unos decían: Él es; y otros: A él se parece. El decía: Yo soy.

Este tipo de milagro era tan increíble que muchos alrededor simplemente no podían creerlo.
El cambio drástico en el ciego causó que muchos dudaran de que él era la misma persona.
Pero este hombre ya era una nueva persona en Cristo Jesús físicamente y, sobretodo, espiritualmente.

10 Y le dijeron: ¿Cómo te fueron abiertos los ojos?

Ahora que podía ver, ellos querian saber cómo sucedió eso. Este hombre no sabía quién le había dado la vista
Él llama a Jesús un hombre. Algo le había hecho creer y obedecer a Jesús, y recibió la vista.

11 Respondió él y dijo: Aquel hombre que se llama Jesús hizo lodo, me untó los ojos, y me dijo: Ve al Siloé, y lávate; y fui, y me lavé, y recibí la vista.

Todo lo que el hombre sabía de Jesús en ese momento era su nombre. Ni siquiera sabía dónde estaba Jesús.
Además, el hombre no entendía quién era Jesús y todo lo que sabía era que era un hombre
llamado Jesús.
"y me dijo: Ve al Siloé, y lávate; y fui, y me lavé, y recibí la vista"
Su obediencia lo hizo ver. Obedeció al Señor sin razonar ni preguntar y Jesús hizo el resto.

12 Entonces le dijeron: ¿Dónde está él? Él dijo: No sé.

Jesús lo había enviado al estanque de Siloé, pero no regresó a Jesús y no sabia ni conocía a Jesús.
El hombre había oído la voz, pero nunca había visto a Jesús. Nosotros tampoco hemos visto al Señor hasta su Segunda venda.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Ciego De Nacimiento - 2
Juan 9:13-25

13 Llevaron ante los fariseos al que había sido ciego.
14 Y era día de reposo cuando Jesús había hecho el lodo, y le había abierto los ojos.



13 Llevaron ante los fariseos al que había sido ciego.

Los vecinos investigaron al que había sido ciego, pero muchos dudaban el testimonio de este hombre.
Lo trajeron para que pudieran determinar cómo se hizo y si se hizo legalmente según sus leyes.
La gente trajo al ciego a los fariseos porque el milagro había sucedido en el día de reposo.
Sabían que los fariseos estarían molestos con aquellos que quebrantaban el día del sábado.
"Llevaron ante los fariseos al que había sido ciego"
Él fue a la presencia de los oficiales más poderosos, pero fue valiente en su testimonio.
El ciego se convirtió en un poderoso testigo de Cristo, pero los líderes religiosos estaban turbados por la verdad.
Este pobre ciego estaba dispuesto a decirle a otros lo que el Señor había hecho en su vida.

Marcos 5:19,20 "Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti. Y se fue, y comenzó a publicar en Decápolis cuán grandes cosas había hecho Jesús con él; y todos se maravillaban."


14 Y era día de reposo cuando Jesús había hecho el lodo, y le había abierto los ojos.

Jesús sanó en otros días también, pero las sanidades del sábado trajeron conflictos entre Jesús y los judíos.
Los fariseos buscaban como arrestar a Jesús porque hacía muchos milagros, lo que ellos no podían hacer.
"Y era día de reposo cuando Jesús había hecho el lodo"
La mejor acusación que pudieron hacer fue que él había hecho esto en el día de reposo.
La gente religiosa que trajeron a este hombre a los fariseos estaba tan involucrada en la ley que ignoraron el gran milagro.
El día que nuestro Señor escogió para hacer este milagro fue en el día de reposo.
Las obras de misericordia deberían haber sido más importantes que el guardar el día de reposo.
La gente necesitaba entender el poder glorioso de Dios en la sanidad, la transformación, y la vida eterna en Cristo.

15 Volvieron, pues, a preguntarle también los fariseos cómo había recibido la vista. Él les dijo: Me puso lodo sobre los ojos, y me lavé, y veo.

Los fariseos no estaban interesados ​​en el gran milagro que Jesús hizo, sino como prenderle y arrestarlo.
La restauración de la vista al hombre ciego debería haber suavizado sus corazones de piedra.
Pero a causa del odio que le tenían a Cristo inmediatamente lo condenaron por este gran milagro.
"Volvieron, pues, a preguntarle"
Este Evangelio de Juan es para creer la verdad a pesar de una gente que no creía a la verdad.
Los judíos deberían haber estado llenos de gozo y creer en Jesucristo, pero estaban contra él.
"Él les dijo: Me puso lodo sobre los ojos, y me lavé, y veo"
Eso es lo que sucedió, lo que él sabía, y se los dijo, pero a los fariseos no les gustó lo que escucharon.

16 Entonces algunos de los fariseos decían: Ese hombre no procede de Dios, porque no guarda el día de reposo. Otros decían: ¿Cómo puede un hombre pecador hacer estas señales? Y había disensión entre ellos.

Vemos aquí una división entre estos fariseos porque vieron a Jesús solo como uno que quebrantaba el sábado.
En el capítulo 7 se dividieron sobre quién era Jesús y ahora aquí las autoridades también se dividieron.
"Ese hombre no procede de Dios"
Ni siquiera le llaman por su nombre, sino que con desprecio le dicen "ese hombre", o "ese tipo de hombre".
"porque no guarda el día de reposo"
Ellos pensaron que si Jesús violaba la ley del sábado, que él no podía ser el Mesías prometido de Dios.
Jesus les ofrecía algo mejor que el día de reposo, un verdadero reposo espiritual a través de Cristo.
"¿Cómo puede un hombre pecador hacer estas señales?"
Otros creían que no cualquier hombre podía hacer estos milagros como los que hacia el Señor.
Los oficiales no podían negar el milagro ya que no se podía hacer con la ayuda de Dios.

17 Entonces volvieron a decirle al ciego: ¿Qué dices tú del que te abrió los ojos? Y él dijo: Que es profeta.

"¿Qué dices tú del que te abrió los ojos?"
Los fariseos quieren que el hombre ciego resuelva este problema diciéndoles quién era Jesús.
Pero el ciego no sabe, así que la mejor respuesta que podría dar es que Jesús era un profeta.
"Y él dijo: Que es profeta"
Si no sabemos quién es Jesús, seremos como este ciego que lo llamó simplemente un profeta.
No lo conoceremos hasta que lleguemos a saber que él es Emanuel, Dios con nosotros.
El ciego finalmente vio que Jesús era más que un simple hombre. Él era el Mesías.
Por otro lado, los fariseos estaban espiritualmente ciegos a la verdad acerca de quien era Jesús.
No es suficiente conocer algo de Cristo, sino que es necesario conocerlo en espíritu y en verdad.

18 Pero los judíos no creían que él había sido ciego, y que había recibido la vista, hasta que llamaron a los padres del que había recibido la vista, 

"no creían que él había sido ciego"
Querían pruebas de que había estado ciego y le piden a sus padres que lo identifiquen, pero ni aun asi creyeron.
Los fariseos no eran capaces de sanar a los ciegos y creían que nadie más podría hacerlo.
"hasta que llamaron a los padres del que había recibido la vista"
Los vecinos estaban confundidos en cuanto a la identidad del hombre, pero los padres lo identificaron.

Aun con tantos testigos, las autoridades no creían los testimonios acerca del hombre sanado.

19 y les preguntaron, diciendo: ¿Es éste vuestro hijo, el que vosotros decís que nació ciego? ¿Cómo, pues, ve ahora?

Estos padres habían tenido muchos problemas a lo largo de los años con un hijo nacido ciego.
Los padres tenían que cuidar a un hijo que nunca sería capaz de trabajar, sino mendigar el resto de su vida.
Durante años habían vivido con la angustia de un niño incapaz de ver y vivir una vida normal.

20 Sus padres respondieron y les dijeron: Sabemos que éste es nuestro hijo, y que nació ciego;

Los padres no estaban presentes cuando Jesús sanó a su hijo. Ellos solo dicen la verdad sobre su hijo.
Todos estos milagros de Jesús ya estaban profetizados en el Antiguo Testamento.

Isaias 42:6,7 "Yo Jehová te he llamado en justicia, y te sostendré por la mano; te guardaré y te pondré por pacto al pueblo, por luz de las naciones, para que abras los ojos de los ciegos, para que saques de la cárcel a los presos, y de casas de prisión a los que moran en tinieblas."


21 pero cómo vea ahora, no lo sabemos; o quién le haya abierto los ojos, nosotros tampoco lo sabemos; edad tiene, preguntadle a él; él hablará por sí mismo.
 
"edad tiene, preguntadle a él"
Tenía estatura de un hombre maduro lo cual asi se consideraba cundo uno tenía treinta años de edad en la cultura judía.

22 Esto dijeron sus padres, porque tenían miedo de los judíos, por cuanto los judíos ya habían acordado que si alguno confesase que Jesús era el Mesías, fuera expulsado de la sinagoga.
 
"Esto dijeron sus padres, porque tenían miedo de los judíos"
El que confesaba a Jesús como el Cristo sería expulsado de la sinagoga, no simplemente excluido, sino excomulgado.
Sería triste que los padres fueran expulsados de la sinagoga como miembros.
Pero el gozo por un hijo que ahora podía ver sería mayor que abandonar la sinagoga.
Lo peor que podía pasar nomera no ser expulsado de la sinagoga, sino del reino de Dios.

23 Por eso dijeron sus padres: Edad tiene, preguntadle a él.

Los padres estaban inquietos por la amenaza de ser expulsados que dirigen la atención a su hijo.
Ellos solamente podían afirmar que era su hijo y que podía ver, pero no sabían nada de como recibió la vista.

24 Entonces volvieron a llamar al hombre que había sido ciego, y le dijeron: Da gloria a Dios; nosotros sabemos que ese hombre es pecador.

"y le dijeron: Da gloria a Dios"
Los fariseos querian que el hombre diera la gloria a Dios en lugar de a Jesús porque el Señor era un pecador según ellos.
Las autoridades querían que el hombre admitiera la verdad de que Jesús era un pecador porque violaba sus tradiciones.
"nosotros sabemos que ese hombre es pecador"
En su conspiración, las autoridades ya habían decidido no aceptar ninguno de los testimonios.
Estos judíos no estaban dispuestos a aceptar a Jesús como su Mesías, aun si se condenaban a sí mismos.

25 Entonces él respondió y dijo: Si es pecador, no lo sé; una cosa sé, que habiendo yo sido ciego, ahora veo.

Otra vez él les dice lo que él sabe. Él todavía no está seguro acerca de quién es Cristo.
Él lo llama como un profeta, pero más tarde por fin él comprende quien es Jesús.
El milagro fue prueba de que Jesús no era un pecador y el Sanedrín lo sabía muy bien.
Odiaban a Jesús porque amenazaba su religión, su autoridad, sus discípulos, y sus finanzas.
"Si es pecador, no lo sé"
El hombre les muestra que la pregunta no era si Jesús era un pecador o no.
Eso no resolvería la pregunta sobre el milagro que era la razón de la investigación.
En lugar de venir al arrepentimiento, la gente se aparta de la verdad y no tienen la palabra de Dios en sus corazones.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Ciego De Nacimiento - 3

Juan 9:26-41

26 Le volvieron a decir: ¿Qué te hizo? ¿Cómo te abrió los ojos?
27 Él les respondió: Ya os lo he dicho, y no habéis querido oír; ¿por qué lo queréis oír otra vez? ¿Queréis también vosotros haceros sus discípulos?


26 Le volvieron a decir: ¿Qué te hizo? ¿Cómo te abrió los ojos?

El tono de ellos era intenso que demandaba respuestas de este hombre que ahora podía ver.
Tenían las mismas preguntas repetidas vez tras vez. No buscaban la verdad sino que tapaban la verdad.
Pero Dios le dio a este hombre la fortaleza para testificar de la verdad y para confundir a sus examinadores.
"¿Cómo te abrió los ojos?"
Con esta pregunta ellos mismos acaban de admitir que era ciego, que estaba sanado, y que sus ojos fueron abiertos.

27 Él les respondió: Ya os lo he dicho, y no habéis querido oír; ¿por qué lo queréis oír otra vez? ¿Queréis también vosotros haceros sus discípulos?

"Ya os lo he dicho"
La respuesta que el hombre les da es sarcástica porque quizá ellos también quería ser discípulos de Jesús.
Este es un hombre sanado, gozoso, y confiado porque fue restaurado por un profeta que es de Dios.
"¿Queréis también vosotros haceros sus discípulos?"
La manera en que él les hace esta pregunta demuestra que él mismo ya era un discípulo de Cristo.
Él percibe el motivo injusto de ellos en interrogarlo y con sarcasmo les pregunta si tenían interés en ser discípulos de Jesús.

28 Y le injuriaron, y dijeron: Tú eres su discípulo; pero nosotros, discípulos de Moisés somos.

Todo esto se volvió en un partido de gritos e insultos cuando las intenciones de los judíos se descubrieron.
Si el hombre sanado defendía a Jesús, entonces eso mostraba que él era un discípulo de Jesús.
"Y le injuriaron"
Hablaban bruscamente con palabras que eran como espadas muy agudas y cortantes.
Los judíos que hablaban estas palabras tenían corazones llenos de intenciones con asesinar.
"discípulos de Moisés somos"
Esto era falso porque Jesús mismo dijo que si ellos hubieran creído a Moisés, ellos habrían creído a Cristo.
El ciego no había hecho nada malo para que lo insultaran con odio y abuso.

29 Nosotros sabemos que Dios ha hablado a Moisés; pero respecto a ése, no sabemos de dónde sea.

"pero respecto a ése"
Aquí de nuevo se dirigen a Jesús como "ése" con desprecio y disgusto.
"no sabemos de dónde sea"
Cuando lo dicen, no se refieren a su familia ni al lugar de su nacimiento, sino al ministerio profético.
Ellos alegan que no saben de su llamado y vocación para recibirlo como enviado de Dios.

30 Respondió el hombre, y les dijo: Pues esto es lo maravilloso, que vosotros no sepáis de dónde sea, y a mí me abrió los ojos. 

El hombre ciego tenía más discernimiento espiritual que todas las autoridades religiosas combinadas.
La sabiduría de este hombre honesto desenmascaró la incredulidad terca de los oficiales.
La lógica de este ciego era que un milagro tan increíble dio evidencia que Jesús era de Dios.
"Pues esto es lo maravilloso"
¿Qué era lo maravilloso?
El hombre sanado dijo esto de la incredulidad de ellos, no sobre el milagro que Jesús hizo.
La incredulidad de los líderes religiosos era una maravilla más grande que el milagro de Jesús.
Era un asombro que los fariseos se negaron a creer las pruebas tan obvias y muy evidentes.
"que vosotros no sepáis de dónde sea"
Los expertos religiosos no podían entender algo tan sencillo como este milagro tan evidente.


31 Y sabemos que Dios no oye a los pecadores; pero si alguno es temeroso de Dios, y hace su voluntad, a ése oye.
 

Jesús no podía hacer los milagros si era un pecador como ellos decían.
Dios no escucha a los pecadores, sino a los que son suyos y hacen su voluntad a esos oye.

32 Desde el principio no se ha oído decir que alguno abriese los ojos a uno que nació ciego.
33 Si éste no viniera de Dios, nada podría hacer.

Este hombre sabía más de las cosas de la enseñanza de Dios que estos expertos de la ley.
Les dice que ellos no podían restaurarle la vista, aun con todo su poder y autoridad que tenían.
Decían que eran mejores que Jesús, pero no pudieron hacer los milagros que Jesús hizo.
Esto prueba que ellos fueron los pecadores porque ellos no podían hacer estos milagros.

34 Respondieron y le dijeron: Tú naciste del todo en pecado, ¿y nos enseñas a nosotros? Y le expulsaron.

Estaban tan llenos de orgullo que no podían ser enseñados de nadie, especialmente de él.
Se creían mejores que él. Probablemente no le importaba que lo echaran de la sinagoga.
Los fariseos estaban tan indignados con el hombre que les impidió ver lo que el hombre sano vio.

35 Oyó Jesús que le habían expulsado; y hallándole, le dijo: ¿Crees tú en el Hijo de Dios?

"y hallándole"
El Señor lo encontró, pero no por casualidad. El hombre desde luego no esperaba ver a Jesús.
Cristo lo estaba buscando, a pesar de que sabía dónde estaba y lo encontró abandonado.
Cristo busca a aquellos que están en desesperación en necesidad de perdón y salvación.
La pregunta ‘¿Crees tú en el Hijo de Dios?’ es un llamado al compromiso y era una decisión personal.
Jesús invitó al hombre a poner su confianza en él como Aquel que lo sanó y reveló a Dios al hombre.

36 Respondió él y dijo: ¿Quién es, Señor, para que crea en él?

La palabra "Señor" no se refiere a la Deidad de Jesús, sino que significa "Señor" en el sentido común ya que no conocía a Jesús.
El ciego nunca había visto a Jesús antes y no sabía que él fue quien lo sanó.

37 Le dijo Jesús: Pues le has visto, y el que habla contigo, él es.

Jesús no dijo, "soy yo" porque él quería recordarle al hombre que él era el mismo que le dio la vista.
Ahora ve a Jesús para distinguirlo de otras personas y diciendo, "el que habla contigo, él es".

38 Y él dijo: Creo, Señor; y le adoró.

El hombre ciego que recibió su vista no era tan ciego como los líderes judíos que no creían.
"y le adoró"
El hombre cayó en adoración cuando supo que Jesús era el hijo de Dios con gloria divina.

39 Dijo Jesús: Para juicio he venido yo a este mundo; para que los que no ven, vean, y los que ven, sean cegados.

"para que los que no ven"
"Los que no ven" son aquellas personas que saben que están en la oscuridad espiritual (como el ciego).
Jesús está hablando de lo espiritual y no de lo físico.
"y los que ven, sean cegados"
"Los que ven" se refiere de una manera sarcástica a aquellos que piensan que están en la luz, pero no lo están (como los fariseos).

40 Entonces algunos de los fariseos que estaban con él, al oír esto, le dijeron: ¿Acaso nosotros somos también ciegos?

Aparentemente, Jesús encontró al hombre en un lugar público donde los fariseos estaban allí escuchando.
¿Acaso nosotros somos también ciegos? 
Ellos lo dicen de una manera dando entender que no tenian pecado.

Los fariseos estaban tan ciegos espiritualmente que no podían ver que estaban ciegos. 

41 Jesús les respondió: Si fuerais ciegos, no tendríais pecado; mas ahora, porque decís: Vemos, vuestro pecado permanece.

Jesús se refiere al pecado de incredulidad y rechazo de él como Mesías e Hijo de Dios.
"si fuerais ciegos, no tendríais pecado" 
¿Qué da a entender todo esto?
No estaban ciegos a la verdad. Estaban ciegos en el sentido de que no veian su propio pecado.
Pero no eran ciegos en el sentido de que conocian la verdad.
Tenían la ley, los profetas, y habían visto los milagros. De modo que no tenían excusa.
Si ellos sabían que estaban perdidos y se arrepentían, ya no serían culpables del pecado de la incredulidad en Cristo.
La luz de ellos era en realidad tinieblas y continuaron rechazando a Cristo. Por eso el pecado permaneció en ellos.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Jesus La Puerta

Juan 10:1-10

1 De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador.
2 Mas el que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es.

Esto continua del capítulo 9 después del gran conflicto con los líderes religiosos acerca del hombre ciego.
Los líderes religiosos habían sido tan crueles con el hombre ciego y Jesús les habla con tres alegorías.
1. El pastor en la mañana viene al redil de las ovejas para sacarlas (vv 1-5).
2. El pastor durante el día con sus ovejas en el pasto (vv 6-10).
3. El pastor por la noche protegiendo su rebaño del peligro (vv 11-16).


1 De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador. 

Jesús habló usando una metáfora basada en la ganadería de ovejas del primer siglo.
Las ovejas se guardaban en un corral que tenía una puerta por la cual las ovejas entraban y salían.
Los que robaban y mataban a las ovejas buscaban otra forma de entrar a las escondidas.
Por naturaleza las ovejas son:
1. Tímidas, temerosas, y fácilmente se asustan.
2. Tontas y confianzudas.
3. Sin defensa propia, sólo pueden corer.


"El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador"


¿Qué es el redil?"
En este caso, es Israel. El redil es el judaísmo. Las ovejas son el pueblo judío.
El gran Pastor, el buen Pastor, el verdadero Pastor vino al redil de Israel como el verdadero Mesías.
¿Qué quiere dar a entender todo esto?
A causa del hombre ciego a quien los fariseos maltrataron, Jesús se dirige a ellos.
Esta es una acusación contra los fariseos que engañaban y manipulaban al pueblo de Israel con sus tradiciones.
Hay una sola puerta y los líderes religiosos vivían de la ambición, manipulación y corrupción.
Jesús describe a los fariseos como falsos pastores y ladrones que buscan destruir al pueblo de Israel.

2 Mas el que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es.

También vemos aquí que el pastor es Jesús y sus ovejas son los creyentes en Cristo Jesús.
Los fariseos y gobernantes judíos no creyeron en él y trataban de entrar de otra manera.
"Mas el que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es"
Un verdadero pastor entra por la puerta en lugar de brinquar las barreras o entrar por otra parte.
Dios siempre quiso que su pueblo fuera guiado, alimentado y protegido por los líderes del pueblo.
La ambición y la avaricia son maneras en las que los ladrones y los salteadores entran al redil.
Pero sólo hay un pastor, el Señor Jesucristo. Él es quien nos llama para ser parte de su rebaño.
Las ovejas son los creyentes quienes conocen al Pastor de pastores y escuchan su voz.


3 A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre, y las saca. 

El pastor ocupa un "portero" o un encargado como un pastor asistente para vigilar la puerta.
"A éste abre el portero"
El portero abre la puerta al pastor porque él es conocido por el portero.
Muchos han tratado de identificar el portero, pero eso no es necesario.
Hay algunos detalles en esta alegoría que es parte de la historia, pero sin significación simbólico.
"y a sus ovejas llama por nombre"
Los pastores palestinos tienen nombres para sus ovejas basándose en características individuales.
Por ejemplo, podrían usar nombres como "orejona", "nariz blanca", "negrita", etc.
También les damos nombres a los animales. Uno no tiene un perro ni un gato sin nombre.
Las ovejas reconocen la voz de su pastor porque siempre la escuchan y responden a su llamado.
El gran Pastor sabe nuestro nombre porque nuestros nombres están escritos en el libro de la vida del Cordero.
El verdadero Pastor vino a salvar la gente judía del judaísmo, y a salvar a los gentiles de este mundo.

4 Y cuando ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. 

Es necesario que las ovejas aprendan a seguir el pastor y no se alejen de los campos.
"y cuando ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas"
En el oriente las ovejas no se empujan, sino que se conducen con el pastor guiándolas por delante.
Los fariseos habían expulsado al ciego para deshacerse de él, pero el verdadero Pastor alimenta las ovejas.
"y las ovejas le siguen, porque conocen su voz"
Las ovejas le siguen porque saben distinguir a los verdaderos pastores de los falsos por la voz.
Los creyentes saben distinguir la verdad de Dios y las falsas enseñanzas de los hombres.

5 Mas al extraño no seguirán, sino huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños. 

Un verdadero seguidor no será engañado por un falso profeta porque conoce la palabra de Dios.
"sino huirán de él, porque no conoce la voz de los extraños"
El Pastor de pastores las llama por su nombre y las ovejas le siguen porque conocen su voz.
¿Qué está diciendo nuestro Señor aquí? Todo se trata de salvación.
El buen Pastor ya ha escogido sus ovejas y las ha llamado por nombre.
Cristo posee toda autoridad para ir al judaísmo y a las naciones del mundo para salvar a sus ovejas.
Una vez que recibimos el milagro de la regeneración, seguimos a Cristo y no vamos a seguir a un extraño.

Mateo 24:24 "Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos."

¿Es posible engañar a los elegidos? No. Es imposible.

6 Esta alegoría les dijo Jesús; pero ellos no entendieron qué era lo que les decía.

Estos fariseos no podían entender una parábola y por eso Jesús habló en una parábola. Jesús sabía que no entenderían lo que estaba diciendo, sólo que se trataba de ovejas.
No entendían el significado más profundo que sólo podían ser comprendido por el espíritu.

7 Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas. 

Jesús está dando la interpretación de lo que él había dicho antes, pero ellos todavía no lo entendían.
Él explica aquí que él es la puerta que lleva a la vida eterna. Sólo sus ovejas pasarán por esta puerta.
Por causa del hombre expulsado, estas palabras dan la seguridad de que en Cristo había ganado entrada al reino de Dios.

8 Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores; pero no los oyeron las ovejas. 

Los que antes vinieron como en el caso de los líderes religiosos eran herramientas en las manos de Satanás.
Jesús está hablando de aquellos que vinieron por su propia cuenta que eran falsos profetas y falsos maestros.
"ladrones son y salteadores"
Ladrón es uno que engaña y roba; salteador es uno que es violento y destruye.
Estos quitan la vida, pero Jesús da vida y la da en abundancia. Estos son los asaltantes del mundo espiritual.

9 Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos. 

El Señor nos alimenta y nos sustenta con pastos verdes a través de toda nuestra vida espiritual.
"entrará, y saldrá, y hallará pastos"
¿Qué son estos pastos? Es la palabra de Dios.
Así que entramos y salimos lo cual muestra una libertad en Crusto. No hay ningún enemigo que pueda destruirnos.
No tenemos nada que temer. Podemos salir y entrar. Ninguna amenaza nos puede hacer daño.

10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

El ladrón mencionado aquí, es el diablo. La misión de Satanás es robar, matar y destruir.
La misión de Jesús es dar vida eterna a aquellos que lo acepten y lo sigan.
Jesús quiere que tengamos la vida abundante y que nosotros lo pongamos primero sobre todas las cosas.
Cristo escoge a los suyos y los llama por nombre. Esta es la gracia de Dios; es un llamado a la vida eterna a través de la regeneración.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Buen Pastor
Juan 10:11-21

11 Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.
12 Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa.



11 Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.

Muchos ministros del Evangelio son pastores, pero sólo hay un buen Pastor y su nombre es Jesús.
Así como hay lobos disfrazados de ovejas, también hay falsos maestros que se disfrazan como pastores.
Los lobos se alimentan en la noche. Esta analogía presenta al pastor por la noche protegiendo sus ovejas.
Jesús se llama a sí mismo la puerta de las ovejas como el único camino al cielo, y a la vida eterna.
Pero también se hace llama a si mismo como el pastor por lo que ha hecho por los que creen en él.
"el buen pastor su vida da por las ovejas"
El Señor dio su vida como sacrificio en la cruz para salvarnos de la muerte eterna.
Notemos en esta analogía el Señor nos dice tres cosas acerca de un buen pastor.
1. El buen pastor pone su vida por las ovejas.
2. El buen pastor es el dueño de las ovejas.
3. El buen pastor conoce íntimamente a sus ovejas.



12 Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa.

"Mas el asalariado, y que no es el pastor"
Los líderes religiosos de Israel y los ministros falsos en todo el mundo son los asalariados.
¿Qué es "asalariado"?
Hay algunos que no pastorean una iglesia si el salario no es lo suficientemente alto.
Ellos ponen la cantidad y el limite del dinero como requisito para pastorear una iglesia.
"ve venir al lobo y deja las ovejas y huye"
¿Quién es el lobo?
El lobo es algo satánico que incluye falsos pastores y maestros que llevan a la gente por mal camino.
Cualquiera que se acerca al rebaño con propósitos malos no le importa lo que le suceda a las ovejas.
Vemos el contraste entre los asalariados y el Señor que verdaderamente ama a las ovejas hasta para morir por ellas.

13 Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas.

Alguien que es sólo un ministro por el salario que recibe no tiene por qué ser un ministro.
Desde luego, el pastor es digno de su salario, pero su primer deber es ayudar a los creyentes.
"Así que el asalariado huye, porque es asalariado"
Alguien que sólo trabaja por el dinero abandona la iglesia cuando surjan problemas.
Los líderes religiosos crueles expulsaron al ciego para avanzar sus propios planes malvados.
Pero uno que se dedicada al Señor y a la congregación se quedará allí cuidando del rebaño.

14 Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen,

"y conozco mis ovejas"
El Señor conoce a su pueblo, o a su iglesia. Él conoce sus corazones, sus necesidades y lo que es bueno para su rebaño.
"y las mías me conocen"
Los seguidores de Jesús sienten la necesidad de un Salvador; vienen a él, y lo aman.
Qué privilegio es para nosotros tener un Salvador que nos guía y nos hace sentir seguros.

15 así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas.

El hecho de que el Padre "conoce" al Hijo y el Hijo al Padre es un misterio que no podemos comprender totalmente.
Es un conocimiento muy alto y profundo, grande y sublime que no hay palabras para explicarlo.
El que no es pastor y dueño de las ovejas, ve al lobo venir y abandona las ovejas.
"y pongo mi vida por las ovejas"
Cristo dio su vida como sacrificio por nuestros pecados. Murió para redimirnos del pecado y de la muerte.
Jesús dio su vida por las ovejas. Él entregó todo su ser, no sólo su cuerpo, sino también su alma.
El sintió dolor dolor en su cuerpo, pero también su alma fue angustiada para llevar nuestros pecados.

Mateo 26:37,38 "Comenzó a entristecerse y a angustiarse en gran manera. Entonces Jesús les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte."


16 También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor.

"También tengo otras ovejas que no son de este redil"
Jesucristo también tiene ovejas que no son del redil de Israel. ¿Quiénes son?
Son los gentiles los cuales los judíos menospreciaban porque no tenían salvación, ni las promesas de Dios.
"aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor"
El Señor los reunirá a todos como un solo rebaño y ya no hay separación entre judíos y gentiles.

Gálatas 3:28 "Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús."


17 Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar.

En el versículo 15 Jesús dijo: "el Padre me conoce", pero ahora dice: "me ama el Padre".
La palabra "conocer" aquí se trata de una relación amorosa. Se trata de un compañerismo muy íntimo.
Qué diferencia de los falsos pastores que no tienen amor por las ovejas, ningún afecto por el rebaño.
"para volverla a tomar"
Los judíos crucificarían a Jesús, pero el Padre lo ama porque él puso su vida por el mundo.
Cristo puso su vida voluntariamente y con gozo, pero con su poder él se levantaría en tres días.

18 Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre.

"y tengo poder para volverla a tomar"
Cristo puso su vida cuando entrego su vida en la cruz y la volvio a tomar cuando resucitó al tercer día.
"Este mandamiento recibí de mi Padre"
El Padre eligió a Jesús como el Cordero de Dios, el único sacrificio aceptable en la cruz.
El Padre es el que mató al Hijo por el Consejo divino y el conocimiento eterno de Dios.
Cristo voluntariamente hizo lo que el Padre le ordenó que hiciera, y así fue como demostró su amor al Padre.
Por eso el Padre lo ama. Eso es lo que el Padre determinó en el plan de salvación.
¿Quién mató a Jesús?
Algunas personas piensan que fueron los soldados, algunos dicen que fueron los Judios, y otros piensan que fue Poncio Pilato.
Pero las Escrituras dicen que fue el Padre quien entregó a su Hijo unigénito para ser sacrificado.

Romanos 8:32 "El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros."
Hechos 2:23 "(Dios) a éste, entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios."

Isaias 53:4,10 "Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido...Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento."

Dios el Padre entregó a su propio Hijo Jesús para ser crucificado porque él era el único sustituto.
Dios no perdonó a su propio Hijo, ya que era la única manera en que podía salvarnos de la condenación.

19 Volvió a haber disensión entre los judíos por estas palabras.

Jesús dividió a la multitud entre los judíos incrédulos por lo que Jesús había dicho.
Muchos de ellos estaban diciendo, "Él tiene un demonio y está loco. ¿por qué le escuchan?
"Volvió a haber disensión entre los judíos"
La culpa de esta contención no estaba en Cristo, sino en los corazones y la mente carnal de sus oidores.

20 Muchos de ellos decían: Demonio tiene, y está fuera de sí; ¿por qué le oís?

Hay gente así que no le importa maldecir a Jesús diciendo cosas blasfemas contra él.
La gente poseída por demonios no habla como Jesús y no pueden hacer milagros como él.
Así que las señales falsas que los demonios hacen, no se pueden comparar a las obras que Cristo hace.

21 Decían otros: Estas palabras no son de endemoniado. ¿Puede acaso el demonio abrir los ojos de los ciegos?

Estas personas son más racionales en comparación del primer grupo que eran irracionales.
De todas maneras, los dos grupos se pierden para siempre, ya que no importa si maldicen a Jesús, o no.
Si no confesamos a Jesús como nuestro Señor y Salvador, moriremos en nuestros pecados como los blasfemos.
"¿Puede acaso el demonio abrir los ojos de los ciegos?"
Si Jesús fuera trastornado por un espíritu impuro, sus palabras serian iguales a las del espíritu malo.
Pero este milagro no fue por un demonio ya que era evidente que el Señor no estaba loco ni tenía demonio.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Jesús El Mesías
 
Juan 10:22-30


22 Celebrábase en Jerusalén la fiesta de la dedicación. Era invierno,
23 y Jesús andaba en el templo por el pórtico de Salomón.
24 Y le rodearon los judíos y le dijeron: ¿Hasta cuándo nos turbarás el alma? Si tú eres el Cristo, dínoslo abiertamente.



22 Celebrábase en Jerusalén la fiesta de la dedicación. Era invierno,

¿Qué es la fiesta de dedicación?
Es una fiesta judía que se llama Jánuca (Hanukkah) o Fiesta de las Luces celebrada por 8 días. 
La fiesta de la dedicación es la celebración de la victoria israelita sobre Antíoco Epifanes. 
En 170 a.C. él conquistó Jerusalén y profanó el templo judío estableciendo un altar pagano en el templo. 
Tres años más tarde los Macabeos judíos combatieron contra Siria.
Liberaron el templo y la tierra del dominio sirio en 63 a.C. cuando Roma tomó el control de Palestina.
"Era invierno"
En nuestro calendario gregoriano esta fiesta era entre los meses de noviembre y diciembre.

23 y Jesús andaba en el templo por el pórtico de Salomón.

A causa del clima frío Jesús caminaba por el lado oriental del templo por el pórtico de Salomón.
Aquí ocurre otra confrontación entre Jesús y los líderes religiosos en el pórtico del templo.

24 Y le rodearon los judíos y le dijeron: ¿Hasta cuándo nos turbarás el alma? Si tú eres el Cristo, dínoslo abiertamente.

"Y le rodearon los judíos"
Los "judíos" se refiere a los gobernantes religiosos del templo en Jerusalén.
Cuando le "rodearon" a Jesús significa que lo arrinconaron para que no escapara y le demandaban respuestas.
Jesus todo el tiempo les había estado diciendo que él era de arriba y que él vino del Padre.
También les había dicho en Juan capítulo 8 que él existía antes de Abraham y que él era Dios.
Asi que ya no quedaba en repetirlo varias veces porque era tiempo perdido.
"¿Hasta cuándo nos turbarás el alma?"
Ellos tenían miedo que Jesús fuera el Cristo y por eso deseaban que no fuera el Cristo.
Pero ya habían tratado de matarlo tres veces con piedras porque sabían exactamente lo que decía.
Todo esto era un pretexto para acusarle de blasfemia por la cual podrían continuar su violencia.
"Si tú eres el Cristo, dínoslo abiertamente"
Esto no es que estuvieran buscando la verdad, sino que sólo estaban planeando como atraparlo.
La única razón por la que querían que dijera quién era es para que tuvieran algo de que acusarlo.
Si el Señor decía que él era el Mesias, se habría puesto en peligro con el gobernador romano.
Es que los judíos esperaban que el Mesias fuera un líder temporal que los librara del poder romano.
Si Cristo se hubiera declarado el Mesias como los judíos esperaban, pensaron que podría costarle la vida.
Pero su hora aún no había llegado y él responde con sabiduria a la pregunta tramposa de ellos.

25 Jesús les respondió: Os lo he dicho, y no creéis; las obras que yo hago en nombre de mi Padre, ellas dan testimonio de mí; 

Jesús les recuerda de nuevo de sus palabras y de sus milagros los cuales siguen rechazando.
Cristo les había dicho con sus palabras quién era él y las obras de Jesús también mostraban que él vino de Dios.
"Os lo he dicho, y no creéis"
Este es el pecado contra el Evangelio y contra el Espíritu Santo por el cual no hay perdón.

Mateo 12:31 "Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada."

Se habían negado a creer sus palabras y sus maravillas porque no era el tipo de Mesías que esperaban.
Lo habrían seguido como líder si hubiera tomado la espada y librarlos del poder de Roma.

26 pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas, como os he dicho.

Ellos no tienen la disposición de venir al Señor para ser salvados de modo que no son sus ovejas.
"pero vosotros no creéis"
Ademas, no eran sus seguidores porque no creían; no tenían el espíritu y el corazón correcto.
"porque no sois de mis ovejas"
Ellos mismos se excluyeron para que no fueran las ovejas que le había dado el Padre.
No eran los elegidos de Dios, ni predestinados, ni ordenados a la vida eterna en el tiempo de Dios.
Ellos no eran los elegidos de Dios por medio de la fe y Cristo sabía que ellos no eran los predestinados de Dios.
El Señor lo sabia desde la eternidad pasada quienes eran los elegidos de Dios que estaban escritos en el libro de la vida.
Por esa razón las ovejas oyen la voz del Pastor, y lo siguen, y que él conoce sus ovejas. 

Hechos 13:48 "Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna."

La responsabilidad humana en la salvación es creer. Ese es el mensaje del Evangelio.
El que no cree entrará en la muerte eterna, el castigo del tormento eterno en el infierno.

Marcos 16:15,16 "Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado."

27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen,

Los líderes religiosos no eran creyentes ya que rechazaron a Jesús para escoger su propio camino.
"Mis ovejas oyen mi voz"
Aquí no esta hablando como si su voz fuera audible. Es la voz del Espíritu a través de la Palabra de Dios.
"y yo las conozco, y me siguen"
Las ovejas verdaderas se dejan guiar por Cristo y sus discípulos lo siguen por todas partes.
Los líderes judíos no siguieron a Cristo, sino que le dieron la espalda, y lo rechazaron así como el mundo no oye su voz.
Jesús ahora presenta el lado divino. No creyeron, y fueron responsables de esa incredulidad.
Como no eran sus ovejas escogidas por el Padre, ellos no podían oír su voz ni seguirle.

28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. 

Si oímos su voz y lo seguimos, somos sus ovejas porque fuimos elegidos por Dios el Padre.
"ni nadie las arrebatará de mi mano"
Él nos protege y nunca pereceremos, y nadie nos puede arrebatar de la mano del Señor.
La seguridad de sus ovejas descansa en Cristo como el buen Pastor que tiene poder para guardarlas. 

Romanos 8:38,39 "Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro."


29 Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. 

"Mi Padre que me las dio"
Vemos aquí que la voluntad del Padre y la voluntad de Jesús son las mismas. Nadie puede arrebatar las ovejas del Señor.
Los que creen a Jesús tienen vida eterna. Esa es la recompensa de los que le siguen.
"nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre"
Las ovejas están seguras porque nadie puede arrebatarlas del Padre que está en control de todas las cosas.
Esto enseña sobre la seguridad eterna de la salvación de cada cristiano verdadero.
Al momento de creer en Cristo, somos salvados para siempre; no hay nada que pueda cambiarlo.
La mayoría de los judíos rechazaron a Cristo, incluso hasta el día de hoy, y la mayoría de la humana se perderá.

Mateo 7:13,14 "Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan."

Esto quiere decir que más del 50 por ciento de la huminadad no tendrá vida eterna.
En los días de Sodoma y Gomorra Lot y su familia fueron los únicos salvados de Sodoma.
En los días de Noé sólo había ocho personas salvadas en todo el mundo.
La Biblia dice que así será también en nuestro tiempo como en los días de Noé y Lot.

30 Yo y el Padre uno somos.

Aquí Jesús dejó caer la bomba cuando dijo: "yo y el Padre somos uno" y eso es porque Jesús es completamente Dios y hombre.
Tan pronto como dijo Jesús estas palabras, los judíos levantaron piedras para matarlo (v. 31).
Estas palabras hablan de a deidad de Jesús y de la naturaleza de la Trinidad en un solo Dios.
El Padre y el Hijo no son la misma persona, sino que son diferentes en sus manifestaciones sin ser tres dioses.
El Padre y el Hijo están en perfecta unión con la protección y preservación de las ovejas de Jesús.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Hijo De Dios

Juan 10:31-42

31 Entonces los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearle.
32 Jesús les respondió: Muchas buenas obras os he mostrado de mi Padre; ¿por cuál de ellas me apedreáis?



31 Entonces los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearle.

Ellos iban a apedrear a Jesús por blasfemia según ellos cuando él dijo: "el Padre y yo uno somos".
Por tercera vez los judíos intentaron apedrear a Jesús desde que afirmó era igual al Padre.
Sólo los romanos tenían el derecho de la pena capital, pero los judíos estaban fuera de control e intentaron matar a Jesús.
Tal prohibición no impidió que el mismo grupo de judíos apedrearan a Esteban hasta matarlo.
Ellos perdieron la discusión porque no podían acusarle de nada con las palabras y los milagros de Jesús.
Estos hombres no estaban permitiendo que los procesos legales de la ley se levaran a cabo.

32 Jesús les respondió: Muchas buenas obras os he mostrado de mi Padre; ¿por cuál de ellas me apedreáis?

Jesús casi siempre responde con una pregunta. Jesús señala los milagros que él había hecho.
No podían negar los milagros porque muchos de ellos habían sido hechos en presencia de ellos.
El Señor cambia los pensamientos de ellos de ser igual con el Padre a los milagros que no podían negar.
¿por cuál de ellas me apedreáis?
Ellos estaban en el templo en el pórtico de Salomón y tenían que salir afuera para encontrar piedras.

33 Le respondieron los judíos, diciendo: Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces Dios.

No había duda en las mentes de esos judíos que Jesús afirmaba ser Dios mismo.
Ellos no se daban cuenta de que Jesús no era sólo un hombre, sino también Emanuel, que significa Dios con nosotros.
Hoy también la gente no puede creer que Jesús es Dios que tomó cuerpo humano y habitó entre nosotros.
"porque tú, siendo hombre, te haces Dios"
Él no se está haciendo Dios a sí mismo, sino que él fue enviado por el Padre para traer salvación a la humanidad.

34 Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, dioses sois?

Jesús sabía exactamente qué decir a estos judíos. Deben renunciar la Escritura o salir de allí derrotados.
Él los detuvo con el poder de su palabra y rechaza la acusación de blasfemia usando las Escrituras.
"¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, dioses sois?"
Los jueces en la Escritura fueron llamados “dioses” porque ellos determinaban el destino de otros hombres (Sal. 82, Éx. 21:6 y 22:8-9).
Si Dios le dio este título "dioses" a estos jueces injustos, cuánto más a Cristo, el Hijo de Dios.
Jesús no tomó el título “dioses sois” y la aplico a toda la humanidad ni a todos los creyentes. El uso de dioses aquí era una metáfora para mostrar la ignorancia de ellos al acusarle de blasfemia.

35 Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada), 

Las palabras de la Escritura son inspiradas, no solo temas humanas, u opiniones generales.
Los judíos le pusieron una pregunta engañosa a Jesús pensando que lo atraparían y se vería mal.
Pero Jesús responde de una manera que hace que sus adversarios se vean mal en su lugar.
Luego les hace una pregunta que no pueden responder y silencia temporalmente a sus enemigos.
Jesus los hace que parezcan ignorantes y así se vuelven aún más decididos a matarlo.

36 ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: Hijo de Dios soy?

"¿al que el Padre santificó y envió al mundo"
El Padre envió a su hijo al mundo en la naturaleza humana para obtener redención eterna y salvación para el mundo.
Él vino a salvarlos del pecado, de Satanás, del mundo, del infierno y de la muerte que nadie más podía hacer.
"Tú blasfemas, porque dije: hijo de Dios soy?"
Si esto está en la Escritura que no puede ser quebrantada, entonces no es blasfemia de Cristo.
"al que el Padre santificó"
La santifición es la separación y consagración al servicio de Cristo como Dios-hombre.
Los jueces fueron llamados dioses porque eran representantes de Dios.
Si estos jueces eran llamados dioses, ¿cómo podría Jesús blasfemar al llamarse a sí mismo Hijo de Dios?
Ya que el Padre lo había consagrado y enviado en una misión especial al mundo, no era blasfemia.

37 Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis.

Sabían que no podían responder a esto porque Jesús hacía milagros que nadie más podía hacer.
Muchos judíos dijeron que sólo Dios podía hacer estas maravillas.
Jesús les da una invitación a creer, no en las palabras que él habló, sino en las obras que él hizo.
Los jueces eran aquellos a quienes vino la palabra de Dios, mientras que Jesucristo fue enviado por Dios.

38 Mas si las hago, aunque no me creáis a mí, creed a las obras, para que conozcáis y creáis que el Padre está en mí, y yo en el Padre. 

Los judios no querían reconocer, ni aún creer a las obras del Padre en la persona de Cristo.
Si los judíos no creían en las palabras de Jesús, tampoco podían negar los milagros que había hecho.
"no me creáis a mí, creed a las obras"
Esta invitación se da a aquellos que él ya dijo que no eran sus ovejas porque no creían.
Si las autoridades no creían en él, sería mejor creer en las obras de Jesús que no creer totalmente.

39 Procuraron otra vez prenderle, pero él se escapó de sus manos.

Trataron de apoderarse de él, pero no pudieron. No se nos dice cómo Jesús lo hizo, pero lo hizo.
"pero él se escapó de sus manos"
Jesús tenía un poder tan grande que él se podía desaparecer de la presencia de ellos.
El Señor estaba rodeado sin salida, pero parece como si él los dejo paralizados en ese momento.
No era el momento para que lo capturaran todavía. Debía hacerse solamente en la Pascua.
Jesús estaba completamente protegido de las manos de sus enemigos y no tenían poder para tocarlo.

40 Y se fue de nuevo al otro lado del Jordán, al lugar donde primero había estado bautizando Juan; y se quedó allí. 

Debido a la enemistad de los judíos, Jesús pasó de la región de Judea al otro lado del Jordán.
Jesús salió de Jerusalén y fue a la area del río Jordán donde había sido bautizado de Juan.
Este era un lugar más amistoso para Jesús donde había pasado gran parte de su ministerio.

41 Y muchos venían a él, y decían: Juan, a la verdad, ninguna señal hizo; pero todo lo que Juan dijo de éste, era verdad. 

Juan había hablado de Jesús en el Jordán y la gente estaba preparada y lista para recibir a su Mesías.
Jesus se apartó de la multitud religiosa, de aquellos que se habían encerrado en incredulidad.

42 Y muchos creyeron en él allí.

Mientras que Juan no hizo milagros, todo lo que Juan decía de Jesucristo era verdad. Y muchos creían en él allí.
La gente le creyó, se arrepintió, y fueron bautizados, así que muchos creyeron en él y recibieron vida eternal.
Marcos16:15,16 “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.”


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Jesús Resucita A Lázaro - 1

Juan 11:1-16

1 Estaba entonces enfermo uno llamado Lázaro, de Betania, la aldea de María y de Marta su hermana.
2 (María, cuyo hermano Lázaro estaba enfermo, fue la que ungió al Señor con perfume, y le enjugó los pies con sus cabellos.)
3 Enviaron, pues, las hermanas para decir a Jesús: Señor, he aquí el que amas está enfermo.

Jesucristo demuestra su poder levantando a Lázaro de entre los muertos que parecía humanamente imposible.

1 Estaba entonces enfermo uno llamado Lázaro, de Betania, la aldea de María y de Marta su hermana. 

Lázaro, María y Marta eran amigos de Jesús y muchas veces se quedó con ellos en su casa.
La resurrección de Lázaro es la señal que más resalta en este evangelio del ministerio de Jesús.

2 (María, cuyo hermano Lázaro estaba enfermo, fue la que ungió al Señor con perfume, y le enjugó los pies con sus cabellos.) 

En este paréntesis recordamos la historia donde María ungió al Señor con perfume.
Este hecho de María aún no había sido escrito por Juan hasta en 12:3, pero se menciona aquí para distinguirla de otras Marías.
Aquí se menciona con anticipación lo de Juan 12:3. No hay razón para identificarla con otra María.
Por ejemplo, María de Betania y María Magdalena eran dos personas distintas.
Esta historia ya había sido contada en Mateo y Marcos antes de que el Evangelio de Juan fuera escrito.
Así que Juan aún no lo había escrito todavía, pero todos sabían que María era la persona de la cual se habla aquí.

3 Enviaron, pues, las hermanas para decir a Jesús: Señor, he aquí el que amas está enfermo.

Jesús recibió noticias de María y Marta de que el hermano de ellas estaba gravemente enfermo.
Jesucristo siempre debe ser nuestro primer recurso en tiempos de angustia cuando surgen dificultades en la vida.
Jesús estaba por el Jordan y el mensaje a él habría tomado un día entero para que llegara.
Ya que Jesús sabia todas las cosas antes de que la noticia le llegó, él sabía que Lázaro estaba enfermo.
"Señor, he aquí el que amas está enfermo"
Estas palabras revelan una amistad y afecto profundo que Jesús tenía con Lázaro.

4 Oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella. 

María y Marta sabían que si Jesús venía de inmediato, su hermano sería sanado y no hubiera muerto.
"Oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte"
Lázaro ya estaba muerto cuando Jesús dijo esto, pero él sabía que el resultado final sería la gloria de Dios, no la muerte.
Sólo sería una muerte temporal para que la gloria de Dios se manifestara en el milagro de su resurrección.
La muerte física de Lázaro no sería una muerte permanente y sus dos hermanas debían confiar en la Palabra del Señor.
"sino para la gloria de Dios"
El resultado final sería que el Hijo de Dios sea glorificado en su muerte y resurrección.
"para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella"
El propósito de esta enfermedad no era la muerte, sino una manifestación del poder glorioso de Dios.
Esta enfermedad de Lazaro era para glorificar al Padre y al Hijo.

5 Y amaba Jesús a Marta, a su hermana y a Lázaro.

Por segunda vez, Juan nos recuerda que Jesús amaba genuinamente a estas hermanas y a Lázaro.
Estos eran amigos íntimos de Cristo a quienes visitaba y se hospedaba frecuentemente con ellos.

6 Cuando oyó, pues, que estaba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba.

En lugar de levantarse y caminar para ir a Lázaro, Jesús se quedó donde estaba por dos días más.
Eso no tiene sentido humanamente hablando. Jesús los amaba, pero Lázaro estaba enfermo, y luego se tarda otros dos días más?
"se quedó dos días más en el lugar donde estaba"
Jesús pudo haber dicho la palabra donde estaba y Lázaro habría sido sanado inmediatamente.
Pero Jesús se quedó donde estaba, y no sanó a Lázaro permitiendo que Lázaro muriera primero. ¿Porqué?
Cristo esperó hasta que Lázaro muriera porque Dios recibiría mayor gloria en la resurrección de Lázaro que a través de la sanidad.

7 Luego, después de esto, dijo a los discípulos: Vamos a Judea otra vez.

La última vez que Jesús estuvo en esa área los líderes judíos intentaron apedrearlo y matarlo.
Pero, Jesús no tenía miedo como sus discípulos, y les dice a ellos que vayan con él.
Ellos no estaban allí para proteger a Jesús ya que él no necesitaba protección, pero necesitaban ver la gloria de Dios.

8 Le dijeron los discípulos: Rabí, ahora procuraban los judíos apedrearte, ¿y otra vez vas allá?

La amenaza hacia Jesús era tan peligrosa que su regreso podría resultar en su muerte a causa de los judíos asesinos.
Viajar de un refugio seguro hasta Betania cerca de Jerusalén parecía una locura de suicidio para los discípulos.

9 Respondió Jesús: ¿No tiene el día doce horas? El que anda de día, no tropieza, porque ve la luz de este mundo; 

¿Qué quiere decir Jesús con estas palabras?
Él responde con un proverbio muy interesante. Si alguien camina en el día, no tropieza. Nada malo le pasa porque está en la luz y puede ver lo que está haciendo y hacia dónde va.
Pero si alguien camina por la noche, se tropieza. Las cosas malas pasan porque la luz no está en esa persona.
No podemos alargar ni acortar la luz del día porque es fijada por Dios y también lo fue la vida de Jesús.
De modo que que en esa luz de vida que Dios ha ordenado para Jesús, él no tropezara.
Nada le sucedería al Señor porque estaba en el plan de Dios. Jesus no anda de noche.
El estaba en la luz del día divino y nada le sucedería antes de su tiempo establecido.

10 pero el que anda de noche, tropieza, porque no hay luz en él.

Los enemigos de Jesús lo odiaban y los dejaría tropezar con su incredulidad a la que fueron destinados.
La noche de Cristo llegó cuando llegó su hora. Entonces sus enemigos prevalecieron cuando fue crucificado.
Jesús es la Luz del mundo y si estamos en él, no debe haber miedo, ni tropiezos, ni tinieblas.

11 Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle.

Los discípulos pensaron que Jesús estaba hablando de Lázaro del sueño natural en su casa.
Ellos no se asombraron de que Jesús supiera que Lázaro dormía a pesar de que Jesús estaba millas de lejos.
Ellos habían visto tantos milagros de Jesús y que todo era posible para el Señor.

12 Dijeron entonces sus discípulos: Señor, si duerme, sanará.

Los discípulos estaban confundidos porque Jesús hablaba de resucitar a Lázaro de la tumba.
Aquellos que mueren en Cristo se refiere a los que están dormidos cuando mueren en el cuerpo.
Ellos no están en algún estado de sueño del alma, sino que están cara a cara en la presencia Señor.
El "sueño del alma" es la enseñanza de que cuando una persona muere, su alma duerme hasta el día de la resurrección.
La creencia de que el alma duerme cuando morimos y no esta consciente es una creencia falsa.

2 Corintios 5:8 "pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor."



13 Pero Jesús decía esto de la muerte de Lázaro; y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño.
14 Entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto;

"Lázaro ha muerto"
Jesús había hablado del sueño de Lázaro, pero Jesús les dijo que Lázaro había muerto.
Esto muestra su conocimiento sobrenatural, ya que los mensajeros sólo trajeron la palabra de que Lázaro estaba enfermo.

15 y me alegro por vosotros, de no haber estado allí, para que creáis; mas vamos a él.

El Señor quizá salió del Jordan ese día, o el día después de que Lázaro murió.
Fue a Betania tres días después y parece que Lázaro ya había sido enterrado por cuatro días.

16 Dijo entonces Tomás, llamado Dídimo, a sus condiscípulos: Vamos también nosotros, para que muramos con él.

Las palabras de Tomás muestran una devoción a Cristo ya que el hecho de que probablemente todos morirían.
Estos discípulos sabían que morir sería una ganancia. Que la vida es donde está la prueba.
Pero serían protegidos porque tenían que continuar la misión que el Señor tenía para ellos.
A veces cuando traes tu problema al Señor, lo que recibes es lo que parece ser el silencio.
Le pides al Señor que te ayude y parece que la oracion como que no recibes respuesta.
Hasta en algunos casos el problema sólo parece empeorar y la situación es desesperada. Necesitamos una respuesta hoy, pero esa respuesta parece que no llega hoy ni mañana.
Pero el Señor pudo ver lo que las hermanas y sus discípulos no pudieron ver.
Cristo pudo ver más allá de la crisis a la gloria que Dios recibiría a través de la crisis.
Sólo tenemos que confiar en Cristo, aunque no entendemos lo que él está haciendo.
El Señor conoce el resultado de nuestra crisis antes de que el problema suceda.
Sólo tenemos que esperar en el Señor.


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Jesús Resucita A Lázaro - 2
Juan 11:17-27

17 Vino, pues, Jesús, y halló que hacía ya cuatro días que Lázaro estaba en el sepulcro.
18 Betania estaba cerca de Jerusalén, como a quince estadios;
19 y muchos de los judíos habían venido a Marta y a María, para consolarlas por su hermano.


17 Vino, pues, Jesús, y halló que hacía ya cuatro días que Lázaro estaba en el sepulcro.

Los discípulos no querían regresar a Betania porque tenían un ministerio próspero cerca del rio Jordan.
Jesús estaba en Betábara como veinte millas de Betania que estaba dos millas de Jerusalén.
(MAPA)
Cuando Jesús llegó a Betania, descubrió que Lázaro había estado muerto cuatro días.
"hacía ya cuatro días que Lázaro estaba en el sepulcro"
En el cuarto día el cuerpo se descompone y esto se menciona para mostrar la grandeza del milagro.
Jesús tomó un riesgo al venir tan cerca de Jerusalén que estaba hirviendo con el odio de los líderes judíos.
Había enemigos judíos contra Jesús de Jerusalén que estaban presentes en esta ocasión.
Tomás que le faltaba fe tuvo el valor de declarar que irían con Jesús hasta a muerte (v. 16).
La fe de los discípulos, de Marta y María sería fortalecida cuando Jesús resucitara a Lázaro.

18 Betania estaba cerca de Jerusalén, como a quince estadios;
19 y muchos de los judíos habían venido a Marta y a María, para consolarlas por su hermano. 


Lázaro murió de su enfermedad el día que el mensajero llegó a Betábara con la noticia de que Lázaro estaba enfermo.
"Betania estaba cerca de Jerusalén, como a quince estadios"
El lugar de esta Betania donde Lázaro vivía estaba como dos millas de Jerusalén.
"y muchos de los judíos habían venido"
Betania estaba cerca de Jerusalén y por eso "muchos de los judíos" salieron a consolar a María y a Marta.
Era costumbre tener reuniones funerarias que duraban 7 días en la casa con muy fuerte llantos.
Algunos de estos judíos que vinieron probablemente habrían sido enemigos de Jesús.
Lo habían acusado de blasfemia y estaban decididos llevarlo a la muerte.
Pero Dios tenía otro propósito en esa reunión donde podía haber muchos testigos de la resurrección de Lázaro.
Todos los que siguen a Jesús son hechos partícipes de la primera resurrección para vida eterna.

Apocalipsis 20:6 "Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos."


20 Entonces Marta, cuando oyó que Jesús venía, salió a encontrarle; pero María se quedó en casa.

Marta tiene fe en Cristo para librar de la enfermedad, la muerte, y todo lo que Jesús le pida a Dios.
Pero ella necesitaba aumentar su fe para creer que Jesucristo todavía estaba en control de la vida y la muerte.
"Entonces Marta, cuando oyó que Jesús venía, salió a encontrarle"
Marta y María eran hermanas, pero eran muy diferentes. Marta era la que siempre trabajaba.
Sus muchas actividades le impidieron tener más tiempo con Cristo, pero María era la más seria.
Ella siempre fue la que se ve sentada a los pies de Jesús aprendiendo de él.
Marta sólo necesitaba poner sus prioridades en orden.

21 Y Marta dijo a Jesús: Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto.

Quizá Marta estaba un poco molesta porque Jesús no había venido inmediatamente cuando lo llamaron.
"Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto"
No es una queja, pero ella lo toma como un caso que quiza se pudiera haber evitado.
Marta penso que Jesús habia venido demasiado tarde para sanar a Lazaro.
La fe de Marta era un poco debil, como si la presencia de Cristo era necesaria para sanar a Lazaro.
Ella no menciona la resurrección de su hermano, pero parece que era lo que tenía en mente.

22 Mas también sé ahora que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo dará.


Estando en la presencia del Señor, Marta sabía en su corazón que nada es imposible con Dios.

Quizá Marta no tenía un entendimiento claro de la divinidad de Cristo en ese tiempo.
"todo lo que pidas a Dios, Dios te lo dará"
Ella había dicho una declaración incorrecta que el Señor amablemente toleró y no la corrigió.
Marta tenía un conocimiento limitado de quién Jesús era, pero sabia que había sido enviado por Dios.
Aunque ella no menciona la resurrección de su hermano, parece que eso era lo que ella tenía en mente.
Marta sabía que todo lo que Jesús le pidiera a Dios Él se lo daría y por eso ella creía que Lázaro podía ser resucitado.

23 Jesús le dijo: Tu hermano resucitará.

Con gran afirmación Jesus le asegura a Marta que su hermano Lazaro resucitaría de los muertos.
Pero Marta pensaba que Lazaro resucitaría en la resurrección del futuro lejano.
Aunque Jesús resucitó a Lázaro de la tumba, Lázaro tuvo que morir de nuevo al fin de su vida.
Pero en la segunda de Cristo, Lázaro recibirá un cuerpo glorificado que nunca morirá jamás.
Todos nosotros moriremos, a menos que el Señor venga por nosotros antes de morir y nos vamos en el rapto de la iglesia.

24 Marta le dijo: Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día postrero.

Ella pensó que el día postrero estaba muy lejos para ser consolada al momento.
"en el día postrero"
Marta no sabia que Jesús estaba hablando de resucitar a Lázaro inmediatamente.
La respuesta de Marta muestra que ella no entendia toda la verdad acerca de la resurrección.
Ella deseaba saber el significado de lo que habia dicho Cristo.
Los muertos en Cristo resucitarán con cuerpos glorificados semejante al cuerpo glorioso de Cristo.
Ya no se enfermarán, ni tendrán dolor, ni tampoco morirán jamás. Tendrán cuerpos espirituales, pero palpables.

25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. 

"Yo soy la resurrección y la vida"
El misterio de la resurrección toma la forma en la personificación del Señor Jesucristo.
Todo el poder para restaurar, resucitar y mantener la vida está sólo en Cristo.
"el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá"
La separación temporal del alma y el cuerpo es solamente por un tiempo corto.
El tiempo no es problema para Cristo que tiene poder de la resurrección porque él lo puede hacer en cualquier momento.
La revelación del Antiguo Testamento de la resurrección no era clara ni completa hasta que vino Jesucristo.
Ahora Jesús declara que la resurrección es una promesa para aquellos creyentes que han muerto.
Como creyentes, tenemos una esperanza viva y gloriosa en la resurrección de Cristo Jesús.
Jesús no sólo da la resurrección y la vida eterna, sino que Él es la resurrección y la vida.

26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?

Marta y María creían en Jesús sólo como un profeta, pero necesitaban creer que Jesús era Dios.
Jesús muestra que ni la muerte, ni el tiempo son obstáculos para él.
Porque Él vive, nosotros vivimos. Porque Él es la Vida, tenemos vida eterna en Cristo.
En la resurrección, nuestro cuerpo nuevo se levantará y se unirá con nuestro espíritu.

1 Corintios 15:44 “Se siembra cuerpo animal (natural, o terrenal), resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual"



27 Le dijo: Sí, Señor; yo he creído que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, que has venido al mundo.

Marta creyó que Jesús era el Mesías prometido y esperado de acuerdo a lo que él le dijo.
Parece que ella tenía algunas creencias confusas de la resurrección inmediata de su hermano.
Todos morimos, pero ese no es el final de nosotros. Hay vida despues de la muerte.
Jesús tambien llama a la gente que está espiritualmente muerta, y algunos creen a su Palabra.

Juan 5:24 De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Jesús Resucita A Lázaro - 3
Juan 11:28-44

28 Habiendo dicho esto, fue y llamó a María su hermana, diciéndole en secreto: El Maestro está aquí y te llama.
29 Ella, cuando lo oyó, se levantó de prisa y vino a él.
30 Jesús todavía no había entrado en la aldea, sino que estaba en el lugar donde Marta le había encontrado. 



28 Habiendo dicho esto, fue y llamó a María su hermana, diciéndole en secreto: El Maestro está aquí y te llama. 

Marta nunca había visto a Jesús resucitar a nadie de la muerte anteriormente y que ahora era demasiado tarde.
"fue y llamó a María su hermana, diciéndole en secreto"
No se nos dice por qué Marta hizo esto en secreto. Quizá lo hizo para que Maria tuviera un momento con Jesús antes que vinieran todos.
Tal vez Marta pensó que era mejor que los enemigos de Jesús no supieran que había llegado.
"El Maestro está aquí y te llama"
Cristo envía a Marta para llamar a María y fortalecer la fe de ella antes de resucitar a su hermano.

29 Ella, cuando lo oyó, se levantó de prisa y vino a él.

María sabía que Jesús amaba a Lázaro, pero no entró en la casa hasta que habló por primera vez con Marta y María.
Marta le dijo a María que Jesús preguntaba por ella. María no perdió tiempo y fue con Jesús.
"Ella, cuando lo oyó, se levantó de prisa y vino a él"
Jesús vino a la tumba donde estaba Lázaro porque aquí es donde ocurriría el gran milagro.
El Señor no fue a los dolientes; ellos vendrían a él, pero María pronto obedeció y salió de prisa.

30 Jesús todavía no había entrado en la aldea, sino que estaba en el lugar donde Marta le había encontrado. 

Jesús no había entrado en la ciudad de Betania, sino que estaba en el lugar donde Marta habló con él.
El Señor estaba sentado en el mismo lugar esperando a Marta y María para hablar juntos.

31 Entonces los judíos que estaban en casa con ella y la consolaban, cuando vieron que María se había levantado de prisa y había salido, la siguieron, diciendo: Va al sepulcro a llorar allí.

Tal vez este grupo de judíos no era tan agresivos como los líderes judíos, pero vinieron para lamentar con Marta y María.
"va al sepulcro a llorar allí"
Estos judíos siguieron a María para lamentar con ella, pero no sabían que ella iba a encontrarse con Jesús.
El propósito para los judíos de ir también era para que hubiera muchos testigos y dar a conocer un gran milagro.

32 María, cuando llegó a donde estaba Jesús, al verle, se postró a sus pies, diciéndole: Señor, si hubieses estado aquí, no habría muerto mi hermano.

"al verle, se postró a sus pies"
Marta no se postró a los pies de Jesús, pero María con más razón lo hace por tardarse en venir.
"Señor, si hubieses estado aquí, no habría muerto mi hermano"
Es posible que ellas se hayan dicho esto una con la otra varias veces desde que Lázaro murió.
Parece que ellas se sintieron heridas cuando Jesús no vino pronto para sanar a Lázaro.

33 Jesús entonces, al verla llorando, y a los judíos que la acompañaban, también llorando, se estremeció en espíritu y se conmovió, 

La frase aquí no significa simplemente que Jesús fue profundamente tocado con simpatía.
Su tristeza era para María y Marta que tenían que probar este dolor y no quería verlos heridos.
"se estremeció en espíritu y se conmovió"
Esto muestra la humanidad de Jesús y llora con los que lloran y no es una debilidad, sino compasión.

34 y dijo: ¿Dónde le pusisteis? Le dijeron: Señor, ven y ve.
35 Jesús lloró.


"¿Dónde le pusisteis?"
Jesús no necesitaba saber donde estaba Lázaro, sino para reunir testigos al resucitar a Lázaro de entre los muertos.
"Jesús lloró"
Este texto es el más corto en toda la Biblia.
Jesús compartía el dolor de los que lloraban, pero el también tenía la solución al problema.
Jesús un su humanidad como varón de dolores se idéntica con nosotros en nuestras debilidades.
También sabemos de otras veces cuando Jesús lloró sobre Jerusalén y cuando él estaba en la cruz.
El Señor no es un Dios aislado sin pasión ni compasión, sino que el también nos fortalece en el dolor.

36 Dijeron entonces los judíos: Mirad cómo le amaba.

Jesus lloró con lágrimas profundas, con lágrimas de dolor por las hermanas quebrantadas de corazón.
Cuando vemos a Cristo derramando su sangre y su vida en la cruz por nosotros, podemos decir, "¡Mirad cómo nos amaba!”

37 Y algunos de ellos dijeron: ¿No podía éste, que abrió los ojos al ciego, haber hecho también que Lázaro no muriera?

Estas parecen ser palabras tristes de simpatía que Jesús no pudo hacer nada por Lázaro.
Pero estas palabras no le servían a nadie porque son vanas, sin consuelo, y sin esperanza.
No era asunto de no poder sanar, sino de un propósito más alto y sublime en el plan de Dios.
Si el Señor deja morir a Lázaro ¿se ha probado entonces que no puede salvar su vida?
¿No puede Dios el Todopoderoso ejerce su poder como a ÉL le place?
 
38 Jesús, profundamente conmovido otra vez, vino al sepulcro. Era una cueva, y tenía una piedra puesta encima. 

Las tumbas judías se hacían a los lados de las rocas y la entrada se cubría con una piedra plana.
"Jesús, profundamente conmovido otra vez"
Jesús se entristeció donde estaba su amigo, pero también estaba lleno de indignación por la malicia de los judíos.

39 Dijo Jesús: Quitad la piedra. Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días.

El pueblo judío no embalsama a sus muertos, así que en el cuarto día el cuerpo comienza a descomponerse.
"Señor, hiede ya, porque es de cuatro días"
Los judíos usaban especias aromáticas para reducir el peste de la descomposición del cuerpo.
Envolvían el cuerpo con lino y las especias en los dobleces con la cabeza envuelta aparte.

40 Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?

Es solamente por la fe que se requiere para creer en el poder milagroso para con Dios.
La fe de Marta sería recompensada por ser testiga de la resurrección de su hermano al salir de la tumba.
El hombre siempre desea ver para creer, pero Marta necesitaba creer para ver la gloria de Dios.

Juan 20:25 "Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al Señor hemos visto. Él les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré."



41 Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído. 

La oración de Jesús no era una petición, sino acción de gracias al Padre y esto demuestra que él era el Mesías.
"Padre, gracias te doy por haberme oído"
Jesus oro con certeza y con poder confiando totalmente en el Padre como si Lázaro ya hubiera recucitado.
El Padre es glorificado en la gloria de su Hijo y agrada al Padre cuando creemos en su Hijo Jesucristo.

42 Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado.

Parece que cuando Jesús ora audiblemente, se refiere a una oración que habia hecho anteriormente.
La oracion era para el beneficio de los oyentes y creyeran que Dios le había enviado al mundo.

43 Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: ¡Lázaro, ven fuera!

Cristo clama en voz alta para que el pueblo pueda ver que aun la muerte está sujeta al poder de Cristo.
Solo el Todopoderoso puede hacer esto y si Jesús lo hizo con su propio poder, prueba que él era divino.
En la resurrección final cuando todos los muertos en Cristo escuchen la voz del Hijo de Dios, vivirán para siempre.

44 Y el que había muerto salió, atadas las manos y los pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadle, y dejadle ir.

Muchos creyeron, pero otros que lo vieron no creyeron que Jesús era el Mesías y se lo dijeron a los fariseos.
Pero no podían negar que Jesús había levantado a Lázaro, ni los fariseos pudieron refutarlo.
Lázaro estaba vivo y el hecho de su resurrección no podía ser negado.
¿Dónde estaba el espíritu de Lázaro esos cuatro días desde que fue separada del cuerpo?
La Escritura no nos dice, pero las almas de los santos en ese tiempo fueron al seno de Abraham.


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


El Plan De Dios
Juan 11:45-57

45 Entonces muchos de los judíos que habían venido para acompañar a María, y vieron lo que hizo Jesús, creyeron en él.
46 Pero algunos de ellos fueron a los fariseos y les dijeron lo que Jesús había hecho.
47 Entonces los principales sacerdotes y los fariseos reunieron el concilio, y dijeron: ¿Qué haremos? Porque este hombre hace muchas señales.

Como dos meses antes que Jesús fuera a la cruz, él resucitó a Lázaro de la tumba en Betania.
Este era el milagro que debiera haber convencido a los judíos de que Jesús era el Hijo de Dios.
Pero en vez de eso, el milagro de resucitar a Lázaro enfureció a las autoridades judías. 

45 Entonces muchos de los judíos que habían venido para acompañar a María, y vieron lo que hizo Jesús, creyeron en él. 

Cuando el pueblo vio a Jesús resucitar a Lázaro, algunos creyeron, pero otros informaron a los fariseos de lo que él hizo.

46 Pero algunos de ellos fueron a los fariseos y les dijeron lo que Jesús había hecho.
 
Estos testigos eran informantes. Podemos llamarles chismosos porque no siguieron a Jesus, sino que fueron a los líderes religiosos.

47 Entonces los principales sacerdotes y los fariseos reunieron el concilio, y dijeron: ¿Qué haremos? Porque este hombre hace muchas señales. 

En los primeros tres versículos aquí se enfocan en las cosas que Jesús hizo: 

1. V. 45 "vieron lo que hizo Jesús". Esto es lo que causó que muchos judíos creyeran en él.
2. V. 46 "les dijeron lo que Jesús había hecho". Algunos judíos fueron a decírselo a los fariseos.
3. V. 47 "Porque este hombre hace muchas señales". Los principales sacerdotes y fariseos se reunieron para discutir lo que debían hacer.


"este hombre hace muchas señales"
Estos líderes aun creyeron que los milagros que Jesús hizo eran reales y verdaderos, y no los negaron.

48 Si le dejamos así, todos creerán en él; y vendrán los romanos, y destruirán nuestro lugar santo y nuestra nación.

Todos ellos decidieron que matarlo sería la forma más efectiva de deshacerse del Señor.
Pero ellos no sabían que esto sólo le permitiría a Jesús dar su vida en la cruz y después resucitar.
"Si le dejamos así, todos creerán en él"
Ellos mismos razonaban al decir esto y con eso se estaban considerando justificados y sin culpa.
"vendrán los romanos, y destruirán nuestro lugar santo y nuestra nación"
Ellos pensaron que Jesús aprovecharía su fama y popularidad para ser un gran líder político.
Entonces ellos acordaron que era mejor matarlo para salvar a toda la nación de Israel del peligro de los romanos.

49 Entonces Caifás, uno de ellos, sumo sacerdote aquel año, les dijo: Vosotros no sabéis nada; 

¿Por qué dice Caifás, "Vosotros no sabéis nada?"
Es como si Caifás estuviera disgustado por la debilidad y la ignorancia de los otros en el sanedrín.
Estaban perplejos y confundidos, pero Caifás les aconseja qué acción deben tomar para solucionar el problema.
La solución de Caifás era resolver el problema matando a Jesús si querían mantener su autoridad y religion.

50 ni pensáis que nos conviene que un hombre muera por el pueblo, y no que toda la nación perezca.

Esta declaración prueba la intención y la moralidad malvada de matar a un hombre inocente.
Ellos mismos se descubren al decir que era un sacrificio necesario y que no había más remedio.
"ni pensáis que nos conviene que un hombre muera por el pueblo"
Razonaron que era mejor asesinar a un hombre inocente que dejar perecer a toda una nación.
Caifás y el sanedrín judío acordaron justificar su plan malvado de quitarle la vida a Jesús.
"y no que toda la nación perezca"
Caifás no estaba consciente, ni entendía que la palabra "perecer" se refiere a la muerte espiritual.
A pesar de que la gente merece ser condenada por sus pecados, Jesús tomó el lugar de ellos.
Como sustituto él soportó el castigo a favor de ellos cuando él murió y pago el precio en la cruz.

51 Esto no lo dijo por sí mismo, sino que como era el sumo sacerdote aquel año, profetizó que Jesús había de morir por la nación; 

"Esto no lo dijo por sí mismo"
¿Qué da a entender aquí?
Caifás sin saberlo profetizó que Jesús había de morir en la cruz por toda la nación de Israel.
La muerte de Jesús por la nación se había profetizado de antemano para morir por el mundo.
Esto no fue una casualidad, sino que Dios planeó la muerte de Jesús para cumplir su plan eterno.
"como era el sumo sacerdote aquel año, profetizó que Jesús había de morir por la nación"
Esto no quiere decir que el era un profeta, sino él fue motivado sólo por motivos malvados.
Ni Caifás ni el sanedrín se dieron cuenta de la importancia de lo que acababa de decir.
Ellos sólo pensaron en tratar de deshacerse de Jesús a todo costo.
Esto muestra que Dios cumple Su plan divino de frustrar los planes malignos de hombres como Caifás.

52 y no solamente por la nación, sino también para congregar en uno a los hijos de Dios que estaban dispersos. 

¿Qué quiere decir "los hijos de Dios que estaban dispersos"?
La muerte de Jesús también reúne a todos los creyentes, no importa la distinción de raza.
El sacrificio de Jesús sería a favor de todos los que pertenecen a Dios, tanto judíos como gentiles.

53 Así que, desde aquel día acordaron matarle.

En lugar de perder su religión, el honor, y la alabanza de la gente, decidieron matar a Jesús.
Ellos no querian perder su autoridad, sus riquezas, todos sus miembros, y sus discípulos.

54 Por tanto, Jesús ya no andaba abiertamente entre los judíos, sino que se alejó de allí a la región contigua al desierto, a una ciudad llamada Efraín; y se quedó allí con sus discípulos.

Jesús sabía del plan malvado entonces él procede con precaución al no estar en público entre los judíos.
Estos judíos habían pronunciado sentencia sobre Jesús y tratarían de matarlo en la primera oportunidad.
"se alejó de allí a la región contigua al desierto, a una ciudad llamada Efraín"
La ciudad de Efraín estaba probablemente ubicada al norte a unas doce millas de Jerusalén.
El Señor no estaba listo para morir porque no era el tiempo, sino hasta la Pascua que venía.

55 Y estaba cerca la pascua de los judíos; y muchos subieron de aquella región a Jerusalén antes de la pascua, para purificarse. 

No sabemos cuánto tiempo estuvo Jesús en Efraín, pero regresó a Jerusalén para la Pascua.
Muchos peregrinos fueron a Jerusalén de la región de Efraín antes de la Pascua para purificarse.

56 Y buscaban a Jesús, y estando ellos en el templo, se preguntaban unos a otros: ¿Qué os parece? ¿No vendrá a la fiesta? 

Las multitudes buscaban a Jesús y empezaron a preguntarse entre ellos si Jesús vendría.
La gente dudaba que Jesús vendría debido a las amenazas de los principales sacerdotes y fariseos.

57 Y los principales sacerdotes y los fariseos habían dado orden de que si alguno supiese dónde estaba, lo manifestase, para que le prendiesen.

Querían asesinar a Jesús, pero a la vez querían dar la apariencia de algo legal arrestándolo primero.
¿Tenía temor Jesús? No. Él estaba seguro y decidido por cumplir el plan soberano de Dios.
El amor perfecto de Dios se demostró en la muerte de Jesús en la cruz para redimir al hombre de pecado.
Si haz puesto tu fe en Jesús, entonces no tienes de que temer lo que pueda venir en la vida.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Complot Contra Jesús
Juan 12:1-11

1 Seis días antes de la pascua, vino Jesús a Betania, donde estaba Lázaro, el que había estado muerto, y a quien había resucitado de los muertos.
2 Y le hicieron allí una cena; Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban sentados a la mesa con él.
3 Entonces María tomó una libra de perfume de nardo puro, de mucho precio, y ungió los pies de Jesús, y los enjugó con sus cabellos; y la casa se llenó del olor del perfume.

Los primeros once capítulos de Juan describen el ministerio de Jesús que cubre un período de tres años.
Pero la segunda mitad del libro del capítulo 12 al final cubre la última semana de su vida.

1 Seis días antes de la pascua, vino Jesús a Betania, donde estaba Lázaro, el que había estado muerto, y a quien había resucitado de los muertos. 

Los líderes judíos tuvieron un concilio para matar a Jesús, y el se fue a una ciudad llamada Efraín.
No se sabe cuanto tiempo Jesús estuvo en Efraín, pero parece que estuvo allí algunos dos meses.
Jesús vino a Betania donde estaba Lázaro a quien había resucitado de entre los muertos.
“Seis días antes de la pascua, vino Jesús a Betania”
Parece que aquí se refiere al sábado anterior con la pascua ya que venía 6 días más tarde.
Esto quiere decir que en seis días comenzaba la fiesta de la pascua el viernes a las seis de la tarde.
Esta es la semana anterior de la pascua, la semana antes de la crucifixión de nuestro Señor.
Era un lugar peligroso después de la resurrección de Lázaro y la presencia de Jesús sólo causaría rabia de los fariseos.
Pero el Señor vino porque el tiempo para su ejecución y muerte en la cruz estaba muy cerca.
Querían matarlo antes de tiempo, pero no era el tiempo de Dios. No era su hora de ser sacrificado.
Pero ahora su tiempo había llegado y él moriría en esta Pascua el viernes, en unos pocos días.

2 Y le hicieron allí una cena; Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban sentados a la mesa con él. 

Esto no es en la casa de María, Marta y Lázaro según los otros evangelios como Mateo 26.
También, Marcos 14:3 dice que esta cena tuvo lugar en la casa de Simón el leproso que fue sanado por Jesús.
Simón había sido un pobre leproso, pero ahora tomó la oportunidad de expresar amor y aprecio por el Señor.
"Y le hicieron allí una cena"
Esta cena fue en la noche del sábado, seis días antes de la Pascua que ya se aproximaba.
"Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban sentados"
Marta vino para servir a la mesa y Lázaro que había atraído gran atención era un invitado.
Al sentarse Lázaro a la mesa sirvió para mostrar la grandeza del milagro cuando él fue restaurado a vida.

3 Entonces María tomó una libra de perfume de nardo puro, de mucho precio, y ungió los pies de Jesús, y los enjugó con sus cabellos; y la casa se llenó del olor del perfume.

Este perfume era tan puro y muy valioso según el versículo 5 equivalente al sueldo de casi un año de trabajo.
María estaba tan agradecida de que Jesús había resucitado a su hermano Lázaro, pero ella no sabia que lo estaba ungiendo para su sepultura.
"de mucho precio, y ungió los pies de Jesús"
Tal fué la forma en que se derramó el amor de María por el Señor a gran costo para ella.
Esta no es la primera vez que vemos esto aquí. También sucedió, no en Betania, sino en Galilea en la casa de un fariseo.
No fue por una mujer creyente, sino por una prostituta que trajo un frasco de alabastro de perfume. De modo que esta no es María.

Lucas 7:37 "Entonces una mujer de la ciudad, que era pecadora, al saber que Jesús estaba a la mesa en casa del fariseo, trajo un frasco de alabastro con perfume."


Así como María le dio este perfume costoso a Cristo como un regalo de su amor, así necesitamos darle nuestra vida a él.
Cristo pagó un gran precio por amor a nosotros cuando fue clavado en la cruz y por eso él merece nuestro amor.

4 Y dijo uno de sus discípulos, Judas Iscariote hijo de Simón, el que le había de entregar:
5 ¿Por qué no fue este perfume vendido por trescientos denarios, y dado a los pobres? 


Ya que un denario era el salario de un día de trabajo, 300 denarios era equivalente a un salario de casi un año.
"¿Por qué no fue este perfume vendido por trescientos denarios, y dado a los pobres?"
Judas Iscariote no estaba preocupado por los pobres, sino que él era el que llevaba la bolsa de dinero.
El quería el dinero en la bolsa para después sacar parte de la tesoreria para si mismo.
Judas lo hizo secretamente al sacar dinero de la bolsa del tesoro debido a su amor por el dinero.
Judas estaba cegado por sus propios intereses y criticó a María, y se descubrió a sí mismo.
Los discípulos no sabían que Judas era un ladrón, pero Jesús sí sabía y aun así lo escogió como el tesorero.
"Judas Iscariote hijo de Simón, el que le había de entregar"
Esta traición fue pre-determinada por Dios, predicha en la profecía, y revelada por Cristo.

Hechos 2:23 "a éste, entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios, prendisteis y matasteis por manos de inicuos, crucificándole."

Esto no fue una coincidencia, sino la obra de Dios que se cumple aun por hombres malvados sin saberlo.
Podemos ver esa obra en la traición de Judas y en la injusticia maligna de los sacerdotes y de la gente.

6 Pero dijo esto, no porque se cuidara de los pobres, sino porque era ladrón, y teniendo la bolsa, sustraía de lo que se echaba en ella.

Judas dijo esto, no porque estuviera preocupado por los pobres, sino porque era un ladrón.
No tenía afecto por los pobres, ni le importaba los pobres, ni le interesaba el bienestar de ellos.
Más tarde, Judas se fue e hizo un acuerdo con las autoridades judías para entregar a Jesús a ellos.
"sustraía de lo que se echaba en ella"
Judas robó de la bolsa tanto como pudo secretamente para que nadie lo supiera.
Al ver que la muerte de Cristo estaba cerca, él quería más dinero antes de abandonar los otros once discípulos.

7 Entonces Jesús dijo: Déjala; para el día de mi sepultura ha guardado esto.

María hizo esto en devoción a Jesús, pero no sabemos si ella lo hizo con la sepultura en mente.
Lo que hizo María al ungir los pies de Jesús es interpretado por Jesús como preparación para su sepultura.
María ungió al Señor como un hecho simbólico de su sepultura, pero los discípulos no lo sabían.
"Déjala; para el día de mi sepultura ha guardado esto"
Los discípulos se equivocaron al entrometerse en la adoración de ella y en honrar al Señor.
No tenemos ningún derecho en criticar, juzgar y desanimar a otros en cosas insignificantes.
Los discípulos, en lugar de animar a María, estaban ministrando el desánimo en un asunto privado.
Ella no tenía que razonar con los discípulos, ni explicarles lo que había hecho. El Señor la defendió. 

Marcos 14:9 "De cierto os digo que dondequiera que se predique este evangelio, en todo el mundo, también se contará lo que ésta ha hecho, para memoria de ella."


Ella recibió un memorial eterno mientras se predica el Evangelio, la palabra eterna de Dios. 

8 Porque a los pobres siempre los tendréis con vosotros, mas a mí no siempre me tendréis.

Los discípulos no entendían lo que Jesús dijo, pero él hablaba de preparar su cuerpo para la muerte.
Los pobres están siempre alrededor, pero muy pronto Jesús sería crucificado y su cuerpo puesto en la tumba.
"mas a mí no siempre me tendréis"
La prioridad de Jesucristo y su muerte era más importante que las necesidades de los pobres.
Hay alivio temporal para los pobres, pero hay adoración eterna para Dios y comunión con Cristo.
Judas salió reprendido, aplastado, y herido, y se reúne con los líderes para traicionar a Jesús por 30 piezas de plata.
María termina con amor sacrificial por el Señor. Judas termina con amargura, avaricia, y odiando a Jesús.

9 Gran multitud de los judíos supieron entonces que él estaba allí, y vinieron, no solamente por causa de Jesús, sino también para ver a Lázaro, a quien había resucitado de los muertos. 

Algunos de los judíos creyeron cuando Jesús resucitó a Lázaro, pero muchos de ellos vinieron a ver a Jesús sólo por curiosidad.
Esta no fue solo una multitud, sino una gran multitud que vino de la fiesta de la Pascua en Jerusalén.
"sino también para ver a Lázaro, a quien había resucitado de los muertos"
Fueron allí para ver a Jesús, pero algo más también los motivó a ir. Querían ver a Lázaro resucitado.
Querían satisfacer su curiosidad en lugar de buscar a la persona del Señor Jesúsucristo.
La gente muchas veces se distrae de nuestro Señor por manifestaciones expectaculares.
La gente se interesa y se fascina por las cosas milagrosas más que por la persona de Cristo.

10 Pero los principales sacerdotes acordaron dar muerte también a Lázaro,

Estos principales sacerdotes estaban perdiendo el respeto del pueblo como representantes de Dios.
Lázaro era un constante recordatorio del poder de Jesús. Según ellos, tenían qué matar a Lázaro para que la gente olvidara este milagro.
Éstaban perdiendo seguidores y si mataban a Jesús y Lázaro, no perderían sus seguidores.

11 porque a causa de él muchos de los judíos se apartaban y creían en Jesús.

Betania estaba fuera de la jurisdicción de las autoridades del templo y no tenía ninguna autoridad en Betania.
Jesús le había dado vida a Lázaro, pero estos líderes religiosos querían darle muerte.
La única cosa que la religión ofrece es la muerte espiritual. La religión quiere controlar, pero Jesús quiere liberarnos.

Juan 8:31,32 "Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres."


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Cristo El Rey Ya Viene
Juan 12:12-19

12 El siguiente día, grandes multitudes que habían venido a la fiesta, al oír que Jesús venía a Jerusalén,
13 tomaron ramas de palmera y salieron a recibirle, y clamaban: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor, el Rey de Israel!


12 El siguiente día, grandes multitudes que habían venido a la fiesta, al oír que Jesús venía a Jerusalén, 


"El siguiente día"
El siguiente día era domingo, "el día del Señor" (Apo. 1:10), el día después que Jesús había estado en Betania.
No confundamos este día del Señor, con "el día del Señor" (1 Tes. 5:2) que se refiere a la Tribulación de siete años.
El día del Señor aquí se refiere al domingo día de ramos y conmemora su triunfal a Jerusalén.
"grandes multitudes que habían venido a la fiesta"
No sabemos cuántas personas estaban en Jerusalén, pero podría haber 3 o 4 millones personas.
Jesús había pasado la noche en la casa de María, Marta, y Lázaro para salir el domingo temprano.
Entonces en la mañana se levantó con sus discípulos que estaban allí con él para ir a Jerusalén.
La gran multitud cuando oyeron que Jesús venía a Jerusalén, tomaron las ramas de palmera y salieron a encontrarlo. 

13 tomaron ramas de palmera y salieron a recibirle, y clamaban: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor, el Rey de Israel! 

La gente estaba clamando dos cosas:
1) "¡Hosanna!": Hosanna significa “salve ahora,” o Dios nos salve.
2) "Bendito el que viene en el nombre del Señor" era un saludo común en Israel.

"tomaron ramas de palmera"
Las ramas de palma eran un símbolo de nacionalismo judío desde el tiempo de los Macabeos.
La multitud veía a Jesús como un salvador político y nacional, pero no tanto como un salvador espiritual.
El problema es que en esa misma semana algunas de estas personas gritarían que lo crucificaran.
"¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor, el Rey de Israel!"
Estas palabras mesiánicas fueron escritas siglos antes de que sucediera.

Salmo 118-0:25-26 "Oh Jehová, sálvanos ahora, te ruego; Te ruego, oh Jehová, que nos hagas prosperar ahora. Bendito el que viene en el nombre de Jehová; Desde la casa de Jehová os bendecimos."

Esta gran multitud recibió a Jesús con palabras de gran entusiasmo como un Mesías triunfante.
Todas estas son cosas gloriosas decirlas, pero sólo fueron dichas por el momento.
Había emoción en ese momento, pero no había fe y sus alabanzas pronto serían olvidadas.
La gente se sentiría decepcionada porque Jesús no era el rey que ellos esperaban.
Él no había venido para derrotar a Roma, sino para destruir el pecado y a Satanás en la cruz.

1 Juan 3:8 "Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo."


Jesús dijo que Él vino a esta tierra para buscar y salvar lo que se había perdido, a los pecadores.

14 Y halló Jesús un asnillo, y montó sobre él, como está escrito:
15 No temas, hija de Sion; He aquí tu Rey viene, Montado sobre un pollino de asna.


"Y halló Jesús un asnillo"
Jesús había enviado dos discípulos para conseguir el pollino y les dijo donde lo encontrarían.
"y montó sobre él, como está escrito"

Zacarías 9:9 "Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna."


"No temas, hija de Sion"
¿Quién es esta "hija de Sion"?
Aquí habla de Jerusalén como hija de Israel o Sion. De modo que Sion se refiere a Israel.
Jesús se presentó a la nación de esta manera como el cumplimiento de la profecía mesiánica.
Jesús escogió entrar a la ciudad montado sobre el asnillo. ¿Porqué? Porque el vino como el Salvador humilde del mundo.
El asno era el símbolo de paz como el caballo es símbolo de guerra, así que Jesús vino como el Príncipe de la Paz.
"No temas"
¿Por qué dice no temas?
Sería muy extraño para un rey o un conquistador entrar en una ciudad en un asno en vez de un caballo blanco.
Además, los soldados romanos podian venir y destruir la nación de Israel. 

16 Estas cosas no las entendieron sus discípulos al principio; pero cuando Jesús fue glorificado, entonces se acordaron de que estas cosas estaban escritas acerca de él, y de que se las habían hecho.

Los discípulos no entendían, aunque Jesús les había dicho muchas veces que iba a ser crucificado.
"Estas cosas no las entendieron sus discípulos al principio"
No sabían de que se trataba estas cosas hasta después de que Jesús resucitó de la tumba.
Pero cuando se cumplieron estas cosas, entonces comprendieron lo que Jesús les había dicho.
Al principio, ellos no asociaron la profecía de Zacarías 9:9 con estas cosas que sucedieron.
"pero cuando Jesús fue glorificado, entonces se acordaron"
Más tarde, después de la ascensión de Cristo y cuando vino el Espíritu Santo, estos discípulos entendieron.
Quizá no entendamos todo lo que oímos acerca de Dios, pero el Espíritu Santo nos ayudará en esto.
"de que estas cosas estaban escritas acerca de él, y de que se las habían hecho"
Es sólo a la luz del Nuevo Testamento que el Antiguo Testamento se puede entender completamente y vice versa.
Esta falta de entendimiento se debió a los líderes judíos que esperaban un "reino terrenal" en lugar del Reino de Dios.
Las profecías del Antiguo Testamento después tenían sentido para ellos acerca de la entrada triunfal en Jerusalén en una asnilla.

17 Y daba testimonio la gente que estaba con él cuando llamó a Lázaro del sepulcro, y le resucitó de los muertos.
 
Se maravillaron de las señales y los milagros que este hombre de Galilea hizo.
"Y daba testimonio la gente"
Muchos en la multitud estaban diciendo a otros que este era el hombre que podía resucitar a los muertos.
Estas personas publicaban las noticias sobre Jesús de tal manera que la popularidad de Cristo crecía.
Los fariseos estaban envidiosos, irritados y heridos hasta el corazón al ver a una gran multitud que buscaba a Cristo.
Entonces esto quiere decir que muchos se convirtieron en discípulos de Cristo. ¿No es cierto? No.
El problema era que hablaban de Cristo, pero no lo conocían y no lo tenían en sus corazones.
La multitud sólo vino por curiosidad y eran seguidores falsos atraídos por lo sobrenatural.
Para el viernes, estas multitudes escogieron a Barrabás, un criminal, para ser liberado en lugar de Jesús.
La gente demandaba que Jesús fuera prisionero y luego gritaron para que lo crucificaran.

18 Por lo cual también había venido la gente a recibirle, porque había oído que él había hecho esta señal.
 
El testimonio de esta gente de Jerusalén hizo que otros fueran a conocer a Jesús al entrar en la ciudad.
"Por lo cual también había venido la gente a recibirle"
Las multitudes venían porque estaban fascinados por lo que habían oído acerca de estas señales y maravillas.
Alguien siempre puede reunir una multitud si hace milagros y los curiosos siempre van a estar en línea.
Por eso Jesús no se comprometió con esta gente porque sabía lo que había en sus corazónes.

Juan 2:23-25 "Estando en Jerusalén en la fiesta de la pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo las señales que hacía. Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos, y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre."

"porque había oído que él había hecho esta señal"
Las personas que venían eran informadas por los que eran testigos en la resurrección de Lázaro.
Muchas personas hoy también quieren ser entretenidos en lugar de buscar al Señor en espíritu y en verdad.

19 Pero los fariseos dijeron entre sí: Ya veis que no conseguís nada. Mirad, el mundo se va tras él.

”Ya veis que no conseguís nada"
En otras palabras, los fariseos se dijeron entre sí: "Miren que estamos perdiendo el tiempo".
Todos los planes sabios de ellos y todos sus consejos astutos para arrestar y matar a Jesús no logró nada.
"Mirad, el mundo se va tras él"
La popularidad de Jesús era ofensiva para sus enemigos. Los hacía sentir que no estaban logrando nada.
Los fariseos están diciendo aquí que el mundo entero ha ido tras Jesús y no hallaban que hacer.
"El mundo" aquí se refiere a la gente en general ya la mayoría de la gente en el mundo no conocía a Jesús.
Desde luego que los fariseos estaban exagerando de que Jesús estaba conquistando el mundo.
Así que cuando la multitud empezó a venir tras él, se asustaron y empezaron a hablar entre ellos mismos.
Pero esto era lo que Jesús quería. Él quería que entraran en un dilema y los obligaran a crucificarlo el viernes.
Lo querían ver muerto y esto tenía que cumplirse de acuerdo al plan divino de Dios, no al plan de ellos.
Ellos mismos no sabían que estaban llevando a cabo el propósito y el plan de Dios.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Jesús Levantado En La Cruz
Juan 12:20-33

20 Había ciertos griegos entre los que habían subido a adorar en la fiesta.
21 Estos, pues, se acercaron a Felipe, que era de Betsaida de Galilea, y le rogaron, diciendo: Señor, quisiéramos ver a Jesús.
22 Felipe fue y se lo dijo a Andrés; entonces Andrés y Felipe se lo dijeron a Jesús.


20 Había ciertos griegos entre los que habían subido a adorar en la fiesta.


Estos gentiles habían venido a la Pascua para ver a Jesús, pero los líderes religiosos vinieron a matarlo.
Jesús vino primero al judío, pero los gentiles que creían en él no serían rechazados.
"Había ciertos griegos"
Estos gentiles que desean ver a Jesús indica que era la hora de que el Señor diera su vida.
En realidad nunca nos dicen si los griegos pueden ver a Jesús o no.
Parece que estos griegos que habían venido a adorar en la fiesta eran temerosos de Dios.
Si hubieran sido convertidos al judaísmo, quizá no se hubieran descrito ya como griegos.
El Mesías también vino a proclamar paz a los gentiles y aquí vienen como un grupo que representa a los gentiles.
Jesús ha dicho que él pondría su vida y que él tenía otras ovejas que no eran del redil de Israel.

Juan 10:16 "También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor."



21 Estos, pues, se acercaron a Felipe, que era de Betsaida de Galilea, y le rogaron, diciendo: Señor, quisiéramos ver a Jesús. 

Felipe tiene un nombre griego y tal vez algunos de su pueblo eran griegos.
"Estos, pues, se acercaron a Felipe"
Estos griegos sólo podían adorar en la corte exterior del templo, así que es posible que allí fueron con Felipe.
El Señor Jesús hizo muchos viajes a Jerusalén esos seis días antes de la Pascua. No habría sido difícil hallarlo.
Por otra parte, la gente judía lo buscaba por razones equivocadas lo cual los discípulos no entendían.
Lo que tenemos aquí es un rechazo final de Cristo por la nación de Israel, pero los gentiles por primera vez lo reciben.

22 Felipe fue y se lo dijo a Andrés; entonces Andrés y Felipe se lo dijeron a Jesús.

Felipe no sabía qué hacer con esta petición y se lo dice a Andrés, y juntos fueron a decírselo al Señor.
Los nombres de Felipe y Andrés son nombres griegos indicando alguna conexión por nacimiento, o la cultura griega.
"Felipe fue y se lo dijo a Andrés"
¿Quién eran Felipe y Andrés?
Felipe y Andrés eran amigos, pero Andrés era el hermano de Simón Pedro, y uno de los primeros cuatro apóstoles.
Es por eso que Andrés que está mas cerca del Señor que Felipe, se unen y le dicen a Jesús.
Jesús llamó a Felipe, que había sido discípulo de Juan el Bautista, entonces Felipe fue y encontró a Natanael y le habló de Jesús.

23 Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo del Hombre sea glorificado. 

"Ha llegado la hora"
¿Qué da a entender esto?
"La hora" se refiere al tiempo de la muerte de Jesús, la resurrección y la exaltación que iba a venir muy pronto.
Jesús está diciendo que todo el mundo puede verlo porque él sería levantado en la cruz para que todos lo vieran.
Él iría a la cruz y sería levantado para morir y quitar el pecado que se interpone entre Dios y el hombre.
Jesús vio este interés de los gentiles por buscarlo como la señal de que ha llegado la hora para que fuera glorificado.
Cristo lo ve como evidencia de que ahora morirá para salvar al mundo, incluyendo griegos, o gentiles.
Si la humanidad iba a recibir vida eterna en Cristo, entonces él debía morir primero.
"para que el Hijo del Hombre sea glorificado"
Jesús sería glorificado en la cruz, algo que el mundo solo lo veía como una cosa vergonzosa, pero Jesús lo veía como su glorificación.

24 De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. 

"si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo"
Jesús está hablando de nuevo en parábolas para que los curiosos no entendieran lo que él estaba diciendo.
¿Qué está diciendo el Señor aquí?
Jesús está diciendo que cuando enterramos un grano de trigo, no permanece muerto, sino que la vida vence la muerte.
Este grano de trigo volverá a vivir en el trigo que produce, pero habrá mucho más que un grano que se planta.
Así como el grano muere para producir una gran cosecha, así también la muerte de Jesús resultará en la salvación de mucha gente.
Jesús les dice que cuando su cuerpo es sepultado y se levanta de nuevo, sus seguidores se multiplicarán grandemente.
Esto es profético de Jesucristo al morir y el domingo de resurrección él se manifestaría como el Salvador del mundo.
No puede haber gloria sin morir en la cruz. Jesús sufrirá, pero será glorificado por el Padre.

25 El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará. 

Los que aman este mundo y las cosas de este mundo son de este mundo y no tienen vida eterna
"El que ama su vida, la perderá"
Al aborrecer nuestra vida no quiere decir que la despeciamos, sino que no debe ser lo más importante.
Es bueno apreciar nuestra vida, especialmente porque es algo que le podemos dar a Jesús.
Somos solamente peregrinos en este mundo porque nuestro hogar está en el cielo con Jesús.
"y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará"
El que ama su propia vida sólo para complacerse es lo que mas busca el mundo en esta vida.
El que aborrece su vida en este mundo la guardará. La palabra "aborrecer" aquí quiere decir "amar menos".
Los que aman sus vidas en este mundo mas que nada, son como aquellos que aman el mundo.
Amar al mundo es ser un enemigo de Dios. Vivimos en el mundo, pero no somos del mundo.

Juan 17:15,16 "No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo."



26 Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.

No solamente la muerte se aplica a Jesús, sino que también se aplica a sus seguidores. Como sus discípulos, también debemos estar dispuestos a perder nuestra vida por causa del nombre de Jesús.
"Si alguno me sirve, sígame"
Si servimos a Jesús, caminaremos en sus pasos. Vamos hacer las cosas que él hizo.
Si somos cristianos, debemos ser como Cristo. No podemos vivir como el mundo y seguir siendo sus discípulos.
"Donde yo estuviere, allí también estará mi servidor"
¿Qué quiere decir aquí?
Jesús describió al servidor como uno que quiere estar donde Jesús está.
Este es un servicio por amor al Señor, hecho voluntariamente porque quiere estar cerca de Él.
"Donde yo estuviere" se refiere, no a un lugar especifico, sino al lado de Jesús en la gloria del Padre.
"Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará"
La recompensa por servir a Jesús es recibir el honor y reconocimiento personal del Padre.
Esta es una recompensa que no todos los creyentes aprovecharán. Algunos servirán y serán honrados, pero otros no lo harán.
La vida terrenal de Jesucristo fue escrita y grabada en los evangelios para que seguirlo e imitarlo.
Cada creyente es un embajador de Cristo en la tierra si servimos a Cristo y el Padre nos honrará.
El Padre recompensará al siervo y la recompensa dada es el resultado de su servicio aquí en esta vida.

27 Ahora está turbada mi alma; ¿y qué diré? ¿Padre, sálvame de esta hora? Mas para esto he llegado a esta hora. 

"Ahora está turbada mi alma"
Estas palabras son profundamente dolorosas, fuertes, y significa horror e insoportables.
Jesús iba a padecer la ira de Dios por los pecados del mundo y causó repulsión en el Cordero de Dios.
El alma de Jesús estaba turbada porque sabía lo que iba a sufrir las agonías de la cruz.
Como hombre se sentía turbado ante una muerte violenta. La naturaleza huana aborrece el dolor y la muerte.
"¿Y qué diré? ¿Padre, sálvame de esta hora?"
Sabiendo que esta era la hora esperada, Jesús no quiso escapar de la hora porque para eso había venido.
La hora de Jesús había llegado para regresar al Padre a través de la crucifixión, la muerte, la resurrección y la ascensión. 

28 Padre, glorifica tu nombre. Entonces vino una voz del cielo: Lo he glorificado, y lo glorificaré otra vez. 

El Padre contestó al Hijo en una voz audible como en su bautismo, en su transfiguración, y ahora aquí también.
Jesús está totalmente sometido a la voluntad del Padre y todos los que se someten a Dios escuchan su voz en sus corazones.
"Padre, glorifica tu nombre"
Cuando Jesús pensaba en la cruz, su preocupación principal era glorificar el nombre de Dios el Padre.
El Padre fue glorificado completamente y finalmente por la obra de salvación que Cristo cumplió en la cruz.

29 Y la multitud que estaba allí, y había oído la voz, decía que había sido un trueno. Otros decían: Un ángel le ha hablado.

El apóstol Juan escuchó y entendió las palabras sin ninguna necesidad de interpretación.
De modo que las palabras fueron entendidas por los discípulos del Señor.
"la multitud...que había oído la voz, decía que había sido un trueno"
La gente a veces escucha las cosas de manera diferente de otros que también escuchan. Algunos oyeron un trueno, otros la voz de un ángel, pero Juan el autor de este libro entendió.
Es uno de los misterios de la vida que algunos ven y oyen las cosas de Dios, y otros no ven ni oyen.

30 Respondió Jesús y dijo: No ha venido esta voz por causa mía, sino por causa de vosotros. 

Jesús le dice a la gente que esta voz era para animarlos y para confirmar que el Padre estaba complacido.
La gente escuchó la voz del Padre para que supieran que Él aprobó la obra del Hijo de Dios.

31 Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera. 

Satanás pensó que la cruz era su victoria sobre Jesús, pero en realidad fue la derrota de Satanás.
El juicio del mundo y su sistema bajo Satanás ya fue derrotado en la cruz.
Satanás hizo todo por matar a Jesús, pero no se da cuenta de que ésta fue su mayor derrota.
"ahora el príncipe de este mundo será echado fuera"
La cruz no solo juzgó al mundo, sino que también derrotó a Satanás, el príncipe de este mundo.

Colosenses 2:15 "despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz."


32 Y yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo.

Esto se refiere a su crucifixión de Cristo en la cruz del Monte Calvario.
"Y yo, si fuere levantado de la tierra"
Ser levantado quiere decir levantado en una cruz como una exaltación en posición de honor.
Hay la implicación de ser elevado al trono porque fue la cruz la que se convertiría en su trono .
Su obra en la cruz iría mucho más allá de salvación al atraer a todos a sí mismo.
"A todos atraeré a mí mismo"
"A todos" no se refiere a toda la humanidad, sino a todas las clases de razas en el mundo.
No es sólo judíos, sino también gentiles como los griegos que estaban de pie escuchando al Señor.

33 Y decía esto dando a entender de qué muerte iba a morir.

Cuando los judíos ejecutaban a alguien, los arrojaban al suelo y los apedreaban hasta la muerte.
Pero cuando alguien era levantado, todos sabían que era una muerte por crucifixión.
Jesús sufrió la dolorosa y humillante forma de su muerte, pero aun así obedeció la voluntad de Dios Padre.
Todos los que vienen a Cristo deben venir por medio de la cruz porque no había otra manera.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Incredulidad
Juan 12:34-41

34 Le respondió la gente: Nosotros hemos oído de la ley, que el Cristo permanece para siempre. ¿Cómo, pues, dices tú que es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado? ¿Quién es este Hijo del Hombre?
35 Entonces Jesús les dijo: Aún por un poco está la luz entre vosotros; andad entre tanto que tenéis luz, para que no os sorprendan las tinieblas; porque el que anda en tinieblas, no sabe a dónde va.



34 Le respondió la gente: Nosotros hemos oído de la ley, que el Cristo permanece para siempre. ¿Cómo, pues, dices tú que es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado? ¿Quién es este Hijo del Hombre?

"Le respondió la gente: Nosotros hemos oído de la ley"
Esto se refiere a las Escrituras del Antiguo Testamento que profetizaba el triunfo del Mesías.
Tal vez ellos tenían en mente como Isaías 9:7 y Daniel 7:14 donde promete que el Reino del Mesías sería eterno.
Ellos esperaban que el Mesías reinara en la tierra en lugar de ser levantado en la cruz para morir.
"que el Cristo permanece para siempre"
La mayoría ignoraba los pasajes que hablaban de su sufrimiento y dudaban de Jesús como el Mesías.
Los hacía preguntarse si Jesús realmente era el Mesías, el Hijo del Hombre.
Hay muchos pasajes que hablan de su trono y de su reino que serían eternos.
"¿Cómo, pues, dices tú que es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado?"
Sabían algo sobre el Mesías que iba a venir, pero no sabían lo suficiente e ignoraban el poder de Dios.
Sabían que el título de "Hijo del hombre" era un título del Mesías que iba a gobernar para siempre.
Pero no sabían o no querían saber que el Mesías sufriría y moriría, y que sería glorificado para siempre.
No entendían Daniel 9 que el Mesías moriría y en Zacarías 12:10 que sería traspasado.
Este fue el último mensaje público del Señor y la última oportunidad para que muchos creyeran en Cristo.
"¿Quién es este Hijo del Hombre?"
Esta última pregunta presenta el dilema de la multitud al identificarlo a él como el Mesías.
El título "Hijo del hombre" no se usaba en Israel para el Mesías, pero Jesús as se identificaba.
El lunes lo alababan como el Mesías, pero luego se va cuesta abajo el martes cuando limpia el templo del mercader.

35 Entonces Jesús les dijo: Aún por un poco está la luz entre vosotros; andad entre tanto que tenéis luz, para que no os sorprendan las tinieblas; porque el que anda en tinieblas, no sabe a dónde va. 

Jesús no contestó a la pregunta de ellos porque le preguntaron con desprecio y no en serio.
"Entonces Jesús les dijo: Aún por un poco está la luz entre vosotros"
¿De qué se trata esta luz?
Jesús les dice una vez más que él es la Luz del mundo y que crean en él mientras él estaba allí. 

Juan 8:12 "Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida."

Jesús es el único camino de la luz espiritual. Ninguna otra fuente de verdad espiritual está disponible para la humanidad.
Cuando Jesús se haya ido, sería más difícil venir a él ya que el enemigo ha cegado el entendimiento de los incrédulos.

2 Corintios 4:4 "en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo."

Jesús solo estaría con ellos por un poco de tiempo y la luz de su ministerio terrenal estaba por terminar.
Debemos creer en Jesús mientras la luz aún está aquí, porque no durará para siempre.
El espíritu de Dios no siempre estará esperando y debemos responder a su llamado mientras tenemos vida.

2 Corintios 6:1,2 "os exhortamos también a que no recibáis en vano la gracia de Dios. Porque dice: En tiempo aceptable te he oído, Y en día de salvación te he socorrido. He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación."


"andad entre tanto que tenéis luz, para que no os sorprendan las tinieblas"
Jesús les dice que la oportunidad está aquí ahora porque en su incredulidad están en tinieblas.
Aquellos que rechazan o se esperan serán sorprendidos por las tinieblas que vienen después de que la Luz se aleja.
La persona que anda en las tinieblas no puede ver la Luz y por eso no sabe a dónde va.
Hay muy poco tiempo en el que cada individuo tiene la oportunidad de responder a la Luz de Cristo.
La decisión de uno en aceptar o rechazar la Luz determina el destino de cada persona por toda la eternidad.


36 Entre tanto que tenéis la luz, creed en la luz, para que seáis hijos de luz.

Él no les dio ninguna otra respuesta, se fue, y no regresó, y probablemente fue a Betania.
Ellos cerrado los ojos una y otra vez a la luz; y ahora la luz se había ido.
Jesús había hecho una invitación final y un llamamiento más a ellos antes de que fuera demasiado tarde.
La luz viene de Dios, la oscuridad es del diablo y muy pocos vinieron a Cristo.
"para que seáis hijos de luz"
¿Qué quiere decir "hijos de luz"?
Hijos de luz son aquellos que poseen las características de Jesucristo y tienen la luz de la verdad.
Jesús llamó a sus discípulos la luz del mundo (Mateo 5:14).
Sus discípulos deben tomar su cruz. Deben sufrir rechazo y persecución, y negarse a si mismos.
La palabra mártir significa "testigo" y se usa en todo el nuevo testamento como testigos de Cristo.

Hechos 1:8 "y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra."

Un mártir cristiano es un hombre o una mujer que da su vida o puesto a muerte por su fe cristiana.

37 Pero a pesar de que había hecho tantas señales delante de ellos, no creían en él;
 
¿Cual fue la razón de que la nación de Israel no creía?
La razón de tal incredulidad en gran escala fue que estaba prevista en las Escrituras y tenía qué cumplirse.
La incredulidad y el endurecimiento de Israel fue profetizado y predestinado por Dios en su plan soberano.
Israel tenía libertad de creer o no creer y la responsabilidad de escoger, pero Dios previó la decisión de ellos.
Jesús era clemente, compasivo, y paciente con su gente no queriendo que nadie perezca.


38 para que se cumpliese la palabra del profeta Isaías, que dijo: Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio? ¿Y a quién se ha revelado el brazo del Señor?

El pueblo de Dios veía con asombro los milagros, pero no veían quién hacía estos milagros.
Escucharon los poderosos mensajes que Jesús predicó, pero el mensaje no fue recibido en sus corazones.
Oyeron con sus oídos y no sus corazones. El Señor les mostró que él era el Hijo de Dios, pero no creyeron.
"para que se cumpliese la palabra del profeta Isaías"
A causa de la incredulidad, no podían creer como lo describió el profeta Isaías 700 años antes que sucediera.
"¿quién ha creído a nuestro anuncio? ¿Y a quién se ha revelado el brazo del Señor?"
Esta ceguera espiritual no ocurrió sin la voluntad o en contra de la voluntad de estas personas.
A causa de la dureza de sus corazones, escogieron el mal. Fue la decisión de ellos y su propia culpa.
"¿Y a quién se ha revelado el brazo del Señor?"
Jesús se había manifestado a Israel a través de muchas señales y a través de su enseñanza.

39 Por esto no podían creer, porque también dijo Isaías:
40 Cegó los ojos de ellos, y endureció su corazón; Para que no vean con los ojos, y entiendan con el corazón, Y se conviertan y yo los sane. 


Isaias 6:9,10 "Anda, y di a este pueblo: Oíd bien, y no entendáis; ved por cierto, mas no comprendáis. Engruesa el corazón de este pueblo, y agrava sus oídos, y ciega sus ojos, para que no vea con sus ojos, ni oiga con sus oídos, ni su corazón entienda, ni se convierta, y haya para él sanidad."

Esto muestra el conocimiento eterno de Dios. Él les dio la oportunidad de creer, pero él ya sabía que ellos no creerían.
No creyeron y eso no sorprendió a Dios. Entonces fueron endurecidos y juzgados en la incredulidad.

41 Isaías dijo esto cuando vio su gloria, y habló acerca de él.

Esta es una visión de la Trinidad y el profeta vio la gloria de Cristo así como la gloria del Padre.
En la profecía de Isaías 6 el profeta Isaías vio al Señor Jesús antes de su encarnación.
El Profeta vio que era la gloria de Jesús como Jehová, el Dios Todopoderoso.


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


Una Fe Superficial
Juan 12:42-50

42 Con todo eso, aun de los gobernantes, muchos creyeron en él; pero a causa de los fariseos no lo confesaban, para no ser expulsados de la sinagoga.
43 Porque amaban más la gloria de los hombres que la gloria de Dios.


42 Con todo eso, aun de los gobernantes, muchos creyeron en él; pero a causa de los fariseos no lo confesaban, para no ser expulsados de la sinagoga.
 
"Con todo eso, aun de los gobernantes, muchos creyeron en él"
Eso suena como una buena noticia ya que creían incluyendo fariseos, saduceos, y otros.
Pero muchos creyeron los milagros porque los vieron. Nadie negó los milagros de Jesús.
Así que ellos creyeron, pero creer en milagros no salva. Necesitaban admitir su propia bancarrota espiritual.

Santiago 2:19 "Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan."


"pero a causa de los fariseos no lo confesaban"
Había personas que creían en él, pero tenían miedo de seguir a Cristo públicamente como discípulos.
Debemos confesar con nuestra boca que Jesús es nuestro Salvador y creerlo en nuestro corazón.
Dios no quiere seguidores secretos. Él quiere que le testifiquemos a otros y ganarlos para Cristo.

"para no ser expulsados de la sinagoga"

Estaban poniendo toda su esperanza en sus tradiciones y en la religión de la sinagoga.
Nadie quería ser rechazado por los fariseos. Preferían ser rechazados por Dios y no ser expulsados de la sinagoga.
Preferirían tener la aprobación de los hombres que la aprobación de Dios.
Uno de ellos que creyó era Nicodemo, pero al principio él tenía una fe débil y se tardó dos años en seguir al Señor.

Romanos 10:9 "que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo."

Por otro lado, el ser bautizado e ir a la iglesia no es el medio de la salvación, sino que es el resultado de la salvación.

43 Porque amaban más la gloria de los hombres que la gloria de Dios.

Ellos creían lo que veían, pero no amaban a Dios. No amaban la aprobación de Dios.
Al identificarse con Cristo sabían que corrían el riesgo de perder sus lugares de honor y ganancia.
Estos miembros de la sinagoga creían con la cabeza y no con el corazón debido a su amor por la alabanza de los hombres.
Estaban tan dedicados al mundo que estaban más deseosos de agradar a los hombres que agradar a Dios.
"que la gloria de Dios "
No estaban dispuestos de abandonar sus lugares terrenales de honor, respeto y aplausos de los hombres.
Ellos valoraban mas un honor temporal que el honor y recompensa eterna de Dios.
Algunas personas tienen miedo que perderán su libertad si vienen a Dios al aceptar su invitación.
Ellos creían en su nombre, pero Jesús no confiaba en la creencia de ellos porque la fe de ellos era verdadera.
El Reino de Dios no se gana por las buenas obras , sino que uno tiene que nacer de lo alto.

44 Jesús clamó y dijo: El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me envió; 

"Jesús clamó"
El Señor termina de hablar a esta gente malvada en voz alta mostrando su ferviente deseo de salvarlos.
"El que cree en mí, no cree en mí"
¿Qué significa eso?
En otras palabras, Jesús nos dice: "No creéis en mí (solamente)", sino en el que me envió.
El que cree en el Hijo cree en el Padre y el que honra al Hijo honra al Padre.
Debido a la dureza e incredulidad en la nación judía, habló con una voz fuerte y serían sin excusa.
El Señor tenía una profunda preocupación por su pueblo y por las peligrosas consecuencias de la incredulidad.
"sino en el que me envió"
El que cree en el Hijo no cree tanto en Cristo como en el Padre que envió al Hijo.

45 y el que me ve, ve al que me envió.

Esta es una confirmación de la igualdad de Jesús con el Padre que el que vio a Jesús vio al Padre que lo envió.
Los que vieron la gloria de Cristo en sus milagros también vieron la gloria de Dios el Padre.
Jesús tenía las mismas perfecciones que el Padre y si vemos a Cristo, también vemos al Padre.

Juan 14:9 "Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?"


46 Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas.

Jesús, la Luz, vino a un mundo de judíos y gentiles que estaban en tinieblas, pero muchos prefieren vivir en tinieblas.
Cuando recibimos a Jesús en nuestra vida, su Luz prevalece sobre las tinieblas en nosotros.
Si estamos poseídos de la luz de Jesús, no podemos ser poseídos de las tinieblas del pecado.
Un cristiano no puede ser poseído por el demonio, pero podemos ser oprimidos por el enemigo.
Jesús como la Luz vino al mundo y la decisión que uno hace en esta vida determina su destino.
Es necesario que el hombre siga a Jesús porque de otra manera vivirá en tinieblas, sin Dios y sin esperanza.

47 Al que oye mis palabras, y no las guarda, yo no le juzgo; porque no he venido a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo. 

Cuando Jesús vino al mundo como el Hijo de Dios, su nombre significa "Salvador" porque él estaba aquí como Salvador.
Él vino a salvar el mundo, no a juzgarlo, pero habrá un tiempo en que él será el Juez del mundo.
Cuando Cristo vino, su misión y ministerio era salvar a todos los que creían en su nombre.
"porque no he venido a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo"
El Hijo de Dios no tenía qué venir como hombre para juzgar, pero sí para salvar al hombre.
El último mensaje de Jesucristo no era uno de condenación, sino uno de esperanza y salvación.
Jesús vino en amor lleno de gracia como Salvador, pero algún día volverá como juez para juzgar al mundo.


48 El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero. 

Uno debe escuchar las palabras de Cristo para creer y guardarlas para recibir salvación.
"El que me rechaza"
La gente será juzgada de acuerdo a la palabra del Señor y será condenada o justificada de acuerdo a su respuesta.
"y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue "
La conciencia de uno lo condenará y la palabra de Dios será recordada para condenacion.
El juicio eterno según la palabra de Jesucristo es la autoridad final en la vida de una persona.
"la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero "
Las personas que rechazan a Jesús están ahora bajo sentencia de muerte y serán juzgadas en el día del juicio.
El evangelio será un testigo en su contra si uno rechaza a Cristo y su evangelio.
Todos los mensajes que hayan escuchado permanecen como un récord en el juicio si rechazan al Señor.
El que rechaza a Jesús como Salvador recibirá un juicio justo y ya ha sido condenado.

Juan 3:18 "El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios."



49 Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar. 

Esto quiere decir que Jesús se sometió al Padre. Su autoridad estaba bajo su sumisión a Dios el Padre.
"Porque yo no he hablado por mi propia cuenta"
Jesús declara que él no es el autor del mensaje. El tiene una misión del Padre quien le dio el mensaje.
Él no habló de su propio interés, pero como su Embajador vino a nosotros con la palabra de verdad.
"el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir"
El Padre le dio un mandamiento o comisión en cuanto a lo que debía hablar del plan de redención.

50 Y sé que su mandamiento es vida eterna. Así pues, lo que yo hablo, lo hablo como el Padre me lo ha dicho.

Cuando oyemos las palabras de Jesús, son las mismas que las del Padre y traen vida eterna.
Después de haber dicho todas estas cosas, Jesús salió del templo y se retiró a Betania.
Cada palabra de Cristo nos trae gozo y paz en esta vida, y gloria cuando estamos en la presencia de Dios.
No sabemos cuánto tiempo tenemos. No habrá otra oportunidad porque no sabemos qué puede suceder mañana.


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Hora De Jesús
Juan 13:1-11

1 Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin.


De aquí hasta el capítulo 17 Jesús se despide y pasa tiempo hablando con sus propios discípulos.
Los capítulos 1-12 muestran el rechazo de Jesús por la nación y capítulos 13-17 muestra los que lo recibieron.
La nación en su mayor parte rechazaron a Cristo; pero sólo unos pocos se convirtieron en "hijos de Dios".
Ahora Jesús pone un ejemplo a sus discípulos de su amor y servicio la noche antes de su muerte.
Las personas toman, pero no dan; consideran la humildad como una debilidad y practican el egoísmo como una virtud.
Pero el amor de Dios requiere una humildad verdadera; una humildad que se sacrifica por otros.
Para este punto, sólo faltaba un día antes de que Cristo fuera a la cruz.

1 Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin.

"Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado"
La "hora" de Jesús siempre hablaba del futuro, pero ahora se refiere al doloroso presente.
"para que pasase de este mundo al Padre"
El Señor sabía que había llegado su tiempo para salir de este mundo porque estaba en el calendario de Dios Padre.
En el capítulo 12 cuando los judíos lo rechazaron y los Gentiles empezaron a buscarlo lo cual implicpa que su hora había llegado.
Jesús vivió su vida en anticipación a esta hora y dijo que para este propósito había llegado a esta hora.
"como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin.
Aunque Jesús debía volver a su Padre, él amó a sus discípulos "hasta el fin" (hasta completarlo) con un amor perfecto.
Jesús amó a sus discípulos no solamente hasta el fin de su ministerio, sino que su amor no tiene límites.
Hasta el fin significa un amor que nunca terminará. Jesús nunca dejará de amar a los suyos.
No es un amor que va y viene, que está aquí hoy y mañana no está.

2 Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, que le entregase,

“Y cuando cenaban”
La Pascua fue el jueves por la noche después del atardecer.
"como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas Iscariote"
El malvado corazón de Judas deseaba exactamente lo que el diablo deseaba, la muerte de Jesús, según su malvado plan.
Judas no era un verdadero seguidor de Jesús, pero quería andar con ellos para poder llevar la bolsa del dinero.
Judas hizo lo que el diablo quería que hiciera porque estaba poseído por Satanás mismo.

Juan 6:70,71 "Jesús les respondió: ¿No os he escogido yo a vosotros los doce, y uno de vosotros es diablo? Hablaba de Judas Iscariote, hijo de Simón; porque éste era el que le iba a entregar, y era uno de los doce."

Satanás buscaba a un hombre que traicionara a Jesús y Judas era su discípulo por un largo tiempo.

3 sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba,

Jesús padeció la traición, la agonía y la muerte porque él sabía que él sería exaltado al Padre después.
Él recibiría la gloria y la comunión que él antes tenía eternamente en la Santísima Trinidad.
Esta era el gozo puesto delante de él que le impulsaba y le animaba para soportar la cruz.

Hebreos 12:2 "puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios."



"sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos"


Él pudo haber evitado la cruz en cualquier momento que el quisiera porque "el Padre le había dado todas las cosas en las manos".
Jesús estaba por sufrir la agonía de la crucifixión y el terror de padecer la justa ira de Dios el Padre por nosotros.

"y que había salido de Dios, y a Dios iba"


Cristo vino de Dios sin dejar al Padre, y él fue a Dios sin abandonarnos y sin estar huérfanos.

Juan 14:16-18 "Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros."


Su conocimiento de la situación, de su misión, y su destino estaban en el plan de Dios.
Para Jesús, ninguno de estos eventos ocurrió por casualidad, ni tampoco le fue por sorpresa.

4 se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó.

Jesús ahora se humilla como un siervo. Él se quito su manto exterior y se cubre con una toalla.
Jesús el Rey de reyes se prepara para enseñar a sus discípulos una lección sobre la humildad y el servicio.

5 Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido.

Jesús, como el invitado de honor, tomó una vasija con agua y una toalla, y comenzó a lavar los pies de sus discípulos.
El hecho de lavar los pies era una cortesía común de aquellos tiempos antiguos.
En las ciudades grandes se podían encontrar calles pavimentadas, pero aun allí el calzado común era la sandalia.
Era costumbre que las mujeres o los sirvientes lavaran los pies de los invitados cuando entraban a un hogar.

6 Entonces vino a Simón Pedro; y Pedro le dijo: Señor, ¿tú me lavas los pies?

Pedro sabía que Jesús era su Señor y se quedó asombrado de que Jesús lavara sus pies.
Él siente que el mismo debía lavar los pies de Jesús.
Este servicio avergonzó a todos los discípulos, mientras que otros permanecieron en silencio.
"Pedro le dijo: Señor, ¿tú me lavas los pies?"
Pedro se opuso de que Jesús se inclinara tan bajo como para lavar sus pies.
A menos que Jesús limpie el pecado de una persona como se simboliza en el lavado de pies, uno no puede tener parte con él.

7 Respondió Jesús y le dijo: Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora; mas lo entenderás después.

A menos que Pedro haya sido bautizado con el Espíritu Santo, no entenderá por qué Jesús hizo esto.
Muchas cosas que Dios quiere que hagamos, quizá no las entendamos en ese momento hasta después.
Jesús prefiere la obediencia en vez de falsa humildad porque la verdadera humildad es hacer la voluntad de Dios.
"Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora; mas lo entenderás después"
El lavado de pies no era lo importante. Los pies de Judas también fueron lavados.
Pero él no tuvo parte con Jesús porque él no le lavó en el mismo sentido que los demás discípulos.
No es el lavado de los pies lo que importa, sino la aceptación del humilde servicio de Jesús.
La sangre de Cristo que fue derramada en la cruz es la que puede limpiarnos de todo pecado.

8 Pedro le dijo: No me lavarás los pies jamás. Jesús le respondió: Si no te lavare, no tendrás parte conmigo.

"No me lavarás los pies jamás"
Pedro sentía que él no era digno de que su Señor le lavara los pies, pero Jesús no acepta esta humildad de Pedro.
Lo que Pedro no podía someterse era que su Señor sirviera a su siervo Pedro.
"Si no te lavare, no tendrás parte conmigo
Sólo aquellos que son limpios por Cristo pueden tener una relación con él ya que se trataba de una limpieza espiritual.
Sólo aquellos que ponen su fe en Jesucristo como Señor y confiesan sus pecados son purificados por él.

9 Le dijo Simón Pedro: Señor, no sólo mis pies, sino también las manos y la cabeza.

Una vez más Pedro no sabe de qué se trata y todavía no entiende lo que el Señor está diciendo.
"Señor, no sólo mis pies, sino también las manos y la cabeza"
Pedro pensó equivocadamente que Jesús estaba hablando solamente de lavar los pies.
Pero Jesús se refería a la limpieza espiritual que era necesaria para Pedro y todos ellos.
Pedro quería que su cabeza y sus manos también fueran lavadas para que él pudiera tener parte con Cristo.

10 Jesús le dijo: El que está lavado, no necesita sino lavarse los pies, pues está todo limpio; y vosotros limpios estáis, aunque no todos.

Jesús le está diciendo a Pedro que la Palabra lo ha hecho completo. El lavado del cuerpo no podía limpiarlo.
"aunque no todos "
Debemos tener un corazón completamente nuevo y aquí implica que Judas no está limpio.
Tal vez, Jesús le está permitiendo a Judas una vez más que se arrepienta y tome parte con el Señor.
La purificación que Cristo hace en la salvación nunca necesita ser repetida porque está completa.

Juan 15:3 "Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado."


Los creyentes son justificados por la fe en Cristo, pero todavía necesitan santificación en su crecimiento espiritual.

11 Porque sabía quién le iba a entregar; por eso dijo: No estáis limpios todos.

Jesús había dicho que uno de los doce era diablo. Jesús supo desde el principio cuál era.
Él hablaba de Judas Iscariote que pronto llevaría a las autoridades para arrestar a Jesús.
El amor de Jesús es una especie de un último llamamiento a Judas que está al punto de la condenación eterna.
Judas no solamente hace sus planes para traicionar a Jesús, sino que también el destino de su alma estaba en juego.
Jesús sabía que Judas lo traicionaría, pero Jesús manifiesta su amor de todas maneras hasta el último momento.
Entre más gente menosprecia a Jesús, él más muestra su amor y preocupación por ellos.
Él no está allí para vengarse y castigarlos ya que los ama lo suficiente como para morir en la cruz.
"por eso dijo: No estáis limpios todos"
Aunque Judas se endureció, el Señor no se perturbó, ni fue sorprendido por la traición de Judas.
Judas fue uno de los doce discípulos escogidos por Jesús para estar con él en su ministerio público.
Por fuera él se veía como uno de los seguidores de Jesús, actuaba como ellos, y hablaba como ellos.
Recordemos que Jesús hasta le lavó tambien los pies de Judas.
Los otros 11 no sospechaban de su naturaleza malvada e incredulidad, pero pronto el corazón de Judas sería revelado.
Si Jesús sabía quien era Judas, ¿por qué lo escogió como uno de sus discípulos?
Dios ha creado al ser humano con libertad de escoger y los llama, pero pocos están dispuestos en ser salvados.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Servir Como Cristo
Juan 13:12-20

12 Así que, después que les hubo lavado los pies, tomó su manto, volvió a la mesa, y les dijo: ¿Sabéis lo que os he hecho?
13 Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy.
14 Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros.



12 Así que, después que les hubo lavado los pies, tomó su manto, volvió a la mesa, y les dijo: ¿Sabéis lo que os he hecho?

Jesús hizo esto para enseñarles una gran verdad sobre ser humildes y servir a los demás.
Como creyentes podemos servirnos unos a otros y la mejor manera que podemos hacer esto es animando a otros.
"¿Sabéis lo que os he hecho?"
Sabían lo que les había hecho al lavarles los pies, pero no sabían qué aprender de eso.
Cristo no les explicó a sus discípulos por un tiempo hasta después de probar la obediencia de ellos.
Tampoco esperó que ellos le preguntaran, sino que Jesús se les adelanta con una pregunta.
El Señor no sólo enseñó con palabras, sino también con hechos a través de su ejemplo.
La vida completa de Jesús fue una lección y un ejemplo para los discípulos.
Hay evangelistas y profetas que fueron muy buenos ejemplos, pero Cristo es nuestro ejemplo por excelencia.

Lucas 11:1 "Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos."

Jesús dio un ejemplo perfecto de cómo orar, pero mucha gente lo reza de memoria cuando era sólo un ejemplo.
Jesús no repitió las mismas palabras y nuestra oración debe venir del corazón porque Dios la escucha.

Mateo 6:7 "Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos."

La oración de Jesús era sólo un ejemplo y no era de usar las mismas palabras una y otra vez (vanas repeticiones).
No debía ser memorizado y rezado varas veces, sino de hablar con Dios acerca de cualquier cosa.

13 Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy.

Jesús animó y fortaleció la relación de los discípulos con él al ser el Maestro y el Señor de ellos.
"Maestro" y "Señor", eran títulos elevados y los discípulos llamaron a Cristo con estos nombres en reverencia a él.
Jesus se vistió como un siervo de una manera sorprendente lavándo los pies de ellos, pero todavía tenía autoridad como "Maestro" y "Señor".
Los discípulos fueron sorprendidos, afligidos y entristecidos porque el Señor hace lo que ellos nunca harían.
Sabían que lavar los pies era un trabajo más bajo para ellos y se sintieron profundamente heridos.
Esta fue una profunda lección para el orgullo porque pensaban que ser un siervo era un insulto. 

Juan 12:26 "Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará."


14 Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros. 

Algunos practican esto con ceremonias de lavar los pies, pero Jesús no se refería a una ceremonia, sino a un ejemplo.
Cristo no ordena aquí una ceremonia, sino que a lo largo de nuestras vidas debemos servir los unos a otros.
El Señor no dijo nada, sino que tomó la vasija y comenzó a lavar los pies de sus discípulos.
Si Jesús, la persona más exaltada y elevada del cielo, puede hacerlo, podemos aún más ser servidores.
"Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies"
Ahora el revés del orden de su títulos poniendo "Señor " primero como su nombre exaltado demuestra su humildad en este servicio.
"vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros"
La obligación mutua es hacer cualquier servicio necesario y no limitarse a un servicio como un ritualismo religioso.
Los discípulos sabían que no era la intención de Jesús que este servicio debiera ser practicado literalmente y excluyendo a otros servicios.
Solo fue una gran lección de amor humilde para ayudarse unos a otros incluso en los servicios más bajos.
Jesús nos lavó con en el lavamiento del agua por la palabra de verdad que sale de la boca de Dios.

Juan 15:3 "Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado."


15 Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.
 
Debemos esforzarnos en todo por ser como Jesús, seguir sus pasos, y ser un reflejo de él.
Jesús era mucho más que un ejemplo para sus discípulos y ellos necesitaban más que un solo ejemplo.
"Porque ejemplo os he dado"
Jesús es un ejemplo para todos los que lo seguirían tanto en actitud como en los hechos.
Jesús les dice a sus discípulos que se ayuden unos con otros en humildad en lugar de buscar la preeminencia sobre los demás.
Ellos habían estado discutiendo sobre cuál de ellos era el más grande en el Reino de Dios.
"para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis"
Un consejo podría haber sido suficiente para ellos y Jesús ya se los había dado, pero este ejemplo los despertó.
La lección es amarse unos a otros humildemente en la necesidad más pequeña de la vida.
Entonces, ¿cómo enseñamos a la gente a amar? Con palabras o con amor? Con amor desde luego.

16 De cierto, de cierto os digo: El siervo no es mayor que su señor, ni el enviado es mayor que el que le envió.

"De cierto, de cierto os digo"
Esta doble declaración se trata de una fuerte afirmación, de importancia, y digna de atención.
Si el Señor se humilla a sí mismo para hacer una tarea de siervo, cuánto más debe hacerla el siervo.
Los discípulos no debían hincharse con orgullo y pensar muy altamente de sí mismos.
"El siervo no es mayor que su señor"
¿Quién de nosotros puede decir, "yo soy mayor que Cristo"? Sin embargo, él lavó los pies de sus discípulos como un siervo.
Jesús enseñó que los discípulos no menospreciaran las tareas humillantes para hacerlas en la ayuda mutua.
"ni el enviado es mayor que el que le envió"
La única razón por la cual tenían el ministerio que hacían era porque Cristo los había enviado.
Entre mas se humilla un creyente para ayudar a otro a quien Cristo ama, será honrado por Dios el Padre.
Cristo se humilló hasta lo sumo y el honor de un cristiano consiste en ser tan humilde como el Señor.

Efesios 2:8,9 "y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre."



17 Si sabéis estas cosas, bienaventurados seréis si las hiciereis.

Debemos que estar contentos con lo que Dios manda ya que hay gozo en nuestra obediencia al Señor.
La felicidad y el contentamiento en la vida vienen cuando experimentamos el gozo de servir como Cristo sirvió. 

Juan 15:11 Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido.
 

"Si sabéis estas cosas"

El saber estas cosas no es suficiente, sino el que las sabe y las hace es bendecido.

"bienaventurados seréis si las hiciereis"

No es solamente conocer la verdad, sino la obediencia fiel en la cual los hombres son bendecidos.

18 No hablo de todos vosotros; yo sé a quienes he elegido; mas para que se cumpla la Escritura: El que come pan conmigo, levantó contra mí su calcañar.

Esta es una referencia a los doce discípulos que el Señor había elegido en su divina providencia.
"No hablo de todos vosotros"
¿Qué da a entender aquí?
Jesús no estaba prometiendo bendiciones a todos ellos porque Judas no estaba incluido.
El Señor los conocía perfectamente, incluyendo a Judas que fue elegido para que la profecía pudiera ser cumplida.

Salmo 41:9 "aun el hombre de mi paz, en quien yo confiaba, el que de mi pan comía, alzó contra mí el calcañar. "

Dios aún usó las malvadas decisiones de Judas para cumplir el perfecto plan de Dios.

"yo sé a quienes he elegido"

Jesús conocía a los que él había escogido. No se equivocó ya que sabía lo que había en sus corazones.
El Señor sabía que Judas era un traidor, pero él lo eligió para que Judas mismo escogiera su destino y se cumplieran las Escrituras.

19 Desde ahora os lo digo antes que suceda, para que cuando suceda, creáis que yo soy. 

Jesús dice que él les da a conocer una revelación de antemano para que no se sorprendan y que sepan que Jesús es el Mesías.
"Desde ahora os lo digo antes que suceda"
Él les dice a sus discípulos que les dirá una triste verdad antes que suceda en los versículos 21-26.
El Señor allí les dice que él les va a descubrir de antemano que él conoce quien le había de traicionar.
Luego, cuando ellos vean que esto se está cumpliendo, ellos creerán con más razón que él es el Mesías. 

20 De cierto, de cierto os digo: El que recibe al que yo enviare, me recibe a mí; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió.

¿Qué es lo que está diciendo aquí?
Todos los que son llamados para testificar de Cristo no deben preocuparse cuando la gente los rechaza.
Esto se debe a que no están rechazando al cristiano con el evangelio, sino que están rechazando a Jesús.
El Señor también dijo que aquellos que lo han rechazado, también han rechazado al Padre.
"el que recibe al que yo enviare, me recibe a mí "
Dios el Padre envió al Hijo, y ahora el Hijo envía a sus discípulos, a nosotros que lo representamos como embajadores.
Mientras el creyente sale a un mundo perdido como embajador de Cristo, continua el ministerio del Señor.
El ejemplo que Jesús ha dado no es sólo un humilde servicio, sino uno hasta sacrificar su vida.
Nuestro Señor anticipa lo que ha de venir y prepara a sus discípulos diciéndoles que él lo sabe.
Todo es parte del plan de Dios para que se cumplan las Escrituras y no cambia la Comisión divina.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Traición 
Juan 13:21-30

21 Habiendo dicho Jesús esto, se conmovió en espíritu, y declaró y dijo: De cierto, de cierto os digo, que uno de vosotros me va a entregar.
22 Entonces los discípulos se miraban unos a otros, dudando de quién hablaba.


  
21 Habiendo dicho Jesús esto, se conmovió en espíritu, y declaró y dijo: De cierto, de cierto os digo, que uno de vosotros me va a entregar.

"Habiendo dicho Jesús esto, se conmovió en espíritu"
¿Por qué se conmovió Jesús en espíritu?
Esto quiere decir que Jesús se conmovió o se turbó su espíritu por la "hora" que ya había venido.
Como Dios Jesús sabe todas las cosas; como hombre Jesús sentía la emoción, el dolor, y la tristeza de la traición.
Esto fue triste para los discípulos y Jesús no sólo se conmovió, sino también por causa de Judas Iscariote.
La palabra "conmovido" quiere decir "turbado" aquí y significa horror, ansiedad, y agitación. Pensar que Jesús iba a padecer la ira de Dios por los pecados del mundo causó dolor profundo en su espíritu.
La traición de Judas conmovió a Jesús porque Él amaba a Judas y se preocupaba por su alma.
"y declaró y dijo: De cierto, de cierto os digo, que uno de vosotros me va a entregar"
En esa profunda agonía de Jesús dice: "y declaró". Esta es una palabra importante. ¿Porqué?
Porque hay tantas declaraciones hechas en los evangelios de Mateo, Marcos, Lucas, y Juan.
Jesús está haciendo declaración tras declaración diciendo: "Yo soy la Luz, Yo soy la Puerta" y muchas otras declaraciones.
Se preocupó por la condenación eterna de Judas, por la falta de amor y la ingratitud de Judas.
Jesús también estaba conmovido porque sabía que él iba a la cruz para sufrir la ira y el desamparo de su Padre.

22 Entonces los discípulos se miraban unos a otros, dudando de quién hablaba.

Cada discípulo se preguntaba dentro de sí mismo cuál podría ser. Ellos esperaban que no fuera uno mismo.
"dudando de quién hablaba"
No era evidente ni indicaciones para los otros discípulos que Judas era de quien hablaba.
No había nada sospechoso sobre él entre los doce o si uno de ellos podía cometer traición más tarde.
Cuando dice "dudando " significa que estaban asombrados y sin palabras en cuanto a quién podría ser.

Mateo 26:22-25 Y entristecidos en gran manera, comenzó cada uno de ellos a decirle: ¿Soy yo, Señor?...mas ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del Hombre es entregado! Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido. Entonces respondiendo Judas, el que le entregaba, dijo: ¿Soy yo, Maestro? Le dijo: Tú lo has dicho."

Los demás discípulos le llaman a Jesús "Señor", pero Judas es el único que le llama "Maestro".
Jesús sabía muy bien antes de la creación de los cielos y la tierra que Judas lo traicionaría.
El conocimiento eterno de Dios no cambia la voluntad de los hombres para escoger como ellos quieren.
No cambia la responsabilidad del hombre de aceptar las consecuencias de las decisiones que ellos hacen.

Mateo 26:50 "Y Jesús le dijo: Amigo, ¿a qué vienes? Entonces se acercaron y echaron mano a Jesús, y le prendieron."
Salmo 41:9"Aun el hombre de mi paz, en quien yo confiaba, el que de mi pan comía, Alzó contra mí el calcañar."


Judas era un amigo, no un enemigo. Cristo siempre le había tratado como su amigo durante tres años.
Algunas personas piensan equivocadamente que al principio de su ministerio Judas ya era traidor de Jesús.

23 Y uno de sus discípulos, al cual Jesús amaba, estaba recostado al lado de Jesús.

"Y uno de sus discípulos, al cual Jesús amaba"
Aquí Juan el apóstol está hablando de sí mismo, no de otra persona. Juan es el que escribió este evangelio.
Pedro le hizo señas a Juan para pedirle a Jesús que identificara al traidor.
Juan amaba mucho a Jesús que quería estar lo más cerca posible de él.
Juan era el más joven de los discípulos y en todo el Evangelio se refiere a sí mismo como "el discípulo amado".
Cinco veces en el Evangelio de Juan asi se identifica aunque el podía decir, "Yo Juan".
Estaba tan asombrado por el amor del Señor que no se consideraba digno de mencionar su propio nombre.
No quiere decir que Jesús solamente a Juan él a los suyos y nos ama a todos de la misma manera.
"estaba recostado al lado de Jesús"
A cada lado de Jesús se sentó un discípulo. Uno de ellos era Juan al lado derecho y el otro era Judas el traidor al lado izquierdo.
En las comidas especiales, como fiestas, y banquetes de boda los invitados se reclinaban a la mesa.

24 A éste, pues, hizo señas Simón Pedro, para que preguntase quién era aquel de quien hablaba.

Juan ("éste") dice que Pedro le hizo señales para que le preguntara a Jesús ya que Juan estaba junto al Señor.
Había unos hablando, había comida, y todo esto sucede siendo difícil para que ellos pudieran escuchar.
"para que preguntase quién era aquel de quien hablaba"
La pregunta de Pedro para Juan quiza era para que Pedro sacara su espada y matara al traidor.
Parece que Pedro no estaba junto al Señor para preguntarle, así que mejor le preguntó a Juan.
También parece que Jesús le dio a Judas una posición de honor como un último llamamiento para que se arrepintiera.

25 Él entonces, recostado cerca del pecho de Jesús, le dijo: Señor, ¿quién es?

Quizá Pedro pensó que Jesús no iba a decir públicamente quien era el traidor y le pide a Juan que le pregunte a Jesús.
Las cosas se guardaban secretamente para que el traidor no fuera descubierto, sólo a Juan, y en el momento correcto.

26 Respondió Jesús: A quien yo diere el pan mojado, aquél es. Y mojando el pan, lo dio a Judas Iscariote hijo de Simón.

Jesús estaba demostrando un señal final de su amor por Judas a pesar de que él lo traicionaría.
Jesús entregó el pan mojado a Judas y al entregárselo indicó que Judas era quien lo traicionaría.
"A quien yo diere el pan mojado, aquél es"
La entrega del pan mojado era un honor especial, como una marca de cortesía y estima.
Jesús sabía que Judas estaba en su contra y sin embargo su amor creció en vez de disminuir.
Jesús aún le dio a Judas la oportunidad de arrepentirse sin descubrirlo como traidor ante los discípulos.
Él no solamente le lavo los pies a Judas, sino también lo trató como un invitado de honor.
"Y mojando el pan, lo dio a Judas Iscariote hijo de Simón"
Ahora, la entrega del pan mojado a Judas muestra la altura del amor de Dios por sus enemigos.

27 Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, hazlo más pronto.

Judas era un ladrón y Jesús había dicho que él era un demonio, y no tenía qué permitir que Satanás entrara en él.
Judas tenía el derecho de escoger, pero él escogió ser poseído por Satanás mismo en su traición.
"Y después del bocado, Satanás entró en él"
Después del bocado, Satanás entonces entró en él, pero ¿quién sabría eso? Sólo Jesús.
Cuando Judas rechazó el amor de Jesús, le dio lugar a Satanás para que entrara en él.
Al aceptar el bocado, Judas se vuelve completamente en el arma de Satanás.
Cuando Judas cerró la puerta de su corazón a al Señor, abrió su corazón a Satanás.
Esto no es sólo un demonio que entró en Judas, sino que Satanás mismo entró lo cual es peor.
"Lo que vas a hacer, hazlo más pronto"
Jesus le da una orden y él quería que Judas se fuera porque necesitaba dar promesas gloriosas a los otros discípulos.
Lo que Judas tenía que hacer tenía que hacerse rápidamente porque el tiempo era corto.

28 Pero ninguno de los que estaban a la mesa entendió por qué le dijo esto.

Los discípulos todavía no habían discernido ni sospechado el corazón traicionero de Judas.
Ellos creyeron que Judas tenía que ir y pagar los gastos de la cena o dar algo a los pobres.
"ninguno de los que estaban a la mesa entendió por qué le dijo esto"
Todos en la mesa oyeron lo que Jesús dijo, pero nadie sabía lo que Jesús daba a entender tal vez con la excepción de Juan.
La comida que se comía no era la Pascua, pero era un banquete privado para el Señor y sus discípulos.
De otra manera, los discípulos pensaron que Judas iba para comprar las cosas necesarias para la Pascua.
Jesús no había revelado a Judas como el traidor a los discípulos galileos para prevenir la violencia contra Judas.

29 Porque algunos pensaban, puesto que Judas tenía la bolsa, que Jesús le decía: Compra lo que necesitamos para la fiesta; o que diese algo a los pobres.

Si los demás discípulos, especialmente Pedro, hubieran sabido, habrían detenido a Judas.
"puesto que Judas tenía la bolsa"
Judas no daba la impresión de que él era el traidor ya que estaba a cargo de la tesorería.
Él era el menos sospechoso porque era el administrador de los fondos y a quien más confiaban.

30 Cuando él, pues, hubo tomado el bocado, luego salió; y era ya de noche.

La noche había llegado con la oscuridad como una especie de tinieblas muy espesas.
El último rayo de luz dejó el corazón de Judas que iba a Jesús al poder de las tinieblas, a Satanás.
El Señor estaba a punto de enfrentar los poderes de las tinieblas y esta era la "hora" que él había esperado.
"luego salió; y era ya de noche"
Judas dejó a sus compañeros discípulos, dejó a su Maestro y salió a la noche, y a las tinieblas.
La traición de Judas fue más que cualquiera traición. Él se vendió a sí mismo al poder de Satanás.
Los hombres pecadores necesitan un buen ejemplo y Judas tuvo el mejor ejemplo y el mejor Maestro, y aun así se perdió.
Aquí esta una verdad espantosa para los que no son de Cristo:

1 Juan 2:19 "Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros."


Cuando Judas fue descubrido, salió en la noche y ahora está en las tinieblas por toda la eternidad.
La oscuridad eterna cayó sobre Judas donde hay llanto y crujir de dientes para siempre.

Mateo 13:42 "y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes."


Judas tuvo el privilegio de ver la gracia, la paciencia amorosa, y la misericordia de Cristo.
Judas era culpable de perder la oportunidad en conocer la verdad de Cristo, de ver su belleza y gloria.
Lo que parecía una tragedia de la cruz y la victoria de Satanás fue en realidad el triunfo de la redención y la derrota del diablo.

 xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Señor Se Despide
Juan 13:31-38

31 Entonces, cuando hubo salido, dijo Jesús: Ahora es glorificado el Hijo del Hombre, y Dios es glorificado en él.
32 Si Dios es glorificado en él, Dios también le glorificará en sí mismo, y en seguida le glorificará.
33 Hijitos, aún estaré con vosotros un poco. Me buscaréis; pero como dije a los judíos, así os digo ahora a vosotros: A donde yo voy, vosotros no podéis ir.


31 Entonces, cuando hubo salido, dijo Jesús: Ahora es glorificado el Hijo del Hombre, y Dios es glorificado en él. 

Jesús pronto moriría en la cruz, así que Jesús habla sus últimas palabras a sus discípulos.
Había otro mandamiento; otra venida; otra Comisión (la gran comisión); y otro Consolador.
"Entonces, cuando él se había ido"
¿Quién se había ido?
Cuando Judas se fue, es como si una gran carga fuera levantada de los hombros de Jesús.
"Ahora es glorificado el Hijo del Hombre, y Dios es glorificado en él"
Aquí habla como si ya hubiera pasado la glorificación estaba cerca, tan segura, tan cierta.
Es como si ya se había cumplido. En cierto sentido se logró en el propósito de Dios, pero pronto se cumpliría.
Judas salió voluntariamente; la intención de su traición es un tipo del que no se arrepintió.
Dios no manda a nadie al infierno, sino que uno mismo escoge ir al infierno.
La salida de Judas resultó en una purificación, una limpieza, y Satanás se fue por un tiempo.
Cuando Judas se fue, también Satanás se fue. Al mismo tiempo la salida de Jesús pronto vendría.
Jesús nunca habla de su muerte como una tragedia, o un crimen, o un mal desafortunado.
Jesús habla de su muerte como la única obra que más glorificaría a sí mismo y a Dios el Padre.
La cruz trajo esperanza y gloria; era el instrumento del perdón, la redención y la vida eterna.

32 Si Dios es glorificado en él, Dios también le glorificará en sí mismo, y en seguida le glorificará.

Jesús estaba preparando a sus discípulos para lo que iba a suceder y lo que estaba por venir.
Antes de la encarnación de Jesús como hombre, Él siempre ha existido como luz, lamas de fuego, y esplendor ardiente.
La gloria de Jesús era la cruz y su misión era asegurar una justicia eterna para su pueblo.
"Si Dios es glorificado en él, Dios también le glorificará en sí mismo"
La gloria de Dios es revelada en la encarnación y crucifixión de Jesús. En Jesús vemos la gloria de Dios.
Los líderes religiosos solo vieron a un hombre, un carpintero, un maestro, pero no vieron la gloria de Cristo.
La salida de Judas indica que la muerte, la resurrección y el regreso de Jesús al Padre pronto vendrían.

33 Hijitos, aún estaré con vosotros un poco. Me buscaréis; pero como dije a los judíos, así os digo ahora a vosotros: A donde yo voy, vosotros no podéis ir.

Jesús está hablando de regresar al Padre diciéndole a sus discípulos que él va adonde ellos no pueden seguir.
Asi como los judíos no entendían lo que Jesús dijo, asi los discípulos no entendían esta despedida.
En su condición actual, ellos no podían seguirlo en la muerte, ni en la resurrección, ni en la ascensión todavía.
"Hijitos, aún estaré con vosotros un poco"
Este es un lugar en los evangelios donde Jesús se dirige a sus discípulos como sus Hijitos.
 
Marcos 9:42 "Cualquiera que haga tropezar a uno de estos pequeñitos que creen en mí, mejor le fuera si se le atase una piedra de molino al cuello, y se le arrojase en el mar."

Estos "hijitos o pequeñitos" aquí son los discípulos de Jesús que creen en él y le siguen.
Jesús tiene un gran amor por sus seguidores y su corazón le duele ya que no pueden seguirlo al cielo por ahora.
"A donde yo voy, vosotros no podéis ir"
El Señor recuerda a sus discípulos que pronto se apartará de este mundo y regresará al cielo de donde vino.
Notemos que Jesús no los llama "hijitos" hasta después que Judas se había ido.
Jesús iba a la cruz y luego a la tumba, y ellos se quedarían aquí por lo pronto.
Jesús los estaba preparando para el trauma, el arresto, el tribunal, el abandono, y la tristeza.

34 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. 

En los primeros 12 capítulos de Juan "amor" se usa 12 veces y capítulos 13-21 se usa 44 veces.
El amor es la palabra mas notable cuando el Señor se despide de sus discípulos.
"Un mandamiento nuevo os doy"
¿Cómo es esto un nuevo mandamiento?
La palabra "nuevo" significa nuevo en la experiencia personal de una manera especial.
Jesús establece un nuevo y más alto nivel de amor debido a la muerte de Cristo en la cruz.
El mandamiento de amar no era nuevo, pero era una nueva norma por dos razones:
1. Fue amor de sacrificio como Jesús amó ("como yo os he amado")
2. Es un amor a través del Nuevo Pacto por el poder transformador del Espíritu Santo.

Los discípulos siempre estaban en un conflicto para ser el primero en la tierra y en el reino de los cielos.
Pero el Señor nos dio un nuevo mandamiento. Esto no es una sugerencia. Es un mandamiento.
Él dice que se amen aun cuando son difíciles de amar. Esto es el amor Agape. El amor de Dios.

Juan 15:13 "Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos."

Mateo 5:43,44 "Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen."


35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.

A veces no entendemos este mandamiento. Jesús estaba a punto de morir en la cruz.
La muerte de Jesús requiere un nuevo mandamiento. El nuevo mandamiento es el amor que el mundo no conoce.
"en esto conocerán todos que sois mis discípulos "
Esto es lo que distingue y confirma la identidad del discípulo del Señor Jesucristo.
La diferencia entre el incrédulo y el creyente es el amor del cristiano.
El amor del cristiano no está en las palabras, sino en los hechos que son evidencia del amor verdadero.
"si tuviereis amor los unos con los otros"
¿Cómo identificamos un verdadero discípulo?
¿Lo identificamos por su asistencia a la iglesia, por ser bautizado, por sus actividades en la iglesia? No.
De nada sirve hablar de la salvación, la santificación y el perdón pecados cuando no tiene el amor ágape.
El verdadero amor no contesta negativamente, no ofende a otros, y no critica a otros.

Juan 4:19-21 "Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero. Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano."


36 Le dijo Simón Pedro: Señor, ¿a dónde vas? Jesús le respondió: A donde yo voy, no me puedes seguir ahora; mas me seguirás después.

La respuesta del Señor no sólo se refiere a la muerte de Pedro, sino también a la clase de muerte.
Jesús le recuerda a Pedro que algún día seguirá a Jesús al cielo, pero la cruz de Pedro vendría primero.
Pedro no estaba listo todavía para llevar la cruz ya que tenía que continuar con el ministerio del Evangelio.
Según la tradición de la iglesia, Pedro sería clavado en una cruz romana, pero boca bajo.
La obra de Jesús estaba casi terminada y pronto sería arrestado, pero la obra de los discípulos apenas comenzaba.
"le dijo Simón Pedro: Señor, ¿a dónde vas?"
El problema de Pedro era que Jesús no se defendió, sino que se sometió a la muerte en la cruz.
Jesús se dirigió a las intenciones de Pedro,
Jesus no contesta la pregunta de Pedro, sino que se dirige a las intenciones de Pedro:
1. Pedro no sería capaz de seguir al Señor por ahora.
2. Él seguiría al Señor más tarde ("mas me seguirás después").


37 Le dijo Pedro: Señor, ¿por qué no te puedo seguir ahora? Mi vida pondré por ti.

Pedro estaba decidido a estar con Cristo y aún dijo que estaría dispuesto a dar su vida por él.
"¿por qué no te puedo seguir ahora?"
El celo de Pedro reveló que no entendía completamente lo que Jesús estaba diciendo.
Él no estaba escuchando; él estaba hablando y no oyendo la promesa de que seguiría al Señor después.
"mi vida pondré por ti"
Pedro estaba hablando mucho de lo que podía hacer por Jesús en lugar de lo que Jesús haría por él.
Se jactaba y decía en voz fuerte que todos podían oír que él daría su vida por Jesucristo.
Pedro no consideró las consecuencias de lo que estaba diciendo ya que negó a Jesús tres veces.
Él mostró su lealtad a Jesús, pero no habría salvación para la raza humana si Cristo no moría en la cruz.

38 Jesús le respondió: ¿Tu vida pondrás por mí? De cierto, de cierto te digo: No cantará el gallo, sin que me hayas negado tres veces.

Pedro creía que él había calculado el riesgo, el costo; sabía los peligros, y lo que estaba en juego.
Pero él abandonó y negó a su Señor cuando la prueba llegó, no una vez ni dos veces, sino tres veces.
¿Tu vida pondrás por mí?
Jesús sabía que Pedro lo negaría, lo abandonaría; él maldecería, y era culpable de su propia traición.
Jesús tuvo que usar algunas palabras muy fuertes para llamar la atención de Pedro y que pensara bien.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Andar Por Fe
Juan 14:1-14

1 No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.
2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.
3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.


1 No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.


Jesús sabe que los corazones de los discípulos estaban turbados. ¿Porqué estaban turbados?
1. Porque Jesús ya se despedía.
2. Él iba a morir.
3. Uno de los doce era un traidor.
4. Pedro lo negaría 3 veces.
5. Satanás estaba obrando contra todos ellos.
6. Todos los discípulos lo abandonarían.
Ellos esperaron 3 años para que Jesús empezara su reino después de escuchar sus enseñanzas.
Habían dejado sus familias, el hogar y sus trabajos. ¿qué harían ellos al estar solos?
Con razón sus corazones estaban turbados.
"No se turbe vuestro corazón"
Esto no es una recomendación nomas para animar a sus discípulos. Jesús les da una orden.
En Juan 12 Jesús estaba turbado al mirar hacía la cruz y todo lo que tenía que sufrir.

Juan 12:27 "Ahora está turbada mi alma; ¿y qué diré? ¿Padre, sálvame de esta hora? Mas para esto he llegado a esta hora."

En Juan 13 Él se turbó al considerar que Judas lo traicionaría por 30 piezas de plata.

Juan 13:21 "Habiendo dicho Jesús esto, se conmovió (turbó) en espíritu, y declaró y dijo: De cierto, de cierto os digo, que uno de vosotros me va a entregar."

"creéis en Dios, creed también en mí"
La primera frase, "creéis en Dios" solo declara una verdad que ellos ya creen en Dios.
Pero la segunda frase, "creed también en mí" es un imperativo o una orden de creer también en el Señor.
Jesús nunca prometió una vida sin problemas, sino un corazón tranquilo en medio de los problemas.

2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. 

Jesús tiene dos mil años de estar preparando mansiones para su iglesia y regresará por nosotros en cualquier día.
"en la casa de mi padre muchas moradas hay"
La escritura lo describe como la Nueva Jerusalén donde los redimidos vivirán por toda la eternidad.
¿Qué vamos a hacer allí?
Las actividades en el cielo incluyen cantar, adoración, servir, gobernar, y comunión con otros.
Jesús les dijo a sus discípulos que había "muchas" habitaciones o mansiones para todos en el cielo.
Pero sobre todo, Jesucristo estará con nosotros en medio de las mansiones resplandecientes en el cielo.

illustracion 

La ciudad celestial mide 1,500 millas por todos lados y en el estado eterno descenderá del cielo, y estará suspendida en el aire sobre la tierra.
"voy, pues, a preparar lugar para vosotros"
Las glorias del cielo sólo pertenecen a aquellos que han confiado personalmente en Cristo para salvación.
Los cristianos que ganan almas para Cristo pasarán la eternidad con ellos regocijándose en el cielo.

3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. 

Este es uno de los pasajes que se refiere al rapto de los creyentes antes de la Tribulación.
"y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez"
El vendrá por los suyos que están vivos y resucita a los que han muerto para llevarlos al cielo.
Después de ser arrebatado, la iglesia volverá con Cristo al fin de 7 años para juzgar el mundo y establecer su reino.

Rapto - ilustracion

4 Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.

Jesucristo es el único camino a través de la cruz como él les había dicho a sus discípulos.
Para los discípulos, el camino era por la fe en Cristo y seguirle a través de la muerte para estar con él.
"y sabéis el camino "
¿Qué camino?
Jesús dijo: "Yo soy la Puerta" y aqui dice, "Yo soy el camino" que es el sexto "Yo soy" en el Evangelio de Juan.
No hay otro Salvador y la fe en Jesús es el único camino de salvación y vida eterna.
La gran Comisión es llevar la palabra a todas las criaturas del mundo porque no hay otra manera de salvarse.
El cristianismo se conoció en realidad como "el camino" mencionado seis veces en el libro de hechos.

5 Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino?

Tomás era uno de los que dudaban y quería evidencia para que él pudiera creer.
Él era sincero y honesto al hacer preguntas difíciles, ya que él quería saber a dónde iba el Señor.
"le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas"
Tomás quizá pensó que Jesús iba a viajar a cierta distancia del lugar donde él estaba a otro país.
"¿Cómo, pues, podemos saber el camino?"
Parece que los discípulos no entendían hasta después de la muerte y resurrección del Señor.
Tenían algunas ideas de un reino temporal y que Jesús iba a ser un príncipe y líder terrenal.

6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. 

Cristo no es "un" camino a Dios, sino que él es "el" camino a Dios, el único camino al Padre.
Esta es la única manera en que los hombres reciben el perdón de pecados y el don de la vida eterna.
El Señor es la verdad personificada porque él enseña sólo la verdad y sus palabras son verdaderas.
Jesús es la Vida porque él es la fuente de la vida—físicamente como Creador y espiritualmente como Salvador.
Ya que Jesús es la Vida, su vida no puede ser quitada de él porque él tiene vida en sí mismo.
Sólo a través de una relación personal con Cristo puede uno conocer a Dios. La religión no es el camino.

7 Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto.

Jesús es el reflejo del Padre. Él es igual que el Padre y sus voluntades son las mismas.
Su Espíritu es el mismo y Dios no es "un" espíritu. Él es Espíritu ya que no es uno de muchos espíritus.
No hay diferencia en lo que el Hijo dice y cree de lo que el Padre dice y cree.
"si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais"
Los discípulos no entendían completamente por qué él como el Mesías tenía que morir en una cruz romana.
"y desde ahora le conocéis, y le habéis visto"
¿Qué da a entender cuando dice, "le habéis visto"?
Habían visto la imagen y la gloria del Padre en Jesucristo que era como ver al Padre mismo.

8 Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta.

Felipe tenía la idea de que ver es creer, pero Jesús iba a cambiar ese modo de pensar.
El Señor no dijo que tenemos que ver para poder creer, sino más bien es creer para poder ver.
En otras palabras, Jesús se revela a los que creen en él. El cristiano anda por fe, no por vista.
"Muéstranos el Padre, y nos basta"
Ellos se olvidaron de la fe, caminar por la fe, y querian pruebas para poder ver y creer.

9 Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? 

El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?
Jesus los reprende y eso es lo que se necesita para abandonar el error y escuchar la corrección.
El primer requisito de la fe es creer que Jesús es el Hijo de Dios y que él es Dios hecho carne.
"¿tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me ha conocido, Felipe?"
Jesús había estado revelando al Padre y su voluntad desde que el Senor se hizo hombre.
Todo lo que es verdad del Padre también es verdad del Hijo. La vida de Jesús mostró al Padre.

10 ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras. 

"¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí?"
Con esta pregunta Jesús se dirige a Felipe, y luego se dirige a todos cuando él dice, "Las palabras que yo os hablo...".
"Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta"
Jesús obraba en el nombre del Padre en todas las cosas y sus palabras eran las mismas palabras del Padre.
"el Padre que mora en mí, él hace las obras"
Esta comunión entre el Padre y el Hijo hace posible que los creyentes permanezcan en Cristo.
Es increíble que nadie en el Antiguo Testamento vivió en la presencia de Dios con cuerpo como los doce discípulos.
Había gente en el Antiguo Testamento que tenía visiones y manifestaciones de Dios, pero ahora el Señor vivía con ellos.
Lo que ellos no entendían era que Jesús en verdad era Dios encarnado en forma humana.
Entre más conocemos a Cristo, más conocemos al Padre.
Lo que es revelado por el Hijo o por el Espíritu Santo está en perfecto acuerdo con el Padre.
El Padre aprueba totalmente todo lo que Jesús ha dicho y hecho porque siempre están de acuerdo en todo.

11 Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras. 

¿Qué era el problema con los discípulos?
Todavía no tenían suficiente fe para calmar sus corazones atormentados que Jesús se iba a ir.
El problema era que no creían porque les faltaba fe en la relación de Jesús con el Padre.
Él dice, "¿no crees?" (v. 10). "créeme," (v. 11). "el que cree". (v. 12). Era un problema de creer.

12 De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. 

¿Qué quiere decir todo esto?
Esta es una revelación para los 11 discípulos que creyeron en Jesús que ellos iban a hacer lo que Jesús hizo.
"el que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también"
Ellos iban a hacer los mismos milagros que Jesús había hecho.
Tendrían poder para hacer milagros sobre las enfermedades, sobre los demonios, milagros sobre la muerte.
"El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará"
Esto se iba a multiplicar en gran manera a través de los discípulos y sus asociados.
Los milagros mayores iban a suceder a través de ellos a partir del día de Pentecostés.
Tres mil personas se convierten en creyentes en Cristo en el día de Pentecostés.
No serian mayores milagros en el tipo de milagro, sino mayor en cantidad de números.
A través de los discípulos el Evangelio ha llegado por todo el mundo, en la radio y televisión, en el internet, y a través de satélites.

13 Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. 
14 Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.


¿Cuál es el secreto para que Dios conteste la oración?
¿Quiere decir que si pedimos algo y decimos, "en el nombre de Jesús, Amén," y eso es todo? No.
Si pedimos algo en el nombre de Cristo Jesús, debe estar de acuerdo con la voluntad de Dios.

1 Juan 5:14 "Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye."


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Consolador
Juan 14:15-24

15 Si me amáis, guardad mis mandamientos.
16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre.
 


Como creyentes, el Señor nos ha prometido la herencia del cielo ya que somos coherederos juntos con Cristo.
Es una promesa fiel que no puede ser cancelada. Es una herencia eterna y perfecta reservada para nosotros.
Es una herencia más allá de nuestra comprensión, pero con los ojos de la fe podemos ver su gloria.
Sobre todo, nuestra herencia es el Padre, nuestra herencia es el Hijo, y nuestra herencia es el Espíritu Santo.
No podemos entender el misterio de la Trinidad de Dios porque humanos y no somos Dios.
Podemos entender la Trinidad sólo a la medida en que la Escritura nos lo ha declarado y revelado.

15 Si me amáis, guardad mis mandamientos.

¿Cómo se puede distinguir un verdadero cristiano? Un verdadero cristiano ama y obedece al Señor; no por lo que dice.
Una relación genuina con Dios se conoce por el amor, demostrada en la obediencia y los hechos.
Todas las promesas que el Señor ha dado a sus discípulos es porque lo aman y guardan sus mandamientos.
Identificamos a un verdadero cristiano por su amor y obediencia – una obediencia humilde, gozosa, y agradecida. 

1 Juan 5:3,4 "Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos. Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe."

No se trata del un amor sentimental, ni del sentimiento espiritual, ni de alguna emoción, sino del corazón.

16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 

¿Quién es el Consolador?
El Consolador es el Espíritu Santo, la tercera persona de la Santísima Trinidad.
El Espíritu de Dios es Ayudante, Defensor, Consejero, y Consolador.
Si pertenecemos a Cristo, el Espíritu Santo vive en nosotros y nosotros somos templo del Espíritu de Dios.
Podemos ser guiados por el Espíritu, llenos del Espíritu, capacitados, empoderados, e iluminados por el Espíritu.
La razón que Jesús le dice esto a los discípulos es porque estaban turbados ya que él se se despedía.
"Yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador"
Aquí vemos la Santísima Trinidad, no sólo el Padre y el Hijo, sino también el Espíritu Santo.
El Padre les daría otro "Ayudante", otro Consolador, para que pudiera estar con ellos para siempre.
¿Cómo nos ayuda el Espíritu Santo?
El Espíritu Santo intercede, consuela, alienta, nos guía, da sabiduría, nos ilumina, y nos revela la verdad.
Como cristianos tenemos el poder de Dios que reside en nosotros para hacer lo que se ha ordenado.

El Espíritu Santo haría lo mismo por los discípulos asi como Jesús lo hizo en su ministerio.
Jesucristo contestó las preguntas de ellos y les dio protección, y todo lo que necesitaban. 

Juan 16:7 "Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré."


Ellos no estaban perdiendo nada, sino que era necesario que Jesús se fuera para enviar el Espíritu que nunca los dejaría solos.

17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.
 
Como creyentes, poseemos un anticipo de la presencia plena de la Trinidad que tendremos en el cielo.

Efesios 1:13,14 "habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria."

¿Qué significa la palabra "sellados"?
Desde el momento que uno acepta a Jesus en su corazón ha sido sellado por el Espiritu Santo.
El Espiritu Santo es las arras de nuestra herencia. Pero ¿qué quiere decir "arras"?
El significado de “arras” es lo que se da como prenda (un depósito) en un contrato.
Asi mismo cuando recibimos el sello del Espiritu Santo venimos a ser propiedad de Jesucristo.
Esta es una relación perfecta llena de un gozo y una paz gloriosa con el Espíritu de Dios.
Ya somos ciudadanos del cielo porque tenemos comunión y compañerismo con Dios a través de Cristo.
Cuando creímos en el Evangelio, el Padre vino, el Hijo vino, y el Espíritu Santo vino a morar en nosotros.

"el Espíritu de verdad"

Él es el Espíritu de la verdad porque Dios es la verdad, así como Jesús dijo: "yo soy el camino, la verdad y la vida".
El Espíritu Santo sería lo que Jesús fue para sus discípulos. 

"al cual el mundo no puede recibir"


El mundo no puede recibir al Espíritu Santo porque no lo ve ni lo conoce.
 
"pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros"


Los discípulos lo conocieron porque él permaneció con ellos y estaría con ellos.
El Espiritu mora (tiempo presente) "con" los discípulos antes del día de Pentecostés.

"y estará en vosotros"


Aquí habla de tiempo futuro, [estará "en" vosotros] lo cual se refiere después de Pentecostés.
Qué increíble promesa. Qué asombrosa verdad es esta revelación divina para nosotros.
Como creyentes, tenemos el Espíritu Santo como un deposito que garantiza de que pertenecemos a Cristo.

Efesios 1:13,14 "habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria."

Cuando fuimos marcados con el sello del Espíritu Santo, en ese momento confirmó que somos de Cristo.

18 No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.

¿De qué está hablando? Él está hablando de su resurrección al tercer día y de estar con ellos durante 40 días.
¿Cuándo vino el Espíritu Santo? Él vino 10 días después de que Jesús ascendió al cielo.
Después de los 50 días, el Espíritu Santo vino el día de Pentecostés, el primer día de la semana.
El Señor envió al Espíritu Santo, pero también regresó a ellos ya que él dijo: "nunca te dejaré ni te abandonaré".
Jesús regresó a sus discípulos cuando se les apareció después de su resurrección, pero también regresó en la persona del Espíritu Santo.

19 Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis. 

"el mundo no me verá más"
Cuando Jesús resucitó, él estuvo con sus discípulos 40 días, pero el mundo no lo vio jamás.
Jesús se reveló a sus discípulos de una manera gloriosa y poderosa después de su partida.
"pero vosotros me veréis"
Jesus se manifestó, no a toda la gente, sino a sus discípulos que fueron escogidos como testigos.
El Señor regresó para vivir en ellos para siempre en el día en que vino el Espíritu y Jesús también vino.
"porque yo vivo, vosotros también viviréis"
Ya que Jesús "vive" después de su muerte, sus seguidores también "vivirán" como él vive.
Esto se refiere a la vida eterna en esta vida y la vida eterna en la vida venidera.

20 En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.
 
"En aquel día" ¿Qué día?
El día en que el Espíritu vino y el día comenzó en Pentecostés cuando el Espíritu Santo fue enviado.
Los discípulos necesitaban consuelo, necesitaban ayuda, necesitaban la verdad, y necesitaban la presencia de Dios.
Después de su resurrección, Jesús y el Padre vinieron a morar en los discipulos por la fe, el amor y la obediencia.
"yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros"
El Padre está en Cristo; Cristo está en el Padre; Cristo está en los cristianos; y los cristianos están en Cristo.

21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.

El guardar los mandamientos de Jesús aquí no se refiere a la salvación, sino que la obediencia es la prueba del amor.
"yo le amaré, y me manifestaré a él"
La gente nos ve sólo como seres humanos, pero tenemos vida sobrenatural porque somos el templo de Dios.
Cristo manifiesta su poder y su gracia a todos aquellos que creen y le obedecen.
Jesús habla de su regreso a través del Espíritu, y de su presencia en la vida de sus discípulos.

22 Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo?

¿Por qué pregunta eso?
Porque el estaba pensando que Jesús debía ser el Salvador del mundo, pero sólo ellos eran salvados.
Se preocupaba de que los once estaban escondidos en el aposento alto y de que todos podían ser arrestados.
El Señor no había conquistado a Roma, nada estaba sucediendo, y los líderes religiosos lo querían matar.
Todavía no entendían ya que ellos esperaban que Jesús se manifestara al mundo como el Mesías.

23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. 

El Señor no contestó la pregunta de Judas directamente, pero lo que él dijo es todavía una respuesta.
"vendremos a él, y haremos morada con él"
Esta es una promesa sólo para aquellos que aman al Señor y obedecen sus mandamientos.
Dice "vendremos, haremos". En otras palabras, el Padre también viene a morar en el creyente.

24 El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió.

"El que no me ama, no guarda mis palabras"
Esto explica por qué Cristo no puede manifestarse al mundo ya que rechaza la palabra de Dios.
En la venida del Espíritu las manifestaciones de Cristo serán solamente para los que lo aman.
"la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió"
Aquellos que no lo aman ni guardan sus palabras son culpables de deshonrar al Señor.
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Paz De Cristo
Juan 14:25-31

25 Os he dicho estas cosas estando con vosotros.
26 Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.
27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.


25 Os he dicho estas cosas estando con vosotros.

¿Qué cosas? "la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió" (v. 24).
En otras palabras, "estas cosas" se refiere a las palabras que Jesús había hablado a sus discípulos.
El Señor ya se iba, pero el Espíritu Santo les enseñaría todas las cosas y les ayudaría a recordar las palabras de Jesús.
Los discípulos no estarían sin la verdad, sin consuelo, y tampoco serían huérfanos.
El hombre está atrapado en el Reino de Satanás porque la única salida es conocer la verdad, la palabra de Dios.
El mundo conoce la verdad sobre las matemáticas y la ciencia, pero no conocen el espíritu de la verdad.
Si obedecemos a Dios, conoceremos la verdad y la verdad nos hará libres del reino de las tinieblas y del engaño. 

1 Timoteo 2:3,4 "Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad." 

La única manera en que podemos llegar al conocimiento de la verdad es ser salvado primero.
Esto viene a través de la obra de Cristo en la cruz, y por la fe en su muerte y resurrección.
Después de que vino el Espíritu Santo, hubo más revelación y mucho más entendimiento.

Juan 16:12 "Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar." 

Era mejor para los discípulos que viniera el Espíritu Santo porque él les enseñaría todas las cosas.
Esta fue una promesa en que el Espíritu Santo capacitaría a los discípulos escribir el Nuevo Testamento. 

Lucas 24:30,31 "y aconteció que estando sentado con ellos a la mesa, tomó el pan y lo bendijo, lo partió, y les dio. Entonces les fueron abiertos los ojos, y le reconocieron; mas él se desapareció de su vista."


Cristo se desapareció en medio de sus discípulos porque había resucitado con un cuerpo glorificado.
Asi también los que somos de Cristo, tendremos un cuerpo glorificado después que él venga por nosotros.

1 Juan 3:2 "amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es."

La obra del Espíritu Santo es ayudarnos a entender de la Biblia, la Escritura, la palabra de Dios.
La verdad del Padre fue transmitida al Hijo, luego al Espíritu Santo, luego a los apóstoles, y luego a nosotros.
Esta es la razón por la que estudiamos las Escrituras porque el Espíritu Santo señala y glorifica a Cristo.

26 Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. 

"él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho"
¿Cómo podían estos discípulos escribir los cuatro Evangelios con cada detalle y cada una de las palabras correctas? 

2 Pedro 1:20,21 "entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo."

Es imposible escribir perfectamente todas las palabras en la Biblia sin el Espíritu Santo, especialmente cuando no lo entendían todo.
Ellos nunca serían capaces de escribir el Nuevo Testamento si dependían de sus memorias.
Pero ellos fueron guiados por el Espíritu Santo porque cada palabra era solamente de Dios.
Si Dios puede hacer que una asna hable para reprender al profeta Balaam, él puede poner palabras en la boca de un apóstol.
Hemos sido llamados para compartir la Palabra de verdad, la Palabra de Dios con otras personas.

27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

Esta vez veremos un texto que es muy maravilloso, muy importante para tener en nuestros corazones.
"la paz os dejo, mi paz os doy"
La palabra "paz" aparece dos veces aquí porque el mundo no la puede encontrar, pero el creyente tiene paz.
La confusión está alrededor de nosotros, en nuestra sociedad, y en todas partes del mundo.
Hay una falta de paz personal, paz familiar, paz local, paz nacional, y paz mundial.
Mucha gente quiere paz y tranquilidad en sus vidas personales y en sus corazones.
Quieren estar libres de problemas, libres de las amenazas, del miedo, de la ansiedad, de la depresión, de la desesperación y del conflicto.
"yo no os la doy como el mundo la da"
La gente busca la paz en las drogas, en el alcohol, en la recreación, en las diversiones y en el entretenimiento.
El problema es que aquellos que no conocen a Dios, no tienen paz, ni gozo, ni esperanza.

Isaías 48:22, "No hay paz para los malos, dijo Jehová."


Pero hay una paz que sólo se encuentra en Cristo, y esa es la paz que él nos ofrece aquí.
Sólo la Palabra de Dios nos puede dar paz y gozo en nuestros corazones.
Dios quiere tengamos vida abundante, una conciencia limpia, y paz en medio de las tormentas.

La paz de Cristo no quiere decir que estaremos sin problemas, sin conflictos, y sin trastornos.
Pero Jesús dice, "La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da".
En ese momento de su vida Jesucristo se encontraba cara a cara con la muerte porque él iba a morir en la cruz.
Así que él sabe cómo nos sentimos cuando sufrimos porque él ha estado allí en peores situaciones.
Cristo le dice estas cosas a sus discípulos el jueves por la noche antes de su crucifixión el día siguiente, el viernes.
Él da promesas fieles, maravillosas, y gloriosas a aquellos que creen, confían y le obedecen.
Lo que le pidamos al Señor en su nombre como paz, consuelo, perdón de pecados, él nos lo dará.
La paz y el amor que Jesús nos da, nada ni nadie nos lo puede quitar.

Romanos 8:38,39 "Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro."

Sólo Cristo trae paz entre el pecador y Dios. Nosotros somos justificados y declarados justos por la fe en Cristo.
Jesús hizo la paz al llevar el castigo de nuestros pecados en la cruz y ahora tenemos paz con Dios para siempre.
No hay nada como reconciliarse uno con Dios ya que recibimos su paz y su gozo por medio de Jesucristo.

Mateo 6:33 "Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas."

La paz del Señor nos protege y triunfa sobre la ansiedad, el miedo, la duda, y la desesperación.

28 Habéis oído que yo os he dicho: Voy, y vengo a vosotros. Si me amarais, os habríais regocijado, porque he dicho que voy al Padre; porque el Padre mayor es que yo. 

"Habéis oído que yo os he dicho: Voy, y vengo a vosotros"
¿Qué quiere decir el Señor con estas palabras? Él está hablando de su muerte en la cruz.
Jesús estaba en el aposento alto con los once discípulos y les dijo que él tenía que irse.
Sus corazones se quebrantaron y él les dijo: "no se turben vuestros corazones." y necesitaban calmarse.
Ellos habían dejado a sus familias, sus trabajos, y su religión para seguir a Jesús, pero ahora él mismo los estaba abandonando.
No entendían por qué Jesús iba a ser ejecutado en una cruz romana.
"voy, y vengo a vosotros"
Él está diciendo, "voy a la cruz y luego vengo a ustedes después que yo resucite".
Pero ellos todo lo que podían ver era que él ya se iba, pero no podían verlo volviendo de nuevo.
Tantas personas en los funerales que pierden un miembro de la familia lloran fuera de control y sin consuelo.

Pero cuando un cristiano va al cielo para estar con Jesús, hay lagrimas, pero no descontroladamente.
"Si me amarais, os habríais regocijado, porque he dicho que voy al Padre"
Esto se refiere a la exaltación de nuestro Señor ya que él iba a su Padre para ser glorificado.
"El Padre es mayor que yo" es una declaración que se refiere a su encarnación tomando la forma de un siervo.

29 Y ahora os lo he dicho antes que suceda, para que cuando suceda, creáis.

Jesús iba a morir y regresar con su Padre y todo lo que les había dicho, lo vieran cumplirse.
Al ver esas cosas cumplirse, entonces los discípulos creerían lo que el Señor les había dicho.
Jesús conquistó la muerte cuando resucitó de la tumba al tercer día y derrotó al enemigo.
Jesucristo anticipaba ir a la cruz porque allí mismo le daría el golpe fatal a Satanás.
Era mejor para sus discípulos que el fuera a la cruz y entonces el Espíritu Santo moraría en ellos.

30 No hablaré ya mucho con vosotros; porque viene el príncipe de este mundo, y él nada tiene en mí. 

Cristo vino al mundo para destruir el poder de Satanás que tenía el imperio de la muerte y a los hombres esclavizados al pecado.
"viene el príncipe de este mundo, y él nada tiene en mí"
El príncipe y el dios de este mundo es Satanás, él es príncipe del poder de las tinieblas.
El diablo trató de matar a Jesús cuando era un bebé por medio de Herodes cuando mató a todos los niños varones de dos años de edad.
Satanás había tratado de tentarlo en el desierto al comienzo de su ministerio para que cayera.
El diablo lanzó sus demonios contra Jesús dondequiera que él iba, pero él los reprendía echándolos fuera.
Satanás hirió a Jesús en el calcañar (talón) en la cruz, pero el Señor hirió al adversario en la cabeza en la cruz.
El hijo de Dios apareció con este propósito, para destruir las obras del diablo.
"y él nada tiene en mí"
Jesucristo no tenía debilidades en as cuales Satanás podía usar contra el Señor.
El adversario es un enemigo que ya ha sido vencido, y él sólo está esperando su sentencia.

31 Mas para que el mundo conozca que amo al Padre, y como el Padre me mandó, así hago. Levantaos, vamos de aquí.

"Mas para que el mundo conozca que amo al Padre"
La mayor prueba del amor de Jesús por su Padre fue su obediencia hasta la muerte, y muerte de cruz.
Cristo es Todopoderoso que ni la muerte, ni las fuerzas del infierno pudieron detenerlo en la tumba.
"y como el Padre me mandó, así hago"
Jesucristo dice: "yo obedezco al Padre, hago la voluntad del Padre, y así lo hago".
Dios Padre había ordenado al Hijo que viniera al mundo y fuera el sacrificio por los pecados del mundo.
Él fue obediente y su obediencia demuestra amor haciendo todo lo que el Padre le había mandado.
"Levantaos, vamos de aquí"
Se levantaron de la mesa donde habían estado en la comida de la Pascua y fueron al jardín de Getsemaní.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Vid Verdadera
Juan 15:1-7

1 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador.
2 Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto.
3 Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado
.


El capítulo 14 terminó con Jesús diciendo: "Levantaos, vamos de aquí" y pasaron por Jerusalén.
Fueron al jardín de Getsemaní donde nuestro Señor oraba toda la noche antes de ir a la cruz.
Aquí en el capítulo 15, Jesús y sus 11 discípulos ya habían salido del aposento alto, y mientras caminaban les hablo estas palabras.

1 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador.

¿Qué es la vid?
(ilustracion)
La vid es una planta con ramas verdes en las cuales las flores se transforman en uvas.
En el Antiguo Testamento la vid representa al pueblo de Israel que es amado y protegido por Dios.
Pero el pueblo israelita no pudo ser la vid verdadera que debía ser, por eso Jesús les dice: “Yo soy la vid verdadera”
Jesús usó una metáfora o ilustración de la vid y la viña para enseñarles la importancia de la relación personal con Cristo.
Jesús dice que él es la vid verdadera de Israel porque los judíos sintieron que ellos eran la vid de Dios.
Tenían derecho a verse a sí mismos de esa manera porque Dios asi llamaba a su pueblo, su vid.
Pero Israel perdió esta bendición por su incredulidad, y ya no es uno bendecido por estar en Israel, sino por estar en Cristo.
"y mi Padre es el labrador"
Jesús dice que él es la "vid verdadera" y Dios el Padre es el labrador o el viñador que se encarga de la viña.
El viñador corta las ramas que no tienen uvas y solamente poda las que llevan frutos.
El Padre poda cada rama que podría traer más frutos, pero primero él quita la rama que no produce fruto.


2 Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. 

¿Qué es pámpano?
(ilustracion)
Pámpano es la rama verde de la vid que el Señor Jesús utilizó para enseñar la relación fructífera entre él y el creyente.
De manera que este lenguaje era familiar a los oyentes del Señor Jesús en Israel.
Quienes son los que no llevan fruto y los que llevan fruto?
Jesús es “la vid verdadera” que produce en sus pámpanos (los creyentes) los frutos que su Padre el labrador espera.
Jesús comparó a los discípulos con las ramas. Hay dos tipos de ramas: Las que producen frutos y las que no producen.

"todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará"


Algunos dicen que esto se refiere a los cristianos que no dan fruto, y que se perderán. ¿No es cierto? Absolutamente no.
El problema con esta creencia es que la salvación depende, no de Cristo, sino de las obras que hacemos.

Efesios 2:8,9 "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe."

No existe tal cosa como un cristiano sin fruto, así que la rama que no da frito se refiere a un incrédulo.
 
"y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto"

Primero, el Padre quita los falsos cristianos y son echados fuera como ramas sin fruto.
Hay muchos cristianos con poco frito y mucho fruto, pero no hay cristianos sin ningún fruto.
Un árbol bueno no puede dar fruto malo y un árbol malo no puede dar fruto bueno.
Un cristiano verdadero no puede producir fruto malo ya que el fruto bueno viene de Dios quien mora en él.
El segundo tipo de ramas son los verdaderos creyentes y si somos una rama de poco fruto, el Padre nos va a podar.
El Padre poda para remover cualquier cosa que estorba al creyente para producir más fruto espiritual.
¿De qué manera nos poda Dios?
La poda duele ya que incluye sufrimiento cuando pasamos por la poda, pero eso es bueno.
Normalmente, asociamos la poda con la enfermedad, el dolor, las pruebas, y las aflicciones.
El libro de Hebreos también habla sobre la disciplina que está asociada con el pecado para evitar el pecado.
Los pecados nos quitan la energía y todos nuestros esfuerzos de ser cristianos productivos.
De modo que la poda es como una cirugía que es hecha por la palabra de Dios.
Pero ser podado es un honor porque hemos sido llamados y escogidos por Dios para llevar más fruto.


3 Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado.

Fuimos incluidos en la vid verdadera en el momento en que recibimos a Cristo como Salvador, y limpios por la palabra de Dios.
Las pruebas en sí no nos limpian. Sólo causan dolor, pero la palabra de Dios hace la purificación.
"Ya vosotros estáis limpios por la palabra"
No dice que seremos limpios por la palabra, sino que "ya" hemos sido limpios por su palabra.
Es la palabra de Dios la cual nos salva, nos poda, y nos sana. Quien es la Palabra? Cristo es el Verbo o la Palabra.
La única manera en que podemos identificar a un cristiano es el fruto que se nota en él.
No es por lo bueno que somos porque todos tenemos faltas, cometemos errores, y no somos perfectos.
Dios nos perdona y nos limpia de todos nuestros pecados cuando confiamos en Cristo.
Cuando pecamos, debemos confesar el pecado inmediatamente y pedirle perdón a Dios.

4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.

Allí estaban los 11 discípulos que permanecieron en la vid, pero Judas Iscariote fue cortado como un pámpano inútil.
"Permaneced en mí, y yo en vosotros"
Diez veces en este capítulo vemos la palabra "permaneced", así que habla de permanecer en Cristo.
Muchos discípulos siguieron a Jesús por un tiempo, pero luego se fueron y ya no andaban con él. 

Juan 6:64-66 "Pero hay algunos de vosotros que no creen. Porque Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían, y quién le había de entregar. Y dijo: Por eso os he dicho que ninguno puede venir a mí, si no le fuere dado del Padre. Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él."


"y yo en vosotros"

La vida eterna que recibimos es la misma presencia de Dios en nuestras vidas y participamos de su naturaleza divina.

2 Pedro 1:4 "por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina"

Muchas personas se unen a Jesucristo, pero no tienen vida eterna porque se unen por razones equivocadas.

1 Juan 2:19 "Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros."


5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. 

"Yo soy"

Éxodo 3:13,14 "Dijo Moisés a Dios: He aquí que llego yo a los hijos de Israel, y les digo: El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros. Si ellos me preguntaren: ¿Cuál es su nombre?, ¿qué les responderé? Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros."


"éste lleva mucho fruto"

¿Cuál es el fruto?
Es la justicia, que se refiere a la santificación y de ser separados del pecado.
Habla del "fruto de justicia", "el fruto de santidad", y de la justicia de Dios.

Galatas 5:22,23 "Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley."


6 El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.
 
Muchos predicadores dicen: "Esto prueba que uno puede estar en Cristo y puede perder la salvación."
Otros interpretan las Escrituras fuera de contexto para demostrar su punto de vista en su propia creencia.
"el que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano"
Los que no permanecen en Cristo se separan y son arrojados fuera para ser quemados.
Las dos ramas se identifican con Cristo y parece que todos son cristianos salvados.
Cuando el apóstol Pablo habla de estar "en Cristo", se refiere a nuestra vida unida con Jesús.
Pero en este caso, Jesús usa una ilustración de la rama que está en la vid que no permanece allí.
Estas ramas parecen cristianos verdaderos ya que se bautizaron y asisten a una iglesia.

Mateo 7:22,23 "Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad."

Judas era el tipo de persona que se unió a Jesucristo por un tiempo, pero no era un creyente.

"y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden"

Los incrédulos son recogidos, arrojados al fuego, y quemados, lo cual habla del castigo eterno en el infierno.

Mateo 7:21 "No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos."


7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.
 
"Si permanecéis en mí"
Si tenemos una relación íntima con la vid, Dios contestará nuestras oraciones de acuerdo a su voluntad.
"pedid todo lo que queréis, y os será hecho"
Esta es una promesa fiel si permanecemos en Cristo porque su vida habita en nosotros.
Dios no está bajo ninguna obligación de contestar la oración de un incrédulo.
La única oración que Dios le contesta es la del arrepentimiento para salvación por la fe en Cristo.

8 En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.

El Padre es glorificado cuando hay fruto en nosotros como luz que brilla delante de la gente.
"en esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto"
La gente puede notar algo diferente como el fruto que ven en nosotros, pero es Cristo en nuestra vida.
Hemos sido llamados para producir más fruto en Cristo, no para estar totalmente sin fruto.
Cuando traemos a una persona al conocimiento de Jesucristo a través del Evangelio, eso es fruto.
Proverbios 11:30 "El fruto del justo es árbol de vida; Y el que gana almas es sabio."


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Amor De Dios
Juan 15:9-17

9 Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor.
10 Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.
11 Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido. 



Esta era la noche del jueves de la última semana en la vida de nuestro Señor y al día siguiente él moriría en la cruz.
Judas se había ido a reunir las autoridades que arrestarían a Jesús en el huerto de Getsemaní.
Jesús y los once discípulos caminaban por la oscuridad hacía el huerto de Getsemaní.
Ahora los versículos 9 a 17 el Señor camina con ellos mientras él les da su último mensaje.

9 Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor. 

Nuestro Señor aquí menciona la palabra "amor" tres veces. Aquí habla del amor de Dios.
La última vez vimos que los que están en Cristo y Cristo en ellos, necesitan permanecer, obedecer, amar, y orar.
Así que la verdadera rama (pámpano) recibe cuatro bendiciones: salvación, santificación, oración contestada, y seguridad.
"como el Padre me ha amado, así también yo os he amado"
Ahora vemos la bendición número cinco: el amor. Así como el Señor nos ama, lo amamos porque él nos amó primero.

1 Juan 4:19 "Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero."


El amor que el Padre tiene por el Hijo es el amor que Jesús tiene por nosotros. Esto es amor más allá de nuestro entendimiento.
Según el idioma griego, hay cuatro clases de amor:
1. Eros es el amor de la atracción física.
2. Storgé es el amor entre familiares.
3. Fileo es el amor fraternal y entre amistades.
4. Ágape es el amor incondicional e espiritual que se sacrifica por otros.



10 Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. 

Juan 13:1 "sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin."

Él los amó tan infinitamente como Dios es infinito. Su amor por nosotros es perfecto; es incondicional.
El amor de Jesús por nosotros es eterno, compasivo, generoso, e inquebrantable.

Romanos 8:35 "¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?"

"si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor"
Su amor se derrama sobre nosotros, y nosotros "sabemos" que su amor depende de nuestra obediencia.
Entre más obedecemos al Señor, más derrama su amor divino sobre nosotros.
¿Quién es el mejor ejemplo de la obediencia? Jesucristo.
"así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre
Entre más somos como Cristo, más llenos somos del amor de Dios.

11 Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido. 

Hay una bendición final en el versículo 11 y esta esel gozo de Cristo en nosotros.
Si hay amor en nosotros, es el amor de Jesucristo. Si hay paz en nosotros, es su paz.
Si hay gozo en nosotros, es su gozo porque somos partícipes de la naturaleza divina del Señor.
La vida cristiana no es una vida de prohibiciones, de restricciones, ni de aburrimiento.
"estas cosas os he habladodo, para que mi gozo esté en vosotros"
La vida cristiana es una vida de gozo divino que ni siquiera se puede explicar en palabras.

Juan 16:22 "También vosotros ahora tenéis tristeza; pero os volveré a ver, y se gozará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestro gozo."

Todas estas cosas incluye salvación eterna, santificación y entrada al trono de Dios.
Dios nos ha dado seguridad permanente, amor permanente, gozo permanente.
 
"y vuestro gozo sea cumplido"

Podemos rechazar este gozo eterno como lo hizo Judas, pero él fue a su propio lugar.
El se apartó de la presencia de Dios y se fue a su propio lugar que es el infierno, y allí estará allí para siempre.
El infierno son tinieblas eternas donde hay lloro y crujir de dientes, hay fuego, y un lugar horrible. 

Mateo 10:28 "Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno."

¿Sabían ustedes que Jesús habló mucho más del infierno que del cielo?
Jesús habló sobre lo terrible del infierno, no por odio o enojo, sino por amor a la humanidad.
Dios no quiere que nadie se pierda ya que nos ha provisto una manera de estar con él.

2 Pedro 3:9 "sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento."


12 Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado. 

El mayor mandamiento de Cristo según el Evangelio de Juan es que nos amemos unos a otros como Cristo nos amó.
Cuando pensamos en tal amor, podemos pensar mal como: "Yo nunca podría amar a otros de esa manera".
"este es mi mandamiento: que os améis unos a otros"
Jesús dice que nos amemos incluso cuando alguien no se porta como nosotros o cuando no nos gusta una persona.
Pero debemos amarlos de tal manera que ponemos las necesidades de otros primero que las nuestras.
Esto es amarlos no sólo con palabras, sino con acciones mostrándoles que los amamos.
"como yo os he amado"
Necesitamos mostrar el amor de Cristo y hacerlo de maneras que concuerda con el mandamiento del Señor.
Jesús estaba firmemente en el amor del Padre y éste era el secreto de la vida de Jesús con el Padre. 

13 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.

Este es un amor incomparable que se manifestó en el gran amor cuando el Señor dio su vida por nosotros.
Él nos amó hasta al límite de la capacidad de Dios para amar. Es el mayor regalo que Dios nos ha dado.
Dejemos que Dios obre en nuestros corazones cuando amamos sólo aquellos que nos aman.
Los ejemplos de morir en lugar de un amigo son muy raros, pero Jesús puso el ejemplo.
Él nos amó tanto que bajó del cielo y puso su vida por nosotros mientras éramos sus enemigos.

Romanos 5:8 "Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores (enemigos), Cristo murió por nosotros."
Juan 14:35 "En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros."



14 Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.

Hay una gran diferencia entre hacer algo por un siervo y hacerlo por un amigo.
Un esclavo hace las cosas porque es su deber y es mejor que lo haga o, si no, se mete en problemas.
Pero Jesús nos llama sus amigos porque todo lo que su Padre compartió con él, ahora lo comparte con nosotros.
Necesitamos amarnos unos a otros, no a la fuerza, sino para agradar a Dios al hacerlo.
Jesús nos llama a ser sus amigos para que podamos venir a él confiadamente en cualquier momento.
 
15 Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer. 

"Ya no os llamaré siervos"
Jesús nos escogió para ser sus amigos diciéndonos, "Tengo algo más mejor para ti. Ya no te llamo siervo, sino amigo".
Cristo identifica a sus discípulos como siervos o esclavos, pero ahora los llama sus amigos.
La Biblia no condena la esclavitud, sino que condena los abusos de la esclavitud.
"porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer"
No hay secretos porque les dijo todo lo que el Padre había revelado al Señor.
El Señor nos ha revelado todo lo que el Padre le había dicho. ¿Sabían ustedes que tenemos la mente de Cristo?

1 Corintios 2:16 "Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo."

Necesitamos ser más como Cristo, que se humilló al ser obediente hasta el punto de la muerte, incluso la muerte de cruz.
Hay cosas que no entendemos, y hay cosas secretas que sólo pertenecen a Dios ya que tenemos mentes limitadas.

16 No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.
 
Dios elige a la gente, escoge a la gente, predestina a la gente a la salvación, y llama a los suyos.
Abraham no escogió a Dios, sino que Dios escogió a Abraham y lo llamó de Ur de los caldeos.

Mateo 22:14 "porque muchos son llamados, y pocos escogidos."


¿Qué es la razón por la cual Dios escoge? La razón es que ningún hombre busca a Dios.

Romanos 3:11,12 "No hay quien entienda. No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno."


"No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros"

No todas las personas son hijos de Dios, pero todos los elegidos son dones que el Padre le al Hijo. 

Juan 6:37,44 "Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera. Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere."

Él nos ha elegido para "ir" a todo el mundo y predicar el Evangelio a toda criatura.

Mateo 28:19,20 "Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado."

El Señor nos ha escogido para la salvación y nos ha elegido para la gran Comisión de evangelizar.

"y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto"

Todas las cosas que vimos cuando hablamos de fruto es el fruto de ganar gente para Cristo.

"y vuestro fruto permanezca"

Si permanecemos en Cristo, vamos a tener una vida poderosa, y vamos a dar fruto.
El fruto que sale de nuestra vida también va a permanecer para producir más fruto.
Este es un privilegio más allá de lo que nos podemos imaginar como embajadores de Cristo.

17 Esto os mando: Que os améis unos a otros.

Esto no es amar sólo a los familiares o sólo a los amigos, sino amar como Jesús nos amó.
Es amar a aquellos que no nos caen bien, aquellos que no son como nosotros, o los que son muy diferentes.

1 Corintios 13:13 "Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor."

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Cristiano Y El Mundo
Juan 15:18-27

18 Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros.
19 Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece.

El Domingo pasado tratamos sobre el tema del amor de Dios.
Ese fue un tiempo increíblemente maravilloso donde nuestro Señor habla de su amor por sus discípulos.
Pero ahora, de repente, hay un cambio sorprendente en el tema del amor al odio. 
La palabra "odio" se usa repetidamente en este pasaje varias veces asi como sucedio con el amor.

18 Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. 

Esta es una porción muy asombrante, muy poderosa de las Escrituras.
Cristo les dice a sus discípulos que habrá persecución porque es parte de la vida cristiana.
"si el mundo os aborrece "
Él les dice a sus discípulos que serán odiados por el mundo a causa de nuestro Señor Jesucristo.
Esto comenzó con aquellos que odiaban tanto a Cristo que lo mataron y por eso el mundo aborrece a los cristianos.
Los apóstoles fueron arrestados y encarcelados por las autoridades judías cuando Saulo los perseguía.
Después Saulo (Pablo) se convirtió al Evangelio y él mismo sufrió persecución de los judíos que también querían matarlo.
"sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros"
Es por eso que Jesús fue arrestado y crucificado al día siguiente, el viernes, porque el mundo nos odia hasta la fecha.
Pero Jesús les había dicho a sus discípulos que tendrían gozo y paz, incluso en medio de la persecución.

Hechos 5:40,41 "llamando a los apóstoles, después de azotarlos, les intimaron que no hablasen en el nombre de Jesús, y los pusieron en libertad. Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre."

Ser perseguido es el precio del discipulado; para algunos hay sufrimiento, y para otros hay muerte.
¿Qué debemos hacer cuando los cristianos sufren persecución? Hay qué aceptarlo, pero a la vez orar.

Mateo 16:24,25 "Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el q